/ martes 28 de julio de 2020

Van a hacer falta

Mirar hacia adentro

Fruto amargo de esta pandemia ha sido el cierre de 2 espacios independientes, que fueron emblemáticos para la cultura morelense. El Manojo Centro Cultural y L´arrosoir d´Arthur. Cada uno en su segmento del espectro, ayudaron a sustentar los movimientos y expresiones culturales del Estado. A ambos espacios, como a muchos cuernavacenses, en especial a actores culturales, me unieron lazos sentimentales y experiencias estéticas y de amistad. Este encierro, prolongado por la falta de atención a las medidas de autocuidado y cuidado de los demás, nos van a pasar una factura elevadísima en muchos aspectos. Algún día aprenderemos.

Durante este siglo, aparecieron numerosos espacios culturales independientes que para su subsistencia ofrecen además servicios de comida, café y bar, según sea el caso. Allí se da cabida a un gran número de expresiones culturales y artísticas, y han sido sustento de buena parte de los movimientos que se han generado. Han impulsado carreras y han ayudado a desahogar la enorme presión que la afortunadamente abundante producción artística y cultural ejerce sobre las Instituciones de los tres niveles de gobierno.

Al Tigre, Eduardo Hernández, otro dueño de El Manojo, me unen los años que lleva este milenio, años llenos de aprendizajes y amistad. Es uno de mis mentores y gracias a él comencé mi labor en la cultura popular como promotor. Juntos trabajamos por años en el CONACULTA (ahora Secretaría de Cultura Federal) diseñando y operando actividades de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de las regiones culturales del país Allí nació en el Tigre la idea de abrir el Manojo, yo con mucha ingenuidad y cariño le diseñaba sus primeros carteles en power point que luego guardaba como imágenes. Como todos los proyectos del Tigre, lo ideó como un espacio para la difusión de la cultura local y nacional, como un espacio para que quien así lo quisiera se lo pudiera apropiar, y así fue, por allí desfilamos la gran mayoría de las personas dedicadas a, o gustosas de la cultura. Tocar allí llegó a convertirse en una fecha obligada para los grupos de música tradicional que iban a tocar a la capital desde la provincia. Va a hacer falta.

Cuando recién abrió Lárrosoir d´Arthur, sentado comiendo allí, sintiendo lo agradable que habían hecho el espacio, les pedí a sus dueños Amaury y Benoit, que me permitieran exponer mi serie “Señoras y señores, Tlayacapan” en sus muros. Lo pensaron mucho, pues no habían tenido originalmente la idea de que allí se expusiera pues los muros son frágiles, pero con ayuda de Luis Jiménez, museógrafo del Instituto de Cultura de Morelos (ahora Secretaría de Turismo y Cultura) montamos cuidadosamente la exposición, impresa de manera muy ligera. Me precio de haber inaugurado ese espacio como galería. Durante los años que permaneció fueron incontables las veces que asistí a conciertos, presentaciones de libros o exposiciones, o simplemente a comer o a tomar algo. Cuando alguien de fuera venía y quería un lugar para comer o salir por la noche, nunca dudé en recomendarlo. Va a hacer falta.

Fruto amargo de esta pandemia ha sido el cierre de 2 espacios independientes, que fueron emblemáticos para la cultura morelense. El Manojo Centro Cultural y L´arrosoir d´Arthur. Cada uno en su segmento del espectro, ayudaron a sustentar los movimientos y expresiones culturales del Estado. A ambos espacios, como a muchos cuernavacenses, en especial a actores culturales, me unieron lazos sentimentales y experiencias estéticas y de amistad. Este encierro, prolongado por la falta de atención a las medidas de autocuidado y cuidado de los demás, nos van a pasar una factura elevadísima en muchos aspectos. Algún día aprenderemos.

Durante este siglo, aparecieron numerosos espacios culturales independientes que para su subsistencia ofrecen además servicios de comida, café y bar, según sea el caso. Allí se da cabida a un gran número de expresiones culturales y artísticas, y han sido sustento de buena parte de los movimientos que se han generado. Han impulsado carreras y han ayudado a desahogar la enorme presión que la afortunadamente abundante producción artística y cultural ejerce sobre las Instituciones de los tres niveles de gobierno.

Al Tigre, Eduardo Hernández, otro dueño de El Manojo, me unen los años que lleva este milenio, años llenos de aprendizajes y amistad. Es uno de mis mentores y gracias a él comencé mi labor en la cultura popular como promotor. Juntos trabajamos por años en el CONACULTA (ahora Secretaría de Cultura Federal) diseñando y operando actividades de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de las regiones culturales del país Allí nació en el Tigre la idea de abrir el Manojo, yo con mucha ingenuidad y cariño le diseñaba sus primeros carteles en power point que luego guardaba como imágenes. Como todos los proyectos del Tigre, lo ideó como un espacio para la difusión de la cultura local y nacional, como un espacio para que quien así lo quisiera se lo pudiera apropiar, y así fue, por allí desfilamos la gran mayoría de las personas dedicadas a, o gustosas de la cultura. Tocar allí llegó a convertirse en una fecha obligada para los grupos de música tradicional que iban a tocar a la capital desde la provincia. Va a hacer falta.

Cuando recién abrió Lárrosoir d´Arthur, sentado comiendo allí, sintiendo lo agradable que habían hecho el espacio, les pedí a sus dueños Amaury y Benoit, que me permitieran exponer mi serie “Señoras y señores, Tlayacapan” en sus muros. Lo pensaron mucho, pues no habían tenido originalmente la idea de que allí se expusiera pues los muros son frágiles, pero con ayuda de Luis Jiménez, museógrafo del Instituto de Cultura de Morelos (ahora Secretaría de Turismo y Cultura) montamos cuidadosamente la exposición, impresa de manera muy ligera. Me precio de haber inaugurado ese espacio como galería. Durante los años que permaneció fueron incontables las veces que asistí a conciertos, presentaciones de libros o exposiciones, o simplemente a comer o a tomar algo. Cuando alguien de fuera venía y quería un lugar para comer o salir por la noche, nunca dudé en recomendarlo. Va a hacer falta.

Local

[Video] En Morelos analizan festejos patrios para evitar semáforo rojo

Gobierno busca actuar de manera responsable para prevenir contagios de covid-19

Local

Conmemoran el 141 aniversario del natalicio de Emiliano Zapata

La Secretaría de Desarrollo Agropecuario entregó la presea "Emiliano Zapata" a cuatro morelenses

Local

[Especial] Continúa la lucha por la defensa de sus costumbres

Las comunidades originarias, a través de sus recursos, han generado su propio desarrollo, pero el Estado los excluye de decisiones y representación política

Local

Ayuntamiento de Cuernavaca suspende autocinema

Por no tramitar uso de suelo y licencia colocó sellos de "Suspendido" al Cuernavaca Drive In

Gossip

Jorge Aravena celebra 30 años de carrera

Después de tener gran éxito en México, el actor se prepara para trabajar en Estados Unidos

Justicia

Investigación de FGR contra Jesús Orta fue motivo de su renuncia: Sheinbaum

La jefa de gobierno de la CDMX dijo que Orta Martínez cumplió con su examen de control de confianza para asumir el cargo en la SSC, pero pidió que se sepa la verdad del caso

Local

En Ayala también habrá autocinema, y será gratuito

Se exhibirán dos películas con apoyo de la Secretaría de Turismo y Cultura de Morelos

Local

Se registran 22 nuevos casos confirmados de Covid-19 y ocho defunciones en Morelos

En Morelos se han confirmado cuatro mil 480 casos de Covid-19, 278 activos, descartado cuatro mil 477 y están como sospechosos 660; se han registrado 901 defunciones

Local

Es electa Cristina Balderas Aragón como presidenta del Comité Ejecutivo Estatal del PRD en Morelos

Este sábado se llevó a cabo la elección del nuevo Comité Ejecutivo Estatal del PRD en Morelos