/ viernes 16 de junio de 2023

¿Por qué no es bueno bañarse con agua fría cuando hace calor? Así reacciona tu cuerpo

Es crucial comprender los riesgos asociados con el baño frío en condiciones de calor extremo

El agua es un recurso invaluable que nos brinda bienestar y salud. En nuestra rutina diaria, el bañarse se convierte en un momento especial para relajarnos y revitalizarnos.

Según un estudio realizado por Tua Saúde, tanto el agua caliente como la fría tienen propiedades únicas que pueden influir en nuestro estado de ánimo y proporcionar sensaciones reconfortantes. Sin embargo, es crucial comprender los riesgos asociados con el baño frío en condiciones de calor extremo.

Lee también: ¿Por qué el calor nos pone de mal humor? La ciencia tiene la explicación

Foto: Irais Sánchez | Diario de Querétaro

Comenzar el día con una ducha puede ser revitalizante. El agua caliente fluyendo sobre nuestro cuerpo ayuda a activar los sentidos y prepararnos para enfrentar los desafíos del día. Además, estimula la circulación sanguínea, aliviando dolores musculares y tensiones acumuladas durante la noche.

La hidroterapia, basada en el uso del agua a diferentes temperaturas, ha demostrado beneficios para personas con artritis y dolencias similares, convirtiendo el agua caliente en una opción ideal para promover la relajación y el bienestar general.

El agua caliente tiene un impacto significativo en nuestra capacidad para descansar y conciliar el sueño. Tomar una ducha caliente antes de acostarse puede aliviar la tensión muscular, relajar el cuerpo y calmar la mente.

La mejora en la circulación sanguínea que proporciona el agua caliente favorece un estado de relajación profunda, lo que facilita un sueño reparador. Además, su efecto sobre el sistema muscular ayuda a combatir dolores de cabeza y proporciona alivio a la zona de la cabeza en general.

Por su parte, el agua fría tiene propiedades que benefician nuestra piel. Se ha observado que su uso contrarresta la sequedad, mejora la firmeza y aumenta la elasticidad cutánea. Es especialmente útil para tratar afecciones como el eccema y la dermatitis.

Además, al cerrar las cutículas del cabello, el agua fría conserva los aceites naturales y disminuye la porosidad capilar. Asimismo, su efecto frío puede aliviar dolores musculares y reducir la inflamación causada por lesiones o enfermedades.

Los peligros del agua fría en condiciones de calor extremo

Si bien el baño con agua fría puede ser tentador durante épocas de calor intenso, es importante tener precaución.

Expertos advierten que bañarse con agua fría en estas condiciones puede resultar contraproducente, ya que una vez que el agua fría entra en contacto con la piel, puede estimular la producción de calor adicional, aumentando la temperatura corporal en lugar de refrescarla.

No te pierdas: Primeros días de junio rompen récord con las temperaturas jamás registradas para este mes

Además, si se realiza inmediatamente después de hacer ejercicio intenso, puede causar contracciones en las arterias, representando un riesgo para la salud cardiovascular.

La clave está en encontrar el equilibrio y adaptar nuestros baños a las necesidades de nuestro cuerpo y al entorno.

En situaciones de calor extremo, es recomendable buscar formas alternativas de refrescarse, como el uso de aires acondicionados o ventiladores para evitar contrastes bruscos de temperatura y posibles complicaciones para la salud.

Disfrutar de los beneficios del agua de manera segura y saludable es fundamental para nuestro bienestar físico y emocional.

El agua es un recurso invaluable que nos brinda bienestar y salud. En nuestra rutina diaria, el bañarse se convierte en un momento especial para relajarnos y revitalizarnos.

Según un estudio realizado por Tua Saúde, tanto el agua caliente como la fría tienen propiedades únicas que pueden influir en nuestro estado de ánimo y proporcionar sensaciones reconfortantes. Sin embargo, es crucial comprender los riesgos asociados con el baño frío en condiciones de calor extremo.

Lee también: ¿Por qué el calor nos pone de mal humor? La ciencia tiene la explicación

Foto: Irais Sánchez | Diario de Querétaro

Comenzar el día con una ducha puede ser revitalizante. El agua caliente fluyendo sobre nuestro cuerpo ayuda a activar los sentidos y prepararnos para enfrentar los desafíos del día. Además, estimula la circulación sanguínea, aliviando dolores musculares y tensiones acumuladas durante la noche.

La hidroterapia, basada en el uso del agua a diferentes temperaturas, ha demostrado beneficios para personas con artritis y dolencias similares, convirtiendo el agua caliente en una opción ideal para promover la relajación y el bienestar general.

El agua caliente tiene un impacto significativo en nuestra capacidad para descansar y conciliar el sueño. Tomar una ducha caliente antes de acostarse puede aliviar la tensión muscular, relajar el cuerpo y calmar la mente.

La mejora en la circulación sanguínea que proporciona el agua caliente favorece un estado de relajación profunda, lo que facilita un sueño reparador. Además, su efecto sobre el sistema muscular ayuda a combatir dolores de cabeza y proporciona alivio a la zona de la cabeza en general.

Por su parte, el agua fría tiene propiedades que benefician nuestra piel. Se ha observado que su uso contrarresta la sequedad, mejora la firmeza y aumenta la elasticidad cutánea. Es especialmente útil para tratar afecciones como el eccema y la dermatitis.

Además, al cerrar las cutículas del cabello, el agua fría conserva los aceites naturales y disminuye la porosidad capilar. Asimismo, su efecto frío puede aliviar dolores musculares y reducir la inflamación causada por lesiones o enfermedades.

Los peligros del agua fría en condiciones de calor extremo

Si bien el baño con agua fría puede ser tentador durante épocas de calor intenso, es importante tener precaución.

Expertos advierten que bañarse con agua fría en estas condiciones puede resultar contraproducente, ya que una vez que el agua fría entra en contacto con la piel, puede estimular la producción de calor adicional, aumentando la temperatura corporal en lugar de refrescarla.

No te pierdas: Primeros días de junio rompen récord con las temperaturas jamás registradas para este mes

Además, si se realiza inmediatamente después de hacer ejercicio intenso, puede causar contracciones en las arterias, representando un riesgo para la salud cardiovascular.

La clave está en encontrar el equilibrio y adaptar nuestros baños a las necesidades de nuestro cuerpo y al entorno.

En situaciones de calor extremo, es recomendable buscar formas alternativas de refrescarse, como el uso de aires acondicionados o ventiladores para evitar contrastes bruscos de temperatura y posibles complicaciones para la salud.

Disfrutar de los beneficios del agua de manera segura y saludable es fundamental para nuestro bienestar físico y emocional.

Seguridad

Fernández Noroña: El fiscal de Morelos Uriel Carmona debería estar en la cárcel

El diputado federal Gerardo Fernández Noroña critica actuación del fiscal Uriel Carmona

Local

San Antón: Uno de los pueblos con mayor belleza natural

Este pueblo de Cuernavaca es considerado uno de los más antiguos; su belleza radica en la naturaleza que lo rodea, sus calles y sus tradiciones

Finanzas

Mercadito 'Buena Vibra' un espacio seguro en Cuernavaca

El "Mercadito Buenas Vibras" en Cuernavaca ofrece un espacio seguro para emprendedores locales

Local

Vacaciones de verano: ¿A dónde se van los morelenses?

La economía, el trabajo y otros factores determinan el destino de los paseantes morelenses durante este verano

Local

Covid-19 en Morelos | Descarta IMSS aumentos considerables de contagios

En lo que va del año, la entidad suma cinco muertes por Covid-19 y 98 contagios, al cierre de la semana epidemiológica 28. El IMSS llama a continuar con las medidas de prevención y a vacunarse

Seguridad

Se desbordan los ríos Tembembe y Chalma; inundaciones en la zona sur

Las lluvias intensas desbordan los ríos Tembembe y Chalma, afectando varias poblaciones de Morelos. Se activan protocolos de emergencia