imagotipo

Urge Blanco Bravo a eliminar la violencia contra las mujeres

  • El Sol De Cuernavaca
  • en Local

Tenemos que crear conciencia del fenómeno a combatir, dice

En el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, mientras que el edil de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, llamó a cerrar filas para erradicar las agresiones, la titular municipal de la Instancia de la Mujer, Alejandra Ocampo Ramón, dio un manotazo a una reportera para evitar los cuestionamientos sobre cifras respecto al tema.

El presidente municipal condenó cualquier expresión de maltrato y solicitó hacer conciencia sobre este fenómeno, el cual se debe combatir en conjunto con la sociedad y gobierno.

“No tengan temor, hay que demandar a las personas que hacen daño. No tengan miedo, hay que hacerse respetar; les pido que tengan valor y demanden, porque valen mucho”.

Blanco Bravo dijo que su gobierno se esfuerza en fortalecer las campañas de prevención y atención a las mujeres, ya que Cuernavaca forma parte de los municipios donde se decretó la Alerta de Violencia de Género (AVG) en Morelos.

“Vengo de una mujer. Mi madre sacó a seis hijos adelante. Los niños siempre son los más afectados si viven en el silencio, (…) pero si las mujeres se unen son una fuerza importante”, recordó.

Agregó: “Estamos a favor de la justicia y la equidad, de ahí nuestro compromiso para tener un espacio donde se brinde la atención a quienes hayan sufrido algún tipo de maltrato, porque nuestra obligación es atender a las mujeres en esta situación”.

Recordó el papel de las mujeres que dan lo mejor de sí para contribuir al desarrollo del país y de Cuernavaca. “Sé que falta mucho por hacer, pero si trabajamos de la mano podemos tener los resultados que la sociedad exige y demanda”.

Ante esto, invitó a las féminas víctimas de violencia a no quedarse calladas y denunciar cualquier tipo de hostigamiento que afecte su integridad.

Una vez que concluyó el evento oficial en el patio del Ayuntamiento capitalino, distintos representantes de los medios de comunicación trataron de cuestionar a Ocampo Ramón sobre cifras de violencia hacia la mujer en Cuernavaca, a lo que respondió: “No traigo nada, la entrevista la doy después”, acto seguido dio manotazo a una reportera y corrió del lugar.