/ sábado 23 de mayo de 2020

[Especial] Empleadas textiles, de la esperanza a la explotación

La mayoría de ellas afirman estar en constante vulnerabilidad por los abusos, malos tratos y en algunos casos hasta acoso sexual y laboral

En los años noventa, en Morelos la mayor parte de la población ocupada se concentraba en las actividades del sector agrícola, pero desde finales de los años noventa y hasta la fecha se registró una movilidad hacia los trabajos dedicados a la industria.

Desde 1985 hasta la actualidad comienzan a modificarse los procesos de producción y de organización laboral de las empresas industriales, como resultado de la crisis de reestructuración productiva que se inició en el país y de la posterior apertura comercial. A partir de este periodo se observan ramas industriales que registran bajos niveles de densidad del capital y un deterioro de los salarios y la productividad; tal es el caso de los alimentos y bebidas, textiles y el vestido.

En Morelos se cuenta con diversas marcas de la industria textil-confección, el municipio de Emiliano Zapata alberga la Ciudad de la Confección, en el 2000 contaba con empresas dedicadas a la fabricación de lencería y pantalones, trajes de baño y a la maquila de playeras, ropa casual y deportiva, entre las que destacan Hermosa Amazing Grace.

El Parque Industrial Burlington se concibió en septiembre de 1997 como una zona industrial textilera en México, ubicado en Yecapixtla; aquí se instalaron tres plantas: Burimex Denim en la División Cone Denim; Hilos de Yecaplixtla S. A. de C. V. y Casimires Burlmex, en la División Burlington WorldWide. La primera planta es fabricante de tela de mezclilla, la segunda manufactura hilo de algodón y la tercera telas para casimires y sus mezclas.

Según un estudio del Centro de Apoyo al Trabajo A.C., hecho en 2019 a trabajadoras de dos de las naves industriales del estado, su plantilla laboral son particularmente mujeres, jefas de familia, con un nivel de escolaridad de primaria y migrantes. Las trabajadoras afirman estar en constante vulnerabilidad por los abusos, malos tratos y en algunos casos acoso sexual y laboral por parte de los supervisores. El rango de edad oscila entre los 18 y 55 años.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) delegación Morelos, Magda Cortés Irazoque, reconoció que cada empresa maneja su propia plantilla laboral de acuerdo a sus reglamentos, en muchos de los casos se da que les paga a destajo y es donde se pueda mantener o ver como una supuesta explotación laboral, pero no lo considera así, ya que se manejan ocho horas de trabajo y les dan también media hora para comer.

“Hay gente que tal vez quiera ganar un poco más y se quede más horas, pero aquí en Morelos, se maneja sus reglamentos y creo que no lo veo desde ese punto de vista, que exista explotación laboral”, acentuó.

El informe establece que la mayoría de los trabajadores tienen acceso solo a seguridad social y bonos; trabajando de nueve a 10 horas diarias, mientras que el salario semanal es de 740 a mil 330 pesos, respectivamente. El salario puede variar conforme a las horas extras que trabajen, que, aunque no son obligatorias, en caso de laborarlas se les condicionan los permisos o la producción.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CIDHM) aseveró que no han recibido denuncias o quejas por explotación laboral en este sector, solo consultas para saber qué hacer en caso de no obtener su salario completo al trabajar a destajo.

No obstante, el Centro de Apoyo al Trabajador A.C. denunció que no existen condiciones mínimas para realizar el trabajo, las sillas y los tapetes no son ergonómicas, hay poca ventilación y tienen que soportar temperaturas de 40 grados o más.

Por ello, entre las recomendaciones está el continuar con el contacto de las trabajadoras y trabajadores y aprovechar el interés que mostraron en capacitarse y formar parte del sindicato, considerar la existencia de los sindicatos que están presentes en las empresas y revisar la correlación de fuerzas y cuidar la estabilidad laboral de las trabajadoras y trabajadores porque la experiencia ha mostrado que en cuanto se empiezan a capacitar y organizar, la empresa les despide.

En el municipio de Emiliano Zapata y Yecapixtla se cuenta con diversas marcas de la industria textil-confección / Haidee Galicia | El Sol de Cuernavaca

En los años noventa, en Morelos la mayor parte de la población ocupada se concentraba en las actividades del sector agrícola, pero desde finales de los años noventa y hasta la fecha se registró una movilidad hacia los trabajos dedicados a la industria.

Desde 1985 hasta la actualidad comienzan a modificarse los procesos de producción y de organización laboral de las empresas industriales, como resultado de la crisis de reestructuración productiva que se inició en el país y de la posterior apertura comercial. A partir de este periodo se observan ramas industriales que registran bajos niveles de densidad del capital y un deterioro de los salarios y la productividad; tal es el caso de los alimentos y bebidas, textiles y el vestido.

En Morelos se cuenta con diversas marcas de la industria textil-confección, el municipio de Emiliano Zapata alberga la Ciudad de la Confección, en el 2000 contaba con empresas dedicadas a la fabricación de lencería y pantalones, trajes de baño y a la maquila de playeras, ropa casual y deportiva, entre las que destacan Hermosa Amazing Grace.

El Parque Industrial Burlington se concibió en septiembre de 1997 como una zona industrial textilera en México, ubicado en Yecapixtla; aquí se instalaron tres plantas: Burimex Denim en la División Cone Denim; Hilos de Yecaplixtla S. A. de C. V. y Casimires Burlmex, en la División Burlington WorldWide. La primera planta es fabricante de tela de mezclilla, la segunda manufactura hilo de algodón y la tercera telas para casimires y sus mezclas.

Según un estudio del Centro de Apoyo al Trabajo A.C., hecho en 2019 a trabajadoras de dos de las naves industriales del estado, su plantilla laboral son particularmente mujeres, jefas de familia, con un nivel de escolaridad de primaria y migrantes. Las trabajadoras afirman estar en constante vulnerabilidad por los abusos, malos tratos y en algunos casos acoso sexual y laboral por parte de los supervisores. El rango de edad oscila entre los 18 y 55 años.

La presidenta de la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) delegación Morelos, Magda Cortés Irazoque, reconoció que cada empresa maneja su propia plantilla laboral de acuerdo a sus reglamentos, en muchos de los casos se da que les paga a destajo y es donde se pueda mantener o ver como una supuesta explotación laboral, pero no lo considera así, ya que se manejan ocho horas de trabajo y les dan también media hora para comer.

“Hay gente que tal vez quiera ganar un poco más y se quede más horas, pero aquí en Morelos, se maneja sus reglamentos y creo que no lo veo desde ese punto de vista, que exista explotación laboral”, acentuó.

El informe establece que la mayoría de los trabajadores tienen acceso solo a seguridad social y bonos; trabajando de nueve a 10 horas diarias, mientras que el salario semanal es de 740 a mil 330 pesos, respectivamente. El salario puede variar conforme a las horas extras que trabajen, que, aunque no son obligatorias, en caso de laborarlas se les condicionan los permisos o la producción.

La Comisión Independiente de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CIDHM) aseveró que no han recibido denuncias o quejas por explotación laboral en este sector, solo consultas para saber qué hacer en caso de no obtener su salario completo al trabajar a destajo.

No obstante, el Centro de Apoyo al Trabajador A.C. denunció que no existen condiciones mínimas para realizar el trabajo, las sillas y los tapetes no son ergonómicas, hay poca ventilación y tienen que soportar temperaturas de 40 grados o más.

Por ello, entre las recomendaciones está el continuar con el contacto de las trabajadoras y trabajadores y aprovechar el interés que mostraron en capacitarse y formar parte del sindicato, considerar la existencia de los sindicatos que están presentes en las empresas y revisar la correlación de fuerzas y cuidar la estabilidad laboral de las trabajadoras y trabajadores porque la experiencia ha mostrado que en cuanto se empiezan a capacitar y organizar, la empresa les despide.

En el municipio de Emiliano Zapata y Yecapixtla se cuenta con diversas marcas de la industria textil-confección / Haidee Galicia | El Sol de Cuernavaca

Local

Muere Leopoldo 'Polo' Tovar Enríquez

En redes sociales, excompañeros de labor en el Ayuntamiento de Cuernavaca, de Jiutepec han externado sus condolencias por el deceso.

Local

Ya son 118 casos positivos de Covid-19 en el sector educativo

Autoridades de Salud y Educación reiteran que ningún plantel debe cerrar por decisión unilateral

Seguridad

Municipios no actualizan sus Atlas de Riesgos

Este documento es necesario para verificar cuáles son las áreas de riesgo e implementar acciones para proteger a la población

Local

Quedará inconclusa la construcción del Ayuntamiento de Emiliano Zapata

El edil Fernando Aguilar esperaba que en estos 3 años de administración podrían terminar la magna obra, pero por la pandemia no fue posible

Mundo

Volcán en La Palma entra en su fase de erupción más explosiva

El volumen de emisión de cenizas se ha intensificado, hasta el punto de que las compañías aéreas que operan conexiones con La Palma desde otras islas del archipiélago han tenido que suspender vuelos temporalmente.

Doble Vía

[Ocio] La pandemia no impidió nuevos récords mundiales

Con todo y restricciones sanitarias, habitantes de todo el mundo han logrado dejar su marca en el libro de Récords Guinness

Cultura

[Extranjeros en Morelos] El arzobispo que se sirvió de Ocuituco

El franciscano tuvo graves diferencias con la Audiencia por el ejercicio de su cargo como “protector de los indios”

Local

Ejército Mexicano es reconocido por su labor humanitaria

Inauguran la exposición La Gran Fuerza de México, en la Plaza de Armas de Cuernavaca

Finanzas

Los cumpleaños abundan pero escasean fiestas y celebraciones

La contingencia sanitaria por el Covid-19 ha provocado que la mayor parte de los festejos se reduzcan de hasta 800 invitados a máximo 50