imagotipo

Se disputan la capital como botín de guerra

  • Israel Mariano
  • en Local

El diputado federal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Matías Nazario Morales, convocó a todos los actores políticos y partidistas, así como a funcionarios estatales y municipales, a asumir la responsabilidad que tiene cada uno para comenzar a trabajar verdaderamente en razón de los intereses de la gente de Cuernavaca, en lugar de disputar la capital como un “botín de guerra”, porque lo único que provocan es aumentar el rezago en materia de servicios y desarrollo para la capital morelense.

Al aumentar los dimes y diretes entre el alcalde capitalino, los diputados, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y otros institutos políticos, el legislador federal consideró que en alguien debe caber la cordura, porque de lo contrario, entrar en una confrontación sinsentido, traería mayor rezago a la ciudad, situación que se aprecia en este momento con el aumento de la demanda de los servicios públicos, calles deterioradas, inseguridad y abandono del entorno urbano y social.

“La primera responsabilidad va en el respeto a la ley y sobre todo respetar ésta, entenderla y aplicarla en función de los intereses de la sociedad en Cuernavaca.

Deben definir qué es lo que quieren los ciudadanos. Nadie se debe poner por encima de la ley. En este caso, hay fallas de la alcaldía, y si existen justificaciones, adelante; pero si no las hubiera, entonces no hay que meter a Cuernavaca en un desgaste que hoy lo que menos necesita es eso”, afirmó.

Matías Nazario aseveró que para mala fortuna de los cuernavacences, ninguno de los actores políticos y partidistas que tienen alguna responsabilidad ha entendido que a la ciudad no le ayuda el enfrentamiento. “Lo que requiere la ciudad es trabajo y gestión, pero más que nada la solidaridad de todos, porque los ciudadanos tienen la necesidad de sentirse atendidos por los ciudadanos”.

Por eso, el diputado morelense exhortó a todas las partes a privilegiar las demandas de la gente en todos los ámbitos, desde el municipal y el estatal, además de que al mismo tiempo cada uno de ellos deje de lado sus intereses personales y ambiciones políticas para otro momento.

En cuanto a la intentona del Congreso del Estado por destituir del mandato a Cuauhtémoc Blanco Bravo, Matías Nazario confió en que todos actúen con respeto a la ley.

“Yo no digo quién tenga la razón, sino el respeto a la ley; allí se conocerá la circunstancia de si procede o no quitar al alcalde de Cuernavaca”, agregó.