/ viernes 11 de octubre de 2019

Elisapie Isaac, la voz indígena de Norteamérica llega al Cervantino

Elisapie no es nueva en el medio musical, por casi 15 años ha trabajado en la construcción de su propio estilo a través de sus propias raíces

Elisapie no es nueva en el medio musical, por casi 15 años ha trabajado en la construcción de su propio estilo a través de sus propias raíces y aunque el camino no ha sido nada fácil, en su última producción discográfica, logró transmitir el dolor de un pueblo que ha sido obligado a callar.

“La realidad a la que se enfrenta la gente indígena en diversos lugares es muy similar, no nos han dado opciones, nos han forzado a parar nuestra forma de vida que es muy única, mucha gente nos ha visto como si fuéramos menos por mucho tiempo, como si no pensáramos cosas, que no éramos muy inteligentes y creo que hay muchas cosas que reflejar de nuestra cultura”, asegura la cantante desde su habitación en entrevista para El Sol de México.

Originaria de Salluit, Elisapie se mudó a Montreal abandonado todo lo que conocía y tiempo después, nacería en ella una intensión de regresar a sus orígenes indígenas, en su disco The Ballad of the Runaway Girl (La Balada de la chica fugitiva) la cantante presenta un trabajo introspectivo con canciones reivindicativas sobre la posición de la mujer y de denuncia hacia las desapariciones y feminicidios aborígenes.

“Sólo estoy expresando lo que es importante para mi ahora, este álbum es el resultado de tres años de reflexiones. Me di cuenta de que mis mayores inspiraciones era que mi gente estaba sufriendo y que mi familia sufrieron tanto porque no tuvieron infancia, porque fueron retirados de sus comunidades, siempre hablo de ello porque esta gente no está hablando de su dolor, no hablan de eso porque no quieren revivir el trauma, es mucha gente que no quiere hablar, y este ha sido un espacio sanador”, asegura la canadiense.

Elegido como uno de los 10 mejores álbumes canadienses, la cantante ha comenzado a romper los estereotipos y el desconocimiento de la gente de su música. “Por mucho tiempo la gente pensaba que mi música era world music sólo porque cantaba en mi idioma y porque tengo la piel oscura y era muy frustrante”, recuerda, pero asegura que la distinción que le ha sido otorgado a su último material es una prueba del avance que ha tenido.

Elisapie no es nueva en el medio musical, por casi 15 años ha trabajado en la construcción de su propio estilo a través de sus propias raíces y aunque el camino no ha sido nada fácil, en su última producción discográfica, logró transmitir el dolor de un pueblo que ha sido obligado a callar.

“La realidad a la que se enfrenta la gente indígena en diversos lugares es muy similar, no nos han dado opciones, nos han forzado a parar nuestra forma de vida que es muy única, mucha gente nos ha visto como si fuéramos menos por mucho tiempo, como si no pensáramos cosas, que no éramos muy inteligentes y creo que hay muchas cosas que reflejar de nuestra cultura”, asegura la cantante desde su habitación en entrevista para El Sol de México.

Originaria de Salluit, Elisapie se mudó a Montreal abandonado todo lo que conocía y tiempo después, nacería en ella una intensión de regresar a sus orígenes indígenas, en su disco The Ballad of the Runaway Girl (La Balada de la chica fugitiva) la cantante presenta un trabajo introspectivo con canciones reivindicativas sobre la posición de la mujer y de denuncia hacia las desapariciones y feminicidios aborígenes.

“Sólo estoy expresando lo que es importante para mi ahora, este álbum es el resultado de tres años de reflexiones. Me di cuenta de que mis mayores inspiraciones era que mi gente estaba sufriendo y que mi familia sufrieron tanto porque no tuvieron infancia, porque fueron retirados de sus comunidades, siempre hablo de ello porque esta gente no está hablando de su dolor, no hablan de eso porque no quieren revivir el trauma, es mucha gente que no quiere hablar, y este ha sido un espacio sanador”, asegura la canadiense.

Elegido como uno de los 10 mejores álbumes canadienses, la cantante ha comenzado a romper los estereotipos y el desconocimiento de la gente de su música. “Por mucho tiempo la gente pensaba que mi música era world music sólo porque cantaba en mi idioma y porque tengo la piel oscura y era muy frustrante”, recuerda, pero asegura que la distinción que le ha sido otorgado a su último material es una prueba del avance que ha tenido.

Finanzas

Más de 17 mil personas sin empleo en Morelos: INEGI

Morelos aparece entre los primeros diez estados con mayor tasa de informalidad

Seguridad

Cerca de 300 árboles a punto de caer en Cuernavaca 

En los últimos dos meses se han retirado alrededor de 48 árboles que representaban un riesgo

Finanzas

Familias piden préstamos para adquirir útiles escolares

Este apoyo escolar, que puede llegar hasta los 10 mil pesos por trabajador, cuenta con más de 20 años ayudando a las familias en el regreso a clases

Tecnología

El primer robot humanoide mexicano es finalista en certamen mundial de robótica

Prometheus es uno de los 20 mejores en el certamen ANA Avatar X Prize

Cultura

Cuestionario Proust: Nataly Michel

Se especializa en esgrima, dominando el arma conocida como florete. Ha obtenido tres medallas de oro, cuatro de plata y cinco de bronce en campeonatos internacionales

Tecnología

El reconocimiento facial también discrimina

Con frecuencia los dispositivos de reconocimiento facial se utilizan para vigilar a las personas de color, más que a las blancas. Irónicamente, esta tecnología es más precisa con los tonos de piel claros que con los oscuros

Cultura

Antibalas: “Medicina musical para estos tiempos”

A propósito del regreso de esta orquesta a nuestro país, platicamos con dos miembros del grupo, quienes adelantan que ya tienen preparados dos discos nuevos, además de muchos conciertos por Norteamérica

Moda

Los looks de verano con los que la realeza rompe el protocolo

La reina Letizia se deja llevar por su espíritu veraniego y muestra sus trabajadas piernas con un short de rayas 

Gossip

Sergio Arau rompe fronteras en el arte con su proyecto “Tocada y fuga”

Sergio Arau combina el rock con el repertorio clásico en su proyecto; también prepara un documental sobre Rockotitlán