/ sábado 7 de diciembre de 2019

[Especial] Divide comercio a ricos y pobres

Desde principios de los años setenta, la Organización Internacional del Trabajo popularizó al sector informal


La discusión constante entre el comercio formal e informal ha provocado una exigencia de la desaparición de uno sobre el otro, pero estas palabras que se contraponen, han pasado incluso a clasificar a una actividad clara entre ricos y pobres.

Los pobres no solo de México, sino de otras partes del mundo, han mostrado una infinita gama de alternativas de las que echan mano para producir, sobrevivir y reproducirse.

Desde principios de los años setenta, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) popularizó nombre con el que se les conoce: sector informal.

Por oposición nuevamente dual, a un sector formal, se puede leer en el ensayo El significado del sector informal y la microempresa en América Latina y en México, de Carlos Alba Vega y Dirk Kruijt, a partir de un análisis amplio, el autor refiere que el asunto -entre lo formal y lo informal- es relevante en la medida que una respecto a la otra se ha convertido en una alternativa que ha permitido "que grandes contingentes de la población de nuestras sociedades hayan podido sobrevivir por sí mismos en los momentos más difíciles de la crisis de los años ochenta, cuando el Estado emprendió el ajuste y la reforma estructural, y también cuando el sector privado reestructuró el aparato industrial; fenómenos que agudizaron el ya de por sí grave problema del desempleo y subempleo".

Por ello, continúa el ensayo, por el deterioro del empleo y los ingresos, "la economía de los pobres ha mostrado una extraordinaria capacidad de echar mano de sus recursos para salir adelante, aunque a costa de imponer a sus miembros mayores cargas: multiempleo para los hombres, doble jornada para las mujeres, ocupación infantil sistemática. Se trata, además, de un problema que no es de carácter coyuntural sino de larga duración".

Archivo | El Sol de Cuernavaca

MORELOS, UN LUGAR EN EL SUBEMPLEO

Durante la comparecencia de Ana Cecilia Rodríguez González, titular de la Secretaría Desarrollo Económico y del Trabajo del estado (SDEyT), frente a la Comisión de Desarrollo Económico del Congreso el pasado 28 de febrero de este año, aceptó que Morelos tiene indicadores fuertes en materia de informalidad, debido a que al menos el 60 por ciento de la población activa trabaja en la informalidad.

Con base en este escenario, en un artículo publicado en El Sol de Cuernavaca el director Daniel Martínez, explicó de forma contundente esta encrucijada, "la informalidad genera condiciones de competencia desleal contra el comercio establecido, inhibe el desarrollo de fuentes de empleo formal y de calidad, lesiona el orden social, y trasgrede el estado de derecho. Esta realidad debiera ser más dura que los argumentos humanitarios del tipo “¿y qué va a comer esa gente?”, siempre que el andamiaje para legalizar un negocio, sea mucho más sencillo en términos reales.

La dura realidad, es que el tema parecía no importarle a nadie incluido a ningún nivel de gobierno, al advertir que la fórmula actual, "la que relaja las condiciones de apertura y funcionamiento, pero se hace de la vista gorda cuando hay que enfrentar a la informalidad; no ha generado resultados positivos, por el contrario, se ha traducido en el aumento de la informalidad más grande del que se tenga registro en la historia de Morelos cuyas autoridades permitieron y hasta fomentaron que en sólo un año, el trabajo informal haya pasado del 62 al 65 por ciento de la planta productiva".

Sobre este tema la revista especializada Hypatia publicó un articulo el pasado 10 de noviembre con el título Las microempresas en el estado de Morelos, escrito por Sergio Antonio Chavarría Puga y Miriam A. Chavarria Santibáñez, en ese análisis, refieren de manera tajante que en el estado de Morelos 252 mil 562 personas se encuentran ocupadas en la informalidad; es decir, el 32.9% de la Población Económicamente Activa (PEA). Por otra parte la informalidad laboral tanto en el país como en la entidad, es del 60 y 65 por ciento respectivamente, casi 30 millones de personas a nivel nacional y medio millón en Morelos.

A diferencia de quienes han visto en estas dos formas -formal e informal- una disputa consideran que una es el complemento de la otra, porque el sector informal ocupa un lugar importante en la economía de Morelos y del país.

LOS FORMALES

Para el sector de la iniciativa privada cada día aumenta la informalidad, primero porque para muchos en lugar de pagar impuestos, solo agarras un lugar y pagas un permiso, y representan una competencia desleal, aunque "es gente muy trabajadora que le va bien, por la gran variedad sobre todo en alimentos, pero no paga seguro social, protección civil, ni impuestos en general, no se paga nada", expresó, Harry Nielsen León presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cuernavaca.

Pero la autoridad, tiene mucho que ver en el crecimiento de la informalidad y del mercado negro, porque no contribuye a la circulación del recurso económico al cancelar todas las obras y tampoco quiere controlar esta informalidad.

INFORMALES O AMBULANTES

Era el 4 de abril del 2019 un grupo de inspectores del Ayuntamiento de Cuernavaca de manera extraña llegó hasta las calles del Centro, dijeron que era una inspección para verificar los permisos de los puestos que gradualmente fueron invadiendo las banquetas desde el 2012, sin que ninguna autoridad municipal hiciera algo. Era el primer intento de la actual administración capitalina para tratar de retirar el ambulantaje.

Sin embargo, de acuerdo con Benhur Hernández Bringas, los comerciantes en la vía pública están dispuestos a pagar impuestos, incluso a ser reubicados en alguna zona donde no invadan las banquetas; y advirtió en ese momento, que sus casi mil 500 afiliados cuentan con permisos desde el 2006, incluso notariado y por eso no acepta que se les clasifique como ambulantes, además son personas que buscan ganarse la vida de manera legal.


La discusión constante entre el comercio formal e informal ha provocado una exigencia de la desaparición de uno sobre el otro, pero estas palabras que se contraponen, han pasado incluso a clasificar a una actividad clara entre ricos y pobres.

Los pobres no solo de México, sino de otras partes del mundo, han mostrado una infinita gama de alternativas de las que echan mano para producir, sobrevivir y reproducirse.

Desde principios de los años setenta, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) popularizó nombre con el que se les conoce: sector informal.

Por oposición nuevamente dual, a un sector formal, se puede leer en el ensayo El significado del sector informal y la microempresa en América Latina y en México, de Carlos Alba Vega y Dirk Kruijt, a partir de un análisis amplio, el autor refiere que el asunto -entre lo formal y lo informal- es relevante en la medida que una respecto a la otra se ha convertido en una alternativa que ha permitido "que grandes contingentes de la población de nuestras sociedades hayan podido sobrevivir por sí mismos en los momentos más difíciles de la crisis de los años ochenta, cuando el Estado emprendió el ajuste y la reforma estructural, y también cuando el sector privado reestructuró el aparato industrial; fenómenos que agudizaron el ya de por sí grave problema del desempleo y subempleo".

Por ello, continúa el ensayo, por el deterioro del empleo y los ingresos, "la economía de los pobres ha mostrado una extraordinaria capacidad de echar mano de sus recursos para salir adelante, aunque a costa de imponer a sus miembros mayores cargas: multiempleo para los hombres, doble jornada para las mujeres, ocupación infantil sistemática. Se trata, además, de un problema que no es de carácter coyuntural sino de larga duración".

Archivo | El Sol de Cuernavaca

MORELOS, UN LUGAR EN EL SUBEMPLEO

Durante la comparecencia de Ana Cecilia Rodríguez González, titular de la Secretaría Desarrollo Económico y del Trabajo del estado (SDEyT), frente a la Comisión de Desarrollo Económico del Congreso el pasado 28 de febrero de este año, aceptó que Morelos tiene indicadores fuertes en materia de informalidad, debido a que al menos el 60 por ciento de la población activa trabaja en la informalidad.

Con base en este escenario, en un artículo publicado en El Sol de Cuernavaca el director Daniel Martínez, explicó de forma contundente esta encrucijada, "la informalidad genera condiciones de competencia desleal contra el comercio establecido, inhibe el desarrollo de fuentes de empleo formal y de calidad, lesiona el orden social, y trasgrede el estado de derecho. Esta realidad debiera ser más dura que los argumentos humanitarios del tipo “¿y qué va a comer esa gente?”, siempre que el andamiaje para legalizar un negocio, sea mucho más sencillo en términos reales.

La dura realidad, es que el tema parecía no importarle a nadie incluido a ningún nivel de gobierno, al advertir que la fórmula actual, "la que relaja las condiciones de apertura y funcionamiento, pero se hace de la vista gorda cuando hay que enfrentar a la informalidad; no ha generado resultados positivos, por el contrario, se ha traducido en el aumento de la informalidad más grande del que se tenga registro en la historia de Morelos cuyas autoridades permitieron y hasta fomentaron que en sólo un año, el trabajo informal haya pasado del 62 al 65 por ciento de la planta productiva".

Sobre este tema la revista especializada Hypatia publicó un articulo el pasado 10 de noviembre con el título Las microempresas en el estado de Morelos, escrito por Sergio Antonio Chavarría Puga y Miriam A. Chavarria Santibáñez, en ese análisis, refieren de manera tajante que en el estado de Morelos 252 mil 562 personas se encuentran ocupadas en la informalidad; es decir, el 32.9% de la Población Económicamente Activa (PEA). Por otra parte la informalidad laboral tanto en el país como en la entidad, es del 60 y 65 por ciento respectivamente, casi 30 millones de personas a nivel nacional y medio millón en Morelos.

A diferencia de quienes han visto en estas dos formas -formal e informal- una disputa consideran que una es el complemento de la otra, porque el sector informal ocupa un lugar importante en la economía de Morelos y del país.

LOS FORMALES

Para el sector de la iniciativa privada cada día aumenta la informalidad, primero porque para muchos en lugar de pagar impuestos, solo agarras un lugar y pagas un permiso, y representan una competencia desleal, aunque "es gente muy trabajadora que le va bien, por la gran variedad sobre todo en alimentos, pero no paga seguro social, protección civil, ni impuestos en general, no se paga nada", expresó, Harry Nielsen León presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Cuernavaca.

Pero la autoridad, tiene mucho que ver en el crecimiento de la informalidad y del mercado negro, porque no contribuye a la circulación del recurso económico al cancelar todas las obras y tampoco quiere controlar esta informalidad.

INFORMALES O AMBULANTES

Era el 4 de abril del 2019 un grupo de inspectores del Ayuntamiento de Cuernavaca de manera extraña llegó hasta las calles del Centro, dijeron que era una inspección para verificar los permisos de los puestos que gradualmente fueron invadiendo las banquetas desde el 2012, sin que ninguna autoridad municipal hiciera algo. Era el primer intento de la actual administración capitalina para tratar de retirar el ambulantaje.

Sin embargo, de acuerdo con Benhur Hernández Bringas, los comerciantes en la vía pública están dispuestos a pagar impuestos, incluso a ser reubicados en alguna zona donde no invadan las banquetas; y advirtió en ese momento, que sus casi mil 500 afiliados cuentan con permisos desde el 2006, incluso notariado y por eso no acepta que se les clasifique como ambulantes, además son personas que buscan ganarse la vida de manera legal.

Seguridad

Multihomicidio de Temixco ya es investigado por la FGR: López Obrador

El presidente de la República calificó como un acto de “barbarie” lo acontecido en el fraccionamiento Las Brisas

Local

Por esta razón aumenta la letalidad en Morelos

Cinco municipios encabezan la lista con mayor número de cosos por Covid-19

Local

Entrega diputado Alfonso Sotelo material quirúrgico a la jurisdicción sanitaria II

Ante el personal de salud, refrendó su compromiso personal para respaldar a quienes hoy arriesgan su vida por salvar a los demás

Local

Celebran maestros entregando equipo de salud a hospitales

Los maestros participaron con gran entusiasmo en esta dinámica para aportar su granito de arena y entregar el equipo que tanta falta hace

Cultura

En busca de un rostro: Kʼinich Janaabʼ Pakal de Palenque  

En esta ocasión y a través de “Contigo en la Distancia”, el INAH ofrece un documental sobre K’inich Janaab’ Pakal, quien gobernó la ciudad de Palenque durante 68 años

Local

En Xoxocotla: Habrá operativos ante incremento de casos de Covid-19

Se reforzarán acciones a través de operativos conjuntos con el Consejo Municipal, informa el Centro Estatal de Contingencias

Local

Operativos para inhibir la movilidad en diez municipios: Salud

Se invita a la población a participar de manera activa acatando las medidas establecidas en la Jornada Nacional de Sana Distancia

Mundo

España declara 10 días de luto por víctimas del Covid-19

Hasta ahora se han registrado 27 mil defunciones y más de 236 mil contagios en el país

Sociedad

Exigen castigo para mujer que arrojó agua hirviendo a un perro en Minatitlán

El personal veterinario detectó que el animal tenía al menos el 90% de su superficie corporal con quemaduras