/ miércoles 16 de diciembre de 2020

Analizarán en Japón restos de asteroide

La sonda Hayabusha-2 recorrió 300 millones de kilómetros en el espacio para recolectar muestras del meteorito

Después de seis años en el espacio, la sonda japonesa Hayabusa-2 vuelve a casa, pero sólo de visita, para entregar valiosas muestras de asteroide, antes de iniciar una nueva misión.

Esta nave del tamaño de un frigorífico, lanzada en diciembre de 2014, logró posarse sobre un asteroide a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra y recoger materiales.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Pero su trabajo aún no ha terminado: los científicos de la agencia espacial japonesa (JAXA) prevén prolongar su misión más de diez años, con la mira puesta en dos nuevos asteroides.

Antes de esto, Hayabusa-2 debe entregar un centenar de miligramos de partículas del asteroide Ryugu -”palacio del dragón” en japonés- que proporcionarán, o eso esperan los científicos, pistas sobre el nacimiento del sistema solar hace cuatro mil 600 millones de años.

Estos materiales podrían explicar “cómo está dispersada la materia en el sistema solar, por qué existe en el asteroide y cómo está relacionada con la Tierra”, declaró el jefe del proyecto Yuichi Tsuda.

Las muestras, recogidas durante dos fases cruciales de la misión el año pasado, se encuentran en una cápsula que se separará de Hayabusa-2 a unos 220 mil kilómetros sobre la Tierra y después caerá en el desierto del sur de Australia el domingo temprano.

“Quizás podemos obtener sustancias que nos darán indicios sobre el nacimiento de un planeta y el origen de la vida”, indicó a la prensa el jefe de la misión Makoto Yoshiwaka.

Protegidas de la luz del sol y de las radiaciones en el interior de la cápsula, las muestras serán recuperadas, tratadas y después enviadas en avión a Japón.

La mitad de la materia será compartida entre la JAXA, la NASA y organizaciones internacionales, y el resto será conservado para futuros estudios a medida que avance la tecnología analítica.

NUEVOS OBJETIVOS

“La sonda está ahora en un muy buen estado”, declaró el viernes Yuichi Tsuda, que calificó su regreso de “acontecimiento inusual en la historia humana”.

AFP

Tras haber entregado sus muestras, Hayabusa-2 efectuará una serie de órbitas alrededor del Sol durante unos seis años para registrar datos sobre el polvo en el espacio interplanetario y observar los exoplanetas.

Después, la sonda se acercará a su primer objetivo en julio de 2026. Aunque permanecerá a una cierta distancia del asteroide 2001 CC21, los científicos esperan que pueda fotografiarlo “pasando a gran velocidad”.

Hayabusa-2 se dirigirá luego hacia su blanco principal: 1998 KY26, un asteroide esférico de un diámetro de sólo 30 metros.

Cuando la sonda lo alcance en julio de 2031, se encontrará a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra.

Este objetivo plantea importantes desafíos, especialmente porque pivota rápidamente, girando sobre su eje cada diez minutos aproximadamente.

Hayabusa-2 observará y fotografiará el asteroide, pero es poco probable que se pose sobre él y recoja otras muestras, pues probablemente no dispondrá de bastante combustible para traerlas a la Tierra.

Sin embargo, el simple hecho de desplazarse hasta el asteroide será ya una proeza, declaró Seiichiro Watanabe, un científico del proyecto de esta sonda y profesor de planetología en la universidad de Nagoya.

La prolongación de su misión entraña riesgos, en especial la degradación del equipo de la sonda en el espacio profundo, pero igualmente ofrece una manera única y relativamente rentable de continuar las investigaciones. La sonda es la sucesora del primer explorador de asteroides de la JAXA, Hayabusa, que significa “halcón peregrino” en japonés. En 2010, esta sonda trajo muestras de polvo de un asteroide más pequeño, en forma de patata, tras una odisea de siete años, celebrada como una hazaña científica.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Después de seis años en el espacio, la sonda japonesa Hayabusa-2 vuelve a casa, pero sólo de visita, para entregar valiosas muestras de asteroide, antes de iniciar una nueva misión.

Esta nave del tamaño de un frigorífico, lanzada en diciembre de 2014, logró posarse sobre un asteroide a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra y recoger materiales.

▶️ Mantente informado en nuestro canal de Google Noticias

Pero su trabajo aún no ha terminado: los científicos de la agencia espacial japonesa (JAXA) prevén prolongar su misión más de diez años, con la mira puesta en dos nuevos asteroides.

Antes de esto, Hayabusa-2 debe entregar un centenar de miligramos de partículas del asteroide Ryugu -”palacio del dragón” en japonés- que proporcionarán, o eso esperan los científicos, pistas sobre el nacimiento del sistema solar hace cuatro mil 600 millones de años.

Estos materiales podrían explicar “cómo está dispersada la materia en el sistema solar, por qué existe en el asteroide y cómo está relacionada con la Tierra”, declaró el jefe del proyecto Yuichi Tsuda.

Las muestras, recogidas durante dos fases cruciales de la misión el año pasado, se encuentran en una cápsula que se separará de Hayabusa-2 a unos 220 mil kilómetros sobre la Tierra y después caerá en el desierto del sur de Australia el domingo temprano.

“Quizás podemos obtener sustancias que nos darán indicios sobre el nacimiento de un planeta y el origen de la vida”, indicó a la prensa el jefe de la misión Makoto Yoshiwaka.

Protegidas de la luz del sol y de las radiaciones en el interior de la cápsula, las muestras serán recuperadas, tratadas y después enviadas en avión a Japón.

La mitad de la materia será compartida entre la JAXA, la NASA y organizaciones internacionales, y el resto será conservado para futuros estudios a medida que avance la tecnología analítica.

NUEVOS OBJETIVOS

“La sonda está ahora en un muy buen estado”, declaró el viernes Yuichi Tsuda, que calificó su regreso de “acontecimiento inusual en la historia humana”.

AFP

Tras haber entregado sus muestras, Hayabusa-2 efectuará una serie de órbitas alrededor del Sol durante unos seis años para registrar datos sobre el polvo en el espacio interplanetario y observar los exoplanetas.

Después, la sonda se acercará a su primer objetivo en julio de 2026. Aunque permanecerá a una cierta distancia del asteroide 2001 CC21, los científicos esperan que pueda fotografiarlo “pasando a gran velocidad”.

Hayabusa-2 se dirigirá luego hacia su blanco principal: 1998 KY26, un asteroide esférico de un diámetro de sólo 30 metros.

Cuando la sonda lo alcance en julio de 2031, se encontrará a unos 300 millones de kilómetros de la Tierra.

Este objetivo plantea importantes desafíos, especialmente porque pivota rápidamente, girando sobre su eje cada diez minutos aproximadamente.

Hayabusa-2 observará y fotografiará el asteroide, pero es poco probable que se pose sobre él y recoja otras muestras, pues probablemente no dispondrá de bastante combustible para traerlas a la Tierra.

Sin embargo, el simple hecho de desplazarse hasta el asteroide será ya una proeza, declaró Seiichiro Watanabe, un científico del proyecto de esta sonda y profesor de planetología en la universidad de Nagoya.

La prolongación de su misión entraña riesgos, en especial la degradación del equipo de la sonda en el espacio profundo, pero igualmente ofrece una manera única y relativamente rentable de continuar las investigaciones. La sonda es la sucesora del primer explorador de asteroides de la JAXA, Hayabusa, que significa “halcón peregrino” en japonés. En 2010, esta sonda trajo muestras de polvo de un asteroide más pequeño, en forma de patata, tras una odisea de siete años, celebrada como una hazaña científica.

Lee también otros contenidos de Normal ⬇️

Seguridad

Morelos es una fosa clandestina: Brigada nacional

Morelos es una gran fosa clandestina como lo son otras entidades, asegura Juan Carlos Trujillo Herrera, coordinador de la BNB

Seguridad

[Especial] La violencia en las redes sociales no es sólo digital

Entre persecución y linchamientos virtuales, las agresiones tienen efecto en la vida personal de las víctimas

Cultura

[Especial] El Olimpia, de cine patito a la pléyade de estrellas

Hoy nuevamente está abandonado el tradicional local en el centro de Ciudad de la Eterna Primavera

Gossip

“Algo debe de tener una canción si trasciende 40 años”: vocalista de Matute

Tras aplazar su gira por el cierre de actividades, Matute alista su concierto del 4 de noviembre en la Arena Ciudad de México

Gossip

Angelique Boyer descansará de la TV tras “Vencer el pasado”

Angelique Boyer interpreta a Renata, una profesionista que enfrenta la dificultad de recibir un trasplante

Gossip

Los Aguilar se reencuentran con su público

Su Jaripeo sin fronteras volvió a presentarse en la Arena Ciudad de México a dos años de su última fecha

Gossip

Ellos son los creadores del misterio en el show “¿Quién es la máscara?”

Cuatro vestuaristas trabajan con los productores en la creación de los personajes de ¿Quién es la máscara?, cuyo diseño implica imaginación y horas de trabajo

Gossip

Restos de Diana Negrete descansan junto a los de su padre, Jorge Negrete

La única hija natural de Jorge Negrete murió este viernes a los 79 años de edad