/ miércoles 8 de julio de 2020

Marina detecta colusión entre narcos y personal de aduanas

Autoridades detectaron el modus operandi, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos que traen la droga

La Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Marina (Semar) descubrieron colusión de personal de aduanas con el crimen organizado para el tráfico de fentanilo u otras drogas.

Tras un mes de investigaciones, las autoridades federales detectaron el modus operandi de estas bandas, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos y quienes se encargan de introducir a territorio nacional la mercancía ilegal, revelaron fuentes de la Marina.

Estos polizones que utiliza el narcotráfico se infiltran en los patios fiscales de los puertos para desde ahí abordar buques que transportan droga como fentalino o clorhidrato de cocaína.

La mercancía, que se mezcla entre la carga para evitar ser detectada, es echada al mar por estos polizontes, para después, ya en altamar, los polizontes se arrojan al agua junto con la droga para ser rescatados por lanchas rápidas que pueden localizarlos aún en plena noche, gracias a dispositivos GPS, señalan reportes de la Semar, y la FGR.

Esta forma de operar fue detectada en el puerto de Manzanillo, Colima, cuando un buque danés que zarpó de Ecuador, hizo escala en Panamá y tenía como destino Yokohama, Japón.

La embarcación atracó en el puerto de Manzanillo, donde dos empleados se escabulleron en uno de los patios fiscales para abordar el buque de manera clandestina a la espera de que zarpara.

“Al salir del puerto se lanzarían al agua (27 metros de la cubierta al espejo) en condiciones que les permitieran llegar minutos después al lugar donde se encontrarían con quien recibiría la droga, aun con los riesgos que implicaba esta acción. Gracias al GPS de la boya los localizarían y usarían unas lanchas para recogerlos y llevarlos a tierra”, señalan el reporte de la Semar y la FGR.

Los dos empleados de la empresa que resultaron detenidos fueron asegurados en el interior de uno de los patios fiscales, en donde ingresaron violando sus horarios de trabajo.

Las autoridades comenzaron una inspección del barco con el apoyo de caninos especializados en narcóticos de la FGR, detectaron dos costales de rafia de color negro con flanjas rojas y azules que no correspondían a la mercancía que se transportaba (chatarra de cobre), los cuales contenían polvo blanco con las características propias del clorhidrato de cocaína.

El Ministerio Publico calculó que la droga asegurada podría alcanzar un valor en el mercado negro de 28 millones 635 mil 718 pesos. La mercancía quedó a disposición del Ministerio Público junto con las dos personas detenidas.

Se señala que Juan “C” e Isidro “Z” los dos detenidos, son empleados de una empresa administradora de un Patio Fiscal del puerto de Manzanillo, Colima y tienen horarios bien definidos, el cual cumplido tienen que abandonar el lugar, sin embargo estos no lo hicieron, rompieron uno de los candados y subieron al buque.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

La Fiscalía General de la República (FGR), la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y la Secretaría de Marina (Semar) descubrieron colusión de personal de aduanas con el crimen organizado para el tráfico de fentanilo u otras drogas.

Tras un mes de investigaciones, las autoridades federales detectaron el modus operandi de estas bandas, que consiste en infiltrar a polizontes en los barcos y quienes se encargan de introducir a territorio nacional la mercancía ilegal, revelaron fuentes de la Marina.

Estos polizones que utiliza el narcotráfico se infiltran en los patios fiscales de los puertos para desde ahí abordar buques que transportan droga como fentalino o clorhidrato de cocaína.

La mercancía, que se mezcla entre la carga para evitar ser detectada, es echada al mar por estos polizontes, para después, ya en altamar, los polizontes se arrojan al agua junto con la droga para ser rescatados por lanchas rápidas que pueden localizarlos aún en plena noche, gracias a dispositivos GPS, señalan reportes de la Semar, y la FGR.

Esta forma de operar fue detectada en el puerto de Manzanillo, Colima, cuando un buque danés que zarpó de Ecuador, hizo escala en Panamá y tenía como destino Yokohama, Japón.

La embarcación atracó en el puerto de Manzanillo, donde dos empleados se escabulleron en uno de los patios fiscales para abordar el buque de manera clandestina a la espera de que zarpara.

“Al salir del puerto se lanzarían al agua (27 metros de la cubierta al espejo) en condiciones que les permitieran llegar minutos después al lugar donde se encontrarían con quien recibiría la droga, aun con los riesgos que implicaba esta acción. Gracias al GPS de la boya los localizarían y usarían unas lanchas para recogerlos y llevarlos a tierra”, señalan el reporte de la Semar y la FGR.

Los dos empleados de la empresa que resultaron detenidos fueron asegurados en el interior de uno de los patios fiscales, en donde ingresaron violando sus horarios de trabajo.

Las autoridades comenzaron una inspección del barco con el apoyo de caninos especializados en narcóticos de la FGR, detectaron dos costales de rafia de color negro con flanjas rojas y azules que no correspondían a la mercancía que se transportaba (chatarra de cobre), los cuales contenían polvo blanco con las características propias del clorhidrato de cocaína.

El Ministerio Publico calculó que la droga asegurada podría alcanzar un valor en el mercado negro de 28 millones 635 mil 718 pesos. La mercancía quedó a disposición del Ministerio Público junto con las dos personas detenidas.

Se señala que Juan “C” e Isidro “Z” los dos detenidos, son empleados de una empresa administradora de un Patio Fiscal del puerto de Manzanillo, Colima y tienen horarios bien definidos, el cual cumplido tienen que abandonar el lugar, sin embargo estos no lo hicieron, rompieron uno de los candados y subieron al buque.


Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Apple Podcasts

Google Podcasts

Acast

Local

[Diversia]

La Iglesia del Río de la Plata brinda servicios desde hace casi 40 años y en ella se acepta la existencia de la diversidad sexual

Seguridad

Vinculan a proceso a exalcalde de Zacatepec

Presuntamente distrajo casi medio millón de pesos del Ayuntamiento

Local

Yo no pongo pretextos: Antonio Villalobos

Entrega el alcalde obras de pavimentación y advierte; “nunca me oirán decir que no me dejan trabajar”

Local

Fuera, malos hábitos en la designación de magistrados

La convocatoria será para todos los ciudadanos que cumplan los requisitos

Local

"Asignación de plazas de maestros no es equitativa"

Es por ello que los inconformes se encuentran reagrupando para determinar que acciones tomarán respecto al tema

Local

Deserción escolar violenta DH

El Instituto de Educación Básica del Estado llamó a los padres de familia a no impedir que los menores continúen con el nuevo ciclo escolar

Local

[Diversia] Una iglesia católica celebra matrimonios del mismo sexo

La Iglesia del Río de la Plata brinda servicios desde hace casi 40 años y en ella se acepta la existencia de la diversidad sexual

Cultura

Ardiente

Mirar hacia adentro