/ sábado 25 de septiembre de 2021

Ojalá que llegue la lana

El riesgo de una Legislatura que avanza en los temas que habían estado atorados, sobre todo en los de carácter financiero, es que a la mera hora, la lana no alcance y queden mal con la ciudadanía.

Es que al menos en dos temas, el del presupuesto de la Universidad y en el incremento de participaciones a los municipios, no se trata de minucias.

Parece muy simplista pensar que los diputados que terminaron su periodo el pasado 31 de agosto, simplemente no hubieran autorizado por ejemplo el aumento a la máxima casa de estudios, únicamente por qué a sus intereses no convenía.

Por lo menos yo me resisto a creerlo y entonces, la única razón que me suena lógica es que aquellos nunca supieron de dónde iban a sacar ese dinero.

Recientemente y eso hay que aplaudirlo, por fin la bancada del PAN por conducto de la venada Andy Gordillo presentó la iniciativa que de aprobarse, le daría algo así como 240 millones de pesos más a la UAEM. Mientras que el cinco por ciento extra a los municipios costaría más de 300 millones.

Entonces hablamos de alrededor de 600 millones, de un presupuesto de 27 mil millones de pesos que prácticamente están repartidos año con año y que en este 2022 van a tener prioridad en los gastos en salud, por las obvias razones de la pandemia por Covid-19.

Y lo menos que quisiera en lo personal, es que en el momento de las definiciones, el dinero se haga humo y todos nos quedemos esperando.

Pero si sería muy desastroso que los diputados dejen esperando a su gente, sobre todo cuando ambos anuncios se hicieron con bombo y platillo. Ojalá que todo les salga bien.

El riesgo de una Legislatura que avanza en los temas que habían estado atorados, sobre todo en los de carácter financiero, es que a la mera hora, la lana no alcance y queden mal con la ciudadanía.

Es que al menos en dos temas, el del presupuesto de la Universidad y en el incremento de participaciones a los municipios, no se trata de minucias.

Parece muy simplista pensar que los diputados que terminaron su periodo el pasado 31 de agosto, simplemente no hubieran autorizado por ejemplo el aumento a la máxima casa de estudios, únicamente por qué a sus intereses no convenía.

Por lo menos yo me resisto a creerlo y entonces, la única razón que me suena lógica es que aquellos nunca supieron de dónde iban a sacar ese dinero.

Recientemente y eso hay que aplaudirlo, por fin la bancada del PAN por conducto de la venada Andy Gordillo presentó la iniciativa que de aprobarse, le daría algo así como 240 millones de pesos más a la UAEM. Mientras que el cinco por ciento extra a los municipios costaría más de 300 millones.

Entonces hablamos de alrededor de 600 millones, de un presupuesto de 27 mil millones de pesos que prácticamente están repartidos año con año y que en este 2022 van a tener prioridad en los gastos en salud, por las obvias razones de la pandemia por Covid-19.

Y lo menos que quisiera en lo personal, es que en el momento de las definiciones, el dinero se haga humo y todos nos quedemos esperando.

Pero si sería muy desastroso que los diputados dejen esperando a su gente, sobre todo cuando ambos anuncios se hicieron con bombo y platillo. Ojalá que todo les salga bien.

ÚLTIMASCOLUMNAS
sábado 16 de octubre de 2021

La carrera adelantada

Oswaldo Salazar

sábado 09 de octubre de 2021

¿Y las denuncias, apá?

Oswaldo Salazar

sábado 25 de septiembre de 2021

Ojalá que llegue la lana

Oswaldo Salazar

sábado 18 de septiembre de 2021

Dos cero, pero sin daños

Oswaldo Salazar

sábado 11 de septiembre de 2021

Me voy, pero me quedo

Oswaldo Salazar

sábado 31 de julio de 2021

Al que madruga...

Oswaldo Salazar

Cargar Más