/ lunes 7 de diciembre de 2020

Covid deja rezago en pasantes de medicina

Profesores han dejado claro que no hay manera de que estudiantes de esta carrera puedan aprender online

QUERÉTARO. La pandemia provocó una afectación en los programas académicos, principalmente en la práctica de medicina y odontología, donde se tuvieron que reducir grupos y los programas se han retrasado meses enteros pues los estudiantes han dejado de ir a sus internados hasta por un año.

La directora de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro, Guadalupe Zaldívar Lelo de la Rea, reconoció que la crisis sanitaria por Covid-19 ha sido una cuestión sin precedentes pues se requiere totalmente la práctica para los alumnos de medicina.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“En la formación médica son indispensables los campos clínicos, nosotros como universidad debido a que no tenemos ningún hospital universitario dependemos de las instituciones de salud de para los campos clínicos”.

Explicó que la Facultad de Medicina de la UAQ cuenta con un centro de simulación y que aunque han seguido con clases y talleres donde los estudiantes ven casos clínicos, esto nunca suplirá la práctica clínica de los hospitales.

“Para explorar el alumno tiene que llegar y tocar a pacientes con diferentes patologías, escuchar un corazón sano pero también un corazón enfermo, entonces eso solo se aprende y se adquiere con la práctica, no hay manera de que se aprenda online, tiene que estar el alumno con el paciente”.

Al respecto, Héctor Mancilla Herrera, coordinador de la licenciatura y posgrados de Odontología de la Universidad Autónoma de Querétaro dijo que la atención y prácticas en materia de odontología también representan una cercanía de los estudiantes con los pacientes.

“En promedio son 50 centímetros de la boca del paciente a nuestra cara y eso implicó tener que invertir en protección personal y desarrollar protocolos para la seguridad de los estudiantes”.

Al cierre del primer semestre de la pandemia se tuvieron que reajustar en promedio 3 mil horas práctica-alumno, en la carrera de odontología, entre laboratorios y clínicas para poder solventar el semestre y aunque algunas se pueden impartir a distancia la mayoría necesitan prácticas presenciales.

Todo se canceló este año y ya no se va a poder recuperarMayra Reyes / Médico residente del ISEM

Son los estudiantes los que más se han visto afectados, es por ello que a un año de la emergencia a nivel mundial, la doctora Mayra Reyes, médico residente, que estudia la especialidad de pediatría en el Hospital General de Cuautitlán del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) señaló que durante la pandemia no han podido tener sus clases de forma regular, además de que el número de pacientes que se atendían con otras patologías se ha reducido mucho.

“En nuestro hospital teníamos un programa académico que incluía rotaciones a hospitales de tercer nivel, como el Hospital Infantil de México o el Instituto Nacional de Pediatría, pero todo se canceló este año y ya no se va a poder recuperar”, comentó la doctora residente.

Otro ámbito en el que se han visto afectados los médicos becarios es que, a pesar de no tener un contrato laboral como tal, ya que reciben una beca y no un salario, es que han tenido que sacar adelante el trabajo que hay en el hospital donde también estudian y sufrir la escasez de material o condiciones precarias, aún con el riesgo de enfermar o llevar algún tipo de contagio a casa.

La doctora Reyes comentó que hasta el momento las autoridades no han diseñado una estrategia que permita a los médicos residentes que estudian una especialidad continuar con su formación académica, incluso, las autoridades sanitarias les han informado que den por perdidos estos cursos de intercambio, ya que por cuestiones de tiempo no habrá posibilidad de retomarlos.

Lo mismo pasa con estudiantes de universidades privadas, como Paulina, alumna de noveno semestre de Medicina de la Universidad del Valle de México (UVM) campus Boca del Río, Veracruz, quien explicó que también se ha visto afectada en la transición para el internado médicado de pregrado.

“Perdimos prácticas importantes de lo que es ginecología y obstetricia, pediatría, cirugía, traumatología entre otras carreras”, finalizó.

Con información de Genoveva Ortiz/La Prensa e Ingrid Ruiz Rivera/Diario de Xalapa






Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

QUERÉTARO. La pandemia provocó una afectación en los programas académicos, principalmente en la práctica de medicina y odontología, donde se tuvieron que reducir grupos y los programas se han retrasado meses enteros pues los estudiantes han dejado de ir a sus internados hasta por un año.

La directora de la facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro, Guadalupe Zaldívar Lelo de la Rea, reconoció que la crisis sanitaria por Covid-19 ha sido una cuestión sin precedentes pues se requiere totalmente la práctica para los alumnos de medicina.

➡️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

“En la formación médica son indispensables los campos clínicos, nosotros como universidad debido a que no tenemos ningún hospital universitario dependemos de las instituciones de salud de para los campos clínicos”.

Explicó que la Facultad de Medicina de la UAQ cuenta con un centro de simulación y que aunque han seguido con clases y talleres donde los estudiantes ven casos clínicos, esto nunca suplirá la práctica clínica de los hospitales.

“Para explorar el alumno tiene que llegar y tocar a pacientes con diferentes patologías, escuchar un corazón sano pero también un corazón enfermo, entonces eso solo se aprende y se adquiere con la práctica, no hay manera de que se aprenda online, tiene que estar el alumno con el paciente”.

Al respecto, Héctor Mancilla Herrera, coordinador de la licenciatura y posgrados de Odontología de la Universidad Autónoma de Querétaro dijo que la atención y prácticas en materia de odontología también representan una cercanía de los estudiantes con los pacientes.

“En promedio son 50 centímetros de la boca del paciente a nuestra cara y eso implicó tener que invertir en protección personal y desarrollar protocolos para la seguridad de los estudiantes”.

Al cierre del primer semestre de la pandemia se tuvieron que reajustar en promedio 3 mil horas práctica-alumno, en la carrera de odontología, entre laboratorios y clínicas para poder solventar el semestre y aunque algunas se pueden impartir a distancia la mayoría necesitan prácticas presenciales.

Todo se canceló este año y ya no se va a poder recuperarMayra Reyes / Médico residente del ISEM

Son los estudiantes los que más se han visto afectados, es por ello que a un año de la emergencia a nivel mundial, la doctora Mayra Reyes, médico residente, que estudia la especialidad de pediatría en el Hospital General de Cuautitlán del Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) señaló que durante la pandemia no han podido tener sus clases de forma regular, además de que el número de pacientes que se atendían con otras patologías se ha reducido mucho.

“En nuestro hospital teníamos un programa académico que incluía rotaciones a hospitales de tercer nivel, como el Hospital Infantil de México o el Instituto Nacional de Pediatría, pero todo se canceló este año y ya no se va a poder recuperar”, comentó la doctora residente.

Otro ámbito en el que se han visto afectados los médicos becarios es que, a pesar de no tener un contrato laboral como tal, ya que reciben una beca y no un salario, es que han tenido que sacar adelante el trabajo que hay en el hospital donde también estudian y sufrir la escasez de material o condiciones precarias, aún con el riesgo de enfermar o llevar algún tipo de contagio a casa.

La doctora Reyes comentó que hasta el momento las autoridades no han diseñado una estrategia que permita a los médicos residentes que estudian una especialidad continuar con su formación académica, incluso, las autoridades sanitarias les han informado que den por perdidos estos cursos de intercambio, ya que por cuestiones de tiempo no habrá posibilidad de retomarlos.

Lo mismo pasa con estudiantes de universidades privadas, como Paulina, alumna de noveno semestre de Medicina de la Universidad del Valle de México (UVM) campus Boca del Río, Veracruz, quien explicó que también se ha visto afectada en la transición para el internado médicado de pregrado.

“Perdimos prácticas importantes de lo que es ginecología y obstetricia, pediatría, cirugía, traumatología entre otras carreras”, finalizó.

Con información de Genoveva Ortiz/La Prensa e Ingrid Ruiz Rivera/Diario de Xalapa






Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Deezer

Seguridad

Morelos es una fosa clandestina: Brigada nacional

Morelos es una gran fosa clandestina como lo son otras entidades, asegura Juan Carlos Trujillo Herrera, coordinador de la BNB

Seguridad

[Especial] La violencia en las redes sociales no es sólo digital

Entre persecución y linchamientos virtuales, las agresiones tienen efecto en la vida personal de las víctimas

Cultura

[Especial] El Olimpia, de cine patito a la pléyade de estrellas

Hoy nuevamente está abandonado el tradicional local en el centro de Ciudad de la Eterna Primavera

Gossip

En su décima semana, MasterChef Celebrity México despide a Laura Flores

Laura Flores su principal error, la cocción de su pastel en el reto de eliminación

Gossip

Los Aguilar se reencuentran con su público

Su Jaripeo sin fronteras volvió a presentarse en la Arena Ciudad de México a dos años de su última fecha

Gossip

Ellos son los creadores del misterio en el show “¿Quién es la máscara?”

Cuatro vestuaristas trabajan con los productores en la creación de los personajes de ¿Quién es la máscara?, cuyo diseño implica imaginación y horas de trabajo

Gossip

Angelique Boyer descansará de la TV tras “Vencer el pasado”

Angelique Boyer interpreta a Renata, una profesionista que enfrenta la dificultad de recibir un trasplante

Gossip

“Algo debe de tener una canción si trasciende 40 años”: vocalista de Matute

Tras aplazar su gira por el cierre de actividades, Matute alista su concierto del 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México