/ miércoles 8 de abril de 2020

Jesús de Nazaret y Emiliano Zapata, dos figuras políticas para recordar en esta Semana Mayor

Opinión

Ha iniciado el mes de abril, y con ello llega la “Semana Mayor” que de acuerdo con cuestiones tradicionales de la cultura occidental se da un período de descanso en actividades laborales y académicas;

Sin embargo, por el entorno en que se vive a nivel mundial, esta semana correspondiente del 5 al 12 de abril, es y será diferente, donde en este viernes próximo al que se le denomina como “santo” coinciden dos acontecimientos significativos, uno a nivel internacional, y el otro a nivel nacional-local: las muertes de Jesús de Nazaret y de Emiliano Zapata.

La vida y obra de Jesús marcó un antes y un después en la cultura occidental, tan es así que el calendario gregoriano (establecido por la bula Inter Gravissimas del Papa Gregorio XIII en 1582) por el que se rige nuestra cultura se cuenta a partir del nacimiento de Jesús, personaje que lo podemos catalogar como un líder social y cuyo pensamiento filosófico transcendió no sólo en la materia religiosa sino en la política.

Al respecto, se observa en el pensamiento de Jesús una distinción entre la autoridad religiosa y la civil, es decir, una separación de poderes con la frase “Pues lo que es del César, devuélvanselo al César y lo que es de Dios, a Dios”, es decir, da la pauta a la legitimidad de una autoridad civil separada de la cuestión religiosa, y que puede verse hoy en día con los Estados laicos, que en el caso de México se dio con las políticas liberales de la segunda mitad del siglo XIX, cuya figura representativa es Benito Juárez, presidente en cuyo mandato se funda el Estado de Morelos el 17 de abril de 1869, tierra en donde nace otro personaje importante políticamente hablando, Emiliano Zapata, quien muere el 10 de abril de 1919 en virtud de haber sido traicionado por Jesús Guajardo bajo órdenes de Venustiano Carranza.

De tal manera que este viernes se conmemoran la muerte de Jesús de Nazaret y de Emiliano Zapata, ambos revolucionarios sociales. Vemos por un lado que Jesús habló del amor al prójimo, de una preocupación por los pobres y desamparados, una visión con tintes sociales. Esto provocó malestar en las cúpulas del poder de los judíos de aquel entonces que lo señalaron como enemigo del pueblo hebreo, sometiéndolo a un juicio penal con muchos vicios procedimentales que lo sentenciaron a muerte, pero que dicha resolución debía ser ejecutada por el representante del gobierno romano, el procurador Poncio Pilato, que bajo su perspectiva, Jesús no había cometido ningún delito en contra del Estado romano, pero por cuestiones políticas de gobernabilidad y no de los principios de justicia y debido proceso, Jesús fue crucificado.

Ahora bien, en el caso de Zapata, su lucha política fue por la justicia agraria, es decir, que se les restituyeran a los pueblos, comunidades indígenas y campesinos las tierras que ilegítimamente habían caído en manos de hacendados desde la época colonial. Los ideales de la lucha zapatista se ven plasmados en el Plan de Ayala que consignaba acabar con la tiranía opresora y redimir a la patria de las dictaduras con el propósito de lograr un bienestar para los mexicanos. Los ideales zapatistas se ven plasmados en la Constitución Política de 1917, que sirven de base para reconfigurar el régimen político oligárquico característico del porfiriato por uno democrático y de justicia social.

Por lo tanto, vemos que estos personajes contribuyeron con su actuar político en la construcción de sociedades más justas, y que hoy en día, se debe seguir trabajando para ello.

Ha iniciado el mes de abril, y con ello llega la “Semana Mayor” que de acuerdo con cuestiones tradicionales de la cultura occidental se da un período de descanso en actividades laborales y académicas;

Sin embargo, por el entorno en que se vive a nivel mundial, esta semana correspondiente del 5 al 12 de abril, es y será diferente, donde en este viernes próximo al que se le denomina como “santo” coinciden dos acontecimientos significativos, uno a nivel internacional, y el otro a nivel nacional-local: las muertes de Jesús de Nazaret y de Emiliano Zapata.

La vida y obra de Jesús marcó un antes y un después en la cultura occidental, tan es así que el calendario gregoriano (establecido por la bula Inter Gravissimas del Papa Gregorio XIII en 1582) por el que se rige nuestra cultura se cuenta a partir del nacimiento de Jesús, personaje que lo podemos catalogar como un líder social y cuyo pensamiento filosófico transcendió no sólo en la materia religiosa sino en la política.

Al respecto, se observa en el pensamiento de Jesús una distinción entre la autoridad religiosa y la civil, es decir, una separación de poderes con la frase “Pues lo que es del César, devuélvanselo al César y lo que es de Dios, a Dios”, es decir, da la pauta a la legitimidad de una autoridad civil separada de la cuestión religiosa, y que puede verse hoy en día con los Estados laicos, que en el caso de México se dio con las políticas liberales de la segunda mitad del siglo XIX, cuya figura representativa es Benito Juárez, presidente en cuyo mandato se funda el Estado de Morelos el 17 de abril de 1869, tierra en donde nace otro personaje importante políticamente hablando, Emiliano Zapata, quien muere el 10 de abril de 1919 en virtud de haber sido traicionado por Jesús Guajardo bajo órdenes de Venustiano Carranza.

De tal manera que este viernes se conmemoran la muerte de Jesús de Nazaret y de Emiliano Zapata, ambos revolucionarios sociales. Vemos por un lado que Jesús habló del amor al prójimo, de una preocupación por los pobres y desamparados, una visión con tintes sociales. Esto provocó malestar en las cúpulas del poder de los judíos de aquel entonces que lo señalaron como enemigo del pueblo hebreo, sometiéndolo a un juicio penal con muchos vicios procedimentales que lo sentenciaron a muerte, pero que dicha resolución debía ser ejecutada por el representante del gobierno romano, el procurador Poncio Pilato, que bajo su perspectiva, Jesús no había cometido ningún delito en contra del Estado romano, pero por cuestiones políticas de gobernabilidad y no de los principios de justicia y debido proceso, Jesús fue crucificado.

Ahora bien, en el caso de Zapata, su lucha política fue por la justicia agraria, es decir, que se les restituyeran a los pueblos, comunidades indígenas y campesinos las tierras que ilegítimamente habían caído en manos de hacendados desde la época colonial. Los ideales de la lucha zapatista se ven plasmados en el Plan de Ayala que consignaba acabar con la tiranía opresora y redimir a la patria de las dictaduras con el propósito de lograr un bienestar para los mexicanos. Los ideales zapatistas se ven plasmados en la Constitución Política de 1917, que sirven de base para reconfigurar el régimen político oligárquico característico del porfiriato por uno democrático y de justicia social.

Por lo tanto, vemos que estos personajes contribuyeron con su actuar político en la construcción de sociedades más justas, y que hoy en día, se debe seguir trabajando para ello.

Local

Hay 443 pacientes hospitalizados y 33 intubados por Covid-19

La entidad se encuentra aún en semáforo rojo a nivel nacional

Local

Maestros están en contra de plazas por compadrazgo

No permitirán que dichas asignaciones sean bajo una política de “compadrazgos”

Local

Verificentros de Morelos, sin fecha de operación

Podrían reiniciar actividades el 30 de junio; sin embargo, funcionarán de acuerdo con el semáforo de Salud

Local

Aprueba Congreso de Morelos aumentar el número de diputados

Los partidos políticos nacionales que participaron en una elección anterior no serán considerados de nueva creación

Sociedad

Megarecorte paraliza la atención a víctimas

Álvarez Icaza conmina a la Corte a no dejar de emitir sentencias para reparar el daño por falta de recursos

Finanzas

Aeropuertos deberán restringir el acceso a acompañantes

La medida es parte de la nueva política establecida por la Agencia Federal de Aviación Civil para mitigar los riesgos de contagio

Finanzas

Coparmex replantea salario solidario ante crisis de empleo

La Coparmex asegura que se salvarían 19.9 millones de puestos de trabajo formales; ONG plantea un ingreso mínimo vital

Sociedad

Jaime Cárdenas hereda 14 mil juicios en Indep

El titular del Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado, dijo que AMLO le encargó tener un fin social

Sociedad

Monreal propone agilizar trámite de solicitudes de protección para periodistas

Destacó que la labor periodística y de defensa de derechos humanos es peligrosa y arriesgada para quienes la ejercen