/ sábado 7 de diciembre de 2019

Tercer día de huelga en Francia paraliza al transporte público

Los usuarios de los transportes públicos seguirán teniendo muchas dificultades para desplazarse

La movilización en Francia contra una reforma de las pensiones cumplió este sábado su tercer día con el país semiparalizado por huelgas, especialmente de trenes y transportes públicos, en un contexto de enfrentamiento entre sindicatos y el gobierno de Emmanuel Macron.

Los tres principales sindicatos ferroviarios del país se reunieron este sábado y acordaron "reforzar" su movilización "a partir del lunes" para que el gobierno retire su proyecto de reforma.

Al iniciarse las protestas, el jueves pasado, las manifestaciones congregaron a unas 800 mil personas en todo el país, es decir más gente que en las primeras jornadas de los masivos movimientos sociales de 1995, 2003 y 2010.

La movilización es contra un "sistema universal" de jubilaciones, que prevé reemplazar a los actuales 42 regímenes de jubilación existentes (general, de funcionarios, sector privado, especiales, autónomos, complementarios).

Foto: AFP

El ejecutivo francés promete un dispositivo "más justo", pero quienes se oponen a él --la casi totalidad de los sindicatos, la oposición de izquierda-- temen una mayor "inseguridad" para los jubilados.

La jubilación es un tema muy sensible en Francia. Los opositores más radicales esperan hacer durar la movilización y que el país quede paralizado, como ocurrió en diciembre de 1995. Entonces, la huelga duró tres semanas y obligó al gobierno a dar marcha atrás.

El gabinete del primer ministro, Edouard Philippe, celebró reuniones con ministros a lo largo del día, y otras estaban previstas el domingo, según fuentes gubernamentales.

Días decisivos

Para el presidente Macron, que ha convertido la "transformación" de Francia en la esencia de su mandato, los próximos días se anuncian decisivos.

El ejecutivo tiene un serio desafío en un contexto social ya muy tenso, con la inédita movilización desde hace más de un año de los "chalecos amarillos" y el exacerbado descontento en los hospitales y las prisiones, o entre los profesores, los ferroviarios, los agricultores o los policías.

Además, esta huelga genera crispación entre los usuarios de los transportes públicos, en particular en torno a las grandes urbes, como en la región de París.

Foto: AFP

El proyecto de reforma de las jubilaciones no ha sido aún revelado por completo, aunque se han avanzado varios de sus principios, y el primer ministro Edouard Philippe prometió que divulgaría el miércoles "la integralidad del proyecto del gobierno". Philippe agregó que no está en una "lógica de la confrontación".

¿Pero podrá esto atenuar el riesgo de incendio social en Francia?

"Nada cambia en el objetivo del gobierno: acabar con nuestro régimen de pensiones solidario para remplazarlo por un sistema individualizado donde todos saldrán perdiendo", se lamenta la CGT, otro de los grandes sindicatos del país.

Evitar los trenes

Entretanto, los usuarios de los transportes públicos seguirán teniendo muchas dificultades para desplazarse.

La huelga en los transportes siguió el viernes, y este fin de semana, a menos de 20 días de las fiestas de Navidad, se anunciaba muy complicado. Nueve de las 15 líneas de metro de París estaban totalmente cerradas este sábado, y en las demás el tráfico era muy limitado.

Solamente el 15% de los trenes suburbanos funcionó, así como uno de cada seis trenes de alta velocidad.

Unas 2.800 personas desfilaron en Nantes (oeste) contra la reforma de las pensiones y la precariedad, durante una manifestación tensa, con choques entre participantes y la policía.

En París tuvo lugar otra manifestación del movimiento "chalecos amarillos", como es habitual los sábados, con un millar de participantes, en la que también hubo enfrentamientos esporádicos con la policía.

Foto: AFP

El próximo lunes, quinta jornada de huelga, se anuncia también difícil: la compañía nacional de ferrocarriles, SNCF, recomendó incluso a los viajeros de la región parisina que eviten los trenes suburbanos o de cercanías, ya que la gran afluencia puede hacer que las estaciones sean peligrosas.

En el transporte aéreo, la jornada de este sábado era en cambio más tranquila que las de jueves y viernes: solamente se preveían retrasos y algunas perturbaciones, según la Dirección general de la aviación civil.

Por su parte, los profesionales del comercio y del turismo en Francia empiezan a expresar su preocupación por las consecuencias de este movimiento social, potencialmente duradero.

En Lyon (centro-este), hay hoteles disponibles pese a que es habitualmente imposible encontrar alojamiento en esta ciudad durante este fin de semana, cuando se celebra su reputada Fiesta de las luces.

La movilización en Francia contra una reforma de las pensiones cumplió este sábado su tercer día con el país semiparalizado por huelgas, especialmente de trenes y transportes públicos, en un contexto de enfrentamiento entre sindicatos y el gobierno de Emmanuel Macron.

Los tres principales sindicatos ferroviarios del país se reunieron este sábado y acordaron "reforzar" su movilización "a partir del lunes" para que el gobierno retire su proyecto de reforma.

Al iniciarse las protestas, el jueves pasado, las manifestaciones congregaron a unas 800 mil personas en todo el país, es decir más gente que en las primeras jornadas de los masivos movimientos sociales de 1995, 2003 y 2010.

La movilización es contra un "sistema universal" de jubilaciones, que prevé reemplazar a los actuales 42 regímenes de jubilación existentes (general, de funcionarios, sector privado, especiales, autónomos, complementarios).

Foto: AFP

El ejecutivo francés promete un dispositivo "más justo", pero quienes se oponen a él --la casi totalidad de los sindicatos, la oposición de izquierda-- temen una mayor "inseguridad" para los jubilados.

La jubilación es un tema muy sensible en Francia. Los opositores más radicales esperan hacer durar la movilización y que el país quede paralizado, como ocurrió en diciembre de 1995. Entonces, la huelga duró tres semanas y obligó al gobierno a dar marcha atrás.

El gabinete del primer ministro, Edouard Philippe, celebró reuniones con ministros a lo largo del día, y otras estaban previstas el domingo, según fuentes gubernamentales.

Días decisivos

Para el presidente Macron, que ha convertido la "transformación" de Francia en la esencia de su mandato, los próximos días se anuncian decisivos.

El ejecutivo tiene un serio desafío en un contexto social ya muy tenso, con la inédita movilización desde hace más de un año de los "chalecos amarillos" y el exacerbado descontento en los hospitales y las prisiones, o entre los profesores, los ferroviarios, los agricultores o los policías.

Además, esta huelga genera crispación entre los usuarios de los transportes públicos, en particular en torno a las grandes urbes, como en la región de París.

Foto: AFP

El proyecto de reforma de las jubilaciones no ha sido aún revelado por completo, aunque se han avanzado varios de sus principios, y el primer ministro Edouard Philippe prometió que divulgaría el miércoles "la integralidad del proyecto del gobierno". Philippe agregó que no está en una "lógica de la confrontación".

¿Pero podrá esto atenuar el riesgo de incendio social en Francia?

"Nada cambia en el objetivo del gobierno: acabar con nuestro régimen de pensiones solidario para remplazarlo por un sistema individualizado donde todos saldrán perdiendo", se lamenta la CGT, otro de los grandes sindicatos del país.

Evitar los trenes

Entretanto, los usuarios de los transportes públicos seguirán teniendo muchas dificultades para desplazarse.

La huelga en los transportes siguió el viernes, y este fin de semana, a menos de 20 días de las fiestas de Navidad, se anunciaba muy complicado. Nueve de las 15 líneas de metro de París estaban totalmente cerradas este sábado, y en las demás el tráfico era muy limitado.

Solamente el 15% de los trenes suburbanos funcionó, así como uno de cada seis trenes de alta velocidad.

Unas 2.800 personas desfilaron en Nantes (oeste) contra la reforma de las pensiones y la precariedad, durante una manifestación tensa, con choques entre participantes y la policía.

En París tuvo lugar otra manifestación del movimiento "chalecos amarillos", como es habitual los sábados, con un millar de participantes, en la que también hubo enfrentamientos esporádicos con la policía.

Foto: AFP

El próximo lunes, quinta jornada de huelga, se anuncia también difícil: la compañía nacional de ferrocarriles, SNCF, recomendó incluso a los viajeros de la región parisina que eviten los trenes suburbanos o de cercanías, ya que la gran afluencia puede hacer que las estaciones sean peligrosas.

En el transporte aéreo, la jornada de este sábado era en cambio más tranquila que las de jueves y viernes: solamente se preveían retrasos y algunas perturbaciones, según la Dirección general de la aviación civil.

Por su parte, los profesionales del comercio y del turismo en Francia empiezan a expresar su preocupación por las consecuencias de este movimiento social, potencialmente duradero.

En Lyon (centro-este), hay hoteles disponibles pese a que es habitualmente imposible encontrar alojamiento en esta ciudad durante este fin de semana, cuando se celebra su reputada Fiesta de las luces.

Local

Supera Morelos los 300 decesos por Coronavirus

La entidad alcanzó los mil 546 casos confirmados de Covid-19

Local

[Mundo Geek] Tecnología en cuatro patas

Desde bailar con tu música favorita hasta poder desplazarse en parques para que la gente respete la sana distancia, así son estos robots que intentan sustituir a las mascotas de carne y hueso

Local

Ciudad Chapultepec se queda sin tianguis

Tras ser retirados por autoridades, algunos comerciantes sólo acudieron a limpiar la calle

Finanzas

Gastan menos en salud, pese al coronavirus

En medio de la emergencia sanitaria se quedaron en caja casi seis mil mdp que ya estaban presupuestados para el periodo enero-abril

Sociedad

No reprobará ningún niño, propone SEP

La calificación será el promedio de lo que llevaban en el año, para que los alumnos no pierdan el ciclo escolar

Mundo

Rusia, en emergencia por derrame de diésel en central termoeléctrica

El presidente Vladimir Putin declaró estado de emergencia por el vertido de 21 mil toneladas de petróleo diésel en un río

Sociedad

Crianza, el otro reto de la pandemia

La lactancia de los recién nacidos, así como el estrés del encierro representan factores que pueden alterar la dinámica y la sana convivencia entre padres, madres e hijos

Sociedad

Endurecerán las reglas contra comida chatarra

Autoridades prohibirán que estos productos incluyan dibujos, celebridades o juegos en su publicidad

Finanzas

México estará en el ojo del huracán por T-MEC, alertan industriales

La Concamin dijo que iniciativas en materia hídrica y otras podrían generar denuncias de EU