Ver nota completa

Invitan a visitar santuarios de la mariposa monarca

Lo más relevante y las notas del momento en: El Sol de Cuernavaca

Síguenos en Facebook y Twitter

Visita por cinco meses los bosques de oyamel

Rosalío Hernández, ejidatario de San Mateo Almomoloa, municipio de Temascaltepec, Estado de México es una de las 380 personas que reciben a la Mariposa Monarca.

Cada año, reforestan la zona, tiran hojas viejas para provocar el retoño de nuevas y reacomodan materiales naturales para hacer brechas que protejan el ecosistema y hogar de la visitante.

Proveniente de Canadá y Estados Unidos, la Mariposa Monarca llega a territorio mexiquenses en noviembre luego de recorrer 4 mil 500 kilómetros.

Las Monarca visitan por cinco meses los bosques de oyamel del Estado de México en búsqueda de un mejor clima para pasar el invierno y con el propósito de aparearse.


DATO: Fue el canadiense Fred Urquhart quién en se preguntó en 1911 a dónde iban en invierno las Mariposas Monarcas y buscó voluntarios para buscarlas. Sesenta y dos años después esta nota fue leída por Ken Brugger, quien con su esposa mexicana, Catalina Aguado, hizo recorridos en motocicleta con pobladores de Donato Guerra. Los Brugger fueron los primeros en encontrar, el 12 de enero de 1975, los sitios de hibernación en México.


La Reserva de la Biosfera de la Mariposa Monarca, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y ubicada en los límites del Estado de México con Michoacán, es uno de los atractivos naturales más visitados, tanto por turistas nacionales como extranjeros.

La actividad turística permite que los habitantes de los Santuarios de Piedra Herrada, en Temascaltepec, El Capulín, en Donato Guerra, así como La Mesa, en San José del Rincón, encuentren oportunidades de empleo al ofrecer diferentes servicios.

Quienes buscan aventura o son practicantes del senderismo, tendrán oportunidad de presenciar la hibernación de una de las especies más asombrosas que habitan los bosques del planeta, hasta marzo del próximo año.