/ martes 21 de enero de 2020

Luz y agua

Mirar hacia adentro

En la columna pasada quedé de hablar un poco más sobre la Fiesta de la Candelaria, primera celebración grande del año en relación con el ciclo festivo-agrícola.

En esta fiesta se celebran varios aspectos rituales relacionados con el agua y la fertilidad que, en la tradición europea, específicamente de las Canarias españolas, y en la mesoamericana, coincidieron en las fechas por ser el inicio del ciclo anual de las labores del campo. Por un lado, el binomio “la purificación de María después del parto y la presentación del Jesús niño en el templo” a lo que bellamente se le llama “la fiesta de la luz” por presentarse a la iglesia quien para esa tradición sería la luz del mundo y lo iluminará como lo hacen las velas o candelas, junto a la aparición de la Virgen de la Candelaria en las costas de las islas Canarias, advocación mariana que muy a menudo se relaciona al agua, conforman los aportes europeos a esta fiesta. Por el otro lado, según Fray Bernardino de Sahagún, en esas mismas fechas se celebraba a los tlaloques, los ayudantes de Tlaloc, dios del agua, quienes se encargan de llevar el agua a las parcelas de cultivo. Dato curioso, a Chalchitlicue, a Tlaloc y a sus tlaloques se les solía celebrar con tamales. Por todo lo anterior, en esta fecha, en algunas comunidades se llevan a bendecir las mazorcas junto al niño dios.

En Morelos, en Coatetelco, que como todos sabemos tiene por característica principal su laguna, se apareció en su margen una imagen de la Virgen de la Candelaria. Ésta terminó yéndose a Tetecala, porque allí le gustó más, pero regresa, o más bien van por ella nueve días antes de su fiesta, y la celebran con danzas tradicionales como Tecuanes, Vaqueros y los omnipresentes Chinelos; también se lleva a cabo el Huentle, consistente en esta ocasión de tamales, pan y atole, que generalmente está dedicado a los airecitos. Yo los relaciono con los tlaloques, pero también se les relaciona con los ayudantes de Ehécatl, dios del viento.

La imagen de San Juan Bautista, santo patrono de la comunidad, quien como ya he mencionado en anteriores columnas es un santo relacionado al agua, es llevado a la laguna para que pesque lo que le ofrecerá a la Virgen que lo visita, y por supuesto, también se lleva a cabo una hermosa procesión nocturna con ceras decoradas. Puedan quienes interceden por nosotros ante los patrones del agua tener éxito para que este año las cosechas sean buenas.

La Fiesta de la Candelaria es la primera celebración grande del año en relación con el ciclo festivo-agrícola.

En la columna pasada quedé de hablar un poco más sobre la Fiesta de la Candelaria, primera celebración grande del año en relación con el ciclo festivo-agrícola.

En esta fiesta se celebran varios aspectos rituales relacionados con el agua y la fertilidad que, en la tradición europea, específicamente de las Canarias españolas, y en la mesoamericana, coincidieron en las fechas por ser el inicio del ciclo anual de las labores del campo. Por un lado, el binomio “la purificación de María después del parto y la presentación del Jesús niño en el templo” a lo que bellamente se le llama “la fiesta de la luz” por presentarse a la iglesia quien para esa tradición sería la luz del mundo y lo iluminará como lo hacen las velas o candelas, junto a la aparición de la Virgen de la Candelaria en las costas de las islas Canarias, advocación mariana que muy a menudo se relaciona al agua, conforman los aportes europeos a esta fiesta. Por el otro lado, según Fray Bernardino de Sahagún, en esas mismas fechas se celebraba a los tlaloques, los ayudantes de Tlaloc, dios del agua, quienes se encargan de llevar el agua a las parcelas de cultivo. Dato curioso, a Chalchitlicue, a Tlaloc y a sus tlaloques se les solía celebrar con tamales. Por todo lo anterior, en esta fecha, en algunas comunidades se llevan a bendecir las mazorcas junto al niño dios.

En Morelos, en Coatetelco, que como todos sabemos tiene por característica principal su laguna, se apareció en su margen una imagen de la Virgen de la Candelaria. Ésta terminó yéndose a Tetecala, porque allí le gustó más, pero regresa, o más bien van por ella nueve días antes de su fiesta, y la celebran con danzas tradicionales como Tecuanes, Vaqueros y los omnipresentes Chinelos; también se lleva a cabo el Huentle, consistente en esta ocasión de tamales, pan y atole, que generalmente está dedicado a los airecitos. Yo los relaciono con los tlaloques, pero también se les relaciona con los ayudantes de Ehécatl, dios del viento.

La imagen de San Juan Bautista, santo patrono de la comunidad, quien como ya he mencionado en anteriores columnas es un santo relacionado al agua, es llevado a la laguna para que pesque lo que le ofrecerá a la Virgen que lo visita, y por supuesto, también se lleva a cabo una hermosa procesión nocturna con ceras decoradas. Puedan quienes interceden por nosotros ante los patrones del agua tener éxito para que este año las cosechas sean buenas.

La Fiesta de la Candelaria es la primera celebración grande del año en relación con el ciclo festivo-agrícola.

Local

Asintomáticos, 30% de contagios por Coronavirus

De acuerdo con investigadores, el 15% de pacientes tendrán secuelas en el sistema respiratorio

Local

[VIDEO] Cuidadores de casas siguen trabajando en Cuernavaca

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que los mayores de 60 son la población de riesgo

Local

[ANIMALIA] Si tu mascota presenta estos síntomas ¡tiene estrés!

En esta temporada procura que tus mascotas estén bien alimentadas, hidratadas y con un horario de actividades que les permita mantenerse en equilibrio

Local

Ciclistas y motociclistas darán servicio a domicilio

Se organizó para convocar a los pobladores a fungir como repartidores

Local

Coronavirus: El glamour también ha parado

La contingencia sanitaria mantiene trabajando a medias a salones de belleza

Local

Volverán diputados a sesión presencial

Tienen que reformar leyes para avalar el voto virtual

Local

#CuarenCuerna: El plan es hacer trampa para ganar

"A escasamente unos días del aislamiento en casa por la crisis del virus COVID-19, ya no sé ni cómo me siento"

Local

Realizan feria en Temoac pese a la contingencia por el Covid-19

Los comerciantes y habitantes hicieron caso omiso a las medidas que estableció el ayuntamiento