/ martes 24 de octubre de 2023

Efraím Blanco: Un escritor que navega entre letras diversas

El autor morelense cuenta con una amplia trayectoria; sus obras literarias han trascendido las fronteras

Efraím Blanco es un escritor y editor morelense que transita entre la poesía, el cuento y la narrativa fantástica. También navega entre letras diversas para impulsar a otros escritores a través de la editorial Lengua de Diablo, fundada en 2011, y ha apoyado a autores noveles y que hoy cuentan con una amplia trayectoria.

Su amor por los libros, y especialmente por la poesía, comenzó desde muy chico gracias a sus inquietudes y a su mamá, quien le inculcó este gusto.

Te interesa: Karla Arroyo presenta su libro 'No querrás encontrar a las hadas'

“De niño me gustaba mucho leer, me interesaba bastante; cuando descubrí estos libros de lectura de primaria realmente me emocionaban, pero no tenía un interés particular en eso. También, mi mamá era poeta y solía decirme muchos poemas que se sabía de memoria, me los recitaba y era algo que se me quedaba de alguna manera; estaba muy acostumbrado al ritmo de la poesía y nunca lo vi como una cosa extraña, que es lo que suele pasar porque no estamos muy acostumbrados a su lectura dentro de las líneas normales de los libros de texto y en la enseñanza en la escuela”, expresó.

Fue entre la etapa de la preparatoria y la universidad cuando empezó a escribir sus primeros textos, ya que le gustaba contar historias y, por supuesto, la poesía; con el tiempo se interesó en profesionalizarse en este ámbito.

Efraím Blanco, escritor y editor morelense. / Cortesía | Efraím Blanco

“En aquella época estudiaba programación de computadoras, que es algo que me apasiona mucho, y cuando terminé dije que esto de las letras me gusta mucho. Quería hacer un libro con mis textos y decidí estudiar Lengua y Literatura, empecé a tomar en serio y a entender qué son los géneros literarios, y a interesarme más en la creación, pero ya con una idea más clara de hacia dónde iba. Tiempo después estudié el Diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores Ricardo Garibay, y ahí fue donde realmente se me encendió la chispa y empecé a escribir en forma”.

A raíz de eso empezó a publicar en revistas locales que lanzaban convocatorias y ediciones que pedían textos en particular de temas que a Efraím le llamaban la atención, y solía escribir historias, microficción, crónica, poesía y empezaba a ganar pequeños concursos, por lo que le interesó meterse de lleno a esto.

“Empecé escribiendo poesía, que me gusta mucho y tuve grandes maestras como María Baranda, Kenia Cano y Eliana Albala, que me mostraron un camino muy particular en cuanto a descubrir escritores y escritoras que usualmente no estaban dentro del cánon de literatura mexicana, y que uno descubre desde la parte independiente y académica. Hay muchas opciones a lo que te proponen los libros y librerías tradicionales, es una gama muy interesante. También escribía pequeñas historias y el cuento me llamaba mucho la atención y fue con el maestro Víctor Campos donde descubrí cómo hacer cuentos, en especial el cuento fantástico, que es lo que más me gusta”.

Su primera publicación fue un pequeño libro de poemas llamado “Imaginando sueños” y posteriormente publicó “El alma de las cosas” con su editorial Lengua de Diablo. Y gracias al Premio Juan José Arreola se publicó su libro “Dios en un Volkswagen amarillo”, primera publicación nacional que le dio reconocimiento y un camino más amplio.

El proceso de la escritura

Menciona que suele escribir mucho a partir de las cosas que le llaman la atención, especialmente le gusta mucho escuchar música y las cuestiones visuales como series y películas que le disparen ideas.

“Tengo la costumbre de no escribir nada en papel, nunca anoto ideas, las trabajo en la cabeza, y las que son mejor van sobreviviendo y eliminan a las que no son tan buenas. Irremediablemente unas se van quedando siempre ahí, y cuando escribo siempre hago de jalón un cuento, no escribo por partes, no paro hasta escribir completo, es un método raro pero es como se me ha dado a mí”.

Asimismo, destaca que inicia desde una idea muy básica y no necesariamente conoce el final, es algo que considera extraño, pero el cuento mismo y los personajes lo llevan por la historia y al momento surgen varias aristas.

Editorial Lengua de Diablo

Efraím asistió a un congreso sobre el libro electrónico en México, que le llamó mucho la atención y le voló la cabeza en muchos sentidos por las posibilidades del diseño y de crear ediciones.

Tomé varios cursos sobre edición, y un diplomado, pensé también en este asunto de las oportunidades a los nuevos autores. Cuando estás en la escuela de escritores, por ejemplo, te das cuenta que hay mucho talento alrededor pero llegar a las grandes editoriales es un camino muy complejo, no se llega a la primera o al menos no si no tienes ciertos linajes o anclas para que te lleven por allá, es un camino sinuoso y complejo. Entonces descubrí que existía esta posibilidad de la edición independiente, que es algo que jamás había escuchado, empecé a estudiar sobre el tema y vi que había varias editoriales en Morelos desde hace muchos años en distintos formatos”.

A raíz de esto Efraím decidió formar una editorial que tuviera ciertas características, especialmente con lo que a él le gustaba, que de entrada es la poesía.

“La lengua de Diablo de los poetas es como una especie de alegoría de que pueden tomar las palabras y hacer una especie de alquimia con ellas, a eso hace referencia el nombre”.

Cortesía | Efraím Blanco


También se enfoca en cuento fantástico y la novela, e invita a gente cuyo trabajo es de muy buena calidad, y que no han encontrado espacio en las editoriales tradicionales.

“En la editorial han publicado Roberto Monroy, Miriam Ponce, Margarita González, entre otros. Crece el catálogo y se unen escritores y escritoras con un poco más de trayectoria, pero que todavía estaban en una parte independiente como Alma Karla Sandoval. Realmente Lengua se abre a varias posibilidades, desde publicar a autores nuevos y a quienes han navegado en este camino de publicar y autores con más prestigio que buscan publicar una obra que no es tan comercial”.

A lo largo de 12 años, Lengua de Diablo ha realizado un sinfín de publicaciones a través de convocatorias, concursos y obra inédita, y ha resultado muy interesante encontrar tantas voces.

Durante su amplia trayectoria, el trabajo literario de Efraím Blanco ha sido reconocido con diversos premios a nivel local y nacional, lo que le ha motivado a seguir creando y permanecer inmerso en las letras.

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Asimismo, Efraím Blanco ha compartido su talento y trabajo con otras personas a partir de talleres y cursos diversos.

“Principalmente he dado talleres para adolescentes y adultos. Y también algunas charlas para niños. Me parece muy importante e interesante compartir los procesos para crear historias a partir de disparadores e ideas. Mi método es a partir de ejercicios en vivo; en mis talleres, desde el primer momento deben escribir historias y pelear con la dichosa hoja en blanco para demostrar que siempre hay mucho de qué escribir, siempre y cuando te plantees las preguntas correctas, es algo que se vuelve muy emocionante”.

Sus talleres principalmente se enfocan en literatura infantil y juvenil, cuento fantástico, terror y ciencia ficción.

A pesar de que las artes y la literatura han sido un camino complejo, Efraím Blanco menciona la importancia de mantenerse firme y siempre creando ideas para seguir por el camino correcto.

“Uno hace sus propios caminos, me ha funcionado estar movido en diversas cuestiones, no quedarme nunca quieto. Es importante idear nuevas cosas siempre. Y a pesar de hacerlo desde el lado independiente, es importante buscar la colaboración con las instituciones porque son las que tienen los espacios y los recursos necesarios”.

Entre sus próximos planes está la reedición del libro “La balada de los niños muertos” por el Fondo de Cultura Económica, que será distribuido en Salas de lectura y se presentará en ferias de libros a nivel nacional.

Desde el 17 de octubre con su editorial Lengua de Diablo permanecerá en La Rotativa de La Tallera hasta diciembre de este año, con diversas actividades como charlas, talleres y eventos especiales.

En lo personal, Efraím está por publicar en un par de antologías. Una de ellas es “El protagonista muere al final”, que incluye más de 40 cuentos.

Premios

  • Juegos Florales de Cuernavaca en 2010 y 2015 en poesía.
  • En 2012 obtuvo el Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola con el libro “Dios en un Volkswagen amarillo”.
  • Su libro de cuentos “La nave eterna” (AcáLasLetras Ediciones, 2017) obtuvo Mención de Honor en el Premio Bellas Artes de Cuento Hispanoamericano Nellie Campobello 2018.
  • Mención de honor en el Premio Nacional de la UNAM y en el Premio Nacional de Cuento Beatriz Espejo en 2018.
  • En 2019 es el ganador del Premio Bellas Artes de cuento infantil y juvenil “Juan de la Cabada” por el libro “La balada de los niños muertos”.
  • En 2020 obtiene el XXXVI Premio Nacional de Cuento Fantástico y Ciencia ficción por la obra “Había polvo de estrellas”.


Únete a nuestro canal de YouTube

Efraím Blanco es un escritor y editor morelense que transita entre la poesía, el cuento y la narrativa fantástica. También navega entre letras diversas para impulsar a otros escritores a través de la editorial Lengua de Diablo, fundada en 2011, y ha apoyado a autores noveles y que hoy cuentan con una amplia trayectoria.

Su amor por los libros, y especialmente por la poesía, comenzó desde muy chico gracias a sus inquietudes y a su mamá, quien le inculcó este gusto.

Te interesa: Karla Arroyo presenta su libro 'No querrás encontrar a las hadas'

“De niño me gustaba mucho leer, me interesaba bastante; cuando descubrí estos libros de lectura de primaria realmente me emocionaban, pero no tenía un interés particular en eso. También, mi mamá era poeta y solía decirme muchos poemas que se sabía de memoria, me los recitaba y era algo que se me quedaba de alguna manera; estaba muy acostumbrado al ritmo de la poesía y nunca lo vi como una cosa extraña, que es lo que suele pasar porque no estamos muy acostumbrados a su lectura dentro de las líneas normales de los libros de texto y en la enseñanza en la escuela”, expresó.

Fue entre la etapa de la preparatoria y la universidad cuando empezó a escribir sus primeros textos, ya que le gustaba contar historias y, por supuesto, la poesía; con el tiempo se interesó en profesionalizarse en este ámbito.

Efraím Blanco, escritor y editor morelense. / Cortesía | Efraím Blanco

“En aquella época estudiaba programación de computadoras, que es algo que me apasiona mucho, y cuando terminé dije que esto de las letras me gusta mucho. Quería hacer un libro con mis textos y decidí estudiar Lengua y Literatura, empecé a tomar en serio y a entender qué son los géneros literarios, y a interesarme más en la creación, pero ya con una idea más clara de hacia dónde iba. Tiempo después estudié el Diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores Ricardo Garibay, y ahí fue donde realmente se me encendió la chispa y empecé a escribir en forma”.

A raíz de eso empezó a publicar en revistas locales que lanzaban convocatorias y ediciones que pedían textos en particular de temas que a Efraím le llamaban la atención, y solía escribir historias, microficción, crónica, poesía y empezaba a ganar pequeños concursos, por lo que le interesó meterse de lleno a esto.

“Empecé escribiendo poesía, que me gusta mucho y tuve grandes maestras como María Baranda, Kenia Cano y Eliana Albala, que me mostraron un camino muy particular en cuanto a descubrir escritores y escritoras que usualmente no estaban dentro del cánon de literatura mexicana, y que uno descubre desde la parte independiente y académica. Hay muchas opciones a lo que te proponen los libros y librerías tradicionales, es una gama muy interesante. También escribía pequeñas historias y el cuento me llamaba mucho la atención y fue con el maestro Víctor Campos donde descubrí cómo hacer cuentos, en especial el cuento fantástico, que es lo que más me gusta”.

Su primera publicación fue un pequeño libro de poemas llamado “Imaginando sueños” y posteriormente publicó “El alma de las cosas” con su editorial Lengua de Diablo. Y gracias al Premio Juan José Arreola se publicó su libro “Dios en un Volkswagen amarillo”, primera publicación nacional que le dio reconocimiento y un camino más amplio.

El proceso de la escritura

Menciona que suele escribir mucho a partir de las cosas que le llaman la atención, especialmente le gusta mucho escuchar música y las cuestiones visuales como series y películas que le disparen ideas.

“Tengo la costumbre de no escribir nada en papel, nunca anoto ideas, las trabajo en la cabeza, y las que son mejor van sobreviviendo y eliminan a las que no son tan buenas. Irremediablemente unas se van quedando siempre ahí, y cuando escribo siempre hago de jalón un cuento, no escribo por partes, no paro hasta escribir completo, es un método raro pero es como se me ha dado a mí”.

Asimismo, destaca que inicia desde una idea muy básica y no necesariamente conoce el final, es algo que considera extraño, pero el cuento mismo y los personajes lo llevan por la historia y al momento surgen varias aristas.

Editorial Lengua de Diablo

Efraím asistió a un congreso sobre el libro electrónico en México, que le llamó mucho la atención y le voló la cabeza en muchos sentidos por las posibilidades del diseño y de crear ediciones.

Tomé varios cursos sobre edición, y un diplomado, pensé también en este asunto de las oportunidades a los nuevos autores. Cuando estás en la escuela de escritores, por ejemplo, te das cuenta que hay mucho talento alrededor pero llegar a las grandes editoriales es un camino muy complejo, no se llega a la primera o al menos no si no tienes ciertos linajes o anclas para que te lleven por allá, es un camino sinuoso y complejo. Entonces descubrí que existía esta posibilidad de la edición independiente, que es algo que jamás había escuchado, empecé a estudiar sobre el tema y vi que había varias editoriales en Morelos desde hace muchos años en distintos formatos”.

A raíz de esto Efraím decidió formar una editorial que tuviera ciertas características, especialmente con lo que a él le gustaba, que de entrada es la poesía.

“La lengua de Diablo de los poetas es como una especie de alegoría de que pueden tomar las palabras y hacer una especie de alquimia con ellas, a eso hace referencia el nombre”.

Cortesía | Efraím Blanco


También se enfoca en cuento fantástico y la novela, e invita a gente cuyo trabajo es de muy buena calidad, y que no han encontrado espacio en las editoriales tradicionales.

“En la editorial han publicado Roberto Monroy, Miriam Ponce, Margarita González, entre otros. Crece el catálogo y se unen escritores y escritoras con un poco más de trayectoria, pero que todavía estaban en una parte independiente como Alma Karla Sandoval. Realmente Lengua se abre a varias posibilidades, desde publicar a autores nuevos y a quienes han navegado en este camino de publicar y autores con más prestigio que buscan publicar una obra que no es tan comercial”.

A lo largo de 12 años, Lengua de Diablo ha realizado un sinfín de publicaciones a través de convocatorias, concursos y obra inédita, y ha resultado muy interesante encontrar tantas voces.

Durante su amplia trayectoria, el trabajo literario de Efraím Blanco ha sido reconocido con diversos premios a nivel local y nacional, lo que le ha motivado a seguir creando y permanecer inmerso en las letras.

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Asimismo, Efraím Blanco ha compartido su talento y trabajo con otras personas a partir de talleres y cursos diversos.

“Principalmente he dado talleres para adolescentes y adultos. Y también algunas charlas para niños. Me parece muy importante e interesante compartir los procesos para crear historias a partir de disparadores e ideas. Mi método es a partir de ejercicios en vivo; en mis talleres, desde el primer momento deben escribir historias y pelear con la dichosa hoja en blanco para demostrar que siempre hay mucho de qué escribir, siempre y cuando te plantees las preguntas correctas, es algo que se vuelve muy emocionante”.

Sus talleres principalmente se enfocan en literatura infantil y juvenil, cuento fantástico, terror y ciencia ficción.

A pesar de que las artes y la literatura han sido un camino complejo, Efraím Blanco menciona la importancia de mantenerse firme y siempre creando ideas para seguir por el camino correcto.

“Uno hace sus propios caminos, me ha funcionado estar movido en diversas cuestiones, no quedarme nunca quieto. Es importante idear nuevas cosas siempre. Y a pesar de hacerlo desde el lado independiente, es importante buscar la colaboración con las instituciones porque son las que tienen los espacios y los recursos necesarios”.

Entre sus próximos planes está la reedición del libro “La balada de los niños muertos” por el Fondo de Cultura Económica, que será distribuido en Salas de lectura y se presentará en ferias de libros a nivel nacional.

Desde el 17 de octubre con su editorial Lengua de Diablo permanecerá en La Rotativa de La Tallera hasta diciembre de este año, con diversas actividades como charlas, talleres y eventos especiales.

En lo personal, Efraím está por publicar en un par de antologías. Una de ellas es “El protagonista muere al final”, que incluye más de 40 cuentos.

Premios

  • Juegos Florales de Cuernavaca en 2010 y 2015 en poesía.
  • En 2012 obtuvo el Premio Nacional de Cuento Juan José Arreola con el libro “Dios en un Volkswagen amarillo”.
  • Su libro de cuentos “La nave eterna” (AcáLasLetras Ediciones, 2017) obtuvo Mención de Honor en el Premio Bellas Artes de Cuento Hispanoamericano Nellie Campobello 2018.
  • Mención de honor en el Premio Nacional de la UNAM y en el Premio Nacional de Cuento Beatriz Espejo en 2018.
  • En 2019 es el ganador del Premio Bellas Artes de cuento infantil y juvenil “Juan de la Cabada” por el libro “La balada de los niños muertos”.
  • En 2020 obtiene el XXXVI Premio Nacional de Cuento Fantástico y Ciencia ficción por la obra “Había polvo de estrellas”.


Únete a nuestro canal de YouTube

Local

Urgen regular la venta de golosinas afuera de las escuelas

La Asociación de Padres de Familia en Morelos hizo un llamado a las autoridades para investigar qué productos ofrecen afuera de las escuelas, tras la intoxicación de 26 menores en Miacatlán

Finanzas

Taquerías padecen alza al costo del cilantro; "no podemos subir los precios"

Encargadas de taquerías en Cuernavaca afirman que este producto es básico en la preparación de los tacos; confían en que pronto pueda estabilizarse el precio

Seguridad

Secuestro virtual, ¿qué es y cómo operan los delincuentes?

En lo que va del año, la Fiscalía de Investigación de Delitos de Alto Impacto tiene el registro de 12 casos de este tipo de extorsión; sin embargo, la cifra de quienes no denuncian puede ser mayor

Local

Motos con permisos de Guerrero sí podrán circular en Cuernavaca

Motociclistas que porten permisos vigentes del estado de Guerrero podrán circular sin inconvenientes por Cuernavaca

Seguridad

Bares irregulares aumentan en tres zonas de Cuernavaca

El Ayuntamiento de Cuernavaca se enfoca en regularizar bares irregulares en Ocotepec, Ahuatepec y Los Ejidos de Acapantzingo

Local

Alejandra Flores impugna elección en Cuernavaca por presuntas irregularidades

Alejandra Flores Espinoza, candidata de Morena, impugnó la elección en Cuernavaca por presuntas irregularidades en 168 casillas