/ lunes 4 de julio de 2022

Ganan dinero protegiendo a la naturaleza

Al pie del Kilimanjaro, un proyecto busca utilizar la biodiversidad para recaudar fondos y preservar los recursos naturales, además de apoyar a las comunidades locales

En el borde del Parque Nacional Amboseli, en el sur de Kenia, se encuentra una reserva llamada Selenkay, que cuenta con elefantes, jirafas, antílopes y leones.

Los propietarios de esta reserva, que no tiene vallas que delimiten su terreno de cinco mil hectáreas, son el pueblo masái.

Sobre este sitio, al cual los visitantes ya comienzan a regresar después de la pandemia, Mohanjeet Brar, el director gerente del operador turístico Gamewatchers Safaris, dijo que el turismo colapsó por completo y que se dieron cuenta de que necesitaban encontrar otras maneras de aumentar los ingresos para poder seguir cubriendo sus gastos.

Te puede interesar: Supergusanos ayudarían a reciclar

De acuerdo con la agencia AFP, el primer paso para que esta reserva pudiera obtener sus ganancias era recopilar datos y hacer un inventario del tesoro de la reserva, para lo cual utilizan cámaras y grabadoras acústicas que puedan mostrar qué tipo de animales están presentes y en qué cantidad.

Los datos se pueden complementar con las observaciones humanas. Durante un mes por la mañana y por la noche, fueron varios los miembros del equipo que se colocaron en puntos específicos para poder hacer un recuento de todos los animales que se pueden llegar a ver y escuchar durante 10 minutos.

Los investigadores también cuentan con la ayuda de un dron, además de que pueden obtener una imagen de la cantidad de carbono almacenado en los árboles y el suelo.

CRÉDITOS DE BIODIVERSIDAD

El turismo es el responsable de que los ingresos de la empresa de Brar pueda apoyar a la comunidad local de distintas maneras, además de que les pueden proporcionar agua a las personas y al ganado y generar empleos.

Te puede interesar: ¿Por qué el ahuehuete de Reforma está de color amarillo?

Los guardabosques presentes e incluso todo el personal de Selenkay es masái, pero aún así las condiciones de vida siguen siendo difíciles, como señaló una de las mujeres del pueblo que limita con la reserva, quien es madre de ocho hijos y también gana dinero con las visitas turísticas de su choza de barro y con la venta de joyas.

La reserva cierra los meses de abril y mayo, durante la temporada de lluvias y es cuando la aldea más necesita de ayuda. Pero la gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida, convertida en campos y cercada con el fin de evitar que la vida silvestre se mueva libremente, aunque con el paso del tiempo ya empiezan a verse algunas vallas.

La gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida | Yasuyoshi CHIBA / AFP

Los ingresos que se generan de los créditos pueden llegar a aliviar la presión sobre el medio ambiente, además de que alienta a los pastores a reducir el número de ganado, permitiendo que la hierba y los árboles se regeneren, pero todos se preguntan si los recursos de esta reserva pueden ser adecuadamente monetizados.

“Kenia tiene una población en rápido crecimiento. El precio de la tierra también es alto y existen muchas opciones para el uso de la tierra”, explicó Brar.

El mercado de los créditos de carbono ya está bien establecido, pero aún está lejos de ser perfecto, y bajo este esquema los contaminadores de carbono pueden compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero al “comprar” derechos de contaminación a quienes reducen emisiones o capturan carbono.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

En el borde del Parque Nacional Amboseli, en el sur de Kenia, se encuentra una reserva llamada Selenkay, que cuenta con elefantes, jirafas, antílopes y leones.

Los propietarios de esta reserva, que no tiene vallas que delimiten su terreno de cinco mil hectáreas, son el pueblo masái.

Sobre este sitio, al cual los visitantes ya comienzan a regresar después de la pandemia, Mohanjeet Brar, el director gerente del operador turístico Gamewatchers Safaris, dijo que el turismo colapsó por completo y que se dieron cuenta de que necesitaban encontrar otras maneras de aumentar los ingresos para poder seguir cubriendo sus gastos.

Te puede interesar: Supergusanos ayudarían a reciclar

De acuerdo con la agencia AFP, el primer paso para que esta reserva pudiera obtener sus ganancias era recopilar datos y hacer un inventario del tesoro de la reserva, para lo cual utilizan cámaras y grabadoras acústicas que puedan mostrar qué tipo de animales están presentes y en qué cantidad.

Los datos se pueden complementar con las observaciones humanas. Durante un mes por la mañana y por la noche, fueron varios los miembros del equipo que se colocaron en puntos específicos para poder hacer un recuento de todos los animales que se pueden llegar a ver y escuchar durante 10 minutos.

Los investigadores también cuentan con la ayuda de un dron, además de que pueden obtener una imagen de la cantidad de carbono almacenado en los árboles y el suelo.

CRÉDITOS DE BIODIVERSIDAD

El turismo es el responsable de que los ingresos de la empresa de Brar pueda apoyar a la comunidad local de distintas maneras, además de que les pueden proporcionar agua a las personas y al ganado y generar empleos.

Te puede interesar: ¿Por qué el ahuehuete de Reforma está de color amarillo?

Los guardabosques presentes e incluso todo el personal de Selenkay es masái, pero aún así las condiciones de vida siguen siendo difíciles, como señaló una de las mujeres del pueblo que limita con la reserva, quien es madre de ocho hijos y también gana dinero con las visitas turísticas de su choza de barro y con la venta de joyas.

La reserva cierra los meses de abril y mayo, durante la temporada de lluvias y es cuando la aldea más necesita de ayuda. Pero la gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida, convertida en campos y cercada con el fin de evitar que la vida silvestre se mueva libremente, aunque con el paso del tiempo ya empiezan a verse algunas vallas.

La gente del distrito quiere evitar que esta tierra sea vendida | Yasuyoshi CHIBA / AFP

Los ingresos que se generan de los créditos pueden llegar a aliviar la presión sobre el medio ambiente, además de que alienta a los pastores a reducir el número de ganado, permitiendo que la hierba y los árboles se regeneren, pero todos se preguntan si los recursos de esta reserva pueden ser adecuadamente monetizados.

“Kenia tiene una población en rápido crecimiento. El precio de la tierra también es alto y existen muchas opciones para el uso de la tierra”, explicó Brar.

El mercado de los créditos de carbono ya está bien establecido, pero aún está lejos de ser perfecto, y bajo este esquema los contaminadores de carbono pueden compensar sus emisiones de gases de efecto invernadero al “comprar” derechos de contaminación a quienes reducen emisiones o capturan carbono.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Local

Vecinos de colonia Vista Hermosa reportan la tala ilegal de un árbol

El encargado de despacho de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos mencionó que se había realizado una solicitud para podar dicho árbol, pero no para talarlo

Local

Ambulantes pagarán mayores cuotas y serán regulados: Urióstegui

Este miércoles comerciantes provocaron un gran caos vial al bloquear la circulación en el primer cuadro de Cuernavaca

Seguridad

Morelos importa delincuentes de Edomex y CDMX: Fiscal

El tráfico inmobiliario en la zona de Huitzilac ha permitido el asentamiento de personas que se dedican a actividades ilícitas

Local

Amates llenarán el Río Cuautla

En la jornada del sábado pasado se plantaron alrededor de 700 árboles de especies endémicas

Local

Aceleran negociaciones para hacer cambios en el Congreso

Los diputados que han levantado la mano para presidir la mesa directiva son el priísta Eliasib Polanco y la diputada del PT, Tania Valentina Rodríguez Ruiz

Local

Comunidad LGBT+ anuncia homenaje a Casandra Montes

La activista falleció en 2021, supuestamente, por una negligencia por parte del sector salud al no haberle sido detectado a tiempo el hígado graso

Finanzas

Adiós, Domino's Pizza: cadena fracasa en Italia y cierra todas las sucursales

En contraste, en Reino Unido e Irlanda, la compañía cuenta con su mercado más importante en Europa

Gossip

Película de Pedro Páramo en Netflix ya tiene director: Rodrigo Prieto

La noticia fue anunciada durante el evento de Netflix que presentó una campaña de promoción y producción de cintas mexicanas

Finanzas

Estudiantes podrán realizar sus practicas en el Banco de Alimentos

La asociación civil logra recuperar cada año 120 mil toneladas de alimento, lo cual beneficia a 1 millón 100 mil personas en el país