/ domingo 16 de agosto de 2020

¿Cuándo acabará la pandemia?

A medio año de la llegada del coronavirus a México, hay una pregunta que se mantienen en nuestra mente: ¿cuánto falta para que se termine la pandemia? Desde el inicio de la contingencia, distintas voces han hablado sobre ello, acordando que, en efecto, esta sería una pandemia larga.

Una de las opiniones que llamó la atención la semana pasada fue la del empresario y multimillonario, Bill Gates, quien en entrevista con la revista estadounidense “Wired” señaló que esta pandemia terminará a finales del 2021 —para los países más ricos del mundo— y a finales del 2022—para el resto de los países—. De acuerdo con él, esta respuesta tiene que ver con el grado de innovación que se lleva a cabo en este proceso.

Ahora, si bien esta es una opinión interesante, no es una que yo comparta por completo. Hoy, hemos avanzado un largo camino en el conocimiento de la enfermedad. Desde la forma de contagio y de los síntomas que presenta, hasta los trabajos de búsqueda de una vacuna que, por lo menos, disminuya los riesgos de complicaciones al contraer la enfermedad.

Este último punto es importante, pues es el primer rayo de luz en el túnel sobre el que hemos estado caminando juntos. Al momento en que se escribe esta columna, existen más de 160 vacunas en proceso de desarrollo a nivel mundial. Dentro de ellas, destacó la producida por Rusia, llamada “Sputnik V” que —de acuerdo con su presidente, Vladimir Putin— ha logrado pasar las verificaciones necesarias y ha mostrado signos de inmunidad duradera. No obstante, esta vacuna no ha pasado por la fase 3 de pruebas, por lo que no es vista con buenos ojos por la comunidad internacional de Salud.

Otra vacuna a la que vale la pena dar seguimiento es la desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Esta, que ya está realizando la Fase 3 de pruebas, será producida para Latinoamérica por México y Argentina. Nuestro país será el encargado de envasar y completar el proceso productivo de la vacuna, mientras que el país del sur fabricará la sustancia activa del medicamento. Esto, nos coloca en un lugar privilegiado para recibir la vacuna en cuanto esta esté disponible.

El virus, probablemente, haya llegado para quedarse; pero los riesgos de complicaciones, no. Como ha ocurrido con epidemias anteriores, el desarrollo de las vacunas es el primer paso para pasar de un estado de alerta a uno de cuidado. Asimismo, la responsabilidad que todas y todos tengamos a la hora de salir a las calles e interactuar con otras personas es muy importante para prevenir tragedias.

Lo importante ahora es ser pacientes y confiar en las personas expertas que trabajan todos los días por desarrollar la vacuna que, poco a poco, nos regresará algo de la normalidad que nos arrebató el covid-19. Ser responsables ahora y después de que este medicamento llegue será un acto de heroísmo que salvará vidas hasta que controlemos como especie a este virus.

Los que hemos aprendido acerca del cuidado personal, de las medidas de higiene y de la propagación de virus (cualquiera) en esta contingencia, debemos mantenerlo aún después de que esta termine. Tenemos la oportunidad de ser más responsables y sanos. Sigamos mejorando todos los días. Cuando la pandemia termine, estoy convencida de que seremos más fuertes.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

A medio año de la llegada del coronavirus a México, hay una pregunta que se mantienen en nuestra mente: ¿cuánto falta para que se termine la pandemia? Desde el inicio de la contingencia, distintas voces han hablado sobre ello, acordando que, en efecto, esta sería una pandemia larga.

Una de las opiniones que llamó la atención la semana pasada fue la del empresario y multimillonario, Bill Gates, quien en entrevista con la revista estadounidense “Wired” señaló que esta pandemia terminará a finales del 2021 —para los países más ricos del mundo— y a finales del 2022—para el resto de los países—. De acuerdo con él, esta respuesta tiene que ver con el grado de innovación que se lleva a cabo en este proceso.

Ahora, si bien esta es una opinión interesante, no es una que yo comparta por completo. Hoy, hemos avanzado un largo camino en el conocimiento de la enfermedad. Desde la forma de contagio y de los síntomas que presenta, hasta los trabajos de búsqueda de una vacuna que, por lo menos, disminuya los riesgos de complicaciones al contraer la enfermedad.

Este último punto es importante, pues es el primer rayo de luz en el túnel sobre el que hemos estado caminando juntos. Al momento en que se escribe esta columna, existen más de 160 vacunas en proceso de desarrollo a nivel mundial. Dentro de ellas, destacó la producida por Rusia, llamada “Sputnik V” que —de acuerdo con su presidente, Vladimir Putin— ha logrado pasar las verificaciones necesarias y ha mostrado signos de inmunidad duradera. No obstante, esta vacuna no ha pasado por la fase 3 de pruebas, por lo que no es vista con buenos ojos por la comunidad internacional de Salud.

Otra vacuna a la que vale la pena dar seguimiento es la desarrollada por el laboratorio AstraZeneca y la Universidad de Oxford. Esta, que ya está realizando la Fase 3 de pruebas, será producida para Latinoamérica por México y Argentina. Nuestro país será el encargado de envasar y completar el proceso productivo de la vacuna, mientras que el país del sur fabricará la sustancia activa del medicamento. Esto, nos coloca en un lugar privilegiado para recibir la vacuna en cuanto esta esté disponible.

El virus, probablemente, haya llegado para quedarse; pero los riesgos de complicaciones, no. Como ha ocurrido con epidemias anteriores, el desarrollo de las vacunas es el primer paso para pasar de un estado de alerta a uno de cuidado. Asimismo, la responsabilidad que todas y todos tengamos a la hora de salir a las calles e interactuar con otras personas es muy importante para prevenir tragedias.

Lo importante ahora es ser pacientes y confiar en las personas expertas que trabajan todos los días por desarrollar la vacuna que, poco a poco, nos regresará algo de la normalidad que nos arrebató el covid-19. Ser responsables ahora y después de que este medicamento llegue será un acto de heroísmo que salvará vidas hasta que controlemos como especie a este virus.

Los que hemos aprendido acerca del cuidado personal, de las medidas de higiene y de la propagación de virus (cualquiera) en esta contingencia, debemos mantenerlo aún después de que esta termine. Tenemos la oportunidad de ser más responsables y sanos. Sigamos mejorando todos los días. Cuando la pandemia termine, estoy convencida de que seremos más fuertes.


Senadora por Morelos

Redes sociales: @LuciaMezaGzm

ÚLTIMASCOLUMNAS
domingo 27 de septiembre de 2020

Reactivar a Morelos

Lucía Meza

lunes 14 de septiembre de 2020

Tiempo de definiciones

Lucía Meza

domingo 06 de septiembre de 2020

Alerta en Morelos

Lucía Meza

domingo 30 de agosto de 2020

Aprehende en casa

Lucía Meza

domingo 23 de agosto de 2020

La voz del pueblo

Lucía Meza

domingo 09 de agosto de 2020

Resiliente 2020

Lucía Meza

domingo 02 de agosto de 2020

¿Por qué paridad?

Lucía Meza

domingo 26 de julio de 2020

Regreso a clases

Lucía Meza

Cargar Más