imagotipo

Buscan que peleas de perros se tipifiquen como delito grave

  • Armando Ruiz
  • en México

La bancada de los diputados del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) impulsa una iniciativa para modificar los códigos Penal Federal y Nacional de Procedimientos Penales, así como la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada con el fin de tipificar como delito grave, la promoción, inducción, asistencia, participación y ayuda para realizar peleas de perros.

La iniciativa plantea la necesidad de contar con un marco normativo que proteja el bienestar, en general, de los animales, e impulse una cultura moderna y solidaria de protección que promueva el respeto hacia ellos y reconozca sus necesidades físicas y biológicas.

El documento propone reconocer esta práctica como actividad de la delincuencia organizada. Además se indica que esos espectáculos con animales involucran tortura, maltrato y explotación, y en ellos es frecuente el movimiento de grandes cantidades de dinero ilegal.

“Están claramente identificadas como actividades organizadas, incluso, por la mafia y se encuentran ligadas al tráfico de armas, de drogas, de especies exóticas y de personas”.

Lee también: Senado aprueba prohibir peleas de perros

En México, la prohibición de estos combates conlleva una sanción que va de la multa hasta el rescate del ejemplar, o su persecución como delito tipificado en el Código Penal, de acuerdo con el código de cada entidad federativa; en 12 estados se impiden expresamente y en 20 es una restricción de maltrato, crueldad o peleas en general

Sólo en Baja California Sur y Puebla están tipificadas como delito; en 15, son consideradas como maltrato o una manera de azuzar animales para pelear entre sí o con otras especies, y en 16 no está regulado el maltrato animal.

“Esta actividad, que daña la integridad de los animales, ocurre en diversas entidades, como el Estado de México, Michoacán, Puebla, Coahuila, Veracruz, San Luis Potosí y Baja California Sur, lo que muestra su grado de consolidación”, aclaran.

De ahí que el PVEM considere necesario impulsar todas esas modificaciones y crear un entorno favorable para la vida de los caninos utilizados en peleas entre miembros de su especie.