/ sábado 4 de agosto de 2018

Mujeres desaparecidas... la espera que nunca termina en el Estado de México

Un promedio de 475 mujeres desaparecen en la entidad cada año, también el promedio de asesinatos en este sector por año es de 270 casos.

Estado de México.- Los rostros femeninos se enciman unos con otros sobre un pizarrón atiborrado de alertas en el pasillo de la terminal. Algunos los han hecho las propias familias en impresiones con números telefónicos personales, otros fueron girados por la Fiscalía General de Justicia del estado.

Foto: Agencia MVT.

“Vienen las familias y piden permiso para poner sus fotos, muchos nunca vuelven a quitarlos”, explica el guardia en el acceso a la terminal.

En el tablero también hay alertas de hombres, pero sobre todo de mujeres. La razón más obvia es que en el Estado de México desaparecen más ellas, así lo revelan las estadísticas.

De acuerdo con un informe de la Fiscalía estatal entre el 2005 y el 2014 se giraron 4 mil 281 reportes de búsqueda por mujeres desaparecidas en la entidad. Es decir un promedio de 475 casos de desaparición por año.

De ese grueso 95 mujeres fueron localizadas asesinadas y mil 554 aún continúan desaparecidas.

La espera por Araceli

La familia Aceves González, tiene fe en que uno de estos días lleguen noticias de Araceli. Ella desapareció desde el 28 de agosto de 2015 en Toluca luego de acudir a entregar unos documentos a la escuela de sus hijos. Desde entonces, su madre y uno de sus hermanos acuden de forma frecuente al Ministerio Público para conocer los avances de la investigación. Como resulta en otros casos de desaparición de mujeres, las indagatorias parecen no dar con ella y la esperanza de encontrarla se aleja cada día.

"En un inicio sí se veían avances cada vez que íbamos, pero luego nada, ningún avance, tenemos miedo que la investigación la hayan cerrado”, externó uno de los hermanos de la joven madre desaparecida.

La angustia con el pasar de los años es cada vez más marcada, al igual que los pocos avances que encuentran en las respuestas a medias que les otorgan en la Fiscalía sobre el caso de Araceli.

Aquel 28 de agosto después del mediodía, la joven entonces con 30 años de edad, acudió de su trabajo ubicado en la avenida Venustiano Carranza, a la escuela de sus tres hijos que estaba a unos tres kilómetros de ahí. Desde ahí no se supo de ella. La última pista que tuvieron de ella fue que se reunió con un antiguo compañero de la escuela afuera de la primaria donde iban sus hijos, y fue que comenzó la angustia de su búsqueda.

La familia acudió después de dejar transcurrir las 72 horas al Ministerio Público, donde se inició solamente una noticia criminal bajo el número 585160078615 por personas extraviadas o desaparecidas, es decir, desde un principio no se inició con una carpeta de investigación.

Según la versión de la familia Aceves González, la Fiscalía ni siquiera cuenta con un sistema para cruzar información con las familias de desaparecidos, pues en las ocasiones en que se han dado hallazgos de cuerpos de mujeres, por sus propios medios han tenido que solicitar reconocer los cadáveres y constatar que no se trata de Araceli.

“Yo he acudido a reconocer varios cuerpos al Semefo, porque la Fiscalía no nos informa”, reveló el familiar.

Este 28 de agosto próximo, Araceli cumple tres años desaparecida y lo último que su familia tuvo como dato claro, es la desaparición de otra joven bajo el mismo modus.

Características de las desaparecidas

Las desapariciones de mujeres en el estado de México tienen un perfil y características específicas de situación social, cultural y laboral, revelan las cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

En su último informe, disponible en su página oficial, detalla que en el periodo 2005 al 2014, un total de 382 mujeres desaparecidas y luego halladas sin vida tenían alguna profesión; 291 mujeres eran amas de casa; 121 eran estudiantes; 36 tenían otras actividades, y en 103 casos se ignora su situación.

Asimismo revela que en el caso de feminicidios ocurridos en la entidad, en la mayoría se desconoce el origen de las víctimas, es decir, que son mujeres desaparecidas previamente y las cuales en muchos casos ingresan a la fosa común sin ser identificada.

Estado de México.- Los rostros femeninos se enciman unos con otros sobre un pizarrón atiborrado de alertas en el pasillo de la terminal. Algunos los han hecho las propias familias en impresiones con números telefónicos personales, otros fueron girados por la Fiscalía General de Justicia del estado.

Foto: Agencia MVT.

“Vienen las familias y piden permiso para poner sus fotos, muchos nunca vuelven a quitarlos”, explica el guardia en el acceso a la terminal.

En el tablero también hay alertas de hombres, pero sobre todo de mujeres. La razón más obvia es que en el Estado de México desaparecen más ellas, así lo revelan las estadísticas.

De acuerdo con un informe de la Fiscalía estatal entre el 2005 y el 2014 se giraron 4 mil 281 reportes de búsqueda por mujeres desaparecidas en la entidad. Es decir un promedio de 475 casos de desaparición por año.

De ese grueso 95 mujeres fueron localizadas asesinadas y mil 554 aún continúan desaparecidas.

La espera por Araceli

La familia Aceves González, tiene fe en que uno de estos días lleguen noticias de Araceli. Ella desapareció desde el 28 de agosto de 2015 en Toluca luego de acudir a entregar unos documentos a la escuela de sus hijos. Desde entonces, su madre y uno de sus hermanos acuden de forma frecuente al Ministerio Público para conocer los avances de la investigación. Como resulta en otros casos de desaparición de mujeres, las indagatorias parecen no dar con ella y la esperanza de encontrarla se aleja cada día.

"En un inicio sí se veían avances cada vez que íbamos, pero luego nada, ningún avance, tenemos miedo que la investigación la hayan cerrado”, externó uno de los hermanos de la joven madre desaparecida.

La angustia con el pasar de los años es cada vez más marcada, al igual que los pocos avances que encuentran en las respuestas a medias que les otorgan en la Fiscalía sobre el caso de Araceli.

Aquel 28 de agosto después del mediodía, la joven entonces con 30 años de edad, acudió de su trabajo ubicado en la avenida Venustiano Carranza, a la escuela de sus tres hijos que estaba a unos tres kilómetros de ahí. Desde ahí no se supo de ella. La última pista que tuvieron de ella fue que se reunió con un antiguo compañero de la escuela afuera de la primaria donde iban sus hijos, y fue que comenzó la angustia de su búsqueda.

La familia acudió después de dejar transcurrir las 72 horas al Ministerio Público, donde se inició solamente una noticia criminal bajo el número 585160078615 por personas extraviadas o desaparecidas, es decir, desde un principio no se inició con una carpeta de investigación.

Según la versión de la familia Aceves González, la Fiscalía ni siquiera cuenta con un sistema para cruzar información con las familias de desaparecidos, pues en las ocasiones en que se han dado hallazgos de cuerpos de mujeres, por sus propios medios han tenido que solicitar reconocer los cadáveres y constatar que no se trata de Araceli.

“Yo he acudido a reconocer varios cuerpos al Semefo, porque la Fiscalía no nos informa”, reveló el familiar.

Este 28 de agosto próximo, Araceli cumple tres años desaparecida y lo último que su familia tuvo como dato claro, es la desaparición de otra joven bajo el mismo modus.

Características de las desaparecidas

Las desapariciones de mujeres en el estado de México tienen un perfil y características específicas de situación social, cultural y laboral, revelan las cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

En su último informe, disponible en su página oficial, detalla que en el periodo 2005 al 2014, un total de 382 mujeres desaparecidas y luego halladas sin vida tenían alguna profesión; 291 mujeres eran amas de casa; 121 eran estudiantes; 36 tenían otras actividades, y en 103 casos se ignora su situación.

Asimismo revela que en el caso de feminicidios ocurridos en la entidad, en la mayoría se desconoce el origen de las víctimas, es decir, que son mujeres desaparecidas previamente y las cuales en muchos casos ingresan a la fosa común sin ser identificada.

Local

No tengo compromiso con nadie: Marisela Velázquez

En el mes de diciembre recibió muchas invitaciones para ser incluida como propuesta, al momento no ha definido acercamientos con otras fuerzas políticas

Local

8M: Mujeres toman las calles para exigir derechos

El objetivo es exigir al Estado seguridad, la despenalización del aborto así como garantizar una vida libre de violencia

Seguridad

Habitantes de Hueyapan endurecen las protestas

Un contingente cerró la vialidad en la carretera México-Cuautla; responsabilizan al Gobierno del Estado de lo que pueda pasar si no se entabla el diálogo 

Mundo

A debate, futuro de la realeza británica

Laboristas piden indagar los dichos de los duques de Sussex; republicanos urgen a “abolir la monarquía”

Finanzas

Scotiabank dio apoyos por más de 100 mil mdp durante pandemia: Adrián Otero

Adrián Otero, director general del banco, asegura que en la pandemia respaldaron a 200 mil clientes

Local

Nada que celebrar, nos van quedado mucho a deber: Sánchez Genis

En el 94 fue la única mujer en formar parte de un movimiento social en la defensa de los derechos humanos

Local

América Preciado Bahena, una aguerrida luchadora social

La exconsejera presidenta provisional, América Preciado Bahena, fue una reconocida activista a favor de la igualdad de las mujeres, comunidades indígenas y personas LGBT+

Local

No tengo compromiso con nadie: Marisela Velázquez

En el mes de diciembre recibió muchas invitaciones para ser incluida como propuesta, al momento no ha definido acercamientos con otras fuerzas políticas

Turismo

Playas y Pueblos Mágicos, en la mira de turistas de "nueva normalidad"

Las elecciones forman parte de las tendencias de la nueva normalidad