/ sábado 14 de agosto de 2021

[Balnearios] Las Pilas, en la zona arqueológica de Jonacatepec

Rodeado de la zona arqueológica del mismo nombre, en Jonacatepec, este lugar es ideal para pasar un rato en familia

De entre los más de 50 balnearios que existen en Morelos, hay uno que se distingue por estar abrazado por una importante zona arqueológica que realza su atractivo turístico: se trata del balneario Las Pilas, ubicado en el municipio de Jonacatepec.

El centro acuático, si bien solo cuenta con dos albercas, y una de ellas sin funcionar tras los daños que sufrió en el sismo de 2017, es un lugar de alta concentración turística debido a su cercanía con estados como Puebla, Tlaxcala, Ciudad de México e Hidalgo, zonas más frías y de donde llegan los bañistas a disfrutar del cálido clima que ronda los 33 grados centígrados en promedio en esta zona del oriente morelense.





El balneario cuenta con alrededor de 3 hectáreas de extensión, con una gran cantidad de árboles que dan frescura al lugar, conformando un perfecto clima de relajación y descanso para los visitantes.

Los cientos de metros de pasto que rodea las albercas asemejan una alfombra natural que invita a disfrutar al máximo sus 8 horas de funcionamiento.



¿Qué servicios, horarios y costos ofrece el balneario?


El balneario se encuentra abierto de 10:00 a 18:00 horas, de jueves a lunes, y su alberca principal, de acuerdo con el jefe de mantenimiento, Alejandro Alanís, es de medidas olímpicas, la cual cuenta con un tobogán y servicios como baños y vestidores.

No hay venta de comida, por lo que los visitantes pueden ingresar sus alimentos para pasar un agradable día de campo familiar.

Los costos de ingreso son de 50 pesos adultos y 30 pesos niños que no rebasen la estatura de 1.20 metros.

Los estudiantes, presentando su credencial escolar, pueden entrar gratis, sin importar el nivel educativo.

Para Ingresar a la zona arqueológica, es necesario cruzar por el área del balneario.


¿Cuál es la historia de este balneario en Jonacatepec?

Este balneario es administrado por el Ayuntamiento de Jonacatepec, en un terreno que, de acuerdo con los pobladores más antiguos, antes era tierra fértil de siembra.

Cuando se inició su construcción por ser una zona rica en agua, quedaron al descubierto las ruinas arqueológicas que hoy lucen a un costado del balneario pero que funcionan de manera independiente. Las ruinas llevan el mismo nombre: Las Pilas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es probable que este sitio estuviera sujeto a Chalcatzingo, que se ubica a escasos 20 minutos, pero ya en territorio del municipio de Jantetelco, hacia el costado noreste.

En la zona arqueológica Las Pilas se tiene una descripción en su interior de lo significaba este lugar en el México prehispánico.

El nombre de esta zona se debe a los manantiales que existieron y de los cuales sólo queda uno que fue el que motivó la construcción del balneario.

Durante aquel México antiguo, por varios siglos existió una vida religiosa, social, política y económica controlada por los olmecas que habitaron Chalcatzingo. Pero cuando estos pierden su hegemonía, Las Pilas se convierten en un importante centro ceremonial con una nueva ideología que llega con las incursiones teotihuacanas a la región.

De esta manera el culto religioso y la captación de agua fueron las principales obras destinadas en Las Pilas.

La religión como el principal motor social, giró alrededor del Dios del agua: Tlaloc.




Las ruinas halladas, se encuentran dirigidas a los puntos cardinales formando dos plazas. En una de ellas se encuentran sofisticados sistemas de captación de agua, con una compleja red de canales de distribución de agua presuntamente para impulsar la agricultura intensiva; y en la otra plaza se encontraron los restos de dos altares ubicados al frente y a espaldas de la escalinata principal.

Cerca de los canales en desuso, durante las excavaciones, fueron encontrados entierros en posición flor de loto, con ofrendas integradas por vasijas de barro, cuentas de piedra verde que simbolizaban líquido precioso como la sangre y el agua, así como unas figurillas diminutas en forma de cono, únicas en Las Pilas, que simbolizan los cerros donde se forman los nublados, donde vivían los tlaloques, que de acuerdo con la mitología mexica, eran pequeños seres que ayudaban a Tláloc a proporcionar la lluvia a través de sus vasijas.




Suscríbete a nuestro canal





De entre los más de 50 balnearios que existen en Morelos, hay uno que se distingue por estar abrazado por una importante zona arqueológica que realza su atractivo turístico: se trata del balneario Las Pilas, ubicado en el municipio de Jonacatepec.

El centro acuático, si bien solo cuenta con dos albercas, y una de ellas sin funcionar tras los daños que sufrió en el sismo de 2017, es un lugar de alta concentración turística debido a su cercanía con estados como Puebla, Tlaxcala, Ciudad de México e Hidalgo, zonas más frías y de donde llegan los bañistas a disfrutar del cálido clima que ronda los 33 grados centígrados en promedio en esta zona del oriente morelense.





El balneario cuenta con alrededor de 3 hectáreas de extensión, con una gran cantidad de árboles que dan frescura al lugar, conformando un perfecto clima de relajación y descanso para los visitantes.

Los cientos de metros de pasto que rodea las albercas asemejan una alfombra natural que invita a disfrutar al máximo sus 8 horas de funcionamiento.



¿Qué servicios, horarios y costos ofrece el balneario?


El balneario se encuentra abierto de 10:00 a 18:00 horas, de jueves a lunes, y su alberca principal, de acuerdo con el jefe de mantenimiento, Alejandro Alanís, es de medidas olímpicas, la cual cuenta con un tobogán y servicios como baños y vestidores.

No hay venta de comida, por lo que los visitantes pueden ingresar sus alimentos para pasar un agradable día de campo familiar.

Los costos de ingreso son de 50 pesos adultos y 30 pesos niños que no rebasen la estatura de 1.20 metros.

Los estudiantes, presentando su credencial escolar, pueden entrar gratis, sin importar el nivel educativo.

Para Ingresar a la zona arqueológica, es necesario cruzar por el área del balneario.


¿Cuál es la historia de este balneario en Jonacatepec?

Este balneario es administrado por el Ayuntamiento de Jonacatepec, en un terreno que, de acuerdo con los pobladores más antiguos, antes era tierra fértil de siembra.

Cuando se inició su construcción por ser una zona rica en agua, quedaron al descubierto las ruinas arqueológicas que hoy lucen a un costado del balneario pero que funcionan de manera independiente. Las ruinas llevan el mismo nombre: Las Pilas.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), es probable que este sitio estuviera sujeto a Chalcatzingo, que se ubica a escasos 20 minutos, pero ya en territorio del municipio de Jantetelco, hacia el costado noreste.

En la zona arqueológica Las Pilas se tiene una descripción en su interior de lo significaba este lugar en el México prehispánico.

El nombre de esta zona se debe a los manantiales que existieron y de los cuales sólo queda uno que fue el que motivó la construcción del balneario.

Durante aquel México antiguo, por varios siglos existió una vida religiosa, social, política y económica controlada por los olmecas que habitaron Chalcatzingo. Pero cuando estos pierden su hegemonía, Las Pilas se convierten en un importante centro ceremonial con una nueva ideología que llega con las incursiones teotihuacanas a la región.

De esta manera el culto religioso y la captación de agua fueron las principales obras destinadas en Las Pilas.

La religión como el principal motor social, giró alrededor del Dios del agua: Tlaloc.




Las ruinas halladas, se encuentran dirigidas a los puntos cardinales formando dos plazas. En una de ellas se encuentran sofisticados sistemas de captación de agua, con una compleja red de canales de distribución de agua presuntamente para impulsar la agricultura intensiva; y en la otra plaza se encontraron los restos de dos altares ubicados al frente y a espaldas de la escalinata principal.

Cerca de los canales en desuso, durante las excavaciones, fueron encontrados entierros en posición flor de loto, con ofrendas integradas por vasijas de barro, cuentas de piedra verde que simbolizaban líquido precioso como la sangre y el agua, así como unas figurillas diminutas en forma de cono, únicas en Las Pilas, que simbolizan los cerros donde se forman los nublados, donde vivían los tlaloques, que de acuerdo con la mitología mexica, eran pequeños seres que ayudaban a Tláloc a proporcionar la lluvia a través de sus vasijas.




Suscríbete a nuestro canal





Local

Regreso a las aulas no es suficiente: UAEM

El retraso cognitivo y social que enfrentaron los menores durante el confinamiento se verá reflejado en la vida adulta

Local

Cuauhtémoc vs Graco: una pelea de varios rounds

Recuento de una batalla de muchos episodios jurídicos entre el actual gobernador de Morelos y su antecesor

Local

Funcionarios de Villalobos arrasaron hasta con los muebles

Llamará la nueva administración a exfuncionarios de la administración de Antonio Villalobos para responder por faltantes

Finanzas

[Emprende y Emplea] El SAT no tiene que ser un dolor de cabeza

Darse de alta y cumplir con las obligaciones fiscales puede ser más sencillo de lo que parece

Local

Cuauhtémoc vs Graco: una pelea de varios rounds

Recuento de una batalla de muchos episodios jurídicos entre el actual gobernador de Morelos y su antecesor

Cultura

La ópera "Rigoletto" de Giuseppe Verdi llegará al Teopanzolco

El CCT se vestirá de gala con el estreno de una nueva versión de la destacada tragedia atemporal del compositor italiano

Gossip

Grace de Gier cautiva al público con su nuevo EP "Tell me"

La cantautora tiene una conexión especial con la cultura mexicana y está ansiosa por pisar Tierras Aztecas

Cultura

Cine Morelos presentará la película "Obsesiones"

La cinta, de Iván Carrum, desarrolla una temática LGBT y está basado en una historia real

Finanzas

Los ricos dan reversa a la compra de vehículos de lujo

La comercialización en este rubro se desplomó el año pasado a su nivel más bajo en una década