/ sábado 8 de agosto de 2020

Carlos Bardem lleva su novela Mongo Blanco a la TV

Bardem desarrollará una serie en la que narra la historia de Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX

A Carlos Bardem le llevó cinco años escribir Mongo Blanco, su sexto trabajo como escritor. “Yo vengo diciendo que fueron dos años y medio de documentación y dos y medio de redacción”, dice el actor en entrevista.

La obra, que recién fue galardonada con el Premio Espartaco en la 33 Semana de Gijón y que llega a México con el sello Fondo de Cultura Económica, narra las memorias que Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX, le cuenta a su médico en un manicomio, luego de años de intensa actividad entre España, Cuba y África.

Son más de 600 páginas que no podrían adaptarse a un guion cinematográfico para realizar una película de dos horas, “porque ahí lo que haces es podar y podar. Pero en una serie de televisión de varias temporadas y episodios hay espacio para conocer la frialdad, el espíritu y la riqueza de la novela”.

Bardem se encuentra trabajando con una productora para realizar una serie internacional basada en su libro. “El camino seguro es que será largo y de años, pero el interés de ambas partes está y eso es una muy buena señal”.

Eso sí, hay una condición para que la adaptación a televisión pueda realizarse. “Si no me meten no hay serie, más vale que me metan en alguno de los personajes”, bromea el actor con sonrisa de extremo a extremo. “Yo sé cuál es el personaje que interpretaría. No es el protagonista –advierte–, ese se lo daremos a alguien con más tiro”.

Para Carlos Bardem, acercar las historias de Pedro Blanco al público tiene una relevancia particular en estos tiempos donde la discusión sobre el racismo y el abuso han tomado los titulares del mundo con movimientos como Black Live Matters.

“Hay una herida que nunca se ha curado en todo el mundo y en todas las sociedades que es el racismo. Los movimientos, estas expresiones antirracistas que hay, este derribo de estatuas, este levantamiento popular en Estados Unidos tiene una explicación, porque nunca nos hemos detenido realmente como sociedad a analizar cuál es el origen del racismo”, explica el licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid.

“Mi novela te da la razón del asunto: el racismo no es biológico, nadie nace siendo racista, te hacen racista; el racismo es una construcción intelectual que siempre se hace con el propósito de esclavizar a alguien. Mi novela se ocupa de la trata de esclavos africanos, la trata trasatlántica entre África y América, pero es aplicable por supuesto también a las encomiendas de indios en la conquista o en la esclavitud en la Grecia clásica, de los bárbaros”, añade el actor.

Si bien Mongo Blanco es una ficción, Pedro Blanco y sus historias son reales. “Este tipo fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos, fue el que cambió el juego: llegó y detectó las fallas, lo que había que hacer para cambiar el negocio. Fue un tipo muy culto, un gran marino, un aventurero arriesgado. Era en definitiva alguien excepcionalmente bueno en lo que hacía; el problema es que lo que hacía era una atrocidad”.

La intención de Bardem como autor era entender las acciones de un hombre así, sin caer en la necesidad de justificarlo. “Pedro blanco es un monstruo excepcional, es un monstruo creado por el sistema”, remata el autor. “Hay mucha voluntad mía como escritor de comprender cosas, yo escribo para comprender. El gran tema para mí de esta novela es el mal, el ejercicio del mal y me acerco a esto desde diversas posturas porque creo que eso da una visión más completa del mal absoluto”.

Mongo Blanco se lanzó en España hace dos años y es la primera publicación que Carlos Bardem presenta luego de Alacrán enamorado, en 2009 y que fue llevado al cine cuatro años después por el director Santiago Zannou. La novela se suma a sus otros títulos: Durango Perdido (1997), Muertes Ejemplares (1999), Buziana o el peso del alma (2002) y La Bardem (2005), basada en las memorias de su madre.

A Carlos Bardem le llevó cinco años escribir Mongo Blanco, su sexto trabajo como escritor. “Yo vengo diciendo que fueron dos años y medio de documentación y dos y medio de redacción”, dice el actor en entrevista.

La obra, que recién fue galardonada con el Premio Espartaco en la 33 Semana de Gijón y que llega a México con el sello Fondo de Cultura Económica, narra las memorias que Pedro Blanco, el mayor traficante de esclavos negros del siglo XIX, le cuenta a su médico en un manicomio, luego de años de intensa actividad entre España, Cuba y África.

Son más de 600 páginas que no podrían adaptarse a un guion cinematográfico para realizar una película de dos horas, “porque ahí lo que haces es podar y podar. Pero en una serie de televisión de varias temporadas y episodios hay espacio para conocer la frialdad, el espíritu y la riqueza de la novela”.

Bardem se encuentra trabajando con una productora para realizar una serie internacional basada en su libro. “El camino seguro es que será largo y de años, pero el interés de ambas partes está y eso es una muy buena señal”.

Eso sí, hay una condición para que la adaptación a televisión pueda realizarse. “Si no me meten no hay serie, más vale que me metan en alguno de los personajes”, bromea el actor con sonrisa de extremo a extremo. “Yo sé cuál es el personaje que interpretaría. No es el protagonista –advierte–, ese se lo daremos a alguien con más tiro”.

Para Carlos Bardem, acercar las historias de Pedro Blanco al público tiene una relevancia particular en estos tiempos donde la discusión sobre el racismo y el abuso han tomado los titulares del mundo con movimientos como Black Live Matters.

“Hay una herida que nunca se ha curado en todo el mundo y en todas las sociedades que es el racismo. Los movimientos, estas expresiones antirracistas que hay, este derribo de estatuas, este levantamiento popular en Estados Unidos tiene una explicación, porque nunca nos hemos detenido realmente como sociedad a analizar cuál es el origen del racismo”, explica el licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de Madrid.

“Mi novela te da la razón del asunto: el racismo no es biológico, nadie nace siendo racista, te hacen racista; el racismo es una construcción intelectual que siempre se hace con el propósito de esclavizar a alguien. Mi novela se ocupa de la trata de esclavos africanos, la trata trasatlántica entre África y América, pero es aplicable por supuesto también a las encomiendas de indios en la conquista o en la esclavitud en la Grecia clásica, de los bárbaros”, añade el actor.

Si bien Mongo Blanco es una ficción, Pedro Blanco y sus historias son reales. “Este tipo fue el Pablo Escobar de la trata de esclavos, fue el que cambió el juego: llegó y detectó las fallas, lo que había que hacer para cambiar el negocio. Fue un tipo muy culto, un gran marino, un aventurero arriesgado. Era en definitiva alguien excepcionalmente bueno en lo que hacía; el problema es que lo que hacía era una atrocidad”.

La intención de Bardem como autor era entender las acciones de un hombre así, sin caer en la necesidad de justificarlo. “Pedro blanco es un monstruo excepcional, es un monstruo creado por el sistema”, remata el autor. “Hay mucha voluntad mía como escritor de comprender cosas, yo escribo para comprender. El gran tema para mí de esta novela es el mal, el ejercicio del mal y me acerco a esto desde diversas posturas porque creo que eso da una visión más completa del mal absoluto”.

Mongo Blanco se lanzó en España hace dos años y es la primera publicación que Carlos Bardem presenta luego de Alacrán enamorado, en 2009 y que fue llevado al cine cuatro años después por el director Santiago Zannou. La novela se suma a sus otros títulos: Durango Perdido (1997), Muertes Ejemplares (1999), Buziana o el peso del alma (2002) y La Bardem (2005), basada en las memorias de su madre.

Seguridad

Escuelas, en la mira de los delincuentes

De los planteles escolares se llevan cables de cobre o aluminio, tazas de baño, lavabos, bombas de agua, proyectores y equipo de cómputo

Doble Vía

¡Es de Morelos! Fan que lanzó Dr. Simi a Lady Gaga narra lo sucedido: 'la idea no era golpearla'

El joven originario de Morelos se declara fan de la artista por lo que ahorró durante dos años para viajar hasta el concierto que ofreció en Canadá

Local

Grupo de Morena exige nulidad total en votación del 31 de julio

Se compraron votos y voluntades, se advierte; algunos militantes habrían sido obligados a llevar personas para que se registraran y votaran

Sociedad

Callan en Sabinas, Coahuila, sobre el dueño de la mina

Un día después de la visita del presidente López Obrador, familiares y sobrevivientes guardan silencio

Finanzas

Descartan cierre de la T2 del AICM por mantenimiento

El director de la terminal, Carlos Velázquez Tiscareño, afirma que se determinará si se apuntala el edificio

Política

Enrique Vargas se ve mejor posicionado para la gubernatura del Edomex

El exalcalde de Huixquilucan afirma que, con o sin alianza con el PRD y el PRI, el Partido Acción Nacional es competitivo en territorio mexiquense

Gossip

Cuestionan la realidad que refleja el espacio virtual en la obra Abismo

La obra Abismo, ciencia ficción que se ubica 45 años en el futuro, se estrenará en el Teatro Milán

Gossip

Olivia Newton-John será la eterna Sandy

Olivia Newton-John, quien protagonizó Vaselina con John Travolta en 1978, falleció este lunes 8 de agosto a los 73 años, víctima de cáncer

Cultura

Alondra de la Parra estará de gira por México con nuevo proyecto escénico

El 6 de septiembre inicia la gira en Bellas Artes; seguirá por Guadalajara, San Luís Potosí y cierra el 15 en Monterrey