/ sábado 20 de junio de 2020

Elinforme mundial sobre el Desarrollo de Recursos Hídricos 2020

Esta semana se llevó a cabo la presentación de la versión en español del Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2020. El tema central de este año: Agua y Cambio Climático.

La traducción se realizó con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) bajo la coordinación de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México, A.C. (ANEAS).

En las próximas semana procuraré publicar los datos y cifras mas relevantes que se reflejan en el informe, Usted amable lector, es testigo de que muchos de los efectos que se mencionan ya los sufrimos el dia de hoy, y puede obtener el documento completo en la siguiente liga https://en.unesco.org/themes/water-security/wwap/wwdr/2020.

Según el informe de la Organización de las Naciones Unidas, el cambio climático afectará la disponibilidad, calidad y cantidad de agua para las necesidades humanas básicas, poniendo en peligro el disfrute efectivo del derecho humano al agua y saneamiento de miles de millones de personas. Los cambios hidrológicos inducidos por el cambio climático dificultarán aún más la gestión sostenible de los recursos hídricos, que ya se encuentran bajo presión en muchas partes del mundo.

La seguridad alimentaria, la salud humana, los asentamientos urbanos y rurales, la producción de energía, el desarrollo industrial, el crecimiento económico y los ecosistemas dependen del agua y, por consiguiente, son vulnerables a las consecuencias del cambio climático.

El uso global de agua se ha multiplicado por seis en los últimos 100 años y sigue aumentando a un ritmo constante de 1% anual debido al crecimiento demográfico, al desarrollo económico y al cambio en los patrones de consumo. El cambio climático y un suministro más errático e incierto agravarán la situación de las regiones en las que más escasea el agua y crearán escasez en las regiones en las que todavía abunda el agua hoy. Además, es probable que el cambio climático altere la disponibilidad estacional de agua a lo largo del año en varios lugares del mundo.

El cambio climático se manifiesta de manera muy clara, entre otros aspectos, en el aumento de la frecuencia y magnitud de los fenómenos extremos, como las olas de calor, las precipitaciones sin precedentes, las tormentas y los ciclones y huracanes.

La calidad del agua tambien se verá afectada negativamente por el aumento de las temperaturas, la menor cantidad de oxígeno disuelto y por consiguiente, la menor capacidad de autodepuración de los rios, lagos y acuíferos.

También corren peligro muchos ecosistemas, en especial los bosques y los humedales. Pero tambien la flora, la fauna y especialmente las especies endémicas de muchos sitios en el mundo. La degradación de los ecosistemas no solo producirá una pérdida de biodiversidad, también afectará la disponibilidad de servicios ecosistémicos que dependen del agua.

Las consecuencias del cambio climático se producirán en gran parte en las zonas tropicales, donde se halla la mayor parte de los países en vías de desarrollo, incluído nuestro país.

Finalmente, se prevé que las tierras áridas se extenderán significativamente por todo el planeta. Lo cual sin duda, no son buenas noticias para el mundo. Corresponde ahora a los estadistas diseñar esquemas de gestión que preparen a los países para estos escenarios. ¿Estará México a la altura de estos retos?

Esta semana se llevó a cabo la presentación de la versión en español del Informe Mundial sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos 2020. El tema central de este año: Agua y Cambio Climático.

La traducción se realizó con el apoyo del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) bajo la coordinación de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento de México, A.C. (ANEAS).

En las próximas semana procuraré publicar los datos y cifras mas relevantes que se reflejan en el informe, Usted amable lector, es testigo de que muchos de los efectos que se mencionan ya los sufrimos el dia de hoy, y puede obtener el documento completo en la siguiente liga https://en.unesco.org/themes/water-security/wwap/wwdr/2020.

Según el informe de la Organización de las Naciones Unidas, el cambio climático afectará la disponibilidad, calidad y cantidad de agua para las necesidades humanas básicas, poniendo en peligro el disfrute efectivo del derecho humano al agua y saneamiento de miles de millones de personas. Los cambios hidrológicos inducidos por el cambio climático dificultarán aún más la gestión sostenible de los recursos hídricos, que ya se encuentran bajo presión en muchas partes del mundo.

La seguridad alimentaria, la salud humana, los asentamientos urbanos y rurales, la producción de energía, el desarrollo industrial, el crecimiento económico y los ecosistemas dependen del agua y, por consiguiente, son vulnerables a las consecuencias del cambio climático.

El uso global de agua se ha multiplicado por seis en los últimos 100 años y sigue aumentando a un ritmo constante de 1% anual debido al crecimiento demográfico, al desarrollo económico y al cambio en los patrones de consumo. El cambio climático y un suministro más errático e incierto agravarán la situación de las regiones en las que más escasea el agua y crearán escasez en las regiones en las que todavía abunda el agua hoy. Además, es probable que el cambio climático altere la disponibilidad estacional de agua a lo largo del año en varios lugares del mundo.

El cambio climático se manifiesta de manera muy clara, entre otros aspectos, en el aumento de la frecuencia y magnitud de los fenómenos extremos, como las olas de calor, las precipitaciones sin precedentes, las tormentas y los ciclones y huracanes.

La calidad del agua tambien se verá afectada negativamente por el aumento de las temperaturas, la menor cantidad de oxígeno disuelto y por consiguiente, la menor capacidad de autodepuración de los rios, lagos y acuíferos.

También corren peligro muchos ecosistemas, en especial los bosques y los humedales. Pero tambien la flora, la fauna y especialmente las especies endémicas de muchos sitios en el mundo. La degradación de los ecosistemas no solo producirá una pérdida de biodiversidad, también afectará la disponibilidad de servicios ecosistémicos que dependen del agua.

Las consecuencias del cambio climático se producirán en gran parte en las zonas tropicales, donde se halla la mayor parte de los países en vías de desarrollo, incluído nuestro país.

Finalmente, se prevé que las tierras áridas se extenderán significativamente por todo el planeta. Lo cual sin duda, no son buenas noticias para el mundo. Corresponde ahora a los estadistas diseñar esquemas de gestión que preparen a los países para estos escenarios. ¿Estará México a la altura de estos retos?

sábado 08 de agosto de 2020

Bloqueos en Cuernavaca

sábado 25 de julio de 2020

La eficiencia energética

sábado 11 de julio de 2020

Tiempo de acción

sábado 04 de julio de 2020

Día del ingeniero 2020

sábado 27 de junio de 2020

El sismo y las presas de Morelos

sábado 06 de junio de 2020

El Fondo de Desastres Naturales FONDEN

Cargar Más