/ viernes 14 de febrero de 2020

Vendedores se juegan su estadía en las plazas

El alcalde de Cuernavaca refirió que los comerciantes no tienen permiso para instalarse este 14 de febrero sobre la calle Guerrero

No existe permisos para instalación de comerciantes en vía pública, declaró el alcalde de Cuernavaca Antonio Villalobos, quien también advirtió que si los comerciantes de Plaza Lido y Degollado no ocupan los locales se los van a quitar.

Desde antes de las 7:00 horas de ayer, en la calle Guerrero del Centro de Cuernavaca hicieron acto de presencia inspectores del área de Gobernación del Ayuntamiento, elementos policiacos, inclusive de Protección Civil y Bomberos, con la finalidad de impedir la instalación de un grupo de comerciantes de Plaza Lido que habían amenazado con hacerlo el 13 y 14 de febrero.

Mario Lara, líder de la Coalición de Comerciantes de Plaza Lido y Degollado de Cuernavaca, informó que el grupo que representa buscó permisos para instalarse a vender en calle Guerrero con motivo del Día del Amor y la Amistad, sin embargo, les fue negado.

El alcalde capitalino refirió que los comerciantes no tienen permiso para instalarse en este fecha sobre calle Guerrero y agregó que se están jugando su estadía en los locales en las plazas comerciales Lido y Degollado.

Se está jugando ya su estadía en las plazas comerciales; ya está el procedimiento iniciado desde el 5 de enero, expresó.

Indicó que si vuelven a tomar las calles, el Ayuntamiento de Cuernavaca puede retirar los servicios públicos de estas plazas e inclusive mercados.

No existe permisos para instalación de comerciantes en vía pública, declaró el alcalde de Cuernavaca Antonio Villalobos, quien también advirtió que si los comerciantes de Plaza Lido y Degollado no ocupan los locales se los van a quitar.

Desde antes de las 7:00 horas de ayer, en la calle Guerrero del Centro de Cuernavaca hicieron acto de presencia inspectores del área de Gobernación del Ayuntamiento, elementos policiacos, inclusive de Protección Civil y Bomberos, con la finalidad de impedir la instalación de un grupo de comerciantes de Plaza Lido que habían amenazado con hacerlo el 13 y 14 de febrero.

Mario Lara, líder de la Coalición de Comerciantes de Plaza Lido y Degollado de Cuernavaca, informó que el grupo que representa buscó permisos para instalarse a vender en calle Guerrero con motivo del Día del Amor y la Amistad, sin embargo, les fue negado.

El alcalde capitalino refirió que los comerciantes no tienen permiso para instalarse en este fecha sobre calle Guerrero y agregó que se están jugando su estadía en los locales en las plazas comerciales Lido y Degollado.

Se está jugando ya su estadía en las plazas comerciales; ya está el procedimiento iniciado desde el 5 de enero, expresó.

Indicó que si vuelven a tomar las calles, el Ayuntamiento de Cuernavaca puede retirar los servicios públicos de estas plazas e inclusive mercados.

Local

Asintomáticos, 30% de contagios por Coronavirus

De acuerdo con investigadores, el 15% de pacientes tendrán secuelas en el sistema respiratorio

Local

[VIDEO] Cuidadores de casas siguen trabajando en Cuernavaca

La Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que los mayores de 60 son la población de riesgo

Local

[ANIMALIA] Si tu mascota presenta estos síntomas ¡tiene estrés!

En esta temporada procura que tus mascotas estén bien alimentadas, hidratadas y con un horario de actividades que les permita mantenerse en equilibrio

Local

Ciclistas y motociclistas darán servicio a domicilio

Se organizó para convocar a los pobladores a fungir como repartidores

Local

Coronavirus: El glamour también ha parado

La contingencia sanitaria mantiene trabajando a medias a salones de belleza

Local

Volverán diputados a sesión presencial

Tienen que reformar leyes para avalar el voto virtual

Local

#CuarenCuerna: El plan es hacer trampa para ganar

"A escasamente unos días del aislamiento en casa por la crisis del virus COVID-19, ya no sé ni cómo me siento"

Local

Realizan feria en Temoac pese a la contingencia por el Covid-19

Los comerciantes y habitantes hicieron caso omiso a las medidas que estableció el ayuntamiento