/ jueves 22 de septiembre de 2022

Orquídeas: elegancia y sofisticación

En Cuautla y Yautepec existen viveros que se especializan en estas plantas y otras flores exóticas desde hace varias décadas. ¡Visítalos!

Es fácil rendirse ante el encanto de las orquídeas, plantas que son sinónimo de elegancia y sofisticación en todo el mundo. Lo que no vemos al comprarlas o tenerlas en casa es todo el proceso que implica lograr que se desarrollen satisfactoriamente, desde la plántula hasta que el tallo presume sus flores, lo que para los viveristas puede tomar un año.

Durante las últimas décadas, entre los municipios de Yautepec y Cuautla, los productores morelenses se han especializado en la comercialización de orquídeas de distintas especies. Los productores de esta región coinciden en algo: Tahí, orquídeas y flores exóticas, un orquideario ubicado en Yautepec y que también cuenta con una sucursal en la Ciudad de México, fue el pionero en la producción y comercialización regional, a partir de 1987.

Durante tres décadas, los viveros de Tahí se han especializado en la producción de orquídeas de las especies phalaenopsis, oncidiums, catleyas y dendrobiums, que son algunas de las más demandadas por los amantes de las plantas. Con el pasar de los años, nuevas generaciones de viveristas se han adentrado en el mundo de las orquídeas, un mundo complejo, dado el proceso que requiere lograr que las flores se extiendan al mundo en todo su esplendor, lo que toma un año.

Emmanuel Ruiz | El Sol de Cuautla


La orquídea mariposa

De todos los géneros de orquídeas que hay en el mundo (unos 800), la phalaenopsis, de origen asiático, también llamada orquídea mariposa, es uno de los más populares y extendidos en jardinería y decoración. Desde hace cuatro años, el vivero Romen, ubicado en la comunidad de Casasano, entre Cuautla y Yautepec, ha dado pasos importantes para tecnificar la producción de esta especie, con infraestructura única en Latinoamérica y Europa para optimizar el cuidado de las plantas, pero no sin olvidar la clave de su crecimiento: la atención del hombre.

“Lo que más valor tiene de una orquídea, y lo que más aprecia la gente, es su belleza, los colores que podemos encontrar de este género de orquídeas, y sobre todo que no son tan difíciles de mantener: ya en casa, sólo se trata de estar al pendiente de ciertos detalles, como un riego semanal, así como no exponerlas al sol directo o la luz directa, y se acabó, porque tienen una planta bien producida, que en condiciones de buena floración dura de tres a cuatro meses sin problema”, explica Giovani Romero, perteneciente a la tercera generación del vivero.

Emmanuel Ruiz | El Sol de Cuautla


Una historia familiar

La historia del vivero Romen se remonta a dos generaciones antes de Giovani, cuando don Jesús Romero, procedente de Guerrero, comenzó a vender en Cuautla las plantas que cultivaba en latas de chiles en vinagre, hace tres décadas. De generación en generación, la familia le ha apostado a la tecnificación del viverismo, al grado de que hoy son uno de los principales surtidores de orquídeas y otras plantas en el centro del país.

El largo proceso


La producción de orquídeas se divide en tres etapas: el crecimiento, la inducción y la floración.

Desde que la plántula llega al área de crecimiento, procedente de Holanda, hasta que está lista para ser vendida, pasan 12 meses y cada día es sinónimo de cuidado y vigilancia constante, en el que la temperatura juega un factor fundamental.

“La primera etapa es el crecimiento, que es la etapa caliente y dura 30 semanas, donde se le da el tamaño ideal a la planta conservando una temperatura de 28 grados centígrados. Tratamos de tener constante esa temperatura”, explica Giovani.

En este vivero, las plantas logran desarrollarse gracias a un proceso que se basa en tres elementos clave: la temperatura, la luminosidad y la humedad relativa, que es controlado con apoyo de una computadora y una estación meteorológica. Se trata de uno de los viveros más desarrollados de todo el mundo, en busca de evitar que el más mínimo error se traduzca en una planta de escasa floración.

“El descuido de la phalaenopsis demeritan su calidad cuando dejas de hacer lo que tienes que hacer durante un lapso de una semana. No lo ves en seguida, pero se refleja en el resultado final de la planta, así como en su calidad, su número de botones y ramificaciones. Al final, la planta te va a reclamar lo que dejaste de hacer”,
afirma Romero.

Una vez que transcurren las 30 semanas de la etapa de crecimiento, la planta está lista para el siguiente paso: la inducción.

“Esta es la etapa fría, donde tratamos de estar a 18 grados, y ese diferencial de temperatura hacia abajo es lo que nos genera la vara floral. En esta etapa estamos ocho semanas y pasamos a la etapa final, que es la floración, con una zona templada donde tratamos de estar a 23 grados durante 12 semanas. Transcurrido ese tiempo, la planta está lista para la venta”.

¿Sabes esto sobre las orquídeas?

  • Cuando termina de florear, cortas la vara y vuelve a dar una vara floral. Puede seguir creciendo mientras tenga el trato necesario.

  • De acuerdo con el portal La Botánika, es necesario ubicarla en un espacio con abundante luz indirecta y ventilación suficiente, pero sin corrientes de aire fuerte

  • En cuanto al riego, se sugiere regarla una vez por semana en verano y cada dos semanas en invierno.

  • Un aspecto importante tiene que ver con el drenaje del riego, ya que, de no cumplirse adecuadamente, las raíces pueden pudrirse y la planta morir.

  • Lo ideal es abonar la planta una vez al mes, con fertilizante especial para orquídeas.






➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube

➡️ Recibe la información relevante en tu correo a través del Newsletter

➡️ Checa los temas de la edición impresa ¡SEMANAL!


Es fácil rendirse ante el encanto de las orquídeas, plantas que son sinónimo de elegancia y sofisticación en todo el mundo. Lo que no vemos al comprarlas o tenerlas en casa es todo el proceso que implica lograr que se desarrollen satisfactoriamente, desde la plántula hasta que el tallo presume sus flores, lo que para los viveristas puede tomar un año.

Durante las últimas décadas, entre los municipios de Yautepec y Cuautla, los productores morelenses se han especializado en la comercialización de orquídeas de distintas especies. Los productores de esta región coinciden en algo: Tahí, orquídeas y flores exóticas, un orquideario ubicado en Yautepec y que también cuenta con una sucursal en la Ciudad de México, fue el pionero en la producción y comercialización regional, a partir de 1987.

Durante tres décadas, los viveros de Tahí se han especializado en la producción de orquídeas de las especies phalaenopsis, oncidiums, catleyas y dendrobiums, que son algunas de las más demandadas por los amantes de las plantas. Con el pasar de los años, nuevas generaciones de viveristas se han adentrado en el mundo de las orquídeas, un mundo complejo, dado el proceso que requiere lograr que las flores se extiendan al mundo en todo su esplendor, lo que toma un año.

Emmanuel Ruiz | El Sol de Cuautla


La orquídea mariposa

De todos los géneros de orquídeas que hay en el mundo (unos 800), la phalaenopsis, de origen asiático, también llamada orquídea mariposa, es uno de los más populares y extendidos en jardinería y decoración. Desde hace cuatro años, el vivero Romen, ubicado en la comunidad de Casasano, entre Cuautla y Yautepec, ha dado pasos importantes para tecnificar la producción de esta especie, con infraestructura única en Latinoamérica y Europa para optimizar el cuidado de las plantas, pero no sin olvidar la clave de su crecimiento: la atención del hombre.

“Lo que más valor tiene de una orquídea, y lo que más aprecia la gente, es su belleza, los colores que podemos encontrar de este género de orquídeas, y sobre todo que no son tan difíciles de mantener: ya en casa, sólo se trata de estar al pendiente de ciertos detalles, como un riego semanal, así como no exponerlas al sol directo o la luz directa, y se acabó, porque tienen una planta bien producida, que en condiciones de buena floración dura de tres a cuatro meses sin problema”, explica Giovani Romero, perteneciente a la tercera generación del vivero.

Emmanuel Ruiz | El Sol de Cuautla


Una historia familiar

La historia del vivero Romen se remonta a dos generaciones antes de Giovani, cuando don Jesús Romero, procedente de Guerrero, comenzó a vender en Cuautla las plantas que cultivaba en latas de chiles en vinagre, hace tres décadas. De generación en generación, la familia le ha apostado a la tecnificación del viverismo, al grado de que hoy son uno de los principales surtidores de orquídeas y otras plantas en el centro del país.

El largo proceso


La producción de orquídeas se divide en tres etapas: el crecimiento, la inducción y la floración.

Desde que la plántula llega al área de crecimiento, procedente de Holanda, hasta que está lista para ser vendida, pasan 12 meses y cada día es sinónimo de cuidado y vigilancia constante, en el que la temperatura juega un factor fundamental.

“La primera etapa es el crecimiento, que es la etapa caliente y dura 30 semanas, donde se le da el tamaño ideal a la planta conservando una temperatura de 28 grados centígrados. Tratamos de tener constante esa temperatura”, explica Giovani.

En este vivero, las plantas logran desarrollarse gracias a un proceso que se basa en tres elementos clave: la temperatura, la luminosidad y la humedad relativa, que es controlado con apoyo de una computadora y una estación meteorológica. Se trata de uno de los viveros más desarrollados de todo el mundo, en busca de evitar que el más mínimo error se traduzca en una planta de escasa floración.

“El descuido de la phalaenopsis demeritan su calidad cuando dejas de hacer lo que tienes que hacer durante un lapso de una semana. No lo ves en seguida, pero se refleja en el resultado final de la planta, así como en su calidad, su número de botones y ramificaciones. Al final, la planta te va a reclamar lo que dejaste de hacer”,
afirma Romero.

Una vez que transcurren las 30 semanas de la etapa de crecimiento, la planta está lista para el siguiente paso: la inducción.

“Esta es la etapa fría, donde tratamos de estar a 18 grados, y ese diferencial de temperatura hacia abajo es lo que nos genera la vara floral. En esta etapa estamos ocho semanas y pasamos a la etapa final, que es la floración, con una zona templada donde tratamos de estar a 23 grados durante 12 semanas. Transcurrido ese tiempo, la planta está lista para la venta”.

¿Sabes esto sobre las orquídeas?

  • Cuando termina de florear, cortas la vara y vuelve a dar una vara floral. Puede seguir creciendo mientras tenga el trato necesario.

  • De acuerdo con el portal La Botánika, es necesario ubicarla en un espacio con abundante luz indirecta y ventilación suficiente, pero sin corrientes de aire fuerte

  • En cuanto al riego, se sugiere regarla una vez por semana en verano y cada dos semanas en invierno.

  • Un aspecto importante tiene que ver con el drenaje del riego, ya que, de no cumplirse adecuadamente, las raíces pueden pudrirse y la planta morir.

  • Lo ideal es abonar la planta una vez al mes, con fertilizante especial para orquídeas.






➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube

➡️ Recibe la información relevante en tu correo a través del Newsletter

➡️ Checa los temas de la edición impresa ¡SEMANAL!


Finanzas

Mercadito 'Buena Vibra' un espacio seguro en Cuernavaca

El "Mercadito Buenas Vibras" en Cuernavaca ofrece un espacio seguro para emprendedores locales

Local

¿Qué significa el acrónimo de Civac?

La colonia de Civac fue creada en 1966 por el entonces gobernador de Morelos Emilio Riva Palacio Morales ¿Conoces cuál es el significado de las siglas de Civac?

Local

Hongos en Lagunas de Zempoala, conoce sus beneficios y usos con recorridos

Estas vacaciones habrá recorridos de recolección de hongos por el Parque Nacional Lagunas de Zempoala, ¡entérate aquí!

Finanzas

Balnearios de Morelos subieron sus tarifas de entrada este verano

Turistas y morelenses que visiten los balnearios en la entidad este verano encontrarán un ligero incremento en las tarifas de entrada

Seguridad

Motociclistas se accidentan en la autopista México-Cuernavaca

Accidente en la autopista México-Cuernavaca deja a pareja de motociclistas en mal estado

Local

Vacaciones de verano: ¿A dónde se van los morelenses?

La economía, el trabajo y otros factores determinan el destino de los paseantes morelenses durante este verano