/ sábado 12 de diciembre de 2020

[Especial] Veneno de alacrán, un aliado de la salud

Una empresa mexicana ha desarrollado aplicaciones tópicas para infecciones dérmicas, así como padecimientos como el pie diabético

De 2009 al 2019 el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos informó a El Sol de Cuernavaca en la nota Morelos, tierra de inventores, que el número de patentes registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) eran 376, de las cuales un 80 por ciento provenían de universidades.

Un claro ejemplo es el Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ubicado en Cuernavaca, Morelos, que en 2019 obtuvo cuatro nuevas patentes en México, una en Estados Unidos y otra en China, reafirmando su posición como la entidad de la Máxima Casa de Estudios del país con el mayor número de estos registros.

De acuerdo a información de la Gaceta UNAM, el IBt cuenta ya con un centenar de patentes entre nacionales y extranjeras, algunas de estas patentes fueron licenciadas ya a empresas.

En el Instituto de Biotecnología trabajan con venenos de animales ponzoñosos, siendo los alacranes los más estudiados, no solo para obtener antivenenos sino también para curar otro tipo de enfermedades. Los investigadores Gerardo Corzo y Lourival Possani lograron obtener en 2016 tres de las seis patentes concedidas a la UNAM, con invenciones del Instituto.

La revista Biotecnología en Movimiento de la UNAM, en su artículo seis, nuevas patentes para el Instituto de Biotecnología (IBt), señala que los venenos de alacranes suelen tener una connotación negativa, ya que un amplio número de personas son envenenadas tras ser picados por alacranes.

En este caso, la patente mexicana con número 339085, obtenida por Lourival Possani (Investigador Emérito de la UNAM y dos veces Premio Nacional de Ciencias: 1996 categoría científica y 2016 categoría tecnológica) junto con el Técnico Académico, Timoteo Olamendi y la postdoctorante, Blanca Inés García, se enfocó en el uso de péptidos recombinantes (cadenas cortas de aminoácidos, producidas en bacterias modificadas genéticamente) de la toxina Pg8 (la principal toxina del alacrán Parabuthus granulatus, originario de Sudáfrica), para generar, en animales (particularmente caballos), anticuerpos en contra de dicha toxina y que, una vez procesados, resultan ser eficaces antivenenos para tratar el envenenamiento por el piquete de tales arácnidos.

En su patente, los inventores describen el trabajo desde la secuenciación de la toxina nativa (aislada del veneno del alacrán), la clonación del gen correspondiente que codifica para dicha toxina, su transformación en la bacteria Escherichia coli y su producción en forma recombinante por fermentación sumergida usando esa bacteria. Asimismo, divulgan cómo la toxina así producida es purificada e inoculada en mamíferos (ratones a título ilustrativo) que a su vez producen anticuerpos neutralizantes de dicha proteína, para lo que se purifican tales anticuerpos a partir de la sangre de los ratones. Estos mismos resultados se pueden extrapolar a caballos en lugar de ratones, con lo que se estaría en posibilidad de producir el antiveneno a escala comercial.

Esta patente ha sido transferida para su explotación comercial a una empresa mexicana. Con esta transferencia, se pone a disposición de la sociedad (sudafricana en este caso) una solución a su problema de alacranismo.

Otra connotación de los venenos de alacranes y de otros animales ponzoñosos es que entre sus componentes suele haber sustancias con una potencial de utilidad médica. El veneno del alacrán mexicano Centruroides suffussus suffussus posee un péptido que resultó tener actividad antibiótica eficaz contra cepas microbianas resistentes a múltiples agentes patógenos causantes de infecciones del tracto digestivo, tracto respiratorio y de la piel.

En su patente mexicana No. 343126, Gerardo Corzo junto con Lourival Possani, apoyados por los entonces estudiantes Francia García y Elba Villegas, muestran el trabajo desde la secuenciación de la toxina nativa (aislada y purificada del veneno del alacrán) hasta la síntesis química. Divulgan las evidencias de su actividad antibiótica in vitro contra cepas de las bacterias resistentes ya mencionadas.

Esta patente ha sido transferida a una empresa mexicana para su explotación comercial en aplicaciones tópicas para tratar infecciones dérmicas, así como padecimientos como el pie diabético, que en un país como México, donde alrededor de ocho millones 600 mil personas padecen diabetes mellitus –según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)- traería grandes beneficios.

Se deja en claro que el Instituto de Biotecnología es conocido como uno de los consorcios de investigación más productivos a nivel nacional.

De 2009 al 2019 el Consejo de Ciencia y Tecnología del Estado de Morelos informó a El Sol de Cuernavaca en la nota Morelos, tierra de inventores, que el número de patentes registradas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) eran 376, de las cuales un 80 por ciento provenían de universidades.

Un claro ejemplo es el Instituto de Biotecnología (IBt) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ubicado en Cuernavaca, Morelos, que en 2019 obtuvo cuatro nuevas patentes en México, una en Estados Unidos y otra en China, reafirmando su posición como la entidad de la Máxima Casa de Estudios del país con el mayor número de estos registros.

De acuerdo a información de la Gaceta UNAM, el IBt cuenta ya con un centenar de patentes entre nacionales y extranjeras, algunas de estas patentes fueron licenciadas ya a empresas.

En el Instituto de Biotecnología trabajan con venenos de animales ponzoñosos, siendo los alacranes los más estudiados, no solo para obtener antivenenos sino también para curar otro tipo de enfermedades. Los investigadores Gerardo Corzo y Lourival Possani lograron obtener en 2016 tres de las seis patentes concedidas a la UNAM, con invenciones del Instituto.

La revista Biotecnología en Movimiento de la UNAM, en su artículo seis, nuevas patentes para el Instituto de Biotecnología (IBt), señala que los venenos de alacranes suelen tener una connotación negativa, ya que un amplio número de personas son envenenadas tras ser picados por alacranes.

En este caso, la patente mexicana con número 339085, obtenida por Lourival Possani (Investigador Emérito de la UNAM y dos veces Premio Nacional de Ciencias: 1996 categoría científica y 2016 categoría tecnológica) junto con el Técnico Académico, Timoteo Olamendi y la postdoctorante, Blanca Inés García, se enfocó en el uso de péptidos recombinantes (cadenas cortas de aminoácidos, producidas en bacterias modificadas genéticamente) de la toxina Pg8 (la principal toxina del alacrán Parabuthus granulatus, originario de Sudáfrica), para generar, en animales (particularmente caballos), anticuerpos en contra de dicha toxina y que, una vez procesados, resultan ser eficaces antivenenos para tratar el envenenamiento por el piquete de tales arácnidos.

En su patente, los inventores describen el trabajo desde la secuenciación de la toxina nativa (aislada del veneno del alacrán), la clonación del gen correspondiente que codifica para dicha toxina, su transformación en la bacteria Escherichia coli y su producción en forma recombinante por fermentación sumergida usando esa bacteria. Asimismo, divulgan cómo la toxina así producida es purificada e inoculada en mamíferos (ratones a título ilustrativo) que a su vez producen anticuerpos neutralizantes de dicha proteína, para lo que se purifican tales anticuerpos a partir de la sangre de los ratones. Estos mismos resultados se pueden extrapolar a caballos en lugar de ratones, con lo que se estaría en posibilidad de producir el antiveneno a escala comercial.

Esta patente ha sido transferida para su explotación comercial a una empresa mexicana. Con esta transferencia, se pone a disposición de la sociedad (sudafricana en este caso) una solución a su problema de alacranismo.

Otra connotación de los venenos de alacranes y de otros animales ponzoñosos es que entre sus componentes suele haber sustancias con una potencial de utilidad médica. El veneno del alacrán mexicano Centruroides suffussus suffussus posee un péptido que resultó tener actividad antibiótica eficaz contra cepas microbianas resistentes a múltiples agentes patógenos causantes de infecciones del tracto digestivo, tracto respiratorio y de la piel.

En su patente mexicana No. 343126, Gerardo Corzo junto con Lourival Possani, apoyados por los entonces estudiantes Francia García y Elba Villegas, muestran el trabajo desde la secuenciación de la toxina nativa (aislada y purificada del veneno del alacrán) hasta la síntesis química. Divulgan las evidencias de su actividad antibiótica in vitro contra cepas de las bacterias resistentes ya mencionadas.

Esta patente ha sido transferida a una empresa mexicana para su explotación comercial en aplicaciones tópicas para tratar infecciones dérmicas, así como padecimientos como el pie diabético, que en un país como México, donde alrededor de ocho millones 600 mil personas padecen diabetes mellitus –según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi)- traería grandes beneficios.

Se deja en claro que el Instituto de Biotecnología es conocido como uno de los consorcios de investigación más productivos a nivel nacional.

Local

Fertilizantes orgánicos: Tierra más fértil sin químicos

Los fertilizantes orgánicos se ha convertido en una alternativa para productores debido a los beneficios que aporta a los campos y al bolsillo

Finanzas

Remesas dan la bienvenida a criptomonedas

El 10 por ciento de los recursos que llegan al país a través de migrantes mexicanos es de esta moneda

Finanzas

Turismo ecológico y de romance, la apuesta de Morelos

La Escuela de Turismo de la UAEM trabaja en un proyecto en la Sierra de Huautla, el objetivo es evitar que los jóvenes se vayan del estado en busca del "sueño americano"

República

Ejecutan a familia en Boca del Río, Veracruz; son 7 las víctimas

Las víctimas son tres hombres, tres mujeres y un menor de edad

Local

La Fiscalía Anticorrupción imputó nuevamente al exsecretario de Desarrollo Sustentable

El funcionario es imputado por Ejercicio Indebido del Servicio Público por una planta valorizadora de residuos, la cual está inservible

Mundo

[Podcast] Las claves del mundo | La tragedia migrante y elecciones en EU

El flujo de migrantes no se detiene y este año ha batido récords, lo que aumenta la presión para el gobierno de Joe Biden y divide a los demócratas de cara a las próximas elecciones legislativas

Política

AMLO reconoce labor del SAT en su 25 aniversario

El presidente López Obrador destacó la importancia del SAT para mantener las finanzas de México sanas

Justicia

Alfonso Durazo confirma detención de El Duranguillo en Altar, Sonora

La detención del presunto criminal se dio durante un operativo desplegado por el Ejército y varias corporaciones de seguridad en Altar durante el fin de semana

Sociedad

CNDH solicita medidas de protección para la periodista Susana Carreño

La Comisión Nacional de Derechos Humanos pidió al gobierno de Jalisco y a las autoridades federales que investiguen la agresión que sufrió la periodista