/ lunes 27 de julio de 2020

Inicia temporada de hongos en Los Altos

Estos organismos forman parte de la gastronomía de Morelos

Si bien las lluvias fuertes pueden tener consecuencias desfavorables para los habitantes del estado, como las inundaciones que se han registrado en Atlatlahucan y Yautepec, para la gente que vive en Los Altos también representa la llegada de una temporada en la que pueden degustar algunos de sus platillos predilectos, aquellos que se cocinan a base de hongos. Esto es lo que cada año ocurre en Tetela del Volcán.

Ubicado a las faldas del volcán Popocatépetl, el municipio de Tetela del Volcán posee una cultura gastronómica que se sustenta en los frutos y verduras que ofrecen los cultivos y los bosques templados, entre los que destacan los hongos, organismos que se desarrollan de manera abundante en esta temporada del año, y que los pobladores han aprendido a preparar en decenas de platillos que se sirven no sólo en casa, sino que también se preparan en mercados y fondas.

De acuerdo con Miguel Arenas Arenas, del grupo “Cultura Tetela”, difusor del patrimonio cultural, gastronómico e histórico de este municipio, el cultivo de hongos ha permitido a la gente de esta localidad no sólo lo necesario para dar de comer a los habitantes en el seno familiar, sino también desarrollar una actividad comercial que ha sido capaz de atraer a turistas que pueden llegar, incluso, en busca de hongos alucinógenos.

Aunque a la fecha no existe un registro detallado sobre el número y el nombre de las especies que crecen en los bosques de Tetela, lo que sí sabe la gente es que son muy variadas. Saborearlas en un platillo no es fácil: se tiene que subir hacia los montes e ir buscándolos de forma muy paciente. Una vez en casa, éstos se pueden preparar en caldos, sopas, mole rojo, mole verde, cremas y quesadillas, entre otros platillos. Como en todo el estado, las actividades turísticas de Tetela del Volcán se han visto mermadas por la contingencia sanitaria del Covid-19, pero ello no ha impedido que grupos como “Cultura Tetela” sigan difundiendo la riqueza de su patrimonio y celebrando, como en esta ocasión, que ya sea posible volver a comer hongos.

A la fecha no existe un registro detallado sobre el número y el nombre de las especies de hongos que crecen en los bosques de Tetela, lo que sí sabe la gente es que son muy variadas.

Suscríbete gratis al Newsletter aquí

Si bien las lluvias fuertes pueden tener consecuencias desfavorables para los habitantes del estado, como las inundaciones que se han registrado en Atlatlahucan y Yautepec, para la gente que vive en Los Altos también representa la llegada de una temporada en la que pueden degustar algunos de sus platillos predilectos, aquellos que se cocinan a base de hongos. Esto es lo que cada año ocurre en Tetela del Volcán.

Ubicado a las faldas del volcán Popocatépetl, el municipio de Tetela del Volcán posee una cultura gastronómica que se sustenta en los frutos y verduras que ofrecen los cultivos y los bosques templados, entre los que destacan los hongos, organismos que se desarrollan de manera abundante en esta temporada del año, y que los pobladores han aprendido a preparar en decenas de platillos que se sirven no sólo en casa, sino que también se preparan en mercados y fondas.

De acuerdo con Miguel Arenas Arenas, del grupo “Cultura Tetela”, difusor del patrimonio cultural, gastronómico e histórico de este municipio, el cultivo de hongos ha permitido a la gente de esta localidad no sólo lo necesario para dar de comer a los habitantes en el seno familiar, sino también desarrollar una actividad comercial que ha sido capaz de atraer a turistas que pueden llegar, incluso, en busca de hongos alucinógenos.

Aunque a la fecha no existe un registro detallado sobre el número y el nombre de las especies que crecen en los bosques de Tetela, lo que sí sabe la gente es que son muy variadas. Saborearlas en un platillo no es fácil: se tiene que subir hacia los montes e ir buscándolos de forma muy paciente. Una vez en casa, éstos se pueden preparar en caldos, sopas, mole rojo, mole verde, cremas y quesadillas, entre otros platillos. Como en todo el estado, las actividades turísticas de Tetela del Volcán se han visto mermadas por la contingencia sanitaria del Covid-19, pero ello no ha impedido que grupos como “Cultura Tetela” sigan difundiendo la riqueza de su patrimonio y celebrando, como en esta ocasión, que ya sea posible volver a comer hongos.

A la fecha no existe un registro detallado sobre el número y el nombre de las especies de hongos que crecen en los bosques de Tetela, lo que sí sabe la gente es que son muy variadas.

Suscríbete gratis al Newsletter aquí

Local

Familias de San Antón, en riesgo por derrumbe

Los hechos ocurrieron la tarde del viernes cuando autoridades de Protección Civil acudieron al llamado de auxilio por parte de vecinos

Local

Familiares de desaparecidos marchan de manera pacífica

Caminaron desde la glorieta de Tlaltenango con dirección a Plaza de Armas en el Centro de Cuernavaca

Finanzas

Hay crisis automotriz en Morelos; escasean vehículos nuevos

De acuerdo con la Coparmex, esto podría derivar en el aumento del precio de los autos nuevos y seminuevos una vez que se normalice la situación

Sociedad

Busca 4T prohibir toda publicidad de cigarros

El Ejecutivo prepara un decreto para impedir que productos de tabaco se promocionen en redes

Gossip

Jannette Chao se presenta en el teatro Milán

La cantautora ofrecerá un show este lunes 15, en el que recorrerá más de 20 años de trayectoria artística

Gossip

Anuncian primera cinta financiada con los NFT

La plataforma Meatown comercializa non fungible token de la película Durmientes para su producción

Gossip

Felipe Avello traerá su buen humor a México

El comediante chileno Felipe Avello mezcla varios géneros en sus rutinas en donde, literalmente, vuela sobre el escenario

Sociedad

Piden proteger a trabajadores de Mega Radio en Cd. Juárez

El asesinato de 4 empleados de la radiodifusora ocurrió en medio de los ataques del jueves en Juárez

Exposiciones

Abren retrospectiva de Vicente Rojo en el MAM

La muestra, que incluye más de 300 piezas de colecciones públicas y privadas, fue planeada por el propio artista