/ lunes 28 de agosto de 2017

Un tepozteco entrevista a Rius, un tepoztizo

Jesús Sedano

Después de vivir en la Ciudad de la Eterna Primaveray al ver que cada día perdía su tranquilidad, Eduardo Humbertodel Río García, mejor conocido como “Rius”, decide llegar alpueblo de Tepoztlán, Morelos. Se convirtió en un “tepoztizo”por elección, costumbre de referirse a quién no nació en elpueblo y llega a vivir entre sus tierras.

Nació en Zamora, Michoacán, el 20 de junio de 1934,“nací muy chiquito” es así como el maestro “Rius” mecomienza a platicar, entre las butacas del Auditorio Ilhuicalli,mientras esperábamos la proyección del documental, durante el1er. Festival de la Memoria Cine Documental Iberoamericano en2007.espués de vivir en la Ciudad de la Eterna Primavera y al verque cada día perdía su tranquilidad, Eduardo Humberto del RíoGarcía, mejor conocido como “Rius”, decide llegar al pueblo deTepoztlán, Morelos. Se convirtió en un “tepoztizo” porelección, costumbre de referirse a quién no nació en el pueblo yllega a vivir entre sus tierras.

¿Qué recuerdos tiene de suinfancia?

El mismo año que nací, mi padre murió; yo fuiniño de vecindad. Tuve una infancia y juventud muy reprimida, mimadre era muy católica y decidió meternos a estudiar enseminarios junto a mis dos hermanos, para ver si alguno de los tresnos hacíamos obispos y salíamos de pobre, pero no se le hizo a mipobre madre, (entre carcajadas). No viví la vida de los niños demi tiempo, ni de los jóvenes. A los 16 años salí del seminario,desde entonces empecé a vivir mi tipo de vida. Mis anécdotassobre mi infancia y adolescencia, están basadas en el seminario.(Con voz de nostalgia me respondió).

¿Cómo ve a Tepoztlán?

Es un pueblo tranquilo, me gusta mucho, es muytípico, excepto cuando empiezan a aventar los cohetes, casi todoslos días. Pero, con todo eso, me gusta Tepoztlán. Me gustacaminar por sus calles, relativamente todo está cerca, vivo cercadel centro.Es un pueblo que resiste a un progreso y quiere seguirconservando sus fiestas y costumbres. Sobre tradiciones algunasestán bien, pero otras no tanto; algunas no aportan nada a sugente.

No soy religioso, siempre estaré agradecido a Diosque me haya vuelto ateo y a la Iglesia Católica le agradezco seranticlerical. Mira, Tepoztlán debe de mantener ciertastradiciones; desde mi opinión, muchas no deben de seguir, sonnegativas; festejar algo o alguien es a base de alcohol.

No hay ningún avance para la gente, sólo quedaestancada en la costumbre religiosa católica. Tolo lo que estáligado a la iglesia es cosa del pasado, no permite que la mentepiense. El avance de un pueblo debe de ser por su manera de pensary no sólo enfocarse a lo material. La religión es un impedimentodel progreso. Su carnaval, los chinelos, bandas desafinadas,cohetes, alcohol, contaminación al pueblo. Gente que sólo viene atirar basura.

Tepoztlán y sus jóvenes Buen momento para ti, comotepozteco que ves a tu pueblo en tema cultural y, por ejemplo, alos organizadores de festivales, es tiempo de encargarse de verqué pasa con la juventud y qué valores tiene. Realmente, yo conla juventud tengo poco contacto; veo que andan en las calles, endrogas y pachanga de música.

De joven ¿Qué meta tuvo?

Quise estudiar, pero, al no contar con documentos,los únicos papeles que tengo es hasta el quinto grado de primaria.Ganar dinero para poder vivir, poder comer.

Inicios en la historieta

Es muy curioso, yo trabajé en una agencia funerariamuy famosa en la Ciudad de México. Era encargado del teléfono, ypara matar el tiempo me ponía a hacer monitos, leía un poco yhacía crucigramas. Un día, llegó una persona a pedir unallamada, a un lado del teléfono tenía mi hoja con los monitos queacababa de dibujar; sacó su tarjeta y me dijo, si algún día sele ocurre algún chiste me lo lleva. De quién te platico es deldirector de la revista Ja-Já, una revista de caricaturas dechistes; “de chiripa”, así empecé como caricaturista.

Fue difícil lograr que alguien me publicara; en esosaños existían pocos medios y una gran censura. Tuve que manejarun humor dependiendo del periódico o de la revista, y así losdueños voltearan a ver mi trabajo inofensivo. Los caricaturistasde esa época me dijeron cómo debía hacerle para que no se dierancuenta del verdadero contenido de mis caricaturas.

Entonces me hice una meta: seré un buencaricaturista; no el mejor del universo, sino un buencaricaturista. No sé si lo he logrado, hasta el día de hoy, a mis73 años de edad.

¿En qué periódicos publicó?

En todos los periódicos de México, pero así comome publicaron, también, me han corrido de varios, por mis ideas;soy ateo, vegetariano, comunista. Peor no se puede ser (entrecarcajada me comentó); he tenido muchos problemas en un paísguadalupano o no me aceptan por estar en contra del gobierno.

¿Sobre la historieta?

En Los Supermachos manejé el lenguaje literario, aligual que en el cuento; en la historieta hay que contar pequeñashistorias y a eso me entregué.

¿Personajes queridos?

Todos son hijos míos, me es difícil poder decirqué personaje. En fin, todos me gustan; todos me han acompañado yson producto de mi trabajo, de mi forma de pensar y comunicar.

Con Nopaltzin me siento más seguro para hacerchistes, es el mexicano irresponsable, borracho, parrandero. Sepresta para hacer humor.

Calzonzin refleja al indio que quiere dejar de serexplotado, siempre se mete en problemas. Este personaje se volvióde carne y hueso con los zapatistas.

¿En qué se basa para suscaricaturas?

Trato que sean un reflejo de la vida cotidiana,momentos que le pasa a la gente. Prefiero historietas de locotidiano a caer en superhéroes, que no son comunes y corrientes,en concreto no hago tarugadas.

¿Qué quiere comunicar?

Deseo que la gente se identifique con el humor quetrato de hacer, que a través de esto sean mejores y no a base dementiras como Superman o extraterrestres, por ejemplo. Mejor que seidentifique con el humor ligado a la realidad de nuestra vida. Eshacer humor más ligero a la vida de los jodidos.

¿Qué le gusta?

Me gusta la música clásica, el jazz, un buen café,un rico vino tinto; me gusta bailar, aunque la música de ahora nole entiendo nada; también me gusta el rock y me considerocinéfilo.

Cinéfilo de corazón

Sí, me gusta ver cine, más el documental. Es unaforma de viajar, conocer, aprender, saber la realidad de nuestroentorno. Por ello estoy acá, me agrada tener cine documental enTepoztlán, por medio de este Festival de la Memoria. Espero siga ydure muchos años, sobre todo venga la gente a ver materialfílmico a nivel Internacional. Hace mucha falta abrir espacios deproyección.

La pasión a la lectura Durante el seminario meenseñaron a leer, nunca me gustó lo que leía. La lectura ladescubrí después de estar en el seminario, pude empezar a leer dea de veras.

Cuando trabajé en la funeraria, atrás de BellasArtes, en la avenida Hidalgo se encontraba la librería Duarte, enmis tiempos libres me escapaba para ir a leer los libros. Gracias aeso conocí la literatura mexicana y universal. Mi universidad yfacultad de letras fue la librería, así considero miformación.

Sobre la lectura y escritura

La lectura sirve para viajar, puede mejorar la vida alas personas, las hace pensar, actuar; sirve para divertirse, pasarun buen rato y ayuda a echar andar la imaginación. Adquiere unchorro de conocimientos, te ayuda a defenderte en unaconversación, sirve para mucho más de lo que uno cree. Sólobasta que los motiven a leer, aquí no interviene la condiciónsocial.

Me ayudo a salir adelante, a defenderme, a crecercomo persona, a descubrir otros mundos, a profesionalizarme. Esapasionante y también terapéutico.

¿Cómo contagiar el gusto por lalectura?

Es muy difícil empezar a leer, no vas a encontrarquien te platique o invite a leer un buen autor. Espero que losmaestros de primaria y secundaria hagan un buen papel dentro de esamaravillosa labor; pero es difícil ahora, con estas nuevasgeneraciones de maestros, que solo esperan heredar la plaza, sintener la mínima pasión y vocación. La SEP debería realizar unexamen para ver qué grado de capacidad tienen y no sólo esperarla oportunidad de agarrar plaza.

Sus libros

Para mí, son mi gloria; he cambiado muchas vidas,desde comandantes, guerrilleros, curas y estudiantes de prepa. Sehan vuelto ateos, vegetarianos, ahora sí, por mi culpa, por miculpa, eso me da bastante gusto y le da sentido a mi vida.

He publicado sobre historia, filosofía, religión,política, medicina popular, música, gastronomía, sexualidad,arte.

¿Quién es “Rius”?

Me considero como una defensa de los que no tienenvoz, alguien que buscó un lenguaje propio, trato de ser mejor cadadía y la práctica diaria me hizo encontrar mi propio estilo.

UN CONSEJO

El periodismo te sirva para hacer cosas buenas, quelo que hagas sirva a la gente. No olvides de hacer las cosas sinolvidar la realidad, las necesidades de quien te lee. Te felicitopor tu gran labor, pasión, ganas de hacer las cosas en tupueblo.

Pocos son quienes se entregan; te observo y la mismagente te aplaude. No sé si te sirva el que sea tu padrino, osepulte tu carrera cuando lo sepan. Pero, me da gusto que hayasdecido que lo fuera. Nada de esto; tú solo te darás a conocer, yalo verás. Serás un referente para los jóvenes de tu comunidad,ya bien dicen “querer es poder”. ‒Y me dio una palmada en lamejilla, y concluyó‒ “nadie es profeta en su tierra”

Mírame a mí, ahora me dicen que soy caricaturista,historietista, escritor, crítico, realmente no sé si lo sea ono.

Así concluimos la plática, y porque dieron aviso deque iba a dar inicio la proyección en la sala de Ilhuicalli.

Jesús Sedano

Después de vivir en la Ciudad de la Eterna Primaveray al ver que cada día perdía su tranquilidad, Eduardo Humbertodel Río García, mejor conocido como “Rius”, decide llegar alpueblo de Tepoztlán, Morelos. Se convirtió en un “tepoztizo”por elección, costumbre de referirse a quién no nació en elpueblo y llega a vivir entre sus tierras.

Nació en Zamora, Michoacán, el 20 de junio de 1934,“nací muy chiquito” es así como el maestro “Rius” mecomienza a platicar, entre las butacas del Auditorio Ilhuicalli,mientras esperábamos la proyección del documental, durante el1er. Festival de la Memoria Cine Documental Iberoamericano en2007.espués de vivir en la Ciudad de la Eterna Primavera y al verque cada día perdía su tranquilidad, Eduardo Humberto del RíoGarcía, mejor conocido como “Rius”, decide llegar al pueblo deTepoztlán, Morelos. Se convirtió en un “tepoztizo” porelección, costumbre de referirse a quién no nació en el pueblo yllega a vivir entre sus tierras.

¿Qué recuerdos tiene de suinfancia?

El mismo año que nací, mi padre murió; yo fuiniño de vecindad. Tuve una infancia y juventud muy reprimida, mimadre era muy católica y decidió meternos a estudiar enseminarios junto a mis dos hermanos, para ver si alguno de los tresnos hacíamos obispos y salíamos de pobre, pero no se le hizo a mipobre madre, (entre carcajadas). No viví la vida de los niños demi tiempo, ni de los jóvenes. A los 16 años salí del seminario,desde entonces empecé a vivir mi tipo de vida. Mis anécdotassobre mi infancia y adolescencia, están basadas en el seminario.(Con voz de nostalgia me respondió).

¿Cómo ve a Tepoztlán?

Es un pueblo tranquilo, me gusta mucho, es muytípico, excepto cuando empiezan a aventar los cohetes, casi todoslos días. Pero, con todo eso, me gusta Tepoztlán. Me gustacaminar por sus calles, relativamente todo está cerca, vivo cercadel centro.Es un pueblo que resiste a un progreso y quiere seguirconservando sus fiestas y costumbres. Sobre tradiciones algunasestán bien, pero otras no tanto; algunas no aportan nada a sugente.

No soy religioso, siempre estaré agradecido a Diosque me haya vuelto ateo y a la Iglesia Católica le agradezco seranticlerical. Mira, Tepoztlán debe de mantener ciertastradiciones; desde mi opinión, muchas no deben de seguir, sonnegativas; festejar algo o alguien es a base de alcohol.

No hay ningún avance para la gente, sólo quedaestancada en la costumbre religiosa católica. Tolo lo que estáligado a la iglesia es cosa del pasado, no permite que la mentepiense. El avance de un pueblo debe de ser por su manera de pensary no sólo enfocarse a lo material. La religión es un impedimentodel progreso. Su carnaval, los chinelos, bandas desafinadas,cohetes, alcohol, contaminación al pueblo. Gente que sólo viene atirar basura.

Tepoztlán y sus jóvenes Buen momento para ti, comotepozteco que ves a tu pueblo en tema cultural y, por ejemplo, alos organizadores de festivales, es tiempo de encargarse de verqué pasa con la juventud y qué valores tiene. Realmente, yo conla juventud tengo poco contacto; veo que andan en las calles, endrogas y pachanga de música.

De joven ¿Qué meta tuvo?

Quise estudiar, pero, al no contar con documentos,los únicos papeles que tengo es hasta el quinto grado de primaria.Ganar dinero para poder vivir, poder comer.

Inicios en la historieta

Es muy curioso, yo trabajé en una agencia funerariamuy famosa en la Ciudad de México. Era encargado del teléfono, ypara matar el tiempo me ponía a hacer monitos, leía un poco yhacía crucigramas. Un día, llegó una persona a pedir unallamada, a un lado del teléfono tenía mi hoja con los monitos queacababa de dibujar; sacó su tarjeta y me dijo, si algún día sele ocurre algún chiste me lo lleva. De quién te platico es deldirector de la revista Ja-Já, una revista de caricaturas dechistes; “de chiripa”, así empecé como caricaturista.

Fue difícil lograr que alguien me publicara; en esosaños existían pocos medios y una gran censura. Tuve que manejarun humor dependiendo del periódico o de la revista, y así losdueños voltearan a ver mi trabajo inofensivo. Los caricaturistasde esa época me dijeron cómo debía hacerle para que no se dierancuenta del verdadero contenido de mis caricaturas.

Entonces me hice una meta: seré un buencaricaturista; no el mejor del universo, sino un buencaricaturista. No sé si lo he logrado, hasta el día de hoy, a mis73 años de edad.

¿En qué periódicos publicó?

En todos los periódicos de México, pero así comome publicaron, también, me han corrido de varios, por mis ideas;soy ateo, vegetariano, comunista. Peor no se puede ser (entrecarcajada me comentó); he tenido muchos problemas en un paísguadalupano o no me aceptan por estar en contra del gobierno.

¿Sobre la historieta?

En Los Supermachos manejé el lenguaje literario, aligual que en el cuento; en la historieta hay que contar pequeñashistorias y a eso me entregué.

¿Personajes queridos?

Todos son hijos míos, me es difícil poder decirqué personaje. En fin, todos me gustan; todos me han acompañado yson producto de mi trabajo, de mi forma de pensar y comunicar.

Con Nopaltzin me siento más seguro para hacerchistes, es el mexicano irresponsable, borracho, parrandero. Sepresta para hacer humor.

Calzonzin refleja al indio que quiere dejar de serexplotado, siempre se mete en problemas. Este personaje se volvióde carne y hueso con los zapatistas.

¿En qué se basa para suscaricaturas?

Trato que sean un reflejo de la vida cotidiana,momentos que le pasa a la gente. Prefiero historietas de locotidiano a caer en superhéroes, que no son comunes y corrientes,en concreto no hago tarugadas.

¿Qué quiere comunicar?

Deseo que la gente se identifique con el humor quetrato de hacer, que a través de esto sean mejores y no a base dementiras como Superman o extraterrestres, por ejemplo. Mejor que seidentifique con el humor ligado a la realidad de nuestra vida. Eshacer humor más ligero a la vida de los jodidos.

¿Qué le gusta?

Me gusta la música clásica, el jazz, un buen café,un rico vino tinto; me gusta bailar, aunque la música de ahora nole entiendo nada; también me gusta el rock y me considerocinéfilo.

Cinéfilo de corazón

Sí, me gusta ver cine, más el documental. Es unaforma de viajar, conocer, aprender, saber la realidad de nuestroentorno. Por ello estoy acá, me agrada tener cine documental enTepoztlán, por medio de este Festival de la Memoria. Espero siga ydure muchos años, sobre todo venga la gente a ver materialfílmico a nivel Internacional. Hace mucha falta abrir espacios deproyección.

La pasión a la lectura Durante el seminario meenseñaron a leer, nunca me gustó lo que leía. La lectura ladescubrí después de estar en el seminario, pude empezar a leer dea de veras.

Cuando trabajé en la funeraria, atrás de BellasArtes, en la avenida Hidalgo se encontraba la librería Duarte, enmis tiempos libres me escapaba para ir a leer los libros. Gracias aeso conocí la literatura mexicana y universal. Mi universidad yfacultad de letras fue la librería, así considero miformación.

Sobre la lectura y escritura

La lectura sirve para viajar, puede mejorar la vida alas personas, las hace pensar, actuar; sirve para divertirse, pasarun buen rato y ayuda a echar andar la imaginación. Adquiere unchorro de conocimientos, te ayuda a defenderte en unaconversación, sirve para mucho más de lo que uno cree. Sólobasta que los motiven a leer, aquí no interviene la condiciónsocial.

Me ayudo a salir adelante, a defenderme, a crecercomo persona, a descubrir otros mundos, a profesionalizarme. Esapasionante y también terapéutico.

¿Cómo contagiar el gusto por lalectura?

Es muy difícil empezar a leer, no vas a encontrarquien te platique o invite a leer un buen autor. Espero que losmaestros de primaria y secundaria hagan un buen papel dentro de esamaravillosa labor; pero es difícil ahora, con estas nuevasgeneraciones de maestros, que solo esperan heredar la plaza, sintener la mínima pasión y vocación. La SEP debería realizar unexamen para ver qué grado de capacidad tienen y no sólo esperarla oportunidad de agarrar plaza.

Sus libros

Para mí, son mi gloria; he cambiado muchas vidas,desde comandantes, guerrilleros, curas y estudiantes de prepa. Sehan vuelto ateos, vegetarianos, ahora sí, por mi culpa, por miculpa, eso me da bastante gusto y le da sentido a mi vida.

He publicado sobre historia, filosofía, religión,política, medicina popular, música, gastronomía, sexualidad,arte.

¿Quién es “Rius”?

Me considero como una defensa de los que no tienenvoz, alguien que buscó un lenguaje propio, trato de ser mejor cadadía y la práctica diaria me hizo encontrar mi propio estilo.

UN CONSEJO

El periodismo te sirva para hacer cosas buenas, quelo que hagas sirva a la gente. No olvides de hacer las cosas sinolvidar la realidad, las necesidades de quien te lee. Te felicitopor tu gran labor, pasión, ganas de hacer las cosas en tupueblo.

Pocos son quienes se entregan; te observo y la mismagente te aplaude. No sé si te sirva el que sea tu padrino, osepulte tu carrera cuando lo sepan. Pero, me da gusto que hayasdecido que lo fuera. Nada de esto; tú solo te darás a conocer, yalo verás. Serás un referente para los jóvenes de tu comunidad,ya bien dicen “querer es poder”. ‒Y me dio una palmada en lamejilla, y concluyó‒ “nadie es profeta en su tierra”

Mírame a mí, ahora me dicen que soy caricaturista,historietista, escritor, crítico, realmente no sé si lo sea ono.

Así concluimos la plática, y porque dieron aviso deque iba a dar inicio la proyección en la sala de Ilhuicalli.