/ martes 18 de septiembre de 2018

Sedatu, sin reconocer los daños y pérdida de más de 14 mil inmuebles tras sismo

En 10 días, cerraron el censo y registraron sólo dos mil 692 viviendas con daños, de las cuales sólo 840 con daño total y mil 852 con daños parciales;

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) todavía no reconoce los daños y pérdida de más de 14 mil inmuebles, pues el censo exprés que levantó con trabajadores del ISSSTE es inexacto, ya que evaluaron los daños desde “encimita” y sólo vieron la fachada; no se atrevieron a entrar a ver los daños e ignoraron que al frente podrían parecer sólo locales, pero en la parte de atrás o en el segundo piso hay viviendas.

En 10 días, cerraron el censo y registraron sólo dos mil 692 viviendas con daños, de las cuales sólo 840 con daño total y mil 852 con daños parciales; pero dejaron indefenso al resto del pueblo de Jojutla, que se debatía entre el dolor de sus 27 muertos y decenas de heridos.

Se dice que en la única mesa de atención para damnificados, que colocó el Ayuntamiento presidido por Alfonso de Jesús Sotelo, se lograron 178 cambios de estatus de parcial a total y 155 damnificados que no alcanzaron tarjetas del Fonden, la promesa de que Fonhapo construiría sus viviendas a través de Proviváh; sin embargo, de las 95 aprobadas, hasta la fecha no se ha levantado ninguna.

De más de un centenar de afectados que solicitaron en cambio de titular, sólo 81 cumplieron los requisitos, pero sólo a 65 personas les autorizaron, las cuales hasta la fecha esperan que llegue la tarjeta. Los que prendieron sus esperanzan con los fondos de Unidos Por Morelos, se esperanzaron con los paquetes, pero al final el apoyo fue a cuenta gotas y más de mil vecinos de la colonia Zapata siguen esperando, nos comentó la representante Anita Jiménez, a quien tampoco le han construido.

No obstante, la visión de los gobernantes, quienes anuncian 80 por ciento de la reconstrucción sólo alienta a los optimistas que repiten Jojutla se levanta, porque no sabe vivir de rodillas.

La gente que camina en las calles de Jojutla no puede evitar un suspiro de dolor al ver cómo desaparecieron los arcos de los López, la Casa Pacheco y los escombros del jardín "Ricardo Sánchez", el Ayuntamiento, el Zócalo, los bancos, la terminal de autobuses y una serie de comercios.

En la Alameda hay dolor al ver la parroquia iglesia de San Miguel Arcángel, la misma que sobrevivió al sismo, pero no a los megos proyectos de la reconstrucción, el desaparecido "Puente de los Suspiros", que dejó incomunicados a los vecinos de la colonia Juárez.

EL HIGUERÓN

Cristian Magaly Ozuna Vidal, representante de los damnificados de la unidad “El Higuerón” dijo que sólo se demolieron 60 casas, otras deben llevar el proceso manualmente, pues no puede entrar maquinaria por los andadores, tampoco puede meterse una constructora y por eso las fundaciones continúan pensando.

Sólo 30 familias entraron con la Fundación Carlos Slim, otras se fueron con otras constructoras, que lamentablemente los defraudaron.

Construir en esta unidad es un gran reto, pues la falta de espacios entre andadores, el escombro el material de otros y las inundaciones provoca el desbordamiento de los canales.

Miriam González Alas tenía su casa en esta unidad. Ella comentó sobre el fraude de la Constructora Bolaños. Cuando empezaron a construir, lo hicieron sin zapatas, y cuando reclamó, ese fue el pretexto para que ya no regresaran los trabajadores; por lo tanto, su casa quedará inconclusa.

Su esposo, Roger Chávez Mixcoac, ya demandó a dicha constructora que les dejó el trabajo a medias. Como ellos, cerca de un centenar de personas lo han hecho, “pero tal parece que la Fiscalía regional no puede, no quiere o ya le llegaron al precio por que no hay nada”, les recogieron las tarjetas, y ahora sin recursos y sin vivienda; además, el Infonavit tampoco respondió.

LA COLONIA ZAPATA

Mercedes Landa Palominos expuso que perdieron con el sismo las tres casas que tenían en el predio de su madre, de las cuales el Fonden sólo les reconoció daños parciales, y en Unidos por Morelos ya no les dieron por que los benefició el Fonden. Sus hermanos van construyendo como pueden, y aunque sus casitas de campaña son las primeras sobre la calle 18 de marzo, no ve para cuándo puedan salir de esta pesadilla.

A su madre Aurelia Palominos, de más de 70 años, trabajaba vendiendo cloro, un automóvil la atropelló en el mercado y ahora ya no puede caminar. Ya juntaron material, pero no tienen recursos para la mano de obra, y no tienen a dónde ir. Viven con miedo de que un carro se estampe contra esta casitas chinas o algún ladrón les haga daño y con lágrimas, advierte que lo que gana apenas les sirve para sobrevivir.

Leónides Figueroa también vivía en la calle 18 de marzo de la colonia Zapata. Con fuertes problemas de diabetes e hipertensión, no pudo andar como mucha gente tramitando la ayuda, y el Fonden sólo reconoció daños para una familia de las dos casas que había en el mismo predio.

Se fue a vivir al campo, en la salida de Jojutla por la colonia El paraíso, donde de dos o tres veces a la semana sufre la picaduras de alacranes, pero ahí tienen su casa de campaña acompañado de su hija Rocío Figueroa, quien fue a pedir la ayuda de Unidos por Morelos, donde le prometieron un paquete para construir que nunca llegó.

Lo más difícil y cruel es que muchas familias esperaban que las fundaciones construyeran sus casas, pero al final fueron rechazados; sus terrenos de menos de 50 metros cuadrados no cumplen las especificaciones para poner un modelo, un proyecto de casa digna. No obstante, no lo advirtieron en los requisitos, les hicieron dar vueltas, meter papeles e incluso más de 20 firmas para ahora decirles simplemente que no, que se cancela el contrato como lo hicieron con la familia Ortega Salgado, quienes viven en la calle 18 de marzo de la colonia Zapata, en Jojutla.

La Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) todavía no reconoce los daños y pérdida de más de 14 mil inmuebles, pues el censo exprés que levantó con trabajadores del ISSSTE es inexacto, ya que evaluaron los daños desde “encimita” y sólo vieron la fachada; no se atrevieron a entrar a ver los daños e ignoraron que al frente podrían parecer sólo locales, pero en la parte de atrás o en el segundo piso hay viviendas.

En 10 días, cerraron el censo y registraron sólo dos mil 692 viviendas con daños, de las cuales sólo 840 con daño total y mil 852 con daños parciales; pero dejaron indefenso al resto del pueblo de Jojutla, que se debatía entre el dolor de sus 27 muertos y decenas de heridos.

Se dice que en la única mesa de atención para damnificados, que colocó el Ayuntamiento presidido por Alfonso de Jesús Sotelo, se lograron 178 cambios de estatus de parcial a total y 155 damnificados que no alcanzaron tarjetas del Fonden, la promesa de que Fonhapo construiría sus viviendas a través de Proviváh; sin embargo, de las 95 aprobadas, hasta la fecha no se ha levantado ninguna.

De más de un centenar de afectados que solicitaron en cambio de titular, sólo 81 cumplieron los requisitos, pero sólo a 65 personas les autorizaron, las cuales hasta la fecha esperan que llegue la tarjeta. Los que prendieron sus esperanzan con los fondos de Unidos Por Morelos, se esperanzaron con los paquetes, pero al final el apoyo fue a cuenta gotas y más de mil vecinos de la colonia Zapata siguen esperando, nos comentó la representante Anita Jiménez, a quien tampoco le han construido.

No obstante, la visión de los gobernantes, quienes anuncian 80 por ciento de la reconstrucción sólo alienta a los optimistas que repiten Jojutla se levanta, porque no sabe vivir de rodillas.

La gente que camina en las calles de Jojutla no puede evitar un suspiro de dolor al ver cómo desaparecieron los arcos de los López, la Casa Pacheco y los escombros del jardín "Ricardo Sánchez", el Ayuntamiento, el Zócalo, los bancos, la terminal de autobuses y una serie de comercios.

En la Alameda hay dolor al ver la parroquia iglesia de San Miguel Arcángel, la misma que sobrevivió al sismo, pero no a los megos proyectos de la reconstrucción, el desaparecido "Puente de los Suspiros", que dejó incomunicados a los vecinos de la colonia Juárez.

EL HIGUERÓN

Cristian Magaly Ozuna Vidal, representante de los damnificados de la unidad “El Higuerón” dijo que sólo se demolieron 60 casas, otras deben llevar el proceso manualmente, pues no puede entrar maquinaria por los andadores, tampoco puede meterse una constructora y por eso las fundaciones continúan pensando.

Sólo 30 familias entraron con la Fundación Carlos Slim, otras se fueron con otras constructoras, que lamentablemente los defraudaron.

Construir en esta unidad es un gran reto, pues la falta de espacios entre andadores, el escombro el material de otros y las inundaciones provoca el desbordamiento de los canales.

Miriam González Alas tenía su casa en esta unidad. Ella comentó sobre el fraude de la Constructora Bolaños. Cuando empezaron a construir, lo hicieron sin zapatas, y cuando reclamó, ese fue el pretexto para que ya no regresaran los trabajadores; por lo tanto, su casa quedará inconclusa.

Su esposo, Roger Chávez Mixcoac, ya demandó a dicha constructora que les dejó el trabajo a medias. Como ellos, cerca de un centenar de personas lo han hecho, “pero tal parece que la Fiscalía regional no puede, no quiere o ya le llegaron al precio por que no hay nada”, les recogieron las tarjetas, y ahora sin recursos y sin vivienda; además, el Infonavit tampoco respondió.

LA COLONIA ZAPATA

Mercedes Landa Palominos expuso que perdieron con el sismo las tres casas que tenían en el predio de su madre, de las cuales el Fonden sólo les reconoció daños parciales, y en Unidos por Morelos ya no les dieron por que los benefició el Fonden. Sus hermanos van construyendo como pueden, y aunque sus casitas de campaña son las primeras sobre la calle 18 de marzo, no ve para cuándo puedan salir de esta pesadilla.

A su madre Aurelia Palominos, de más de 70 años, trabajaba vendiendo cloro, un automóvil la atropelló en el mercado y ahora ya no puede caminar. Ya juntaron material, pero no tienen recursos para la mano de obra, y no tienen a dónde ir. Viven con miedo de que un carro se estampe contra esta casitas chinas o algún ladrón les haga daño y con lágrimas, advierte que lo que gana apenas les sirve para sobrevivir.

Leónides Figueroa también vivía en la calle 18 de marzo de la colonia Zapata. Con fuertes problemas de diabetes e hipertensión, no pudo andar como mucha gente tramitando la ayuda, y el Fonden sólo reconoció daños para una familia de las dos casas que había en el mismo predio.

Se fue a vivir al campo, en la salida de Jojutla por la colonia El paraíso, donde de dos o tres veces a la semana sufre la picaduras de alacranes, pero ahí tienen su casa de campaña acompañado de su hija Rocío Figueroa, quien fue a pedir la ayuda de Unidos por Morelos, donde le prometieron un paquete para construir que nunca llegó.

Lo más difícil y cruel es que muchas familias esperaban que las fundaciones construyeran sus casas, pero al final fueron rechazados; sus terrenos de menos de 50 metros cuadrados no cumplen las especificaciones para poner un modelo, un proyecto de casa digna. No obstante, no lo advirtieron en los requisitos, les hicieron dar vueltas, meter papeles e incluso más de 20 firmas para ahora decirles simplemente que no, que se cancela el contrato como lo hicieron con la familia Ortega Salgado, quienes viven en la calle 18 de marzo de la colonia Zapata, en Jojutla.

Local

Atienden a manifestantes en bulevard Cuauhnáhuac

Son comerciantes que piden reapertura del Parque Alameda “Luis Donaldo Colosio”

Local

Aclaran: Aún no es tiempo para hacer turismo en Tepoztlán

El alcalde pidió comprensión a los paseantes, pero reconoció que el sábado tuvieron que regresar a medio millar de automóviles

Local

[Mundo Geek] ¿Cómo ganar dinero al jugar videojuegos?

Kuro Takhasomi, un jugador profesional alemán ha acumulado más de cuatro millones de dólares en premios

Local

Sin dar tregua, contagios de coronavirus en el estado

En caso de se dieran tres casos positivos de Covid-19 en una guardería, se estaría suspendiendo labores

Deportes

¡Confirmado! Mazatlán será sede de la Serie del Caribe 2021

Después de algunas semanas de incertidumbre, este jueves por fin se ratificó la sede

Gossip

Carlos Omar Carbajal le apuesta a las herramientas digitales

Sin duda, a través de su trabajo el joven busca brindar un mensaje positivo en la sociedad

OMG!

¿Y la presidencia? Kanye West atraviesa nueva crisis a causa de su trastorno bipolar

Fuentes cercanas revelaron que el rapero está sufriendo un nuevo episodio bipolar

Local

Mujeres están más seguras en las calles

La violencia de género en el hogar se ha incrementado en los últimos meses, y aumentan los feminicidios

Moda

[Video] Lenny Kravitz se convierte en la nueva cara de Saint Laurent

Lenny Kravitz es el protagonista de la última campaña de Saint Laurent FW20