/ domingo 29 de julio de 2018

Más mujeres y tecnología, así han evolucionado las redes criminales

La edad promedio de los infractores disminuyó de los 26 a los 19 años, dice el Consejo Nacional de Seguridad Privada

Durante los últimos seis años se han identificado cambios en el perfil de los delincuentes así como en los crímenes que cometen: ha disminuido la edad de los infractores en delitos de alto impacto social y robos; hay más mujeres involucradas en ilícitos y las drogas que se trafican son cada vez más diversas; además, la utilización de la tecnología para delinquir y el bullying se han incrementado.

Especialistas en temas de seguridad y violencia social advierten que, a medida que se incrementan los delitos de alto impacto social, aparecen más manifestaciones de violencia en la sociedad, desde la intrafamiliar y bullying escolar hasta el mobbing o acoso psicológico en el trabajo.

A la par que se disparan enfermedades psicológicas y mentales que van de la neurosis a la depresión e incluso paranoia y esquizofrenia. Un “termómetro” de este fenómeno aparece con el incremento de actos suicidas.

Para el presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada, Alejandro Desfassiaux, en 2012 la edad media de asaltantes de transeúntes, autos y casas habitación, así como narcotraficantes, homicidas y secuestradores, era de 26 años. “Durante este sexenio, la edad promedio de estos infractores descendió a 19 años. Asimismo, se hace notar que cada vez se involucran más menores de edad en crímenes como trasiego de drogas y homicidio (sicariato)”.

Aunque prevalecen muchachos de 15 a 17 años, también se documentan casos de niños de 8 a 10 años, por lo que durante los últimos seis años los delincuentes menores de 18 años representan el 18% de todos los ilícitos denunciados. Los infractores que comprenden de 18 a 25 años son mayoría con 33% de los casos.

Otro indicador que aumentó es la participación de mujeres en ilícitos. Se estima que hay 10 mil 665 mujeres privadas de su libertad, la mayoría de ellas son jóvenes de escasos recursos, con bajo nivel de escolaridad, madres y con pocas redes de apoyo.

De este universo, 47.6% de las mujeres privadas de libertad se encuentra en prisión preventiva, es decir, en espera de una sentencia. Incluso, hay 14 estados en los que la aplicación de esta medida cautelar sobrepasa el 50%, algunos de ellos son: Durango (80%), Oaxaca (72.9%), Chiapas (68.7%), Quintana Roo (66.2%), Tabasco (63.1%).

Para Desfassiaux, llama la atención que criminales del sexo femenino “rompieron” el techo de cristal en las organizaciones delictivas y ahora ocupan altos cargos en las células criminales de narcotráfico, piratería, secuestro y extorsiones.

“De acuerdo con entrevistas realizadas con las detenidas en cárceles de la Ciudad de México y área metropolitana, Guadalajara y Monterrey, se determina que 70% de ellas iniciaron su carrera delictiva para apoyar a su pareja, hijo o padre, en ese orden”, aseveró el especialista.


PELIGRO EN ASCENSO

Hace seis años se estimaba que un delincuente que atracaba a transeúntes no se involucraría en el robo de autos o a casas habitación, por ejemplo. Hoy se estima que del robo a transeúntes a ser sicario de un grupo delictivo transcurren aproximadamente seis meses, y en la zona fronteriza este tiempo se reduce hasta en 30%.

Al dificultarse la entrada a Estados Unidos, considerado el mercado más grande de estupefacientes, se diversifican los “negocios” del crimen organizado para tener liquidez. Entre los principales están el tráfico de armas y personas, piratería y multiplicación de mercados negros, desde medicamentos hasta arte.

El especialista en temas de seguridad sostiene que la pelea por el territorio del narcomenudeo y la lucha entre cárteles para apropiarse de los territorios incrementó los homicidios y la plasticidad para generar terror entre los adversarios, al grado de mostrarse múltiples formas no sólo de aniquilar sino de infringir dolor, torturar y humillar. Así, la decapitación se volvió un sistema consuetudinario en los homicidios entre cédulas criminales.

TRANSFORMACIÓN DE LA DROGA

Mediante un estudio, el también presidente de Multisistemas de Seguridad Industrial, sostiene que en los últimos años se popularizaron las drogas sintéticas como el éxtasis o crack sobre marihuana o cocaína, para recortar la cadena logística de producción y distribución de los estupefacientes. “Ya no se necesitan grandes extensiones de tierra para cultivar sustancias prohibidas. En laboratorios minúsculos puede procesarse una droga que resulta aún más dañina al organismo”.

Otro de las tendencias criminales es, la sofisticación de procesos de lavado de dinero y el aumento de robos cibernéticos como el de identidad, clonación de tarjetas y espionaje. En los mercados negros aparece la venta de datos personales y máquinas para realizar la duplicación fraudulenta de tarjetas de crédito y débito como los skimmers.


Durante los últimos seis años se han identificado cambios en el perfil de los delincuentes así como en los crímenes que cometen: ha disminuido la edad de los infractores en delitos de alto impacto social y robos; hay más mujeres involucradas en ilícitos y las drogas que se trafican son cada vez más diversas; además, la utilización de la tecnología para delinquir y el bullying se han incrementado.

Especialistas en temas de seguridad y violencia social advierten que, a medida que se incrementan los delitos de alto impacto social, aparecen más manifestaciones de violencia en la sociedad, desde la intrafamiliar y bullying escolar hasta el mobbing o acoso psicológico en el trabajo.

A la par que se disparan enfermedades psicológicas y mentales que van de la neurosis a la depresión e incluso paranoia y esquizofrenia. Un “termómetro” de este fenómeno aparece con el incremento de actos suicidas.

Para el presidente fundador del Consejo Nacional de Seguridad Privada, Alejandro Desfassiaux, en 2012 la edad media de asaltantes de transeúntes, autos y casas habitación, así como narcotraficantes, homicidas y secuestradores, era de 26 años. “Durante este sexenio, la edad promedio de estos infractores descendió a 19 años. Asimismo, se hace notar que cada vez se involucran más menores de edad en crímenes como trasiego de drogas y homicidio (sicariato)”.

Aunque prevalecen muchachos de 15 a 17 años, también se documentan casos de niños de 8 a 10 años, por lo que durante los últimos seis años los delincuentes menores de 18 años representan el 18% de todos los ilícitos denunciados. Los infractores que comprenden de 18 a 25 años son mayoría con 33% de los casos.

Otro indicador que aumentó es la participación de mujeres en ilícitos. Se estima que hay 10 mil 665 mujeres privadas de su libertad, la mayoría de ellas son jóvenes de escasos recursos, con bajo nivel de escolaridad, madres y con pocas redes de apoyo.

De este universo, 47.6% de las mujeres privadas de libertad se encuentra en prisión preventiva, es decir, en espera de una sentencia. Incluso, hay 14 estados en los que la aplicación de esta medida cautelar sobrepasa el 50%, algunos de ellos son: Durango (80%), Oaxaca (72.9%), Chiapas (68.7%), Quintana Roo (66.2%), Tabasco (63.1%).

Para Desfassiaux, llama la atención que criminales del sexo femenino “rompieron” el techo de cristal en las organizaciones delictivas y ahora ocupan altos cargos en las células criminales de narcotráfico, piratería, secuestro y extorsiones.

“De acuerdo con entrevistas realizadas con las detenidas en cárceles de la Ciudad de México y área metropolitana, Guadalajara y Monterrey, se determina que 70% de ellas iniciaron su carrera delictiva para apoyar a su pareja, hijo o padre, en ese orden”, aseveró el especialista.


PELIGRO EN ASCENSO

Hace seis años se estimaba que un delincuente que atracaba a transeúntes no se involucraría en el robo de autos o a casas habitación, por ejemplo. Hoy se estima que del robo a transeúntes a ser sicario de un grupo delictivo transcurren aproximadamente seis meses, y en la zona fronteriza este tiempo se reduce hasta en 30%.

Al dificultarse la entrada a Estados Unidos, considerado el mercado más grande de estupefacientes, se diversifican los “negocios” del crimen organizado para tener liquidez. Entre los principales están el tráfico de armas y personas, piratería y multiplicación de mercados negros, desde medicamentos hasta arte.

El especialista en temas de seguridad sostiene que la pelea por el territorio del narcomenudeo y la lucha entre cárteles para apropiarse de los territorios incrementó los homicidios y la plasticidad para generar terror entre los adversarios, al grado de mostrarse múltiples formas no sólo de aniquilar sino de infringir dolor, torturar y humillar. Así, la decapitación se volvió un sistema consuetudinario en los homicidios entre cédulas criminales.

TRANSFORMACIÓN DE LA DROGA

Mediante un estudio, el también presidente de Multisistemas de Seguridad Industrial, sostiene que en los últimos años se popularizaron las drogas sintéticas como el éxtasis o crack sobre marihuana o cocaína, para recortar la cadena logística de producción y distribución de los estupefacientes. “Ya no se necesitan grandes extensiones de tierra para cultivar sustancias prohibidas. En laboratorios minúsculos puede procesarse una droga que resulta aún más dañina al organismo”.

Otro de las tendencias criminales es, la sofisticación de procesos de lavado de dinero y el aumento de robos cibernéticos como el de identidad, clonación de tarjetas y espionaje. En los mercados negros aparece la venta de datos personales y máquinas para realizar la duplicación fraudulenta de tarjetas de crédito y débito como los skimmers.


Local

Aclaran: No se puede multar por no usar el cubrebocas

Para aplicar multas, primero los alcaldes tendrían que modificar sus leyes de ingreso

Local

Estigma social, el mayor riesgo para las personas con VIH

El Ayuntamiento de Cuernavaca realiza el Foro de Actualización y Experiencia VIH en instalaciones de la UAEM

Local

Evalúan desempeño de diputados federales

Morelos Rinde Cuentas hace pública la lista de actividades que realizaron y no los representantes de Morelos

Local

Clientes de Best Buy se aferran a descuentos

Las 41 tiendas extendidas en el país cerrarán a partir del 31 de diciembre de este año

Local

Primero la salud, proponen cerrar iglesias guadalupanas

El incremento de contagios convierte las fiestas del 12 de diciembre en un peligro, asegura Ana Bruguete

Local

Jesús Corona Damián le hace el feo a reelección

El alcalde aseguró estar cansado, por lo que no considera buscar nuevos cargos

Deportes

El balompié mexicano se está muriendo, y nadie hace nada

Los directivos no pusieron el empeño necesario y se sumaron dificultades con la pandemia