/ viernes 19 de enero de 2024

[Extranjeros en Morelos] Cuernavaca, ciudad irresistible; Tepoztlán, un lugar pintoresco

En "México. Pueblo y costumbres", la escritora estadunidense Elsa Larralde describe sus impresiones sobre la ciudad de Cuernavaca y el pueblo de Tepoztlán

La estadunidense Elsa Larralde (¿1901-1994?) escribió este libro en inglés, The land and people of Mexico, publicado hacia 1952. Una década después se editaría en castellano como México. Pueblo y costumbres. Autora de otros títulos, como Malinche, de seguro que Larralde tenía orígenes hispanoamericanos. Leamos estas referencias suyas a nuestro tema:

“No muy lejos de México se encuentran las irre­sistibles poblaciones de Cuernavaca y Taxco, llenas de tiendas de curiosidades, en las que se exhiben exquisitos ornamentos de plata. Las dos están lle­nas de buganvilias. Cuernavaca y Taxco acaso sean los principales centros turísticos del país. Tienen la ventaja de encontrarse cerca de la ciudad de Mé­xico, y algunos residentes en la capital poseen allí hermosas casas de campo. Dado su clima, los que viven en Cuernavaca pueden pasarse la vida en hamacas y en torno a las piscinas durante todo el año".

"Cuernavaca es el centro de esa planta —la poinsettia [nochebuena]— tan popular en Estados Unidos cuando llega la Navidad. Esta dádiva de México a Esta­dos Unidos se remonta a cuando Joel Robert Poinsett (que murió en 1851) era embajador norteame­ricano en México. Le encantaban las brillantes y curiosas hojas que rodean las diminutas flores de aquella planta y que crecían en una abun­dancia grande en su casa de campo de Cuernava­ca. Observó que los naturales del país colocaban las flores en los altares durante la Navidad. Cuando volvió a su casa de Carolina del Sur, introdujo la planta para la horticultura de los Estados Unidos y pocos años después, en 1836, los botánicos la llamaron, en su honor, poinsettia, pero los mexi­canos la llaman Flor de Nochebuena”.


Chinelos tradicionales en Tepoztlán. /Cortesía | Gobierno de México


La Fiesta del Brinco en Tepoztlán

“Tepoztlán, cerca de Cuernavaca, ejecuta otra pintoresca diversión durante la Semana Santa y la lla­ma ‘La Fiesta del Brinco’. Entusiastas bailarines masculinos de las poblaciones próximas se unen en Semana Santa a los de Tepoztlán. Las muchedum­bres se congregan en la plaza para ver efectuar a los ejecutantes una danza de tres días sin interrup­ción. Hay relevos de bailarines y así el ejercicio nunca se suspende. En las calles se venden comida, juguetes, helados, tacos y todas las cosas que ima­ginablemente pueden venderse para que las gentes no se vayan a sus casas o de la población. Los dan­zarines del brinco llevan largas ropas de seda de varios colores y se adornan la cabeza con imponen­tes penachos de plumas. Brillantes banderas ondean al sol. Los hombres se cubren con máscaras de bar­ba rubia o rojiza, con las que pretenden representar a los conquistadores, y las ropas adicionales de to­dos colores indican su confección indígena de lo que los soldados españoles llevaban".

“Acaso la más prominente y colorida atracción de esas fiestas de aldea sean los matachines, grupo de bailarines primitivos que tienen la licencia del Gobierno y a quienes se alquila para animar las di­versiones”.

“El clero acepta estas prácticas y nunca se opone a su celebración si coincide con las fiestas de la Igle­sia. Esta comprensión por parte de los sacerdotes tiene su origen en el sistema que los frailes espa­ñoles siguieron para evangelizar: aprovechar lo que de las prácticas idolátricas no afectara a la doctrina, para facilitar la conversión de los paganos. No era poca tarea la de los primeros misioneros que tenían que inculcar la religión en las mentes de perso­nas que durante siglos antes de la conquista habían sido ardientes adoradores del sol y tenían ídolos venerados, ante los que habían de danzar”.

La estadunidense Elsa Larralde (¿1901-1994?) escribió este libro en inglés, The land and people of Mexico, publicado hacia 1952. Una década después se editaría en castellano como México. Pueblo y costumbres. Autora de otros títulos, como Malinche, de seguro que Larralde tenía orígenes hispanoamericanos. Leamos estas referencias suyas a nuestro tema:

“No muy lejos de México se encuentran las irre­sistibles poblaciones de Cuernavaca y Taxco, llenas de tiendas de curiosidades, en las que se exhiben exquisitos ornamentos de plata. Las dos están lle­nas de buganvilias. Cuernavaca y Taxco acaso sean los principales centros turísticos del país. Tienen la ventaja de encontrarse cerca de la ciudad de Mé­xico, y algunos residentes en la capital poseen allí hermosas casas de campo. Dado su clima, los que viven en Cuernavaca pueden pasarse la vida en hamacas y en torno a las piscinas durante todo el año".

"Cuernavaca es el centro de esa planta —la poinsettia [nochebuena]— tan popular en Estados Unidos cuando llega la Navidad. Esta dádiva de México a Esta­dos Unidos se remonta a cuando Joel Robert Poinsett (que murió en 1851) era embajador norteame­ricano en México. Le encantaban las brillantes y curiosas hojas que rodean las diminutas flores de aquella planta y que crecían en una abun­dancia grande en su casa de campo de Cuernava­ca. Observó que los naturales del país colocaban las flores en los altares durante la Navidad. Cuando volvió a su casa de Carolina del Sur, introdujo la planta para la horticultura de los Estados Unidos y pocos años después, en 1836, los botánicos la llamaron, en su honor, poinsettia, pero los mexi­canos la llaman Flor de Nochebuena”.


Chinelos tradicionales en Tepoztlán. /Cortesía | Gobierno de México


La Fiesta del Brinco en Tepoztlán

“Tepoztlán, cerca de Cuernavaca, ejecuta otra pintoresca diversión durante la Semana Santa y la lla­ma ‘La Fiesta del Brinco’. Entusiastas bailarines masculinos de las poblaciones próximas se unen en Semana Santa a los de Tepoztlán. Las muchedum­bres se congregan en la plaza para ver efectuar a los ejecutantes una danza de tres días sin interrup­ción. Hay relevos de bailarines y así el ejercicio nunca se suspende. En las calles se venden comida, juguetes, helados, tacos y todas las cosas que ima­ginablemente pueden venderse para que las gentes no se vayan a sus casas o de la población. Los dan­zarines del brinco llevan largas ropas de seda de varios colores y se adornan la cabeza con imponen­tes penachos de plumas. Brillantes banderas ondean al sol. Los hombres se cubren con máscaras de bar­ba rubia o rojiza, con las que pretenden representar a los conquistadores, y las ropas adicionales de to­dos colores indican su confección indígena de lo que los soldados españoles llevaban".

“Acaso la más prominente y colorida atracción de esas fiestas de aldea sean los matachines, grupo de bailarines primitivos que tienen la licencia del Gobierno y a quienes se alquila para animar las di­versiones”.

“El clero acepta estas prácticas y nunca se opone a su celebración si coincide con las fiestas de la Igle­sia. Esta comprensión por parte de los sacerdotes tiene su origen en el sistema que los frailes espa­ñoles siguieron para evangelizar: aprovechar lo que de las prácticas idolátricas no afectara a la doctrina, para facilitar la conversión de los paganos. No era poca tarea la de los primeros misioneros que tenían que inculcar la religión en las mentes de perso­nas que durante siglos antes de la conquista habían sido ardientes adoradores del sol y tenían ídolos venerados, ante los que habían de danzar”.

Seguridad

Multas en Cuernavaca: Seprac retira autos abandonados en las calles

Policía Vial de Cuernavaca intensifica retiro de vehículos abandonados y Javier Tencle llama a reportarlos

Local

Tráfico hoy en Cuernavaca | Muere motociclista en la México-Acapulco

La falta de luz durante este 24 de abril dejó a varios semáforos inservibles rumbo al Centro de Cuernavaca

Local

¿Cómo afecta el calentamiento global a Morelos?

En 2023, récord de temperaturas altas debido a fenómenos naturales y humanos, alerta presidente de la Sociedad Astronómica Urania

Local

Tribunal para Adolescentes recibirá ampliación presupuestal

El Tribunal de Justicia Penal para Adolescentes recibirá un incremento presupuestal para desahogar el pago de pensiones

Local

Día del Niño: Ideas para celebrar en casa con poco presupuesto

Aquí hay ideas para celebrar con tus hijos el Día del Niño desde casa y con poco presupuesto

Seguridad

Hallan un cuerpo baleado en barranca de Amanalco

Encuentran cuerpo en barranca de Cuernavaca; Fiscalía investiga