/ jueves 13 de junio de 2019

Celebra Danzarte su cuarto aniversario

El espectáculo fue integrado por cuatro cuadros dancísticos que representaron al estado de Morelos

El escenario del Auditorio Ilhuicalli en el pueblo mágico de Tepoztlán, se vistió de gala con la celebración del cuarto aniversario del grupo Danzarte Folklor Mexicano, dirigido por la maestra Lorena Rodríguez.

En la esencia de las costumbres y tradiciones del folklor mexicano se encuentra la danza, donde los matices se pueden ver, y son expresados en la solemnidad a quien venera como una muestra de agradecimiento, o en su movimiento corporal expresa alegría y entusiasmo por la vida. En una escena momentánea se consolida la expresión humana.

Lorena Rodríguez Demesa, como docente de danza mexicana comparte con sus alumnos esta vivencia dancística, que ha permitido conocer las tradiciones y costumbres de algunas regiones de México.

El grupo nace en 2015, por la inquietud de niños y jóvenes de compartir y expresar de manera integral el sentir, el pensar y el hacer; a través del movimiento corporal y de la plástica. Esto permite que dentro de la danza se pueda integrar algunas de las artes para sensibilizar a quienes se estén formando en este ambiente y lo hagan para de su desarrollo humano, expresó Lorena Rodríguez.

Para esta importante celebración, Danzarte presentó el espectáculo ¡Historia viva! integrado por cuatro cuadros dancísticos que representaron al estado de Morelos.

La Rondalla Cultural Tepoztlán encantó al público.

La presentación inició con Vals de la emperatriz que expresa momentos de vals y fiesta en el Jardín Borda. El segundo cuadro fue Sones y Jarabes, que generó un ambiente propio del pueblo, en reuniones sociales como bodas, bautizos, cumpleaños y sin duda, en los jaripeos como en Axochiapan en el Huentle, en Tepalcingo La Tlatenquiza, Amayuca la chonguiza o el calabaceado, Alpuyeca, Xoxocotla, Miacatlán y Mazatepec como el Xochipitzahuatl, en Tlayacapan se le conoce como Sones y Jarabes.

Para el tercer cuadro, rescataron aquellas danzas con raíces propias, pues desde descendencias indígenas, prehispánicas y europeas, como proceso del mestizaje; las danzas se realizan con gratitud ofreciendo flores y ofrendas con ceras escamadas, por lo que en este cuadro presentaron Xochipitzahuatl, danza de las velas, tecomates y tetelcingas.

Jesús Sedano con Lorena y Dante Rodríguez.

El cuarto cuadro, fue Danza Azteca de Tetelcingo, entre el olor a copal que purifica el ambiente y el saludo a los cuatro puntos cardinales, protagonizan este ritual dancístico.

El escenario del Auditorio Ilhuicalli en el pueblo mágico de Tepoztlán, se vistió de gala con la celebración del cuarto aniversario del grupo Danzarte Folklor Mexicano, dirigido por la maestra Lorena Rodríguez.

En la esencia de las costumbres y tradiciones del folklor mexicano se encuentra la danza, donde los matices se pueden ver, y son expresados en la solemnidad a quien venera como una muestra de agradecimiento, o en su movimiento corporal expresa alegría y entusiasmo por la vida. En una escena momentánea se consolida la expresión humana.

Lorena Rodríguez Demesa, como docente de danza mexicana comparte con sus alumnos esta vivencia dancística, que ha permitido conocer las tradiciones y costumbres de algunas regiones de México.

El grupo nace en 2015, por la inquietud de niños y jóvenes de compartir y expresar de manera integral el sentir, el pensar y el hacer; a través del movimiento corporal y de la plástica. Esto permite que dentro de la danza se pueda integrar algunas de las artes para sensibilizar a quienes se estén formando en este ambiente y lo hagan para de su desarrollo humano, expresó Lorena Rodríguez.

Para esta importante celebración, Danzarte presentó el espectáculo ¡Historia viva! integrado por cuatro cuadros dancísticos que representaron al estado de Morelos.

La Rondalla Cultural Tepoztlán encantó al público.

La presentación inició con Vals de la emperatriz que expresa momentos de vals y fiesta en el Jardín Borda. El segundo cuadro fue Sones y Jarabes, que generó un ambiente propio del pueblo, en reuniones sociales como bodas, bautizos, cumpleaños y sin duda, en los jaripeos como en Axochiapan en el Huentle, en Tepalcingo La Tlatenquiza, Amayuca la chonguiza o el calabaceado, Alpuyeca, Xoxocotla, Miacatlán y Mazatepec como el Xochipitzahuatl, en Tlayacapan se le conoce como Sones y Jarabes.

Para el tercer cuadro, rescataron aquellas danzas con raíces propias, pues desde descendencias indígenas, prehispánicas y europeas, como proceso del mestizaje; las danzas se realizan con gratitud ofreciendo flores y ofrendas con ceras escamadas, por lo que en este cuadro presentaron Xochipitzahuatl, danza de las velas, tecomates y tetelcingas.

Jesús Sedano con Lorena y Dante Rodríguez.

El cuarto cuadro, fue Danza Azteca de Tetelcingo, entre el olor a copal que purifica el ambiente y el saludo a los cuatro puntos cardinales, protagonizan este ritual dancístico.

Local

Vinculan a Denya "N" esposa de ex diputado del PRD

El Juez dio cuatro meses para el cierre de la investigación relacionada con la causa penal JC/698/201

Local

Acuerdan recortar periodo a magistrados

Indicaron que lo acontecido en el Congreso local es una "broma de mal gusto"

Local

Será pulcro el manejo de los recursos: IEBEM

Hasta el momento no se han registrado afectaciones en escuelas por las lluvias

Gossip

Sergio Rogalto da otro paso

Se prepara para dos filmes; realiza su primer cineminuto

Cultura

El espacio histórico del movimiento estudiantil

Ismael "Maylo" Colmenares presentará novela sobre el 68

Local

Reprueba Tania Valentina acciones contra el Poder Judicial 

Su compañero José Luis Galindo actuó por cuenta propia y promovió un asunto que pretende desestabilizar al Estado y violentar el estado de derecho, aseguró la Diputada

Local

Demanda IP información sobre los parquímetros

Señala que es necesario conocer las condiciones en que trabajarán los medidores de estacionamiento en el centro de la Heroica

Local

Persiste peligro por ruinas en el centro de Cuautla

Por lluvias llevan a cabo recorridos por las barrancas y el río Cuautla para descartar riesgos