/ sábado 2 de mayo de 2020

[Especial] Confinamiento en la casa trae más problemas entre vecinos

En algunas unidades habitacionales las personas se enfrentan a fiestas y escándalos, así como escasez de agua

“Si antes no dejaba dormir con sus escándalos y sus fiestas, ahora que no trabaja y tiene que estar guardado aquí en su casa es peor”, dijo Andrea al ver a su vecino Juan llegar con una botella de licor y "botana" a su departamento en el cuarto piso, luego de que ella vive en el quinto nivel en un edificio de la unidad habitacional Teopanzolco.

Lucila, quien por su parte tiene su domicilio en el tercer piso en la unidad habitacional de Lomas de Cortés, se queja de que solo tienen servicio de agua potable dos días a la semana y cuando bien les va hasta tres. Y por ello, cuando se quedan sin el vital líquido ella y sus tres menores hijos tienen que ir a la casa de su cuñado a bañarse.

Teresa, quien vive sola en una unidad habitacional de Jiutepec al haberse separado de su esposo, se queja de que otras de sus vecinas casi a diario "tienen fiesta" y meten a sus amigos a tomar bebidas embriagantes y a escandalizar, explica que muchos de los otros vecinos no dicen nada porque se cree que los amigos de las vecinas son "de la maña".

De acuerdo a las mujeres entrevistadas, estos son algunos de los problemas que se enfrentan al vivir en estos condominios o unidades habitacionales, en donde hay que sumarle que tras el temblor del 19 de septiembre de 2017 hubo varios departamentos dañados que en un inicio las autoridades de Protección Civil indicaron que "habían daños estructurales en algunos de ellos y los debían abandonar", como es el caso del Pochotal, pero nunca dieron un dictamen oficial y con ello nadie se hizo responsable de repararlos o reconstruirlos y mucho menos de proporcionar otra vivienda a los afectados, sobre todo porque la gran mayoría ya los había terminado de pagar.

Andrea expuso que en su caso, junto con otras vecinas, le han dicho en más de una ocasión al padre de Juan, quien vive con él, que "le baje de volumen a su música y a sus escándalos" porque aseguran que se ha dado el lujo de llevar amigos y amigas a un departamento de poco más de 80 metros cuadrados y hacer desfiguros con las ventanas abiertas, sin importarle que muchas veces los niños de los vecinos lo vean.

Pero cuando le han reclamado a Mario, padre de Juan, simplemente argumenta que "no es cierto, no pone la música a todo volumen, si yo estoy ahí" y luego dice a manera de justificación "es que prefiero que esté aquí a que ande en otro lugar y le vaya a pasar algo", por lo que las vecinas le replican, "sí lo entendemos, pero no nos deja dormir y tenemos que trabajar".

Por ello, el último fin de semana que Juan hizo su fiesta, le hablaron a su padre Mario y le indicaron que iban a llamar a la policía y hasta el momento eso no se ha vuelto a repetir.

Teresa, cansada también de los escándalos de sus vecinas y sus invitados, está pensando vender su departamento.

No teníamos agua más que dos o tres veces por semana, ahora es menos y por ello tenemos que cargar con nuestros hijos para irnos a bañar a casa de mi cuñado, porque aunque hablamos y reclamamos en el SAPAC, no hacen caso y la falta de agua es constante aquí en Lomas de Cortés"Lucila vecina de la unidad habitacional en Lomas de Cortés

Los que son dueños de estos departaments han decido incluso venderlos para evitarse problemas y mudarse, pues aseguran que esto podría continuar después de la contigencia sanitaria.


“Si antes no dejaba dormir con sus escándalos y sus fiestas, ahora que no trabaja y tiene que estar guardado aquí en su casa es peor”, dijo Andrea al ver a su vecino Juan llegar con una botella de licor y "botana" a su departamento en el cuarto piso, luego de que ella vive en el quinto nivel en un edificio de la unidad habitacional Teopanzolco.

Lucila, quien por su parte tiene su domicilio en el tercer piso en la unidad habitacional de Lomas de Cortés, se queja de que solo tienen servicio de agua potable dos días a la semana y cuando bien les va hasta tres. Y por ello, cuando se quedan sin el vital líquido ella y sus tres menores hijos tienen que ir a la casa de su cuñado a bañarse.

Teresa, quien vive sola en una unidad habitacional de Jiutepec al haberse separado de su esposo, se queja de que otras de sus vecinas casi a diario "tienen fiesta" y meten a sus amigos a tomar bebidas embriagantes y a escandalizar, explica que muchos de los otros vecinos no dicen nada porque se cree que los amigos de las vecinas son "de la maña".

De acuerdo a las mujeres entrevistadas, estos son algunos de los problemas que se enfrentan al vivir en estos condominios o unidades habitacionales, en donde hay que sumarle que tras el temblor del 19 de septiembre de 2017 hubo varios departamentos dañados que en un inicio las autoridades de Protección Civil indicaron que "habían daños estructurales en algunos de ellos y los debían abandonar", como es el caso del Pochotal, pero nunca dieron un dictamen oficial y con ello nadie se hizo responsable de repararlos o reconstruirlos y mucho menos de proporcionar otra vivienda a los afectados, sobre todo porque la gran mayoría ya los había terminado de pagar.

Andrea expuso que en su caso, junto con otras vecinas, le han dicho en más de una ocasión al padre de Juan, quien vive con él, que "le baje de volumen a su música y a sus escándalos" porque aseguran que se ha dado el lujo de llevar amigos y amigas a un departamento de poco más de 80 metros cuadrados y hacer desfiguros con las ventanas abiertas, sin importarle que muchas veces los niños de los vecinos lo vean.

Pero cuando le han reclamado a Mario, padre de Juan, simplemente argumenta que "no es cierto, no pone la música a todo volumen, si yo estoy ahí" y luego dice a manera de justificación "es que prefiero que esté aquí a que ande en otro lugar y le vaya a pasar algo", por lo que las vecinas le replican, "sí lo entendemos, pero no nos deja dormir y tenemos que trabajar".

Por ello, el último fin de semana que Juan hizo su fiesta, le hablaron a su padre Mario y le indicaron que iban a llamar a la policía y hasta el momento eso no se ha vuelto a repetir.

Teresa, cansada también de los escándalos de sus vecinas y sus invitados, está pensando vender su departamento.

No teníamos agua más que dos o tres veces por semana, ahora es menos y por ello tenemos que cargar con nuestros hijos para irnos a bañar a casa de mi cuñado, porque aunque hablamos y reclamamos en el SAPAC, no hacen caso y la falta de agua es constante aquí en Lomas de Cortés"Lucila vecina de la unidad habitacional en Lomas de Cortés

Los que son dueños de estos departaments han decido incluso venderlos para evitarse problemas y mudarse, pues aseguran que esto podría continuar después de la contigencia sanitaria.


Seguridad

Subsecretario de Protección Civil recupera su libertad

El juez de control determinó cambiar las medidas cautelares en contra se Gonzalo, pero no podrá volver a su cargo en el Ayuntamiento de Cuernavaca

Local

Se mantiene el semáforo naranja en Morelos

Se logró una reducción en positividad y hospitalización por lo que se mantendrá el mismo monitoreo para la observación de los próximos 15 días

Finanzas

Credibilidad de las autoridades por el suelo

La población en general se encuentra en un callejón sin salida ante las promesas incumplidas del gobierno estatal: Peimbert Ortiz

Local

Tendrá Cuautla centro de identificación forense

En cabildo se aprueba la donación de un terreno, así como la concesión a 15 años para un panteón particular dentro del centro

Local

Se pronuncia la CDHM por los derechos de 13 menores

Dentro del pronunciamiento realizaron observaciones para que investigue los hechos y restituya los derechos de los jóvenes

Doble Vía

Psicoterapeutas, los más buscados en tiempos de Covid

Los mexicanos buscaron más ayuda sicológica a distancia que médicos para tratarse por Covid

Política

Denuncia contra García Cabeza de Vaca, basada en notas periodistas

Alejandro Rojas presentó una denuncia basada en links de distintos medios

Cultura

Cultura Profética hacen reggae con causa

Cultura Profética aspira al Grammy internacional por su disco Sobrevolando

Gossip

Marisol del Olmo, una villana enamorada en Te acuerdas de mí

En Te acuerdas de mí, es la antagonista que vive una complicada historia de amor