/ jueves 28 de octubre de 2021

[Juntos Crecemos] Barbería Cuernavaca se mantiene a flote

José Luis Medina es la cuarta generación de una familia de barberos en la ciudad, especializándose en el cuidado de la barba, bigote, así como el cabello

La situación laboral de las peluquerías y barberías de Cuernavaca fue crítica derivado de la llegada del SARS-CoV-2 que afectó de manera significativa a negocios con giro no esencial, uno de ellos fue la barbería Cuernavaca a cargo de José Luis Medina, quien es la cuarta generación de su familia dedicando su vida a este oficio legendario.

En la ciudad de la Eterna Primavera existen peluquerías y barberías muy antiguas y con un larga tradición que marcan modas en base a peinados y cortes, especializándose algunos solo para atender a los hombres en el corte de la barba, bigote y cabello, como la barbería Cuernavaca, que se ubica en pleno centro histórico sobre avenida Morelos, enfrente de la Escuela de Teatro y Danza.

La barbería y peluquería son una herencia para José Luis, quien desde muy pequeño se involucró de lleno en este oficio, ya que gran parte de sus familiares por el lado de su papá son peluqueros, enseñándole no solo a cómo hacer el trabajo sino también a cómo tratar al cliente, ofreciéndole calidad y un buen servicio; además de que a raíz de la pandemia les garantiza el cuidado a su salud.

José Luis hoy recibe a sus clientes con cubrebocas, unas tijeras y un peine en la mano, que recuerda los inicios de la peluquería. Para ingresar tienes que pasar por el filtro sanitario, donde te toman la temperatura, entregan gel antibacterial y te desinfectan, dando paso a poder sentarte en los típicos sillones de peluquero de color rojo intenso y negro, que son desinfectados de manera constante, así como cada insumo y el mismo local.

Al pisar la barbería Cuernavaca te transporta a otra época donde los clientes pueden relajarse y ser tratados como reyes; mientras les cortan el cabello y/o arreglan la barba y bigote escuchan una balada romántica que los hace olvidar de cualquier problema o apuro, estando en un momento que es solo para ellos.

Covid-19 frena un oficio histórico en Cuernavaca

La contingencia sanitaria obligó a José Luis a guardar las tijeras y sillones de peluquero, así como apagar las luces por cuatro meses, tiempo en que tuvo que utilizar sus ahorros y hasta buscar otros métodos de apoyo financiero para subsistir, ya que al no ser un negocio esencial no podía mantenerse abierto y de todas formas, aseveró, sus clientes tenían miedo a salir.

Su giro, reconoció a El Sol de Cuernavaca, fue severamente afectado puesto que el miedo y las medidas sanitarias como el distanciamiento social fueron impedimento para ofrecer sus servicios en línea, como muchos otros comercios. El servicio se detuvo por completo al no parecerle lógico ir a las casas de sus clientes cuando era el momento de mayor aislamiento.

“Mis clientes me hablaban y decían que sí querían un corte pero le des daba miedo que fuera porque estaban sus hijos y familia, pero les respondía que se esperaran buscando hacer todo con calma y muchos se aguantaron y hoy siguen buscando el servicio”.

José Luis Medina se involucró de lleno en el oficio de la barbería desde muy pequeño / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

Ahora que su local ya abrió ha tardado en regularizarse el servicio, lo cual, aseguró, se debe a que la gente aún tiene miedo al contagio, pero al ofrecer un servicio básico y necesario los cuernavacenses han comenzado a acercarse nuevamente a barbería Cuernavaca con la seguridad de que acatan cada una de las medidas sanitarias.

Las ventas, detalló, han estado altas y bajas, como todo, pero lo único que queda en esta situación es mantener esa firmeza de no agachar la cara y seguir adelante “porque cualquier país no se hace solo, se hace por sus ciudadanos”.

“Estamos saliendo adelante pero todavía nos falta tiempo para establecer lo que es la economía y que andemos libres, cuando nos lleguemos a quitar el cubrebocas podremos cantar victoria”.

El barbero consideró que una de las grandes enseñanzas que ha dejado la emergencia sanitaria a este giro comercial es la de mantener limpios todos los espacios, en especial cuando algunos ya se estaban haciendo de la “vista gorda”, dejando de lado este tema tan fundamental en el trabajo.

Su familia le enseñó a cómo cuidar el negocio, manteniendo limpio todo, desde pisos, espejos hasta sacudir a diario, recordando las palabras de su tío, quien le decía “tu presencia es cómo está tu negocio. De que sirve que estés limpio, tengas zapatos boleados, si tu negocio está todo fatal, lleno de polvo”.

A pesar de que muchos insumos subieron sus costos, José Luis nunca subió sus precios, esto al señalar que si bien se está viviendo una situación crítica se debe generar una ayuda entre todos, contando con los mismos precios que desde el día que abrió sus cortinas, “Es como decir ‘te voy a cobrar 200 por un corte’, lógicamente habrá personas que sí lo puedan pagar pero otras que no y hay que tomar consciencia y trabajar más”.

Su lema es “hay que trabajar un poco más y cobrar un poco menos para ayudarnos y salir adelante”.

La presencia del Covid-19 ha sido una enseñanza para José Luis al manifestar que de las cosas malas también se aprende y es cuando conoces más tu negocio y de lo que eres capaz, así como que nunca se acaba de aprender “recio y despacito”.

A pesar del aumento de precios en los insumos, la barbería cuenta con los mismos precios desde el día que abrió sus cortinas / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

“No me queda más que seguir luchando, seguir trabajando y seguir adelante con ese esfuerzo que siempre tenemos. La pandemia nos dejó muy marcados en todos los sentidos pero hay que darle con mucho valor porque la enfermedad está muy fuerte”.

Para José Luis ha sido un placer que estos establecimientos se han convertido en tendencia ante el interés de los hombres por su cuidado estético, además de la proliferación de las barbas y el mayor cuidado de ellas.

“Me da gusto que muchachos se estén desempeñando en este oficio que es tan padre, que realmente si te gusta lo vas a hacer con un gusto que no tienes idea. Siempre he dicho que lo más importante para mí es que me pagan por lo que más me gusta hacer en la vida”.

Finalmente, expresó que si vas a hacer algo lo tienes que hacer con mucho gusto porque no te vas a cansar y lo vas a disfrutar.

Barbería Cuernavaca se encuentra en avenida Morelos #259, en el centro histórico de Cuernavaca a un costado del Centro Morelense de las Artes (CMA), en un horario de lunes a sábado de 9:00 a 20:00 horas y los domingos de 10:00 a 18:00 horas.


La situación laboral de las peluquerías y barberías de Cuernavaca fue crítica derivado de la llegada del SARS-CoV-2 que afectó de manera significativa a negocios con giro no esencial, uno de ellos fue la barbería Cuernavaca a cargo de José Luis Medina, quien es la cuarta generación de su familia dedicando su vida a este oficio legendario.

En la ciudad de la Eterna Primavera existen peluquerías y barberías muy antiguas y con un larga tradición que marcan modas en base a peinados y cortes, especializándose algunos solo para atender a los hombres en el corte de la barba, bigote y cabello, como la barbería Cuernavaca, que se ubica en pleno centro histórico sobre avenida Morelos, enfrente de la Escuela de Teatro y Danza.

La barbería y peluquería son una herencia para José Luis, quien desde muy pequeño se involucró de lleno en este oficio, ya que gran parte de sus familiares por el lado de su papá son peluqueros, enseñándole no solo a cómo hacer el trabajo sino también a cómo tratar al cliente, ofreciéndole calidad y un buen servicio; además de que a raíz de la pandemia les garantiza el cuidado a su salud.

José Luis hoy recibe a sus clientes con cubrebocas, unas tijeras y un peine en la mano, que recuerda los inicios de la peluquería. Para ingresar tienes que pasar por el filtro sanitario, donde te toman la temperatura, entregan gel antibacterial y te desinfectan, dando paso a poder sentarte en los típicos sillones de peluquero de color rojo intenso y negro, que son desinfectados de manera constante, así como cada insumo y el mismo local.

Al pisar la barbería Cuernavaca te transporta a otra época donde los clientes pueden relajarse y ser tratados como reyes; mientras les cortan el cabello y/o arreglan la barba y bigote escuchan una balada romántica que los hace olvidar de cualquier problema o apuro, estando en un momento que es solo para ellos.

Covid-19 frena un oficio histórico en Cuernavaca

La contingencia sanitaria obligó a José Luis a guardar las tijeras y sillones de peluquero, así como apagar las luces por cuatro meses, tiempo en que tuvo que utilizar sus ahorros y hasta buscar otros métodos de apoyo financiero para subsistir, ya que al no ser un negocio esencial no podía mantenerse abierto y de todas formas, aseveró, sus clientes tenían miedo a salir.

Su giro, reconoció a El Sol de Cuernavaca, fue severamente afectado puesto que el miedo y las medidas sanitarias como el distanciamiento social fueron impedimento para ofrecer sus servicios en línea, como muchos otros comercios. El servicio se detuvo por completo al no parecerle lógico ir a las casas de sus clientes cuando era el momento de mayor aislamiento.

“Mis clientes me hablaban y decían que sí querían un corte pero le des daba miedo que fuera porque estaban sus hijos y familia, pero les respondía que se esperaran buscando hacer todo con calma y muchos se aguantaron y hoy siguen buscando el servicio”.

José Luis Medina se involucró de lleno en el oficio de la barbería desde muy pequeño / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

Ahora que su local ya abrió ha tardado en regularizarse el servicio, lo cual, aseguró, se debe a que la gente aún tiene miedo al contagio, pero al ofrecer un servicio básico y necesario los cuernavacenses han comenzado a acercarse nuevamente a barbería Cuernavaca con la seguridad de que acatan cada una de las medidas sanitarias.

Las ventas, detalló, han estado altas y bajas, como todo, pero lo único que queda en esta situación es mantener esa firmeza de no agachar la cara y seguir adelante “porque cualquier país no se hace solo, se hace por sus ciudadanos”.

“Estamos saliendo adelante pero todavía nos falta tiempo para establecer lo que es la economía y que andemos libres, cuando nos lleguemos a quitar el cubrebocas podremos cantar victoria”.

El barbero consideró que una de las grandes enseñanzas que ha dejado la emergencia sanitaria a este giro comercial es la de mantener limpios todos los espacios, en especial cuando algunos ya se estaban haciendo de la “vista gorda”, dejando de lado este tema tan fundamental en el trabajo.

Su familia le enseñó a cómo cuidar el negocio, manteniendo limpio todo, desde pisos, espejos hasta sacudir a diario, recordando las palabras de su tío, quien le decía “tu presencia es cómo está tu negocio. De que sirve que estés limpio, tengas zapatos boleados, si tu negocio está todo fatal, lleno de polvo”.

A pesar de que muchos insumos subieron sus costos, José Luis nunca subió sus precios, esto al señalar que si bien se está viviendo una situación crítica se debe generar una ayuda entre todos, contando con los mismos precios que desde el día que abrió sus cortinas, “Es como decir ‘te voy a cobrar 200 por un corte’, lógicamente habrá personas que sí lo puedan pagar pero otras que no y hay que tomar consciencia y trabajar más”.

Su lema es “hay que trabajar un poco más y cobrar un poco menos para ayudarnos y salir adelante”.

La presencia del Covid-19 ha sido una enseñanza para José Luis al manifestar que de las cosas malas también se aprende y es cuando conoces más tu negocio y de lo que eres capaz, así como que nunca se acaba de aprender “recio y despacito”.

A pesar del aumento de precios en los insumos, la barbería cuenta con los mismos precios desde el día que abrió sus cortinas / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

“No me queda más que seguir luchando, seguir trabajando y seguir adelante con ese esfuerzo que siempre tenemos. La pandemia nos dejó muy marcados en todos los sentidos pero hay que darle con mucho valor porque la enfermedad está muy fuerte”.

Para José Luis ha sido un placer que estos establecimientos se han convertido en tendencia ante el interés de los hombres por su cuidado estético, además de la proliferación de las barbas y el mayor cuidado de ellas.

“Me da gusto que muchachos se estén desempeñando en este oficio que es tan padre, que realmente si te gusta lo vas a hacer con un gusto que no tienes idea. Siempre he dicho que lo más importante para mí es que me pagan por lo que más me gusta hacer en la vida”.

Finalmente, expresó que si vas a hacer algo lo tienes que hacer con mucho gusto porque no te vas a cansar y lo vas a disfrutar.

Barbería Cuernavaca se encuentra en avenida Morelos #259, en el centro histórico de Cuernavaca a un costado del Centro Morelense de las Artes (CMA), en un horario de lunes a sábado de 9:00 a 20:00 horas y los domingos de 10:00 a 18:00 horas.


Local

Legisladores hacen vacío a despenalización del aborto 

El diputado Eliasib Polanco anticipó que ante la falta de quórum convocó de nueva cuenta a sus homólogos para el día viernes

Local

En Morelos inicia vacunación de refuerzo contra Covid-19

La jornada de vacunación se hizo para adultos mayores de 60 años de edad

Seguridad

Nuevas formas de fraude con tarjetas bancarias

Carlos Flores, asesor de educación financiera de Condusef, alertó a la población sobre incremento de robos y fraudes durante diciembre

Mundo

Ucrania califica como positiva la conversación entre Biden y Putin

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski consideró una victoria para su país el apoyo de la Unión Americana

Mundo

Sube a 39 las personas fallecidas tras erupción de volcán en Indonesia

De acuerdo con el último informe de las autoridades, 12 personas siguen desaparecidas bajo los escombros y el material volcánico

Doble Vía

[ANIMALIA] Blanquita, una perrita ciega que busca un hogar

Muchos animales aptos para ser criados en un hogar están a la espera de una familia que pueda llenarlos de amor y comprensión

Local

Despidos incrementan la violencia contra la mujer

Asociaciones destacaron que además de las agresiones psicológicas y las económicas, así como de las físicas, tienen que lidiar con acoso virtual

Finanzas

Debe General Motors definir situación sindical en Silao: Kenneth Smith

Su participación tiene que ser más activa, o será "un balazo en el pie": Smith

Política

Violencia de género marcó comicios 2021, reconoce el INE

La participación de las mujeres no estuvo exenta de descalificaciones y amenazas, señalan consejeras