/ lunes 20 de noviembre de 2023

Transformaciones que marcaron a Morelos en los últimos años

En el 2000 el PAN se hizo de la gubernatura con Sergio Estrada Cajigal; fue así como ocurrió el primer cambio en la alternancia política y social del estado

A lo largo de los años el estado de Morelos no se ha mantenido al margen de la dinámica política y social que se vive en México, y ha padecido transformaciones que lo han marcado.

Tan es así que ha pasado de gobiernos priístas y panistas a los liderados por partidos de izquierda como el PRD, con Graco Ramírez, y actualmente Morena, a la cabeza del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo. Asimismo, la tierra de Zapata dejó de ser refugio de los grandes capos de la droga para esconderse y vivir tranquilamente, a convertirse en plaza delictiva donde operan al menos 14 grupos criminales, de acuerdo con cifras de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES).

Te puede interesar: Morelos en los primeros lugares de delitos de alto impacto

Poder y delincuencia

En el año 2000 el Partido Acción Nacional (PAN) obtuvo la gubernatura al ganar los comicios el candidato Sergio Estrada Cajigal. Fue así como ocurrió el primer cambio en la alternancia en Morelos, dejando atrás al hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A pesar del cambio, en materia de seguridad, la entidad aún padecía uno de los delitos de mayor impacto en el país: el secuestro. Y es que en el sexenio previo, el de Jorge Carrillo Olea, Morelos figuraba como la capital del secuestro.

Sin embargo, esto se atribuía a la cercanía con la Ciudad de México, pues diversas personalidades del mundo de la farándula, empresarios y demás tenían sus casas de descanso en el estado, particularmente en Cuernavaca, lo cual los volvía “blanco” fácil para los delincuentes.

El crimen se diversificó y lo vivido con Estrada Cajigal escaló hasta el sexenio de su sucesor, el también panista Marco Adame Castillo, hasta derivar en la muerte de Arturo Beltrán Leyva, abatido por la Marina en un lujoso edificio de la capital.

Durante la administración de Graco Ramírez aumentaron los delitos de homicidio doloso, robo de vehículo, despojos, secuestro, extorsión, de los cuales hasta la fecha el estado se ubica entre los primeros lugares a nivel nacional, según cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública.

Al hacer un comparativo de los últimos cinco gobernadores de Morelos, se establece que durante los primeros 15 meses del sexenio de Carrillo Olea se contabilizaron 214 homicidios dolosos, cifra que aumentó con Estrada Cajigal, 289; pero, en el mismo periodo de Adame Castillo la cifra fue de 145, aunque con Ramírez Garrido el número aumentó un 75 por ciento al cometerse 801 crímenes de este tipo.

Por su parte, en el gobierno del exfutbolista profesional, Cuauhtémoc Blanco, específicamente en el primer año de gestión, el número de homicidios dolosos superó los 900. Otro ejemplo son los secuestros. Con Carrillo Olea hubo ocho; 27 con Estrada; 11 con Adame Castillo, y 184 con Graco Ramírez, cifra que disminuyó a 72, es decir, por debajo de la mitad.

Hartazgo de los políticos

Por si fuera poco, en estos años la gente de Morelos se “hartó” del político tradicional y comenzó a buscar alternativas. Así, luego de dos sexenios del PAN llegó a la gubernatura en 2012 Graco Ramírez.

El perredista tabasqueño se volvió la esperanza para levantar a Morelos; sin embargo, de acuerdo con cifras del actual gobierno, suman cerca de 60 denuncias ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC).

Estos cambios han ido de la mano con los temas de seguridad, sociedad, el constante flujo de drogas, pues de acuerdo con cifras del Tribunal Unitario de Justicia Penal para Adolescentes (TUJPA) ahora el narcomenudeo es de los delitos que más cometen los jóvenes, y, por ejemplo, Adriana Pineda Fernández, actual titular del organismo, ha explicado que se trata de un fenómeno social.

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Asimismo, al día de hoy se tiene el registro de 18 menores de edad procesados por narcomenudeo, mientras que anteriormente uno de los delitos en que más incurrían era el de robo.

Además, mencionó que situaciones en las cuales los jóvenes están en contacto con armas de uso exclusivo del ejército forman parte de este rompimiento del tejido social: “Este cambio es significativo porque nos habla de la incursión a situaciones más violentas por parte de los jóvenes”, indicó Pineda Fernández en entrevista con El Sol de Cuernavaca.

Otro ejemplo de cómo se ha ido descomponiendo el tejido social es el municipio de Huitzilac, en donde al menos cuatro grupos delictivos conformados por familiares tienen presencia.

Esto al no haber oportunidades de desarrollo al dejarse pasar décadas y décadas sin apoyo al municipio, que hoy no puede ser referente turístico o empresarial por el tema del despojo, una situación que limita a las personas a conseguir empleos y oportunidades de crecimiento.

De esta manera crecieron los talamontes, quienes actualmente cuentan con un sinnúmero de aserraderos clandestinos en el municipio y además se dedican a otros delitos como secuestro y asalto carretero, narcomenudeo, entre otros.

Los primeros pobladores siempre han requerido de la madera para calentar sus casas en los tiempos de frío y la mayoría de casas están construidas con madera. Primero fue para el autoconsumo y poco a poco fue creciendo, y entre más eran, más recursos necesitaron, y dijeron: ‘ah, bueno, pues ahora lo podemos vender'”.

Agregó: “Históricamente, ha habido grupos delictivos, pero casi todos tienen por nombre el apellido de la familia; son diferentes familias. Ya se han detenido por diferentes delitos a los bisabuelos, abuelos, hijos, nietos, y ya vienen los tataranietos; son familias que tienen estructuras muy grandes”.

Y así llegó el año 2018 y la gente optó por otro cambio, incluso de partido, ahora por el ídolo del fútbol mexicano Cuauhtémoc Blanco, quien revolucionó la forma de hacer política, pero se siguen levantando varias cejas sobre esta determinación.



Únete a nuestro canal de YouTube

A lo largo de los años el estado de Morelos no se ha mantenido al margen de la dinámica política y social que se vive en México, y ha padecido transformaciones que lo han marcado.

Tan es así que ha pasado de gobiernos priístas y panistas a los liderados por partidos de izquierda como el PRD, con Graco Ramírez, y actualmente Morena, a la cabeza del gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo. Asimismo, la tierra de Zapata dejó de ser refugio de los grandes capos de la droga para esconderse y vivir tranquilamente, a convertirse en plaza delictiva donde operan al menos 14 grupos criminales, de acuerdo con cifras de la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES).

Te puede interesar: Morelos en los primeros lugares de delitos de alto impacto

Poder y delincuencia

En el año 2000 el Partido Acción Nacional (PAN) obtuvo la gubernatura al ganar los comicios el candidato Sergio Estrada Cajigal. Fue así como ocurrió el primer cambio en la alternancia en Morelos, dejando atrás al hegemónico Partido Revolucionario Institucional (PRI).

A pesar del cambio, en materia de seguridad, la entidad aún padecía uno de los delitos de mayor impacto en el país: el secuestro. Y es que en el sexenio previo, el de Jorge Carrillo Olea, Morelos figuraba como la capital del secuestro.

Sin embargo, esto se atribuía a la cercanía con la Ciudad de México, pues diversas personalidades del mundo de la farándula, empresarios y demás tenían sus casas de descanso en el estado, particularmente en Cuernavaca, lo cual los volvía “blanco” fácil para los delincuentes.

El crimen se diversificó y lo vivido con Estrada Cajigal escaló hasta el sexenio de su sucesor, el también panista Marco Adame Castillo, hasta derivar en la muerte de Arturo Beltrán Leyva, abatido por la Marina en un lujoso edificio de la capital.

Durante la administración de Graco Ramírez aumentaron los delitos de homicidio doloso, robo de vehículo, despojos, secuestro, extorsión, de los cuales hasta la fecha el estado se ubica entre los primeros lugares a nivel nacional, según cifras del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública.

Al hacer un comparativo de los últimos cinco gobernadores de Morelos, se establece que durante los primeros 15 meses del sexenio de Carrillo Olea se contabilizaron 214 homicidios dolosos, cifra que aumentó con Estrada Cajigal, 289; pero, en el mismo periodo de Adame Castillo la cifra fue de 145, aunque con Ramírez Garrido el número aumentó un 75 por ciento al cometerse 801 crímenes de este tipo.

Por su parte, en el gobierno del exfutbolista profesional, Cuauhtémoc Blanco, específicamente en el primer año de gestión, el número de homicidios dolosos superó los 900. Otro ejemplo son los secuestros. Con Carrillo Olea hubo ocho; 27 con Estrada; 11 con Adame Castillo, y 184 con Graco Ramírez, cifra que disminuyó a 72, es decir, por debajo de la mitad.

Hartazgo de los políticos

Por si fuera poco, en estos años la gente de Morelos se “hartó” del político tradicional y comenzó a buscar alternativas. Así, luego de dos sexenios del PAN llegó a la gubernatura en 2012 Graco Ramírez.

El perredista tabasqueño se volvió la esperanza para levantar a Morelos; sin embargo, de acuerdo con cifras del actual gobierno, suman cerca de 60 denuncias ante la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción (FECC).

Estos cambios han ido de la mano con los temas de seguridad, sociedad, el constante flujo de drogas, pues de acuerdo con cifras del Tribunal Unitario de Justicia Penal para Adolescentes (TUJPA) ahora el narcomenudeo es de los delitos que más cometen los jóvenes, y, por ejemplo, Adriana Pineda Fernández, actual titular del organismo, ha explicado que se trata de un fenómeno social.

➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Asimismo, al día de hoy se tiene el registro de 18 menores de edad procesados por narcomenudeo, mientras que anteriormente uno de los delitos en que más incurrían era el de robo.

Además, mencionó que situaciones en las cuales los jóvenes están en contacto con armas de uso exclusivo del ejército forman parte de este rompimiento del tejido social: “Este cambio es significativo porque nos habla de la incursión a situaciones más violentas por parte de los jóvenes”, indicó Pineda Fernández en entrevista con El Sol de Cuernavaca.

Otro ejemplo de cómo se ha ido descomponiendo el tejido social es el municipio de Huitzilac, en donde al menos cuatro grupos delictivos conformados por familiares tienen presencia.

Esto al no haber oportunidades de desarrollo al dejarse pasar décadas y décadas sin apoyo al municipio, que hoy no puede ser referente turístico o empresarial por el tema del despojo, una situación que limita a las personas a conseguir empleos y oportunidades de crecimiento.

De esta manera crecieron los talamontes, quienes actualmente cuentan con un sinnúmero de aserraderos clandestinos en el municipio y además se dedican a otros delitos como secuestro y asalto carretero, narcomenudeo, entre otros.

Los primeros pobladores siempre han requerido de la madera para calentar sus casas en los tiempos de frío y la mayoría de casas están construidas con madera. Primero fue para el autoconsumo y poco a poco fue creciendo, y entre más eran, más recursos necesitaron, y dijeron: ‘ah, bueno, pues ahora lo podemos vender'”.

Agregó: “Históricamente, ha habido grupos delictivos, pero casi todos tienen por nombre el apellido de la familia; son diferentes familias. Ya se han detenido por diferentes delitos a los bisabuelos, abuelos, hijos, nietos, y ya vienen los tataranietos; son familias que tienen estructuras muy grandes”.

Y así llegó el año 2018 y la gente optó por otro cambio, incluso de partido, ahora por el ídolo del fútbol mexicano Cuauhtémoc Blanco, quien revolucionó la forma de hacer política, pero se siguen levantando varias cejas sobre esta determinación.



Únete a nuestro canal de YouTube

Local

Comerciantes del Adolfo López Mateos temen que violencia ahuyente a clientes

Comerciantes piden mayor seguridad luego de los últimos hechos violentos registrados en las inmediaciones del mercado más importante del estado

Local

Aeropuerto 'Mariano Matamoros' se reactivará antes de septiembre

La nueva dirección reactivará el aeropuerto Mariano Matamoros antes de concluir la administración de Cuauhtémoc Blanco

Local

Periodistas protestan contra las agresiones a la reportera Perla Aguilar

La periodista morelense responsabilizó al Ayuntamiento de Tlaltizapán de cualquier agresión que pueda sufrir

Finanzas

Municipios evitan atender laudos laborales: Ana Cecilia Rodríguez

El Estado cuenta con un fondo de más de 30 millones de pesos para atender este tema; sin embargo, los ayuntamientos no atienden la problemática, afirma la secretaria de Economía

Local

Congreso se apresura a resolver pendientes antes del 15 de julio

El Congreso busca resolver todos los pendientes antes del 15 de julio, enfocándose en dictámenes de pensiones y jubilaciones, así como en la designación de magistrados y titulares de órganos de control

Seguridad

Los cargos públicos son pasajeros, asegura Uriel Carmona

Uriel Carmona Gándara, titular de la Fiscalía General del Estado, mencionó la 56 Legislatura será la encargada de revisar el trabajo de la FGE y su continuidad como titular