/ martes 3 de septiembre de 2019

Nos hemos acostumbrado al pecado: Presbiterio de Cuernavaca

La Iglesia de Cuernavaca llama a trabajar “juntos por la paz, a que cada uno, gobierno y sociedad asuma sus responsabilidades en la construcción de paz”

La Iglesia de Cuernavaca llamó a sociedad y a gobierno a reforzar el trabajo en la construcción de la paz. Al tiempo de reprochar lo ocurrido el lunes en la terminal Estrella de Oro, reprochó que como sociedad nos hayamos acostumbrado a vivir entre la violencia y "el pecado".

No obstante, más allá del porqué del ataque, hemos iniciado el mes de septiembre, llamado mes de la patria con sangre, pero no con la sangre de los héroes que buscaron nuestra independencia, sino con la sangre que nos hace dependientes a ver con tanta normalidad sucesos como los ocurridos esta mañana, donde también perdió la vida un menor de edad.

Vivimos sumergidos en la normalidad de escuchar o ver actos violentos que ya no nos impactan, que ya no nos dicen nada. La violencia se ha convertido en una cultura que se promueve en todos lados. Se ha convertido en un problema en donde no solo tiene que ver la autoridad y un plan de gobierno que dé respuesta eficaz a dicha problemática, también el problema se encuentra en una sociedad que se ha acostumbrado al crimen, que reclama los delitos, pero recurrentemente evade la ley o normaliza lo irregular. Una sociedad que se ha acostumbrado al pecado.

Agregó que es verdad que estamos viviendo momentos complicados como sociedad, pero, dijo, no podemos convertir lo anormal en normal, "no podemos cerrar los ojos, o peor aún, permanecer en la indiferencia y apatía, esperando actuar solamente cuando nos suceda a nosotros".

Como Iglesia de Cuernavaca, alzamos nuestra voz en solidaridad con las víctimas de los hechos de esta mañana, con sus familiares y amigos; pero también con aquellas que han perdido la vida por hechos semejantes en estos últimos meses tan violentos. Alzamos la voz no solo para pedir justicia, sino también para pedir paz. Una paz que se tiene que construir en corresponsabilidad: gobierno (en sus tres poderes) y sociedad. Nuestras familias necesitan recuperar la confianza. Necesitamos consolidar nuevamente los vínculos de confianza, reconstruir el tejido social y recrear la paz recuperando el espacio público.

En boletín de prensa advirtió que Jesús nos ha dicho «la paz les dejo mis paz les doy» (Jn 14,27). La vida nueva traída por Jesús resucitado es hacer el espacio, el ambiente, la realidad del Reino, que día tras día se construye el orden querido por Dios.

Por eso, exhortamos como Iglesia de Cuernavaca a trabajar juntos por la paz, a que cada uno, gobierno y sociedad asuma sus responsabilidades en la construcción de paz, y que de la mano vayamos sumando esfuerzos para erradicar este mal de nuestra vida diaria. En el marco de los festejos por los 300 años de la aparición de la imagen de Nuestra Señora de los Milagros, patrona de nuestra diócesis. Hagamos que nuestra realidad cambie en gozo, que nuestra gente vuelva a disfrutar de esa paz que tanto anhelamos, de esa paz que solo Dios nos puede dar. Que María, en la advocación de Nuestra Señora de los Milagros, interceda por este Estado de Morelos y que su alegría y gozo nos haga hombres y mujeres de paz.

La Iglesia de Cuernavaca llamó a sociedad y a gobierno a reforzar el trabajo en la construcción de la paz. Al tiempo de reprochar lo ocurrido el lunes en la terminal Estrella de Oro, reprochó que como sociedad nos hayamos acostumbrado a vivir entre la violencia y "el pecado".

No obstante, más allá del porqué del ataque, hemos iniciado el mes de septiembre, llamado mes de la patria con sangre, pero no con la sangre de los héroes que buscaron nuestra independencia, sino con la sangre que nos hace dependientes a ver con tanta normalidad sucesos como los ocurridos esta mañana, donde también perdió la vida un menor de edad.

Vivimos sumergidos en la normalidad de escuchar o ver actos violentos que ya no nos impactan, que ya no nos dicen nada. La violencia se ha convertido en una cultura que se promueve en todos lados. Se ha convertido en un problema en donde no solo tiene que ver la autoridad y un plan de gobierno que dé respuesta eficaz a dicha problemática, también el problema se encuentra en una sociedad que se ha acostumbrado al crimen, que reclama los delitos, pero recurrentemente evade la ley o normaliza lo irregular. Una sociedad que se ha acostumbrado al pecado.

Agregó que es verdad que estamos viviendo momentos complicados como sociedad, pero, dijo, no podemos convertir lo anormal en normal, "no podemos cerrar los ojos, o peor aún, permanecer en la indiferencia y apatía, esperando actuar solamente cuando nos suceda a nosotros".

Como Iglesia de Cuernavaca, alzamos nuestra voz en solidaridad con las víctimas de los hechos de esta mañana, con sus familiares y amigos; pero también con aquellas que han perdido la vida por hechos semejantes en estos últimos meses tan violentos. Alzamos la voz no solo para pedir justicia, sino también para pedir paz. Una paz que se tiene que construir en corresponsabilidad: gobierno (en sus tres poderes) y sociedad. Nuestras familias necesitan recuperar la confianza. Necesitamos consolidar nuevamente los vínculos de confianza, reconstruir el tejido social y recrear la paz recuperando el espacio público.

En boletín de prensa advirtió que Jesús nos ha dicho «la paz les dejo mis paz les doy» (Jn 14,27). La vida nueva traída por Jesús resucitado es hacer el espacio, el ambiente, la realidad del Reino, que día tras día se construye el orden querido por Dios.

Por eso, exhortamos como Iglesia de Cuernavaca a trabajar juntos por la paz, a que cada uno, gobierno y sociedad asuma sus responsabilidades en la construcción de paz, y que de la mano vayamos sumando esfuerzos para erradicar este mal de nuestra vida diaria. En el marco de los festejos por los 300 años de la aparición de la imagen de Nuestra Señora de los Milagros, patrona de nuestra diócesis. Hagamos que nuestra realidad cambie en gozo, que nuestra gente vuelva a disfrutar de esa paz que tanto anhelamos, de esa paz que solo Dios nos puede dar. Que María, en la advocación de Nuestra Señora de los Milagros, interceda por este Estado de Morelos y que su alegría y gozo nos haga hombres y mujeres de paz.

Cultura

Fieles celebran a San Judas Tadeo en Tepetates

Desde muy temprana hora este jueves 28 de octubre, los devotos de San Judas Tadeo están arribando ante sus pies con flores y velas

Seguridad

Alfonso de Jesus Sotelo se dice perseguido político

El exdiputado y expresidente de la Mesa Directiva del Congreso acusó que la Fiscalía Anticorrupción intenta desprestigiarlo

Finanzas

[Juntos Crecemos] Barbería Cuernavaca se mantiene a flote

José Luis Medina es la cuarta generación de una familia de barberos en la ciudad, especializándose en el cuidado de la barba, bigote, así como el cabello

Local

Hay muchos blancos criminales en Morelos: Cuauhtémoc Blanco

El acuerdo con Puebla para reforzar la seguridad pública incluirá a Guerrero y se enfocará en el combate a la delincuencia organizada, el robo de vehículos y otros ilícitos

Política

Intentan hackear WhatsApp del gobernador de Durango

Fue mediante un Tweet en su cuenta personal donde dio a conocer el suceso

Cine

Alistan gira Ambulante 2021 del Festival Internacional de Cine de Morelia

La proyección de documentales será en cinco estados del país, entre el 3 de noviembre y el 15 de diciembre

Sociedad

Migrantes continúan su trayecto con dirección a Escuintla, Chiapas

El grupo de centroamericanos salió de Villa Comaltitlán y con destino a Escuintla, donde se prevé tomen un nuevo descanso

Sociedad

Por Covid, 129 mil 914 mexicanos murieron sin asistencia médica: Inegi

De acuerdo con el Instituto alrededor de 165 mil personas no contaron con acceso a algún servicio médico público o privado

Turismo

Destinos ideales para festejar Día de Muertos

Prepárate para conmemorar esta celebración a lo largo del país ¡Listo para un viaje fugaz!