/ martes 24 de noviembre de 2020

Consultorio Satis sobrevive brindando apoyo a distancia

El centro de terapia psicológica continuó operando a través de videollamadas; ha vuelto a lo presencial sin lograr recuperarse bien

Hace siete años, Nadia Saavedra y un grupo de amigos fundaron lo que hoy es “Satis, arte y psicología”, un consultorio de terapia psicológica enfocado en la atención infantil, que con el tiempo se ha convertido en la primera opción para muchos padres de familia que buscan un espacio cercano a su comunidad a la vez que es accesible económicamente.

Ubicado en la colonia Otilio Montaño, en el municipio de Cuautla, el consultorio se ha constituido en un caso de éxito gracias a las decisiones que ha tomado no sólo Nadia, sino también el equipo de jóvenes que la rodea, mayormente integrado por mujeres.

“Ha sido un caso de éxito porque en algún momento tuvo sus crisis y estuvimos a punto de cerrarlo, pero desde hace año y medio, cuando tuve la oportunidad de asumir la coordinación y la administración, lo que ha sido clave es que somos personas de la comunidad y la gente nos conoce, muchos llegan por recomendación y es un servicio de buena calidad y buen precio, tanto el área psicológica, la terapia del lenguaje y el área de las artes”, explica Nadia.




Un equipo de mujeres

Si bien el equipo de Satis también cuenta con la participación de algunos hombres, entre quienes se encuentra el padre de Nadia, se trata esencialmente de un equipo de mujeres jóvenes y madres de familia que buscan convertir este espacio en un servicio de calidad para las familias locales.

“El trabajo es muy cordial, muy ameno, y los niños y jóvenes siempre se han sentido muy cómodos con nosotros. Eso es muy bueno, hay mucho respeto entre los padres, los hijos y todos los que estamos aquí en el equipo. La mayoría somos chicas y eso ayuda muchísimo, nos llevamos muy bien”, relata Karen Hernández, responsable de las clases de dibujo y pintura en el lugar.

En total, el equipo está conformado por siete personas, quienes todos los días reciben a los pacientes mediante un sistema de citas programadas.

La mayoría de sus clientes llegan por recomendación gracias a los buenos resultados que dan.

La pandemia

Como ocurrió en casi todos los espacios de trabajo, la contingencia sanitaria del Covid-19 modificó la dinámica del equipo de Satis y provocó la suspensión temporal de actividades. En este espacio, la pandemia interrumpió las terapias durante cerca de tres meses.

“Tuvimos que tomar todas las medidas necesarias para poder trabajar con los pequeños, y necesitamos tomar un descanso de tres meses, hasta que las personas se sintieron más confiadas en volver a salir y empezamos a recibirlas nuevamente. En algunos aspectos trabajamos las terapias de manera virtual, a través de videollamadas, y pocas veces asistían los papás con la intención de trabajar ellos en lugar de venir con los niños, porque también es importante el trabajo de los papás”, recalca Nadia.

El área de trabajo que más se vio afectada por la crisis sanitaria fue la que está a cargo de Ana Laura Aldai, pues las restricciones de convivencia terminaron por traducirse en la pérdida de pacientes que, a la fecha, no han regresado:

“La pandemia vino a cambiar, dejamos de trabajar muchísimo tiempo, porque podíamos hacerlo con las medidas sanitarias, pero muchas mamás dijeron que no, que preferían que sus hijos estuvieran en casa y cuidarlos ellas mismas, lo que entendemos muy bien, pero sí fue difícil esa parte; estuvimos algunos meses sin trabajo y eso provocó también que los niños tuvieran un retroceso”, señala la responsable del área de terapia del lenguaje.

Ana Laura reconoce que muchos padres envían a terapia a sus hijos no por un interés genuino en su desarrollo, sino porque así se los dictan en la escuela. En esos casos, los padres aprovecharon la interrupción de actividades causada por la pandemia para que los niños dejaran de visitar Satis.

“De seis pacientes que había, yo creo que ahorita regresaron nada más tres, entonces sí hubo pérdida de pacientes. Depende mucho de las mamás: algunas vienen porque las mandaron, pero con la idea de que no les hace falta, y ahora por la pandemia dejaron de traer a sus hijos, eso está frenando su regreso, y es probable que algunos sí vuelvan con el tiempo, pero en su mayoría creo que ya no lo harán”, lamenta.

A la fecha, el consultorio ha retomado las actividades presenciales implementado medidas sanitarias que contribuyan a inhibir posibles contagios de Covid-19, como la aplicación de gel antibacterial y el uso de cubrebocas. De por sí, una de las ventajas de espacios como este es que siempre ha habido distancia entre los terapeutas y los pacientes, en tanto que los grupos de trabajo con los niños son reducidos.

El consultorio se ha constituido en un caso de éxito gracias a las decisiones que ha tomado todo el equipo.

La salud mental en tiempos de pandemia

Si algo han coincidido quienes se dedican a atender la salud mental de la población, es que la pandemia del Covid-19 ha desatado episodios de estrés y ansiedad entre la población, lo que en algunos casos ha llegado a saturar ciertos espacios de trabajo. Esto ha ocurrido con el área que atiende el padre de Nadia, Fernando Saavedra, en Satis, en un consultorio adjunto al área infantil.

“Lo que nos ha saturado estos meses, desde que inició la pandemia, es que ha habido crisis de estrés, ansiedad, el miedo a morir y diferentes situaciones, y es lo que nosotros atendemos aquí, con la ventaja de que puedan agendar sus citas, atenderlos específicamente en el asunto que tienen y desarrollar en ellos un tratamiento mental para que tengan la capacidad de ya no caer en ese tipo de situaciones”, explica Saavedra, instructor de programación neurolingüistica y reconversión, quien trabaja principalmente con adultos.

“Lo que trabajamos es solucionar problemas que se han repetido más de dos veces en la vida de una persona, cuando ha tenido una situación en su vida que se ha reiterado constantemente significa que es algo que está grabado en el inconsciente; entonces, tenemos que irnos directamente a trabajar esas áreas donde está oculto algo que ocurrió, y que a veces recuerdan y otras no”, abunda.

Una recomendación para trabajar con hijos en casa

En el escenario generado por la pandemia del Covid-19, en que los niños han tenido que tomar clases desde sus hogares y pasar más tiempo con sus padres, los menores pueden manifestar síntomas de agresividad y rebeldía, así como episodios de estrés.

“De pronto ya no es muy cómodo estar todo el tiempo con mamá y papá, tener que hacer las tareas, las labores de la escuela y no es igual a trabajar con la maestra, en el salón de clase y poder preguntar, a estar en casa y que mamá te regañe”, explica Nadia.

De entrada, la terapeuta recomienda aceptar que, desde casa, es posible que los niños no obtengan las mismas calificaciones que cuando acudían al salón de clases, pero principalmente fortalecer la comunicación con ellos:

“Es tratar de comunicarse, adaptar tiempos y espacios. A lo mejor no vamos a alcanzar calificaciones excelentes, pero el proceso de adaptación hará que el niño se sienta tranquilo y seguro de que mamá y papá lo van a apoyar”, señala.

Trabajan diversas áreas, como el lenguaje.

Hace siete años, Nadia Saavedra y un grupo de amigos fundaron lo que hoy es “Satis, arte y psicología”, un consultorio de terapia psicológica enfocado en la atención infantil, que con el tiempo se ha convertido en la primera opción para muchos padres de familia que buscan un espacio cercano a su comunidad a la vez que es accesible económicamente.

Ubicado en la colonia Otilio Montaño, en el municipio de Cuautla, el consultorio se ha constituido en un caso de éxito gracias a las decisiones que ha tomado no sólo Nadia, sino también el equipo de jóvenes que la rodea, mayormente integrado por mujeres.

“Ha sido un caso de éxito porque en algún momento tuvo sus crisis y estuvimos a punto de cerrarlo, pero desde hace año y medio, cuando tuve la oportunidad de asumir la coordinación y la administración, lo que ha sido clave es que somos personas de la comunidad y la gente nos conoce, muchos llegan por recomendación y es un servicio de buena calidad y buen precio, tanto el área psicológica, la terapia del lenguaje y el área de las artes”, explica Nadia.




Un equipo de mujeres

Si bien el equipo de Satis también cuenta con la participación de algunos hombres, entre quienes se encuentra el padre de Nadia, se trata esencialmente de un equipo de mujeres jóvenes y madres de familia que buscan convertir este espacio en un servicio de calidad para las familias locales.

“El trabajo es muy cordial, muy ameno, y los niños y jóvenes siempre se han sentido muy cómodos con nosotros. Eso es muy bueno, hay mucho respeto entre los padres, los hijos y todos los que estamos aquí en el equipo. La mayoría somos chicas y eso ayuda muchísimo, nos llevamos muy bien”, relata Karen Hernández, responsable de las clases de dibujo y pintura en el lugar.

En total, el equipo está conformado por siete personas, quienes todos los días reciben a los pacientes mediante un sistema de citas programadas.

La mayoría de sus clientes llegan por recomendación gracias a los buenos resultados que dan.

La pandemia

Como ocurrió en casi todos los espacios de trabajo, la contingencia sanitaria del Covid-19 modificó la dinámica del equipo de Satis y provocó la suspensión temporal de actividades. En este espacio, la pandemia interrumpió las terapias durante cerca de tres meses.

“Tuvimos que tomar todas las medidas necesarias para poder trabajar con los pequeños, y necesitamos tomar un descanso de tres meses, hasta que las personas se sintieron más confiadas en volver a salir y empezamos a recibirlas nuevamente. En algunos aspectos trabajamos las terapias de manera virtual, a través de videollamadas, y pocas veces asistían los papás con la intención de trabajar ellos en lugar de venir con los niños, porque también es importante el trabajo de los papás”, recalca Nadia.

El área de trabajo que más se vio afectada por la crisis sanitaria fue la que está a cargo de Ana Laura Aldai, pues las restricciones de convivencia terminaron por traducirse en la pérdida de pacientes que, a la fecha, no han regresado:

“La pandemia vino a cambiar, dejamos de trabajar muchísimo tiempo, porque podíamos hacerlo con las medidas sanitarias, pero muchas mamás dijeron que no, que preferían que sus hijos estuvieran en casa y cuidarlos ellas mismas, lo que entendemos muy bien, pero sí fue difícil esa parte; estuvimos algunos meses sin trabajo y eso provocó también que los niños tuvieran un retroceso”, señala la responsable del área de terapia del lenguaje.

Ana Laura reconoce que muchos padres envían a terapia a sus hijos no por un interés genuino en su desarrollo, sino porque así se los dictan en la escuela. En esos casos, los padres aprovecharon la interrupción de actividades causada por la pandemia para que los niños dejaran de visitar Satis.

“De seis pacientes que había, yo creo que ahorita regresaron nada más tres, entonces sí hubo pérdida de pacientes. Depende mucho de las mamás: algunas vienen porque las mandaron, pero con la idea de que no les hace falta, y ahora por la pandemia dejaron de traer a sus hijos, eso está frenando su regreso, y es probable que algunos sí vuelvan con el tiempo, pero en su mayoría creo que ya no lo harán”, lamenta.

A la fecha, el consultorio ha retomado las actividades presenciales implementado medidas sanitarias que contribuyan a inhibir posibles contagios de Covid-19, como la aplicación de gel antibacterial y el uso de cubrebocas. De por sí, una de las ventajas de espacios como este es que siempre ha habido distancia entre los terapeutas y los pacientes, en tanto que los grupos de trabajo con los niños son reducidos.

El consultorio se ha constituido en un caso de éxito gracias a las decisiones que ha tomado todo el equipo.

La salud mental en tiempos de pandemia

Si algo han coincidido quienes se dedican a atender la salud mental de la población, es que la pandemia del Covid-19 ha desatado episodios de estrés y ansiedad entre la población, lo que en algunos casos ha llegado a saturar ciertos espacios de trabajo. Esto ha ocurrido con el área que atiende el padre de Nadia, Fernando Saavedra, en Satis, en un consultorio adjunto al área infantil.

“Lo que nos ha saturado estos meses, desde que inició la pandemia, es que ha habido crisis de estrés, ansiedad, el miedo a morir y diferentes situaciones, y es lo que nosotros atendemos aquí, con la ventaja de que puedan agendar sus citas, atenderlos específicamente en el asunto que tienen y desarrollar en ellos un tratamiento mental para que tengan la capacidad de ya no caer en ese tipo de situaciones”, explica Saavedra, instructor de programación neurolingüistica y reconversión, quien trabaja principalmente con adultos.

“Lo que trabajamos es solucionar problemas que se han repetido más de dos veces en la vida de una persona, cuando ha tenido una situación en su vida que se ha reiterado constantemente significa que es algo que está grabado en el inconsciente; entonces, tenemos que irnos directamente a trabajar esas áreas donde está oculto algo que ocurrió, y que a veces recuerdan y otras no”, abunda.

Una recomendación para trabajar con hijos en casa

En el escenario generado por la pandemia del Covid-19, en que los niños han tenido que tomar clases desde sus hogares y pasar más tiempo con sus padres, los menores pueden manifestar síntomas de agresividad y rebeldía, así como episodios de estrés.

“De pronto ya no es muy cómodo estar todo el tiempo con mamá y papá, tener que hacer las tareas, las labores de la escuela y no es igual a trabajar con la maestra, en el salón de clase y poder preguntar, a estar en casa y que mamá te regañe”, explica Nadia.

De entrada, la terapeuta recomienda aceptar que, desde casa, es posible que los niños no obtengan las mismas calificaciones que cuando acudían al salón de clases, pero principalmente fortalecer la comunicación con ellos:

“Es tratar de comunicarse, adaptar tiempos y espacios. A lo mejor no vamos a alcanzar calificaciones excelentes, pero el proceso de adaptación hará que el niño se sienta tranquilo y seguro de que mamá y papá lo van a apoyar”, señala.

Trabajan diversas áreas, como el lenguaje.

Local

Se registran 500 nuevos casos confirmados de Covid-19 en Morelos

En Morelos se han confirmado 16 mil 076 con Covid-19, descartado 26 mil 019 y están como sospechosas mil 432; se han registrado mil 832 defunciones

Finanzas

Viveros enfrentan con optimismo el 2021

Trabajaran más en la producción de flor de temporada; esperan que sea mejor que el 2020

Local

[Especial] Hueyapan tiene personalidad

Gabaneras, quelites, sitios históricos y ecoturismo son los atractivos del bello municipio indígena

Mundo

Evo Morales es dado de alta tras ser internado por Covid-19

"Me siento bien, pero con un poco de tos", declaró el exgobernante

Local

Brigadistas morelenses regresan tras participar en Operación Chapultepec

El personal del IMSS continuará brindando la atención a pacientes en Morelos

Local

Sacerdotes cuentan con seguro de gastos médicos: Tomás Toral

Aclara que al ser considerados “patrones” no tienen acceso a la seguridad social pública

Finanzas

Viveros enfrentan con optimismo el 2021

Trabajaran más en la producción de flor de temporada; esperan que sea mejor que el 2020

Local

Suspenden tianguis dominicales en Zacualpan de Amilpas

La medida está vigente hasta que Morelos cambie de color de semáforo

Sociedad

Renueva el TecNM sus actividades académicas

El subsecretario de Educación Superior, reconoció a la comunidad del TecNM por encabezar esta transformación en medio de la crisis sanitaria provocada por el Covid-19