/ viernes 17 de septiembre de 2021

Días complejos para la derecha mexicana

Sin lugar a dudas los últimos días para el Partido Acción Nacional, no fueron los mejores, muy lejos están de sus grandes ideólogos Manuel Gómez Morin, o el maltratado por el nefasto Felipe Calderón Hinojosa,

Carlos Enrique Catillo Peraza, o de pragmáticos del talante de “Manuel de Jesús Clouthier del Rincón también conocido como “Maquío”” o el insulso Vicente Fox Quesada, o el avezado abogado Fernando Gómez-Mont Urueta, por citar algunos.

Ya que desde mi análisis como dicen los que saben “se ponen” fácilmente y fortalecen el “storytelling” del Presidente Andrés Manuel López Obrador, “viejo lobo de mar” y “tigre apaleado” que los espera con singular alegría y los ejecuta con todo en esta dicotomía que ha logrado posicionar con sobrado éxito entre: “liberales y conservadores”, “chairos y fifís” y “pobres y ricos”, argumentan sin cesar los que saben de marketing político y que desde hace lustros condenó en su obra clásica “El político y el científico”, el Sociólogo, Max Weber.

Ahora bien, los trasnochados derechistas en compañía de algunos priistas le dieron el primer “pase de gol” al Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando se reunieron y firmaron la carta de Madrid, con el impresentable líder del partido Vox, el vasco, español, que responde al nombre de Santiago Abascal Conde, que representa la ultra derecha más rancia y proto fascista al estilo de “Marion Anne Perrine "Marine" Le Pen”, en Francia, es decir, lo más cercano a Benito Amilcare Andrea Mussolini y Adolf Hitler.

Además de que el polémico líder de la ultra derecha española, revivió un debate innecesario al publicar el nombre de nuestro país en sus cuentas de redes sociales con “j” y no con “x”, lo cual fue preparando al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para meterles el “segundo gol” pero este pase se lo dieron para que lo marcara con un remate de “chilena”.

Me refiero amable lectora, lector, a la posición de la derecha sobre la despenalización del aborto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, menos mal que en la objeción de conciencia y esa polémica colisión de derechos humanos que continua en debate en el máximo tribunal del país, hasta ahora no se han pronunciado, bueno eso creo, pero regresando al polémico tema de la interrupción del embarazo a favor de la libre decisión de la mujer, el ejemplo se los puso el conservador coahuilense que escribe en el diario derechista de circulación nacional, el Reforma, Armando Fuentes Aguirre, “Catón”, que escribió algo más o menos así: “se puede estar en contra del aborto como yo, pero jamás a favor de penalizar esa conducta.”

Por cierto, hablando de la posición del aborto leí muchos y variados artículos al respecto, en ninguno se recomendó un libro de “lectura obligada” que nos sugirió a José Martínez Garrigós y al que esto escribe nuestro maestro en la Universidad de Alicante, España, Manuel Atienza Rodríguez, “El dominio de la vida” de Ronald Dworkin, que también ayudaría mucho en la objeción de conciencia en el debate postergado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pero regresando a la derecha mexicana no cabe duda que ni lo mejor que sabían hacer, es decir, ser oposición, para eso fueron concebidos, hoy lo hacen, no cabe la menor de las interrogantes que la única contra al gobierno federal de carácter profesional, seria, reflexiva y propositiva es la que representa Dante Delgado Rannauro y su liderazgo moral en Movimiento Ciudadano.

De Morelos y su derecha mejor no escribo, dicen los que están informados que “Andrea Gordillo Vega, o “Andy”” y José Luis Uriostegui Salgado, entre otros cada vez se alejan más y luego se deben de preguntan los dueños de la franquicia ¿por qué?



Te recomendamos el podcast ⬇️

Puedes escucharlo en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music

Sin lugar a dudas los últimos días para el Partido Acción Nacional, no fueron los mejores, muy lejos están de sus grandes ideólogos Manuel Gómez Morin, o el maltratado por el nefasto Felipe Calderón Hinojosa,

Carlos Enrique Catillo Peraza, o de pragmáticos del talante de “Manuel de Jesús Clouthier del Rincón también conocido como “Maquío”” o el insulso Vicente Fox Quesada, o el avezado abogado Fernando Gómez-Mont Urueta, por citar algunos.

Ya que desde mi análisis como dicen los que saben “se ponen” fácilmente y fortalecen el “storytelling” del Presidente Andrés Manuel López Obrador, “viejo lobo de mar” y “tigre apaleado” que los espera con singular alegría y los ejecuta con todo en esta dicotomía que ha logrado posicionar con sobrado éxito entre: “liberales y conservadores”, “chairos y fifís” y “pobres y ricos”, argumentan sin cesar los que saben de marketing político y que desde hace lustros condenó en su obra clásica “El político y el científico”, el Sociólogo, Max Weber.

Ahora bien, los trasnochados derechistas en compañía de algunos priistas le dieron el primer “pase de gol” al Presidente Andrés Manuel López Obrador, cuando se reunieron y firmaron la carta de Madrid, con el impresentable líder del partido Vox, el vasco, español, que responde al nombre de Santiago Abascal Conde, que representa la ultra derecha más rancia y proto fascista al estilo de “Marion Anne Perrine "Marine" Le Pen”, en Francia, es decir, lo más cercano a Benito Amilcare Andrea Mussolini y Adolf Hitler.

Además de que el polémico líder de la ultra derecha española, revivió un debate innecesario al publicar el nombre de nuestro país en sus cuentas de redes sociales con “j” y no con “x”, lo cual fue preparando al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para meterles el “segundo gol” pero este pase se lo dieron para que lo marcara con un remate de “chilena”.

Me refiero amable lectora, lector, a la posición de la derecha sobre la despenalización del aborto en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, menos mal que en la objeción de conciencia y esa polémica colisión de derechos humanos que continua en debate en el máximo tribunal del país, hasta ahora no se han pronunciado, bueno eso creo, pero regresando al polémico tema de la interrupción del embarazo a favor de la libre decisión de la mujer, el ejemplo se los puso el conservador coahuilense que escribe en el diario derechista de circulación nacional, el Reforma, Armando Fuentes Aguirre, “Catón”, que escribió algo más o menos así: “se puede estar en contra del aborto como yo, pero jamás a favor de penalizar esa conducta.”

Por cierto, hablando de la posición del aborto leí muchos y variados artículos al respecto, en ninguno se recomendó un libro de “lectura obligada” que nos sugirió a José Martínez Garrigós y al que esto escribe nuestro maestro en la Universidad de Alicante, España, Manuel Atienza Rodríguez, “El dominio de la vida” de Ronald Dworkin, que también ayudaría mucho en la objeción de conciencia en el debate postergado en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Pero regresando a la derecha mexicana no cabe duda que ni lo mejor que sabían hacer, es decir, ser oposición, para eso fueron concebidos, hoy lo hacen, no cabe la menor de las interrogantes que la única contra al gobierno federal de carácter profesional, seria, reflexiva y propositiva es la que representa Dante Delgado Rannauro y su liderazgo moral en Movimiento Ciudadano.

De Morelos y su derecha mejor no escribo, dicen los que están informados que “Andrea Gordillo Vega, o “Andy”” y José Luis Uriostegui Salgado, entre otros cada vez se alejan más y luego se deben de preguntan los dueños de la franquicia ¿por qué?



Te recomendamos el podcast ⬇️

Puedes escucharlo en: Acast, Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Deezer y Amazon Music