/ lunes 16 de octubre de 2023

No queremos más deserciones en la UAEM: Fabiola Álvarez

Fabiola Álvarez ha sido secretaria general de la institución, directora de dos unidades académicas y fue presidenta municipal interina de Puente de Ixtla

En entrevista con El Sol de Cuernavaca, Fabiola Álvarez Velasco habla de los retos para la institución, explica cómo percibe el futuro de la misma y advierte la urgencia de más apoyos de los gobiernos federal y estatal para compensar a la universidad, de las únicas gratuitas del país.

¿Por qué buscar la rectoría de una institución con tan graves rezagos como la UAEM?

"Yo soy una catedrática comprometida con sus estudiantes, que son la razón de ser de esta universidad. Tengo esta vocación de servicio y eso me ha llevado a, dentro de los 35 años que he estado en nuestra máxima casa de estudios, resolver problemas educativos, a darles acompañamiento a mis estudiantes tanto en nivel medio superior como superior y a tomar decisiones cuando me ha tocado tener un puesto directivo".

"Hoy en día con seis años ya como secretaria general, con permiso sin goce de sueldo, me ha permitido ver realmente las entrañas de la universidad. Si bien es cierto, tenemos un problema estructural desde 2012, hay situaciones en las que tenemos muchas áreas de oportunidad y muchas fortalezas. Hemos estado trabajando fuertemente en la academia, en los procesos administrativos, donde nos permite visualizar a una universidad de innovación, conocimiento y equidad, y es una de las partes tan importantes que me comprometen como universitaria y como egresada de esta máxima casa de estudios (yo soy egresada de la Facultad de Comunicación Humana), de devolver a la universidad lo mucho que me ha dado y lo tanto que podemos dar para la solución de los problemas sociales del estado".

Durante mucho tiempo se discutió en la UAEM sobre si la institución requería un rector académico o un político, la rectoría de Gustavo Urquiza parece aportar un nuevo perfil que tiene un poco de político, mucho de académico, ¿podríamos pensar o decir que el debate sobre política contra academia ya fue superado y que ahora requerimos nuevos perfiles en la rectoría?

"Aquí convergen varios factores. Si bien es cierto, el señor rector es un investigador, el equipo de trabajo tiene varios perfiles, dentro de ellos hay académicos, hay gente como su servidora, cuya función es llevar la gobernanza en la universidad, pues me he dedicado a la política, a la relación con los sindicatos, las negociaciones con la Federación de Estudiantes y eso me ha permitido tener esa parte sensible con cada una de las organizaciones".

"Yo considero que deben ser ambas, política y academia, no puedes dejar una sin la otra. La esencia es la academia, pero dentro de ella hay directrices que te llevan al aspecto de hacer gestión, y esa gestión te lleva, como ente social, a hacer política. De tal manera que los resultados tienen que ir en una sola línea, pero en dos pistas al mismo tiempo. Convergen, no están peleadas la una con la otra. El problema es que si politizas o utilizas a la institución para otra finalidad, se desvirtúa el servicio que da la universidad a la sociedad".

"Nosotros somos una universidad de excelencia porque convergen todos los aspectos, ideologías, hay debate de altura, liderazgos, y estos liderazgos han permitido ponerse de acuerdo, porque somos venados, porque tenemos puesta la camiseta y porque de una u otra manera, si se hace un análisis social, siempre hay un venado en cada hogar. Tenemos presencia en todo el estado, no sólo a nivel académico, sino también social. Hay muchos académicos que han tenido puestos de elección popular, hay otros que se han dedicado a actividades culturales y científicas, es la universalidad de ideologías. Esa es la universidad que muestra su esencia en la autonomía universitaria, que es algo que va mucho más allá de la libertad de cátedra. El Tercero Constitucional dice que debemos tener excelencia, interculturalidad, cultura de paz, etcétera, y en mi proyecto de trabajo en ese sentido va. Soy humanista, pero tengo esa parte de la ciencia y tecnología que convergen para ser una de las mejores universidades del país".

La UAEM ha estado en crisis desde hace mucho tiempo, la ha ido superando, pero las necesidades son extraordinarias. Es cierto que todo mundo decimos que queremos a la Universidad, que debe crecer, pero a la hora de aportar, cada vez es menos el amor. Hay una tendencia del gobierno federal de reducir presupuestos a las universidades, de cancelar programas de apoyo; el gobierno estatal aporta también muy poco. ¿Cómo hacer para que la universidad mejore sus ingresos propios?

"Tenemos que hacer procesos automatizados en los que vayamos de la mano con la ley de disciplina financiera, que todos los procesos académicos y administrativos tengan una sola vertiente; nosotros tenemos un programa de control de calidad, de tal manera que podemos darle seguimiento para que la auditoría externa y en la comisión de Hacienda del Consejo Universitario haya un dictamen positivo, para que haya cuentas sanas. La viabilidad financiera depende del financiamiento".

"Dentro de las unidades académicas generamos recursos propios que les denominamos autogenerados, tiene que haber emprendedurismo para que verdaderamente tanto las patentes como todos los servicios que tenemos al interior de las unidades académicas para la iniciativa privada, podamos tener ese anclaje".

"La agenda que quiero manejar es una común entre gobierno, iniciativa privada y universidad, de tal manera que converjan las tres. Porque no quiero que haya deserción en nuestros niveles medio superior y superior, que la matrícula se mantenga, que haya ingreso, permanencia y perfil de egreso al mercado laboral para que también los muchachos en sus prácticas profesionales sean parte de la solución a los problemas de Morelos, que se queden aquí y no se vayan a otros estados. Queremos que ejerzan en nuestro estado, de tal manera que la universidad tiene que ser este engranaje importante en el proceso. Estoy convencida de que lo podemos hacer a través de la divulgación, investigación y sustentabilidad".

"La regionalización que manejamos es muy importante, vengo de un proceso de regionalización y veo que hay mucho potencial, mucho joven que quiere tener su carrera, pero se encuentra que después no hay mercado laboral, entonces tenemos que buscar esos procesos con la iniciativa privada y el gobierno federal mediante plataformas, proyectos y maneras de cómo bajar recursos. Podemos seguir teniendo finanzas sanas. Estoy proponiendo darle continuidad al plan de austeridad. No podemos ser irresponsables en el gasto, y rendir cuentas claras y transparentes. Para nosotros es muy importante porque el gasto universitario viene del erario público, del dinero del pueblo, debemos tener mucho cuidado. Ya no queremos sufrir la crisis que nos lastimó mucho en esta etapa. Requerimos un plan financiero y finanzas sanas".

Cuando el nuevo rector o rectora asuma el cargo, llegará al problema de pagar aguinaldos y se va a enfrentar además al problema de que la UAEM es de las universidades que peor pagan a los catedráticos. Hay 600 trabajadores administrativos que ganan menos del salario mínimo. Hay rezagos en infraestructura, en reformas a planes de estudio, que cuestan, ¿cómo hacer para solucionar estos problemas administrativos y laborales de la UAEM de forma inmediata? Porque ya aguantaron más de seis años.

"Tienes razón, es indudable, no se puede estar repitiendo ese ciclo. Debemos tener una comunicación muy estrecha con ambos sindicatos, ellos han sido parte de la solución en el tránsito a través de la crisis. Si bien es cierto que como universidad pública los salarios son bajos, siempre se ha estado gestionando con la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y la CONTU (Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios), hacen lo propio".

"Nosotros tenemos que trabajar fuertemente una agenda con el Ejecutivo, con el Congreso del estado, y también con el Congreso de la Unión y los diputados que representan a Morelos, y por supuesto con el gobierno federal. Nos dan 46 mil pesos de subsidio por alumno, lo que estoy proponiendo es que podamos llegar al final de la próxima rectoría a, mínimo 70 mil. Hay universidades que reciben más de cien mil pesos, pero también eso es parte del cabildeo que se tiene que dar con el Congreso de la Unión para que verdaderamente haya piso parejo con todas las universidades".

"Se ha platicado en la Dirección General de Educación Superior de la SEP, se ha platicado también de los salarios de los trabajadores que están por debajo del mínimo, se ha estado haciendo un análisis, una corrida financiera sobre ello porque, es cierto, debemos tener salarios dignos en la universidad, por los trabajadores y sus familias, que son gente que se prepara cada día más. Tenemos que hacer un trabajo de gestión más fuerte. Por eso le llamo yo una agenda de gobierno que voy a implementar. Yo fui presidenta municipal suplente en 2003, y aprendí mucho esa parte de la gestión en los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal".

"En este proceso del cambio de gobierno federal debe haber más oportunidades para las universidades públicas; simplemente nosotros recibimos más del 56% de los jóvenes del estado, y también recibimos jóvenes de los estados de Guerrero, México, Puebla y de la Ciudad de México. Nosotros no cobramos colegiatura. Estamos cumpliendo con la Ley General de Educación y la Constitución para que la educación media superior y superior sean gratuitas. Lo que solicitamos es lo que dice la ley, debe haber una bolsa de recursos que todavía no aparece, tendremos que transitar en esta gestión para que esos recursos estén y que todo lo que se recibía antes por colegiaturas se nos apoye. No nada más a la de Morelos. A todas las universidades del país".

La Universidad se quedó en el pasado y ya no está hablando con los jóvenes, estos problemas de comunicación dejan temas y agendas enteras sin atender, esta falta de atención a la juventud ha provocado que los jóvenes se movilicen, ya sea poniendo bombas en los baños o, en el mejor de los casos organizándose para frenar la violencia de género y el acoso sexual. La juventud también está en riesgo por la inseguridad dentro de la propia universidad, ¿qué debe hacer la próxima administración para atender y entender a la comunidad estudiantil?

"Debe haber una cultura de paz, uno de mis ejes estratégicos es manejar esta agenda de cultura de paz. Se tiene que hacer un trabajo con perspectiva de género, que no sean únicamente los varones quienes tomen las decisiones".

"Tenemos una matrícula de más de 40 mil alumnos y 6 mil trabajadores, y en el día a día vienen alumnos de todas las clases sociales con una carga emocional difícil. La situación social está muy descompuesta y en ese sentido hay muchas familias disfuncionales. En nivel medio superior llegan y hay una válvula de escape y se dan manifestaciones de rebeldía, riña, manifestación a través de tendederos y se replica también a nivel superior. Considero que esta parte se debe trabajar fuertemente para que el diagnóstico pase a los consejos técnicos y ahí se tomen decisiones. Nosotros hacemos un filtro por medio del examen Ceneval, que nos da un panorama de todo su aspecto socioeconómico, pero también se les pidió un aspecto socioemocional. Esos números, que son muy duros, los estamos trabajando y los quiero consolidar con los directores para dar ese tipo de atención".

"Se tiene que formar un espacio donde se atienda la salud mental, para abatir la deserción. Muchas veces el alumno dice, ‘me reprobó el profesor’, pero nosotros debemos saber escuchar al alumno y también al trabajador, al docente. Y esta parte de llevar talleres de perspectiva de género, de interculturalidad, que sean producto de una planeación estratégica para poder trabajar esa agenda. No se puede hacer solo, traemos una carga cultural muy fuerte, pero podemos tratar de contenerlo. Y esto se puede lograr con lo que estoy manejando de una agenda común a través de la cultura, del deporte, del arte, en donde se trabaje desde el nivel básico hasta el nivel superior y donde también tenga participación la familia, que es parte de la estructura de la sociedad. Si lo hacemos de esa manera, va a ser gradual, no de la noche a la mañana, pero podemos lograrlo".

"Somos un estado turístico, con industria, sustentabilidad. Se pueden hacer muchas cosas, pero con estrategia, sinergia, acuerdos, construyendo una agenda común en la que participen todos, hasta los medios de comunicación. Tenemos que ser corresponsables y si hay una crítica, que sea constructiva. Un área de oportunidad se puede convertir en fortaleza para poder solucionar los problemas de los jóvenes".

La Universidad se ha encapsulado en sí misma; hay un aislamiento de la sociedad. Eso dificulta la concepción de la Universidad Autónoma como del Estado de Morelos. ¿Cómo se pueden restaurar estos nexos con la sociedad?

"La experiencia que tengo es que los presidentes municipales ya se están involucrando. Hemos prestado servicios a los municipios y hemos visto ese acercamiento. Todos los presidentes municipales quieren una unidad académica de la UAEM, entonces tenemos que ser muy responsables en esta parte y estar muy coordinados con los presidentes municipales; sí hay vinculación, a lo mejor no lo suficiente, tal vez porque no lo cacaraqueamos como debe ser. A pesar de la situación que tuvimos en estos años, los investigadores, docentes y alumnos no dejaron de hacer su trabajo. Tal vez no fue muy visible porque estábamos en pandemia y veníamos de esa parte en que nos veían como una universidad opaca, donde se hablaba de la Estafa Maestra y muchas de esas cosas. Sin embargo nunca claudicamos, siempre estuvimos en comunicación con presidentes, diputados, organizaciones sociales, tejiendo esa vinculación, a lo mejor no fuimos muy visibles, pero los indicadores de éxito lograron que la gente volteara a vernos y reconociera el trabajo".

"Los alumnos fueron quienes sacaron esta parte socioemocional en sus prácticas profesionales y salidas bivalentes y de investigación. Nunca dejamos de trabajar ni en la pandemia; estuvimos automatizando procesos y ahora los estamos consolidando, Creo que somos más visibles y esa visibilidad debe convertirse en una carta para que no nos vean como ajenos, como que no ayudamos a la sociedad".

A pesar de sus buenos indicadores, a la UAEM, y en general a toda la academia mexicana, parece costarle mucho trabajo diseñar el futuro. ¿Cómo se puede llevar a la universidad a ese futuro que ya está aquí y que a la universidad entre sus propios procesos y su burocracia le cuesta tanto adecuarse y adelantarse?

"Creo que la universidad pública tiene un poco más de fortaleza en la creación, somos líderes, y eso nos va a llevar a que utilicemos realmente esas herramientas como la inteligencia artificial".

"Somos líderes de innovación, de creación y de conocimiento, y de esa manera estamos avanzando en todas las áreas de educación superior que manejamos. Tenemos programas evaluados y acreditados, pero en algunos necesitamos seguirles dando el acompañamiento para regionalizar la infraestructura porque tuvimos situaciones cuando fue el sismo. Tenemos que mantener esta matrícula de más de 40 mil, pero para llegar a ese punto (el futuro)".

"Los investigadores que tenemos y los indicadores que manejamos convergen en nuestra movilidad estudiantil, en el país y el extranjero. Este cambio lo estamos dando de manera contundente porque tenemos más de 250 investigadores que se dedican a la creación de conocimiento".

"Ahora con las nuevas políticas de Conahcyt, debemos fortalecer la investigación, tenemos que cambiar normativas, alinear programas, pero seguir en ese trabajo para tener esos líderes".



➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube


En entrevista con El Sol de Cuernavaca, Fabiola Álvarez Velasco habla de los retos para la institución, explica cómo percibe el futuro de la misma y advierte la urgencia de más apoyos de los gobiernos federal y estatal para compensar a la universidad, de las únicas gratuitas del país.

¿Por qué buscar la rectoría de una institución con tan graves rezagos como la UAEM?

"Yo soy una catedrática comprometida con sus estudiantes, que son la razón de ser de esta universidad. Tengo esta vocación de servicio y eso me ha llevado a, dentro de los 35 años que he estado en nuestra máxima casa de estudios, resolver problemas educativos, a darles acompañamiento a mis estudiantes tanto en nivel medio superior como superior y a tomar decisiones cuando me ha tocado tener un puesto directivo".

"Hoy en día con seis años ya como secretaria general, con permiso sin goce de sueldo, me ha permitido ver realmente las entrañas de la universidad. Si bien es cierto, tenemos un problema estructural desde 2012, hay situaciones en las que tenemos muchas áreas de oportunidad y muchas fortalezas. Hemos estado trabajando fuertemente en la academia, en los procesos administrativos, donde nos permite visualizar a una universidad de innovación, conocimiento y equidad, y es una de las partes tan importantes que me comprometen como universitaria y como egresada de esta máxima casa de estudios (yo soy egresada de la Facultad de Comunicación Humana), de devolver a la universidad lo mucho que me ha dado y lo tanto que podemos dar para la solución de los problemas sociales del estado".

Durante mucho tiempo se discutió en la UAEM sobre si la institución requería un rector académico o un político, la rectoría de Gustavo Urquiza parece aportar un nuevo perfil que tiene un poco de político, mucho de académico, ¿podríamos pensar o decir que el debate sobre política contra academia ya fue superado y que ahora requerimos nuevos perfiles en la rectoría?

"Aquí convergen varios factores. Si bien es cierto, el señor rector es un investigador, el equipo de trabajo tiene varios perfiles, dentro de ellos hay académicos, hay gente como su servidora, cuya función es llevar la gobernanza en la universidad, pues me he dedicado a la política, a la relación con los sindicatos, las negociaciones con la Federación de Estudiantes y eso me ha permitido tener esa parte sensible con cada una de las organizaciones".

"Yo considero que deben ser ambas, política y academia, no puedes dejar una sin la otra. La esencia es la academia, pero dentro de ella hay directrices que te llevan al aspecto de hacer gestión, y esa gestión te lleva, como ente social, a hacer política. De tal manera que los resultados tienen que ir en una sola línea, pero en dos pistas al mismo tiempo. Convergen, no están peleadas la una con la otra. El problema es que si politizas o utilizas a la institución para otra finalidad, se desvirtúa el servicio que da la universidad a la sociedad".

"Nosotros somos una universidad de excelencia porque convergen todos los aspectos, ideologías, hay debate de altura, liderazgos, y estos liderazgos han permitido ponerse de acuerdo, porque somos venados, porque tenemos puesta la camiseta y porque de una u otra manera, si se hace un análisis social, siempre hay un venado en cada hogar. Tenemos presencia en todo el estado, no sólo a nivel académico, sino también social. Hay muchos académicos que han tenido puestos de elección popular, hay otros que se han dedicado a actividades culturales y científicas, es la universalidad de ideologías. Esa es la universidad que muestra su esencia en la autonomía universitaria, que es algo que va mucho más allá de la libertad de cátedra. El Tercero Constitucional dice que debemos tener excelencia, interculturalidad, cultura de paz, etcétera, y en mi proyecto de trabajo en ese sentido va. Soy humanista, pero tengo esa parte de la ciencia y tecnología que convergen para ser una de las mejores universidades del país".

La UAEM ha estado en crisis desde hace mucho tiempo, la ha ido superando, pero las necesidades son extraordinarias. Es cierto que todo mundo decimos que queremos a la Universidad, que debe crecer, pero a la hora de aportar, cada vez es menos el amor. Hay una tendencia del gobierno federal de reducir presupuestos a las universidades, de cancelar programas de apoyo; el gobierno estatal aporta también muy poco. ¿Cómo hacer para que la universidad mejore sus ingresos propios?

"Tenemos que hacer procesos automatizados en los que vayamos de la mano con la ley de disciplina financiera, que todos los procesos académicos y administrativos tengan una sola vertiente; nosotros tenemos un programa de control de calidad, de tal manera que podemos darle seguimiento para que la auditoría externa y en la comisión de Hacienda del Consejo Universitario haya un dictamen positivo, para que haya cuentas sanas. La viabilidad financiera depende del financiamiento".

"Dentro de las unidades académicas generamos recursos propios que les denominamos autogenerados, tiene que haber emprendedurismo para que verdaderamente tanto las patentes como todos los servicios que tenemos al interior de las unidades académicas para la iniciativa privada, podamos tener ese anclaje".

"La agenda que quiero manejar es una común entre gobierno, iniciativa privada y universidad, de tal manera que converjan las tres. Porque no quiero que haya deserción en nuestros niveles medio superior y superior, que la matrícula se mantenga, que haya ingreso, permanencia y perfil de egreso al mercado laboral para que también los muchachos en sus prácticas profesionales sean parte de la solución a los problemas de Morelos, que se queden aquí y no se vayan a otros estados. Queremos que ejerzan en nuestro estado, de tal manera que la universidad tiene que ser este engranaje importante en el proceso. Estoy convencida de que lo podemos hacer a través de la divulgación, investigación y sustentabilidad".

"La regionalización que manejamos es muy importante, vengo de un proceso de regionalización y veo que hay mucho potencial, mucho joven que quiere tener su carrera, pero se encuentra que después no hay mercado laboral, entonces tenemos que buscar esos procesos con la iniciativa privada y el gobierno federal mediante plataformas, proyectos y maneras de cómo bajar recursos. Podemos seguir teniendo finanzas sanas. Estoy proponiendo darle continuidad al plan de austeridad. No podemos ser irresponsables en el gasto, y rendir cuentas claras y transparentes. Para nosotros es muy importante porque el gasto universitario viene del erario público, del dinero del pueblo, debemos tener mucho cuidado. Ya no queremos sufrir la crisis que nos lastimó mucho en esta etapa. Requerimos un plan financiero y finanzas sanas".

Cuando el nuevo rector o rectora asuma el cargo, llegará al problema de pagar aguinaldos y se va a enfrentar además al problema de que la UAEM es de las universidades que peor pagan a los catedráticos. Hay 600 trabajadores administrativos que ganan menos del salario mínimo. Hay rezagos en infraestructura, en reformas a planes de estudio, que cuestan, ¿cómo hacer para solucionar estos problemas administrativos y laborales de la UAEM de forma inmediata? Porque ya aguantaron más de seis años.

"Tienes razón, es indudable, no se puede estar repitiendo ese ciclo. Debemos tener una comunicación muy estrecha con ambos sindicatos, ellos han sido parte de la solución en el tránsito a través de la crisis. Si bien es cierto que como universidad pública los salarios son bajos, siempre se ha estado gestionando con la ANUIES (Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior) y la CONTU (Confederación Nacional de Trabajadores Universitarios), hacen lo propio".

"Nosotros tenemos que trabajar fuertemente una agenda con el Ejecutivo, con el Congreso del estado, y también con el Congreso de la Unión y los diputados que representan a Morelos, y por supuesto con el gobierno federal. Nos dan 46 mil pesos de subsidio por alumno, lo que estoy proponiendo es que podamos llegar al final de la próxima rectoría a, mínimo 70 mil. Hay universidades que reciben más de cien mil pesos, pero también eso es parte del cabildeo que se tiene que dar con el Congreso de la Unión para que verdaderamente haya piso parejo con todas las universidades".

"Se ha platicado en la Dirección General de Educación Superior de la SEP, se ha platicado también de los salarios de los trabajadores que están por debajo del mínimo, se ha estado haciendo un análisis, una corrida financiera sobre ello porque, es cierto, debemos tener salarios dignos en la universidad, por los trabajadores y sus familias, que son gente que se prepara cada día más. Tenemos que hacer un trabajo de gestión más fuerte. Por eso le llamo yo una agenda de gobierno que voy a implementar. Yo fui presidenta municipal suplente en 2003, y aprendí mucho esa parte de la gestión en los tres niveles de gobierno, municipal, estatal y federal".

"En este proceso del cambio de gobierno federal debe haber más oportunidades para las universidades públicas; simplemente nosotros recibimos más del 56% de los jóvenes del estado, y también recibimos jóvenes de los estados de Guerrero, México, Puebla y de la Ciudad de México. Nosotros no cobramos colegiatura. Estamos cumpliendo con la Ley General de Educación y la Constitución para que la educación media superior y superior sean gratuitas. Lo que solicitamos es lo que dice la ley, debe haber una bolsa de recursos que todavía no aparece, tendremos que transitar en esta gestión para que esos recursos estén y que todo lo que se recibía antes por colegiaturas se nos apoye. No nada más a la de Morelos. A todas las universidades del país".

La Universidad se quedó en el pasado y ya no está hablando con los jóvenes, estos problemas de comunicación dejan temas y agendas enteras sin atender, esta falta de atención a la juventud ha provocado que los jóvenes se movilicen, ya sea poniendo bombas en los baños o, en el mejor de los casos organizándose para frenar la violencia de género y el acoso sexual. La juventud también está en riesgo por la inseguridad dentro de la propia universidad, ¿qué debe hacer la próxima administración para atender y entender a la comunidad estudiantil?

"Debe haber una cultura de paz, uno de mis ejes estratégicos es manejar esta agenda de cultura de paz. Se tiene que hacer un trabajo con perspectiva de género, que no sean únicamente los varones quienes tomen las decisiones".

"Tenemos una matrícula de más de 40 mil alumnos y 6 mil trabajadores, y en el día a día vienen alumnos de todas las clases sociales con una carga emocional difícil. La situación social está muy descompuesta y en ese sentido hay muchas familias disfuncionales. En nivel medio superior llegan y hay una válvula de escape y se dan manifestaciones de rebeldía, riña, manifestación a través de tendederos y se replica también a nivel superior. Considero que esta parte se debe trabajar fuertemente para que el diagnóstico pase a los consejos técnicos y ahí se tomen decisiones. Nosotros hacemos un filtro por medio del examen Ceneval, que nos da un panorama de todo su aspecto socioeconómico, pero también se les pidió un aspecto socioemocional. Esos números, que son muy duros, los estamos trabajando y los quiero consolidar con los directores para dar ese tipo de atención".

"Se tiene que formar un espacio donde se atienda la salud mental, para abatir la deserción. Muchas veces el alumno dice, ‘me reprobó el profesor’, pero nosotros debemos saber escuchar al alumno y también al trabajador, al docente. Y esta parte de llevar talleres de perspectiva de género, de interculturalidad, que sean producto de una planeación estratégica para poder trabajar esa agenda. No se puede hacer solo, traemos una carga cultural muy fuerte, pero podemos tratar de contenerlo. Y esto se puede lograr con lo que estoy manejando de una agenda común a través de la cultura, del deporte, del arte, en donde se trabaje desde el nivel básico hasta el nivel superior y donde también tenga participación la familia, que es parte de la estructura de la sociedad. Si lo hacemos de esa manera, va a ser gradual, no de la noche a la mañana, pero podemos lograrlo".

"Somos un estado turístico, con industria, sustentabilidad. Se pueden hacer muchas cosas, pero con estrategia, sinergia, acuerdos, construyendo una agenda común en la que participen todos, hasta los medios de comunicación. Tenemos que ser corresponsables y si hay una crítica, que sea constructiva. Un área de oportunidad se puede convertir en fortaleza para poder solucionar los problemas de los jóvenes".

La Universidad se ha encapsulado en sí misma; hay un aislamiento de la sociedad. Eso dificulta la concepción de la Universidad Autónoma como del Estado de Morelos. ¿Cómo se pueden restaurar estos nexos con la sociedad?

"La experiencia que tengo es que los presidentes municipales ya se están involucrando. Hemos prestado servicios a los municipios y hemos visto ese acercamiento. Todos los presidentes municipales quieren una unidad académica de la UAEM, entonces tenemos que ser muy responsables en esta parte y estar muy coordinados con los presidentes municipales; sí hay vinculación, a lo mejor no lo suficiente, tal vez porque no lo cacaraqueamos como debe ser. A pesar de la situación que tuvimos en estos años, los investigadores, docentes y alumnos no dejaron de hacer su trabajo. Tal vez no fue muy visible porque estábamos en pandemia y veníamos de esa parte en que nos veían como una universidad opaca, donde se hablaba de la Estafa Maestra y muchas de esas cosas. Sin embargo nunca claudicamos, siempre estuvimos en comunicación con presidentes, diputados, organizaciones sociales, tejiendo esa vinculación, a lo mejor no fuimos muy visibles, pero los indicadores de éxito lograron que la gente volteara a vernos y reconociera el trabajo".

"Los alumnos fueron quienes sacaron esta parte socioemocional en sus prácticas profesionales y salidas bivalentes y de investigación. Nunca dejamos de trabajar ni en la pandemia; estuvimos automatizando procesos y ahora los estamos consolidando, Creo que somos más visibles y esa visibilidad debe convertirse en una carta para que no nos vean como ajenos, como que no ayudamos a la sociedad".

A pesar de sus buenos indicadores, a la UAEM, y en general a toda la academia mexicana, parece costarle mucho trabajo diseñar el futuro. ¿Cómo se puede llevar a la universidad a ese futuro que ya está aquí y que a la universidad entre sus propios procesos y su burocracia le cuesta tanto adecuarse y adelantarse?

"Creo que la universidad pública tiene un poco más de fortaleza en la creación, somos líderes, y eso nos va a llevar a que utilicemos realmente esas herramientas como la inteligencia artificial".

"Somos líderes de innovación, de creación y de conocimiento, y de esa manera estamos avanzando en todas las áreas de educación superior que manejamos. Tenemos programas evaluados y acreditados, pero en algunos necesitamos seguirles dando el acompañamiento para regionalizar la infraestructura porque tuvimos situaciones cuando fue el sismo. Tenemos que mantener esta matrícula de más de 40 mil, pero para llegar a ese punto (el futuro)".

"Los investigadores que tenemos y los indicadores que manejamos convergen en nuestra movilidad estudiantil, en el país y el extranjero. Este cambio lo estamos dando de manera contundente porque tenemos más de 250 investigadores que se dedican a la creación de conocimiento".

"Ahora con las nuevas políticas de Conahcyt, debemos fortalecer la investigación, tenemos que cambiar normativas, alinear programas, pero seguir en ese trabajo para tener esos líderes".



➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube


Seguridad

Ruta 17 de transporte público se incendia en Emiliano Zapata

Incendio de transporte público en Emiliano Zapata; unidad calcinada, sin lesionados. Autoridades investigan falla mecánica como posible causa

Elecciones 2024

José Luis Urióstegui escucha demandas del sector restaurantero

El candidato a la alcaldía se reunió con integrantes de la Canirac en Cuernavaca, quienes respaldaron las propuestas de Urióstegui Salgado

Seguridad

Fuerte viento derriba 11 árboles en Cuernavaca

Fuertes vientos derriban 11 árboles en Cuernavaca y zona metropolitana. Bomberos y rescate retiran árboles caídos; algunos dañaron cables eléctricos

Doble Vía

Quetzalcóatl nació en Tepoztlán, ¿conoces la leyenda?

En Tepoztlán festejan el mil 181 aniversario del natalicio de Quetzalcóatl con un festival sagrado, conoce esta leyenda aquí

Seguridad

Hallan restos en grieta de 10 metros en Coatlán del Río

Hallazgo de restos humanos en una grieta en Coatlán del Río; participan diversas comisiones y cuerpos de rescate. Protocolos activados por Fiscalía del Estado de México

Cultura

Rubén Jaramillo: heredero del zapatismo y defensor de los campesinos

Este 23 de mayo se cumple un aniversario más de la muerte de Rubén Jaramillo, pero ¿quién fue y cómo murió?