/ miércoles 6 de octubre de 2021

[Juntos Crecemos] Artesanos esperan la llegada de turistas

Amalia Flores llegó a Cuernavaca hace 45 años con sus productos de cobre, hoy su negocio sigue de pie aún con bajas ventas

Morelos es un estado 100 por ciento turístico, por lo que este sector fue uno de los más afectados por la llegada del SARS-CoV-2 debido a que las restricciones de confinamiento obligatorio impidieron la presencia de visitantes. Uno de estos negocios fue el de la señora Amalia Flores, una de las primeras comerciantes en Cuernavaca.

Previo a la emergencia sanitaria y a la crisis de inseguridad que se vive en el estado, la capital se caracterizaba por tener un Centro Histórico lleno de gente, principalmente extranjeros, pero hoy la situación es diferente, las principales vías y mercados de artesanías están abiertos pero enfrentan la ausencia de compradores.

Hace aproximadamente 45 años, la señora Amalia Flores llegó a Cuernavaca con la esperanza de un mejor futuro, sacar adelante a sus hijos y a ella misma. Con ilusión decidió emprender su propio negocio de venta de artículos de cobre, mismos que traía de su natal Michoacán.

En primera instancia instaló un pequeño puesto improvisado en el entonces conocido como “Puente del Mariachi”, lugar que albergaba a los músicos morelenses que con sus trajes típicos ofrecían serenatas a visitantes, familias y todo público que deseara deleitarse de la música mexicana.

Posteriormente fue reubicada al mercado Cuauhnáhuac, en calle Miguel Hidalgo, frente al Palacio de Cortés, donde obtuvo ya un lugar fijo “con mucho sacrificio, deseos por salir adelante, no darse por vencida”.

Judith Diego Flores, recordó a El Sol de Cuernavaca que su mamá Amalia añadió al cobre productos de madera, alpacar y plata, buscando atraer una mayor gama de clientes, entre nacionales, internacionales y estatales, puesto que los morelenses también compran este tipo de artículos.

Entre sus clientes se han encontrado doctores, quienes adquieren las pulseras de cobre por los beneficios de salud que tienen y es que, señaló la comerciante, sirve para la artritis, ácido úrico, reumas y calambres, razón por la que algunos de sus clientes de Estados Unidos las compran.

Algunos doctores han adquirido las pulseras de cobre debido a los beneficios de salud, que dicen, tienen / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

La pandemia deja sin ventas a los artesanos morelenses

Antes de la contingencia sanitaria, confirmó, las ventas eran buenas, “no puedo decir que no” al ser el mercado de artesanías Cuauhnahuac un punto a visitar por el turismo, más que nada porque está justo en el corazón de Cuernavaca, quienes, si bien, buscaban un recuerdo también lo hacían como un beneficio para la salud.

No obstante, la Covid-19 se ha traducido en muy bajas ventas, pues éstas cayeron hasta 90 por ciento al cerrar por un año del negocio.

De acuerdo con el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), en México existen un millón 118 mil 232 artesanos, Amalia Flores es una pequeña muestra de todo este universo; sin embargo, pese a su importancia y gran cantidad de integrantes ha sido uno de los más afectados.

La “Cuenta Satélite de la Cultura de México 2018. Año base 2013” informó que el sector cultura registró 702 mil 132 millones de pesos, es decir, 3.2 por ciento del PIB del país.

“En la pandemia nos ha ido mal económicamente porque no vienen los turistas, ha bajado hasta en un 90 por ciento, la ganancia ha sido muy poca, pero va saliendo para lo que es la comida diaria, es lo que está saliendo pero ya no podemos surtir”, detalló Judith Diego Flores.

Previo al Covid-19 surtían cada semana para que no bajaran las ventas y que sus clientes pudieran obtener todo lo que buscaban, pero hoy ni siquiera han surtido; además, la señora Amalia Flores dejó de trabajar el año que la situación sanitaria estuvo más grave, al ser una persona mayor; hasta hace un mes que abrió nuevamente.

“No podían salir las personas de la tercera edad, mis hermanos no la dejaban venir porque la pandemia estaba muy fuerte. Mis hermanos solventaron a mi mamá, los artículos se quedaron en el local en espera de que abriéramos”.

El local 2 del mercado Cuauhnáhuac es de la señora Amalia, por lo que cerrar durante un año no le afectó de manera significativa, “si no fuera así sí tendríamos problemas al no tener el dinero suficiente para pagar, la verdad es una gran ventaja”.

Al decidir retomar nuevamente el negocio, Judith Diego decidió utilizar las plataformas digitales para informar de la reanudación de labores, aunque indicó, esto no ha sido suficiente para estabilizar las ventas, sólo han logrado alcanzar un 10 por ciento, pero considera que esta situación se debe igual a que son muchos artesanos y la competencia es ardua.

La diferencia entre el negocio de artesanías de Amalia Flores y los demás es que ofrecen calidad y la certidumbre de que si tiene algún defecto lo pueden cambiar.

La ventas son muy bajas pero no han decidido bajar sus cortinas definitivamente porque Amalia Flores de esto se sustenta y más porque es un negocio que le gusta y le da vida, ya que durante el año que estuvo encerrada sentía que ya no vivía, tenía la necesidad de trabajar.

El negocio de artesanías de Amalia Flores se ubica en el mercado Cuauhnáhuac en calle Miguel Hidalgo 2, colonia Centro en Cuernavaca, Morelos. En un horario de lunes a domingo de 10:00 a 19:00 horas.

Algunos doctores han adquirido las pulseras de cobre debido a los beneficios de salud, que dicen, tienen / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca



Morelos es un estado 100 por ciento turístico, por lo que este sector fue uno de los más afectados por la llegada del SARS-CoV-2 debido a que las restricciones de confinamiento obligatorio impidieron la presencia de visitantes. Uno de estos negocios fue el de la señora Amalia Flores, una de las primeras comerciantes en Cuernavaca.

Previo a la emergencia sanitaria y a la crisis de inseguridad que se vive en el estado, la capital se caracterizaba por tener un Centro Histórico lleno de gente, principalmente extranjeros, pero hoy la situación es diferente, las principales vías y mercados de artesanías están abiertos pero enfrentan la ausencia de compradores.

Hace aproximadamente 45 años, la señora Amalia Flores llegó a Cuernavaca con la esperanza de un mejor futuro, sacar adelante a sus hijos y a ella misma. Con ilusión decidió emprender su propio negocio de venta de artículos de cobre, mismos que traía de su natal Michoacán.

En primera instancia instaló un pequeño puesto improvisado en el entonces conocido como “Puente del Mariachi”, lugar que albergaba a los músicos morelenses que con sus trajes típicos ofrecían serenatas a visitantes, familias y todo público que deseara deleitarse de la música mexicana.

Posteriormente fue reubicada al mercado Cuauhnáhuac, en calle Miguel Hidalgo, frente al Palacio de Cortés, donde obtuvo ya un lugar fijo “con mucho sacrificio, deseos por salir adelante, no darse por vencida”.

Judith Diego Flores, recordó a El Sol de Cuernavaca que su mamá Amalia añadió al cobre productos de madera, alpacar y plata, buscando atraer una mayor gama de clientes, entre nacionales, internacionales y estatales, puesto que los morelenses también compran este tipo de artículos.

Entre sus clientes se han encontrado doctores, quienes adquieren las pulseras de cobre por los beneficios de salud que tienen y es que, señaló la comerciante, sirve para la artritis, ácido úrico, reumas y calambres, razón por la que algunos de sus clientes de Estados Unidos las compran.

Algunos doctores han adquirido las pulseras de cobre debido a los beneficios de salud, que dicen, tienen / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca

La pandemia deja sin ventas a los artesanos morelenses

Antes de la contingencia sanitaria, confirmó, las ventas eran buenas, “no puedo decir que no” al ser el mercado de artesanías Cuauhnahuac un punto a visitar por el turismo, más que nada porque está justo en el corazón de Cuernavaca, quienes, si bien, buscaban un recuerdo también lo hacían como un beneficio para la salud.

No obstante, la Covid-19 se ha traducido en muy bajas ventas, pues éstas cayeron hasta 90 por ciento al cerrar por un año del negocio.

De acuerdo con el Fondo Nacional para el Fomento de las Artesanías (Fonart), en México existen un millón 118 mil 232 artesanos, Amalia Flores es una pequeña muestra de todo este universo; sin embargo, pese a su importancia y gran cantidad de integrantes ha sido uno de los más afectados.

La “Cuenta Satélite de la Cultura de México 2018. Año base 2013” informó que el sector cultura registró 702 mil 132 millones de pesos, es decir, 3.2 por ciento del PIB del país.

“En la pandemia nos ha ido mal económicamente porque no vienen los turistas, ha bajado hasta en un 90 por ciento, la ganancia ha sido muy poca, pero va saliendo para lo que es la comida diaria, es lo que está saliendo pero ya no podemos surtir”, detalló Judith Diego Flores.

Previo al Covid-19 surtían cada semana para que no bajaran las ventas y que sus clientes pudieran obtener todo lo que buscaban, pero hoy ni siquiera han surtido; además, la señora Amalia Flores dejó de trabajar el año que la situación sanitaria estuvo más grave, al ser una persona mayor; hasta hace un mes que abrió nuevamente.

“No podían salir las personas de la tercera edad, mis hermanos no la dejaban venir porque la pandemia estaba muy fuerte. Mis hermanos solventaron a mi mamá, los artículos se quedaron en el local en espera de que abriéramos”.

El local 2 del mercado Cuauhnáhuac es de la señora Amalia, por lo que cerrar durante un año no le afectó de manera significativa, “si no fuera así sí tendríamos problemas al no tener el dinero suficiente para pagar, la verdad es una gran ventaja”.

Al decidir retomar nuevamente el negocio, Judith Diego decidió utilizar las plataformas digitales para informar de la reanudación de labores, aunque indicó, esto no ha sido suficiente para estabilizar las ventas, sólo han logrado alcanzar un 10 por ciento, pero considera que esta situación se debe igual a que son muchos artesanos y la competencia es ardua.

La diferencia entre el negocio de artesanías de Amalia Flores y los demás es que ofrecen calidad y la certidumbre de que si tiene algún defecto lo pueden cambiar.

La ventas son muy bajas pero no han decidido bajar sus cortinas definitivamente porque Amalia Flores de esto se sustenta y más porque es un negocio que le gusta y le da vida, ya que durante el año que estuvo encerrada sentía que ya no vivía, tenía la necesidad de trabajar.

El negocio de artesanías de Amalia Flores se ubica en el mercado Cuauhnáhuac en calle Miguel Hidalgo 2, colonia Centro en Cuernavaca, Morelos. En un horario de lunes a domingo de 10:00 a 19:00 horas.

Algunos doctores han adquirido las pulseras de cobre debido a los beneficios de salud, que dicen, tienen / Froylán Trujillo | El Sol de Cuernavaca



Local

Inicia aplicación de tercera dosis para adultos mayores en Morelos

Es importante aclarar que sólo se aplicará la tercera dosis al haber cumplido seis meses de la aplicación de la segunda vacuna

Seguridad

Por tres días no habrá clases en Puente de Ixtla

Las recientes balaceras en la comunidad motivaron la decisión consensuada con la autoridad educativa, asegura el IEBEM

Local

Gobierno de Morelos aumenta gasto en publicidad

El Ejecutivo sobrepasó en 48% el proyecto de gasto en propaganda en que se incluye el pago de 4.5 millones para reproducir boletines en una página de Facebook

Finanzas

Inversión fija bruta tropieza en septiembre, disminuye 1.6%

Con este registro se rompieron dos meses al hilo de crecimiento mensual, explican analistas

Política

Enrique Alfaro pide a AMLO reforzar seguridad en límites de Jalisco

A pesar de la baja en la incidencia delictiva del estado, el gobernador de Jalisco exhortó al mandatario afrontar la presencia de grupos delincuenciales

Doble Vía

[Diversia] Sida: la otra pandemia que no debemos olvidar

En el mundo, actualmente, poco más de 38 millones de personas viven con VIH; tan solo en 2020 murieron 680 mil

Finanzas

Comerciantes enfrentan los altos precios de insumos

"Estamos teniendo bajas ventas por la pandemia y las bajas temperaturas", comenta don Jesús, quien ofrece raspados en el Centro de Cuernavaca

Sociedad

Plasman mural en Diario de Xalapa

Estudiantes de 5 países expresaron en la obra la violencia de género que se vive contra las mujeres

Cultura

Muestra Nacional de Teatro en Morelos llega a su fin

La compañía Tijuana Hace Teatro cerró con la puesta en escena El puente de piedras y la piel de imágenes en el Ocampo