/ domingo 24 de octubre de 2021

Desde Acapulco para Cuernavaca, las Catrinas

María Cornejo, viene cada año desde el puerto a vender las tradicionales figuras de papel y alambre reciclado

María Cornejo sale cada octubre del puerto de Acapulco rumbo a la ciudad de Cuernavaca para vender sus catrinas hechas por sus propias manos con material que recicla a lo largo del año.

Entre libros de la escuela, periódicos, revistas y otros confecciona elegantes catrinas que vende bajo el puente de Tabachines, en Cuernavaca, donde casi pasa todo el día para después volver a un pequeño cuarto que renta temporalmente junto a su hijo.

Por segundo año consecutivo y después de haber vivido los estragos de la pandemia por Covid-19, María hizo caso del consejo de su hermana que vive en Yautepec y decidió dejar su hogar por algún tiempo para vender sus productos que elabora desde hace ya 30 años en la capital morelense, y aunque acepta que no es nada fácil no tiene muchas opciones.


“Empiezo a elaborarlas desde enero. Voy por partes y ya después que las termino de armar me pongo a vestirlas, a decorarlas y traerlas a vender en este tiempo del Día de Muertos. Como hago varias no calculo cuánto tiempo me llevo haciendo cada una, pero al mes elaboro hasta unas 20, a veces menos”.

Todas están hechas con papel reciclado, las pinta con pincel, en los ojos coloca diamantina “para que brille”, “son libros de las escuelas”, además de que les coloca “bisutería” para darles la elegancia que les caracteriza, la faldas son de tela, fomi o papel crepé que les da colorido, las manos son de alambre que también recolecta.

“Me trae mi hijo. Aquí llego, rento un cuartito y me pongo a vender. Estoy todos los días desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, a veces hasta las 6 y media”.

Las catrinas que miden 30 centímetros las ofrece en 500 pesos; las de 60 centímetros, en 70 pesos; las más grandes con una altura de 1.7 metros tienen un costo de 2 mil 300 pesos. En el puesto improvisado también vende calaveras pintadas a mano y catrines.

“Ya tengo más de 30 años haciendo piñatas y de las piñatas me dediqué mejor a hacer la catrina. Dejé de hacer piñatas porque aparte de que es laboriosa vale menos que la catrina. Hace un año que estuvo la pandemia que no vendía nada allá, me vine para acá, tengo una hermana y me dijo que me viniera para acá, después la gente me comenzó a buscar y ya estoy otra vez acá”.

Pasado el Día de Muertos su ciclo vuelve a comenzar. A sus 54 años de edad, María Cornejo invita a la ciudadanía a comprar “mis artesanías que hago todo el año, es lo único que hago”.





➡️ Recibe GRATIS la información relevante en tu correo a través de nuestro Newsletter



Súmate a nuestro canal de Youtube



Un vistazo a la 'Semana en Imágenes'


María Cornejo sale cada octubre del puerto de Acapulco rumbo a la ciudad de Cuernavaca para vender sus catrinas hechas por sus propias manos con material que recicla a lo largo del año.

Entre libros de la escuela, periódicos, revistas y otros confecciona elegantes catrinas que vende bajo el puente de Tabachines, en Cuernavaca, donde casi pasa todo el día para después volver a un pequeño cuarto que renta temporalmente junto a su hijo.

Por segundo año consecutivo y después de haber vivido los estragos de la pandemia por Covid-19, María hizo caso del consejo de su hermana que vive en Yautepec y decidió dejar su hogar por algún tiempo para vender sus productos que elabora desde hace ya 30 años en la capital morelense, y aunque acepta que no es nada fácil no tiene muchas opciones.


“Empiezo a elaborarlas desde enero. Voy por partes y ya después que las termino de armar me pongo a vestirlas, a decorarlas y traerlas a vender en este tiempo del Día de Muertos. Como hago varias no calculo cuánto tiempo me llevo haciendo cada una, pero al mes elaboro hasta unas 20, a veces menos”.

Todas están hechas con papel reciclado, las pinta con pincel, en los ojos coloca diamantina “para que brille”, “son libros de las escuelas”, además de que les coloca “bisutería” para darles la elegancia que les caracteriza, la faldas son de tela, fomi o papel crepé que les da colorido, las manos son de alambre que también recolecta.

“Me trae mi hijo. Aquí llego, rento un cuartito y me pongo a vender. Estoy todos los días desde las 9 de la mañana hasta las 6 de la tarde, a veces hasta las 6 y media”.

Las catrinas que miden 30 centímetros las ofrece en 500 pesos; las de 60 centímetros, en 70 pesos; las más grandes con una altura de 1.7 metros tienen un costo de 2 mil 300 pesos. En el puesto improvisado también vende calaveras pintadas a mano y catrines.

“Ya tengo más de 30 años haciendo piñatas y de las piñatas me dediqué mejor a hacer la catrina. Dejé de hacer piñatas porque aparte de que es laboriosa vale menos que la catrina. Hace un año que estuvo la pandemia que no vendía nada allá, me vine para acá, tengo una hermana y me dijo que me viniera para acá, después la gente me comenzó a buscar y ya estoy otra vez acá”.

Pasado el Día de Muertos su ciclo vuelve a comenzar. A sus 54 años de edad, María Cornejo invita a la ciudadanía a comprar “mis artesanías que hago todo el año, es lo único que hago”.





➡️ Recibe GRATIS la información relevante en tu correo a través de nuestro Newsletter



Súmate a nuestro canal de Youtube



Un vistazo a la 'Semana en Imágenes'


Seguridad

IEBEM mantiene alerta máxima por hechos de violencia

Ante los últimos hechos registrados en planteles de al menos dos municipios, el titular Eliacín Salgado pidió a los padres de familia mayor corresponsabilidad

Local

Facultad de Contaduría retoma programa de estadías

Los estudiantes serán enviados a empresas del sector privado, así como en espacios gubernamentales que en suma son más de cien

Local

Ciudadanía no confía en multas electrónicas

Vázquez Luna señaló que los policías tienen que aprender a usar la tecnología y eso lo harán durante la marcha

República

Se accidenta avioneta donde viajaba la alcaldesa de Tepic

Geraldine Ponce resultó herida con golpes leves y viajaba con integrantes de su equipo de trabajo

Moda

Festival de Cannes 2022: estos fueron los mejores looks de las celebridades

Cara Delevingne, Bella Hadid, Eva Longoria y la duquesa de Cambridge impusieron moda en la 75 edición del festival cinematográfico

Local

Infraccionan diariamente a unos 230 automovilistas en Cuernavaca

De éstas, sólo el 10 por ciento de todas las infracciones se pagan con el nuevo modelo de infracciones electrónicas

Finanzas

Chocolate prehispánico, de Oaxaca para Morelos

Su amor por la gastronomía llevó a Carlos Alberto Ramírez a emprender su propia marca, Molienda Tlahuica, que destaca por su elaboración con cacao natural mexicano

Doble Vía

Team Synergy quiere romper récord de paracaidismo femenil en caída libre

Su objetivo es formar una figura, parecida a una estrella, por al menos tres segundos, logrando enlazarse una a otra

Doble Vía

Su creatividad lo impulsó a contar con tres negocios de carpintería

Desde hace tres años abrió su primer taller y local en Ocotepec, a bordo de la carretera federal Cuernavaca-Tepoztlán; aunque no ha sido fácil, el esfuerzo ha valido la pena