Ver nota completa

Muere Regino Díaz Redondo, exdirector de Excélsior

Regino Díaz Redondo falleció el pasado 31 de diciembre en Madrid, España,
según informaron medios internacionales.

Su labor periodística lo llevó a que el Gobierno de la República le otorgara el mayor reconocimiento:
el Premio Nacional de Periodismo.

Además,
fue reconocido con 16 premios de la Asociación Mexicana de Periodistas (AMP).

Estuvo durante cuatro años en la prensa neoyorquina, así como en el diario El Mañana de Nuevo Laredo, El Tiempo y El Porvenir de Monterrey, Cine Mundial del DF y el Semanario de Claridades.

Pero su labor destacó
en el diario Excélsior, donde por por más de 24 años fue presidente y director general,
hasta que el 20 de octubre del 2000,
fue expulsado del diario en medio de acusaciones de corrupción
, en donde se argumentaba que intentaba vender 'por debajo del agua' el periódico.

Ante la situación,
Díaz Redondo publicó en el año 2002 el libro "La Gran Mentira: Ocurrió en Excélsior"
, en donde narraba su versión de los hechos.

Así como del golpe al diario que se dio en 1976, donde
varios periodistas junto a Julio Scherer (entonces director) fueron boicoteados por Díaz Redondo
, luego de que el entonces presidente de la República Luis Echeverría, presionara para callar las criticas que se estaban realizando sobre él en el diario, convirtiéndose así en un medio al servicio del poder.

La relación con Julio Scherer nunca pudo recuperarse
, el también periodista escribió en 1986:


No podía ser más clara la parcialidad del presidente de México. La verdad era una y estaba en Reforma 18. No valía la pena considerar la denuncia de 50 periodistas, escritores, profesores, investigadores, artistas y funcionarios cuyo derecho a la libre expresión de sus ideas había quedado conculcado precisamente la madrugada del 8 de julio de 1976… Puedo ser soberbio, excluyente, ángel exterminador y todo lo que a Echeverría se le ocurra, pero salí de Excélsior señalado como un ladrón.
Convencido de mi ‘absoluta honradez profesional’, no pronunció el presidente una palabra en mi descargo. Al contrario, atizó la hoguera.

/amg