/ sábado 30 de enero de 2021

50 árboles

Hoy cumplí 50 años, y me habría encantado celebrar en grande, compartir con toda mi familia y con mis amigos del gremio, gente de agua.

Pero estamos en el peor momento de la pandemia, el semáforo epidemiológico sigue en rojo, suman ya más de 155 mil muertos en el país, y la ocupación hospitalaria ronda el 90%, hubiera sido una irresponsabilidad hacer una celebración multitudinaria en estos momentos, me parece increíble que todavía hay personas que no creen que exista el coronavirus, y a otros que celebran en grande con eventos masivos.

En lugar de eso, mi familia y yo decidimos tratar de contribuir un poquito al medio ambiente. #50años/50árboles es la campaña que lanzamos el día de hoy. Con la ayuda de muchos amigos y sus familias vamos a sembrar 50 árboles por todo el estado, algunos en sus casas, otros en parques y jardines, camellones, etc. La idea es contribuir a revertir el enorme deterioro que estamos provocando. Quienes conocieron Cuernavaca hace años podrán recordar los enormes árboles que abundaban por toda la ciudad, poco a poco, con el pretexto del desarrollo, hemos ido cortando cientos, miles de ellos, en su lugar existen hoy casas, planchas de concreto, que han ido alterando el clima, si no me cree párese en la calle cualquier día, luego párese debajo de un árbol, y dígame si no nota la diferencia.

El 2020 fue el segundo año más cálido de la historia, la temperatura media del año pasado fue solo 0.02 grados más baja que la de 2016, la más alta registrada hasta la fecha.

A pesar de los efectos que el confinamiento tuvo sobre la reducción del promedio de emisiones de gases de efecto invernadero, los efectos sobre el clima no se revertirán en corto plazo, 2020 quedará marcado en las primeras posiciones de los años más calurosos de la historia, según las mediciones realizadas por la NASA y la NOAA (Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos). Los datos recabados por los observatorios convirtieron a este año en el segundo del ranking, casi empatado con el 2016.

Lo peor es que cada año es casi la misma noticia, los últimos siete años han sido también los más cálidos del registro histórico, caracterizando la dramática tendencia actual de calentamiento. Que un año bata o no un récord no es realmente relevante, lo importante son las tendencias a largo plazo. A medida que se incrementa el impacto humano en el clima, cabe esperar que se sigan rompiendo récords en los registros.

Los Acuerdos de París tienen como objetivo conseguir que la temperatura del planeta aumente menos de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales. Según la NASA, la temperatura media ha aumentado ya más de 1,2 ºC.

En concreto, según el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA (GISS), el promedio de la temperatura mundial fue el año pasado un 1,02 ºC más alta que los registrados entre 1951 y 1980, el período usado como referencia, solo 0,02 grados más que la cifra máxima, alcanzada en 2016.

El aumento de las temperaturas está desatando fenómenos conocidos: pérdida de hielo marino y terrestre, aumento del nivel del mar, olas de calor cada vez más frecuentes, largas e intensas, mayor número e intensidad de huracanes, así como cambios significativos en los hábitats de plantas y animales.

Todos podemos contribuir a disminuir esta catastrofe, para algunos será irrelevante, para nosotros sembrar 50 árboles es nuestro granito de arena.

Súmate. Siembra un árbol. Alguien te lo agradecerá algún día, mientras descansa bajo su sombra, o mientras come de sus frutos.

Hoy cumplí 50 años, y me habría encantado celebrar en grande, compartir con toda mi familia y con mis amigos del gremio, gente de agua.

Pero estamos en el peor momento de la pandemia, el semáforo epidemiológico sigue en rojo, suman ya más de 155 mil muertos en el país, y la ocupación hospitalaria ronda el 90%, hubiera sido una irresponsabilidad hacer una celebración multitudinaria en estos momentos, me parece increíble que todavía hay personas que no creen que exista el coronavirus, y a otros que celebran en grande con eventos masivos.

En lugar de eso, mi familia y yo decidimos tratar de contribuir un poquito al medio ambiente. #50años/50árboles es la campaña que lanzamos el día de hoy. Con la ayuda de muchos amigos y sus familias vamos a sembrar 50 árboles por todo el estado, algunos en sus casas, otros en parques y jardines, camellones, etc. La idea es contribuir a revertir el enorme deterioro que estamos provocando. Quienes conocieron Cuernavaca hace años podrán recordar los enormes árboles que abundaban por toda la ciudad, poco a poco, con el pretexto del desarrollo, hemos ido cortando cientos, miles de ellos, en su lugar existen hoy casas, planchas de concreto, que han ido alterando el clima, si no me cree párese en la calle cualquier día, luego párese debajo de un árbol, y dígame si no nota la diferencia.

El 2020 fue el segundo año más cálido de la historia, la temperatura media del año pasado fue solo 0.02 grados más baja que la de 2016, la más alta registrada hasta la fecha.

A pesar de los efectos que el confinamiento tuvo sobre la reducción del promedio de emisiones de gases de efecto invernadero, los efectos sobre el clima no se revertirán en corto plazo, 2020 quedará marcado en las primeras posiciones de los años más calurosos de la historia, según las mediciones realizadas por la NASA y la NOAA (Administración Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos). Los datos recabados por los observatorios convirtieron a este año en el segundo del ranking, casi empatado con el 2016.

Lo peor es que cada año es casi la misma noticia, los últimos siete años han sido también los más cálidos del registro histórico, caracterizando la dramática tendencia actual de calentamiento. Que un año bata o no un récord no es realmente relevante, lo importante son las tendencias a largo plazo. A medida que se incrementa el impacto humano en el clima, cabe esperar que se sigan rompiendo récords en los registros.

Los Acuerdos de París tienen como objetivo conseguir que la temperatura del planeta aumente menos de 2 ºC con respecto a los niveles preindustriales. Según la NASA, la temperatura media ha aumentado ya más de 1,2 ºC.

En concreto, según el Instituto Goddard de Estudios Espaciales de la NASA (GISS), el promedio de la temperatura mundial fue el año pasado un 1,02 ºC más alta que los registrados entre 1951 y 1980, el período usado como referencia, solo 0,02 grados más que la cifra máxima, alcanzada en 2016.

El aumento de las temperaturas está desatando fenómenos conocidos: pérdida de hielo marino y terrestre, aumento del nivel del mar, olas de calor cada vez más frecuentes, largas e intensas, mayor número e intensidad de huracanes, así como cambios significativos en los hábitats de plantas y animales.

Todos podemos contribuir a disminuir esta catastrofe, para algunos será irrelevante, para nosotros sembrar 50 árboles es nuestro granito de arena.

Súmate. Siembra un árbol. Alguien te lo agradecerá algún día, mientras descansa bajo su sombra, o mientras come de sus frutos.

ÚLTIMASCOLUMNAS