/ lunes 6 de julio de 2020

China adopta medidas tras un caso de peste bubónica

Las autoridades prohibieron la caza y el consumo de animales susceptibles de transmitir la peste, en particular las marmotas

Las autoridades de la ciudad de Bayannur, de Mongolia interior en el norte de China, anunciaron una serie de medidas tras el hallazgo el fin de semana de un caso de peste bubónica.

El hombre, un pastor, está hospitalizado en estado estable, informó la comisión sanitaria de la ciudad el domingo en un comunicado.

La comisión prohibió la caza y el consumo de animales susceptibles de transmitir la peste -en particular las marmotas- hasta final de año, y exhortó a los habitantes que informen si encuentran un roedor muerto o enfermo.

La bacteria Yersinia pestis puede transmitirse al hombre a través de pulgas que hayan mordido una rata infectada.

Aunque esta enfermedad muy contagiosa es rara en China y puede ser tratada, al menos cinco personas han muerto desde 2014, según la Comisión Nacional China de Salud.

El lunes se señaló en Mongolia el caso sospechoso de un adolescente de 15 años, anunció la agencia de prensa Xinhua.

El joven tuvo fiebre después de comer una marmota que había sido cazada por un perro, precisó. Otros dos casos fueron confirmados la semana pasada en la provincia mongola de Hovd, el de dos hermanos que habían comido carne de marmota, agregó la agencia.

Unas 146 personas que estuvieron en contacto con los dos hombres están en cuarentena.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Las autoridades de la ciudad de Bayannur, de Mongolia interior en el norte de China, anunciaron una serie de medidas tras el hallazgo el fin de semana de un caso de peste bubónica.

El hombre, un pastor, está hospitalizado en estado estable, informó la comisión sanitaria de la ciudad el domingo en un comunicado.

La comisión prohibió la caza y el consumo de animales susceptibles de transmitir la peste -en particular las marmotas- hasta final de año, y exhortó a los habitantes que informen si encuentran un roedor muerto o enfermo.

La bacteria Yersinia pestis puede transmitirse al hombre a través de pulgas que hayan mordido una rata infectada.

Aunque esta enfermedad muy contagiosa es rara en China y puede ser tratada, al menos cinco personas han muerto desde 2014, según la Comisión Nacional China de Salud.

El lunes se señaló en Mongolia el caso sospechoso de un adolescente de 15 años, anunció la agencia de prensa Xinhua.

El joven tuvo fiebre después de comer una marmota que había sido cazada por un perro, precisó. Otros dos casos fueron confirmados la semana pasada en la provincia mongola de Hovd, el de dos hermanos que habían comido carne de marmota, agregó la agencia.

Unas 146 personas que estuvieron en contacto con los dos hombres están en cuarentena.



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast