/ miércoles 19 de diciembre de 2018

Restaurador de la fe: Nueva vida a niños Dios

César Naranjo asegura  que su oficio es diferente al arte, pues debe trabajar para que las figuras se vean como nuevas

El restaurar imágenes de niños Dios no es una tradición más, sino la forma de llevar a la realidad la fe de cientos de familias y su esperanza por un mundo y una vida mejor en todos los aspectos, expresó César Naranjo González, restaurador del mercado Cuautla.

Casi la mitad de su vida, se ha dedicado a la restauración de figuras religiosas, en 25 años ha perfeccionado su técnica artesanal. Durante toda su vida, ha trabajado como comerciante del mercado Cuautla; el negocio que ahora tiene fue heredado por sus padres quienes también eran locatarios. Contó que un amigo llamado Antonio Ramales lo introdujo al oficio de la restauración de imágenes religiosas, y que con ese trabajo ha logrado sacar adelante a su familia.

Durante todo el año recibe varias piezas a restaurar, pues la gente en Cuautla ya lo conoce e incluso de otros municipios le llevan todo tipo de figuras religiosas pero principalmente de niño Dios. El artesano señaló que la cantidad de figuras que recibe en el año no se compara con el número que restaura en el periodo de noviembre a febrero, en los que repara un promedio de 500 piezas.

Asimismo, César comentó que las figuras que le llevan están realizadas principalmente con yeso, resina, fibra de vidrio o incluso madera. Para trabajar, indicó, ocupa pintura vinílica de varios colores con catalizadores para dar una textura diferente a la pintura, además de múltiples pinceles que tiene para dar vida a las imágenes

El restaurador califica su trabajo como una tradición bonita y relajante, pues aunque el arreglar imágenes de niños Dios requiere de mucho detalle y una gran paciencia, afirma que es algo que lo relaja.


Está muy por encima de lo artesanal; el saber restaurar una imagen no implica tapar un agujerito, es crear piezas que por alguna situación se perdieron, es igualar colores, crear facciones en el rostro y la piel y mantener lo viejo y la historia de cada figura que llega a nuestras manos


TRABAJO FAMILIAR

Naranjo González comentó que dos de sus hijos y algunos sobrinos han aprendido el restaurar imágenes a través de la observación y la práctica; algunos, incluso han colocado ya su propio negocio.

Dedos, brazos o piernas rotas, son los daños que más les toca reparar. Agregó que un reto es lograr que las figuras queden del mismo lugar.


El restaurar imágenes de niños Dios no es una tradición más, sino la forma de llevar a la realidad la fe de cientos de familias y su esperanza por un mundo y una vida mejor en todos los aspectos, expresó César Naranjo González, restaurador del mercado Cuautla.

Casi la mitad de su vida, se ha dedicado a la restauración de figuras religiosas, en 25 años ha perfeccionado su técnica artesanal. Durante toda su vida, ha trabajado como comerciante del mercado Cuautla; el negocio que ahora tiene fue heredado por sus padres quienes también eran locatarios. Contó que un amigo llamado Antonio Ramales lo introdujo al oficio de la restauración de imágenes religiosas, y que con ese trabajo ha logrado sacar adelante a su familia.

Durante todo el año recibe varias piezas a restaurar, pues la gente en Cuautla ya lo conoce e incluso de otros municipios le llevan todo tipo de figuras religiosas pero principalmente de niño Dios. El artesano señaló que la cantidad de figuras que recibe en el año no se compara con el número que restaura en el periodo de noviembre a febrero, en los que repara un promedio de 500 piezas.

Asimismo, César comentó que las figuras que le llevan están realizadas principalmente con yeso, resina, fibra de vidrio o incluso madera. Para trabajar, indicó, ocupa pintura vinílica de varios colores con catalizadores para dar una textura diferente a la pintura, además de múltiples pinceles que tiene para dar vida a las imágenes

El restaurador califica su trabajo como una tradición bonita y relajante, pues aunque el arreglar imágenes de niños Dios requiere de mucho detalle y una gran paciencia, afirma que es algo que lo relaja.


Está muy por encima de lo artesanal; el saber restaurar una imagen no implica tapar un agujerito, es crear piezas que por alguna situación se perdieron, es igualar colores, crear facciones en el rostro y la piel y mantener lo viejo y la historia de cada figura que llega a nuestras manos


TRABAJO FAMILIAR

Naranjo González comentó que dos de sus hijos y algunos sobrinos han aprendido el restaurar imágenes a través de la observación y la práctica; algunos, incluso han colocado ya su propio negocio.

Dedos, brazos o piernas rotas, son los daños que más les toca reparar. Agregó que un reto es lograr que las figuras queden del mismo lugar.


Local

Coronavirus: No descartan aplicar "ley seca" en Cuernavaca

Muchos de los establecimientos se niegan a respetar los llamados del municipio

Local

[VIDEO] Consultas médicas gratuitas a domicilio

Desde 2016, Doc.com ofrece consultas gratuitas por medio de una app sin que la gente salga de sus hogares

Local

[VIDEO] Así lucen las plazas comerciales de Cuernavaca ante coronavirus

En un recorrido realizado por estas plazas se pudo observar un panorama desolador

Local

Anuncia AMLO visita a hospital de Morelos

El presidente Andrés Manuel López Obrador adelantó que este domingo tiene programada un recorrido por el hospital Calero

Finanzas

Triste cuaresma

Disminuyen ventas hasta 50 por ciento en productos del mar, reportan comerciantes

Finanzas

Empresarios rehúsan cerrar sus negocios

Comerciantes que tienen la posibilidad de tener sus negocios abiertos lo harán hasta el último momento para tratar de salir lo mejor librados de esta crisis

Finanzas

Complica contaminación la producción de arroz

Autoridades no están atendiendo la demanda de los 80 productores que se ven afectados por esta problemática en el agua de riego

Política

AMLO emite decreto para extinción de fideicomisos públicos

Con este decreto sería la Secretaría de Hacienda quien ejecute estas acciones

Mundo

Mapa de sonidos muestra cómo el Covid-19 está cambiando a las ciudades

En las grandes capitales del mundo el ruido del tránsito es sustituido por el silencio o el trino de algunas aves