imagotipo

Regresan los visitantes al ex Convento de Tepoztlán

  • Jackeline López
  • en Local

Luego de ser reabierto por el INAH, la respuesta del público fue inmediata

Más de cinco mil personas visitaron el Museo y Centro de Documentación Histórica del ex Convento de Tepoztlán luego de que fuera reabierto el pasado 15 de diciembre por el Instituto Nacional de Antropología e Historia.

El convento de la Natividad de María fue construido a mediados del siglo XVI bajo la dirección de los frailes dominicos, quienes lo habitaron hasta 1773, cuando pasó a manos de sacerdotes párrocos.

Durante los siglos XIX y XX tuvo largos periodos de abandono debido a los conflictos políticos y sociales que en aquel entonces azotaban al país. En 1939, el presidente Lázaro Cárdenas lo colocó en manos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para que le diera mantenimiento y convirtiera en museo.

Hasta el momento del temblor del 19 de septiembre de 2017, este lugar se encontraba totalmente restaurado por el INAH y era ya un espacio cultural. En la planta alta se ubicaban el Museo y el Centro de Documentación Histórica de Tepoztlán, los cuales fueron inaugurados en 2000.

Algunas obras del pasado de los mexicanos son herencia o patrimonio nacional por su gran valor o porque han representado algo importante en la historia colectiva.

El templo de la Natividad con su atrio, y el ex convento, con sus huertos y su granero, son considerados patrimonio mundial por la Unesco desde 1994.

Tras la elaboración de un diagnóstico de daños, el INAH Morelos logró concluir la primera etapa de intervención, tales como el retiro de escombro, apuntalamiento de las áreas dañadas, impermeabilización de grietas y protección con lonas para evitar la humedad; además el rescate y clasificación de materiales originales que volverán a su sitio al momento de ser restaurada.

“El INAH ha hecho hasta el momento una importante labor de apuntalamiento de las zonas en riesgo, me refiero a las torres del templo, a las naves del propio templo y al mirador que resultó dañado; éste último ya no sufre riesgo de colapso gracias al apuntalamiento”

Informó en una entrevista exclusiva para El Sol de Cuernavaca, Marcela Tostado Gutiérrez, directora del Museo y Centro de Documentación Histórico del Ex Convento de Tepoztlán.

Detalló que la planta baja del mirador, que era la antigua alacena del Convento, fue apuntalada como medida de protección, ya que viene siendo el piso del mirador. Cabe señalar que el apuntalamiento se realizó de manera profesional y muy cuidadosa para evitar que un movimiento sísmico aun de menor intensidad pudiera causar un mayor daño.

“El proceso que se siguió fue retirar el escombro, enseguida clasificar los materiales originales susceptibles de volver a su sitio una vez restaurado el edificio y eliminar todo lo que era el material de relleno”, explicó la directora.

En la parte de la huerta se aprecian estos materiales y se puede ver como ya se inició el procedimiento, llamado por los especialistas como anastilosis, el cual consiste en volver a colocar la posición original de los fragmentos que se cayeron durante el derrumbe.

Tostado Gutiérrez señaló que luego de haber sido reabierto este sitio, la respuesta del público fue inmediata y aseguró que a pesar haber recibido a más de cinco mil visitantes en menos de un mes, esta cifra no se compara con la afluencia de gente que ha tenido en otros años durante la misma temporada, debido a que el nuevo acceso para visitar el Ex Convento está en otro sitio, en la calle Zaragoza.

Por lo que la nueva entrada es una puerta lateral, que antes del temblor era un acceso de servicio para el movimiento de las colecciones que se exhibían dentro del museo; la entrada inicia en la huerta del Ex Convento, sitio que estaba restringido para quienes lo visitaban, por lo que ahora pasan por un lugar diferente que es adornado por un bello jardín, un oasis en medio del bullicio del Ex Convento de Tepoztlán.

Otra novedad es que la librería local volvió a abrir sus puertas, además se dio acceso a un espacio que cuenta con mesas de descanso. En la huerta el público encontrará una unidad informativa en la que se da a conocer qué es lo que sucedió debido al temblor del 19 de septiembre y qué es lo que ha hecho el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La también etnohistoriadora narró en qué condiciones se encuentra el edificio, “el Ex Convento no presenta daños severos, sin embargo, no podemos decir lo mismo del templo que forma para de este patrimonio histórico, ya que sufrió daños mayores por lo que no puede ser posible el acceso; éste sufrió daños en sus torres de gran importancia.

“No hay acceso a la planta alta debido a que se va a intervenir el único espacio del Convento que sí tuvo daños mayores que es el antiguo mirador, el cual es un sitio bellísimo. Esperamos iniciar pronto los trabajos de restauración en esta zona, por lo tanto ya se encuentra apuntalado y es por ello que los visitantes no pueden tener acceso”, contó la encargada de este histórico inmueble.

Respecto a una de las zonas más importantes que presentó daños mayores, informó que no tiene riesgo de colapso, “el INAH ha hecho hasta el momento una importante labor de apuntalamiento de las zonas en riesgo, me refiero a las torres del templo, a las naves del propio templo y al mirador que resultó dañado, éste último ya no sufre riesgo de colapso gracias al apuntalamiento”, puntualizó Marcela Tostado.


Galería

Es importante señalar las labores de rescate y preventivas que realizaron los trabajadores del Museo del Ex Convento de Tepoztlán, pues durante los meses posteriores al sismo del 19 de septiembre, los empleados de este lugar no abandonaron su trabajo, al contrario rescataron de la humedad el Archivo Histórico de Tepoztlán y parte de la Biblioteca del museo.

También, debido a la filtración del agua de lluvia por las grietas que rodean las habitaciones en las que éste se encontraba. Habilitaron nuevos espacios de trabajo en las bodegas de la huerta para poder guardar este histórico e importante material. Desmontaron y pusieron bajo resguardo las piezas de la colección del museo, y realizaron labores de mantenimiento cotidiano que hoy hacen posible que este sitio se encuentre nuevamente abierto a todos los visitantes.

En resumen, Marcela Tostado Gutiérrez, directora del Museo y Centro de Documentación Histórico del Ex Convento de Tepoztlán, habló en exclusiva para “El Sol de Cuernavaca” que el sismo del 19 de septiembre dañó severamente el templo de La Natividad: sus campanarios y algunas almenas estuvieron a punto de colapsarse. A lo largo de la bóveda de la nave del templo se abrieron tres grietas y la cúpula del ábside y el altar sufrió daños en su estructura.

En cuanto al Convento, afortunadamente, no sufrió daños estructurales, salvo algunas fisuras y grietas menores en las bóvedas, aunque sí es lamentable la pérdida por derrumbe de 50 por ciento de su entrañable mirador antiguo.

Tras la elaboración de un diagnóstico de daños, el Centro INAH Morelos concluyó la primera etapa de intervención, consistente en el retiro de escombro; apuntalamiento de áreas dañadas; impermeabilización de grietas y protección con lonas para evitar la humedad, además del rescate y clasificación de materiales originales que volverán a su sitio al ser restaurados.

“El INAH ha apuntalado las zonas en riesgo; me refiero a las torres del templo, a las naves del propio templo y al mirador, que resultaron dañados.

Este último ya no tiene riesgo de colapso gracias al apuntalamiento”, informó en entrevista para El Sol de Cuernavaca Marcela Tostado Gutiérrez, directora del Museo y Centro de Documentación Histórico del ex Convento de Tepoztlán.

Detalló que la planta baja del mirador, antigua alacena del convento, fue apuntalada como medida de protección, ya que constituye el piso del mirador.

Cabe señalar que el apuntalamiento se realizó de manera profesional y cuidadosa para evitar que otro movimiento sísmico pudiera causar un mayor daño.

“El proceso que se siguió fue retirar el escombro, clasificar los materiales originales susceptibles de volver a su sitio una vez restaurado el edificio, y eliminar todo el material de relleno”, explicó la directora.

En la parte de la huerta se aprecian estos materiales y se puede ver cómo ya inició el procedimiento, llamado por los especialistas como anastilosis, consistente en volver a colocar en su posición original los fragmentos que se cayeron durante el derrumbe sísmico.

Tostado Gutiérrez señaló que luego de la reapertura del sitio, la respuesta del público fue inmediata.

Aseguró que a pesar haber recibido ya a más de cinco mil visitantes en menos de un mes, esta cifra no se compara con la afluencia de gente que ha tenido en otros años durante la misma temporada decembrina, debido a que el nuevo acceso para visitar el ex Convento está en otro sitio, en la calle Zaragoza, y la gente no lo conoce aún bien.

La nueva entrada es una puerta lateral, que antes del temblor era un acceso de servicio para el movimiento de las colecciones que se exhibían en el museo.

La entrada inicia en la huerta del ex convento, sitio que estaba restringido para quienes lo visitaban, por lo que ahora pasan por un lugar diferente que es adornado por un bello jardín, un oasis en medio del bullicio del ex convento de Tepoztlán.

Otra novedad es que la librería local volvió a abrir sus puertas. Además, se dio acceso a un espacio que cuenta con mesas de descanso.

En la huerta, el público encontrará una unidad informativa en donde se da a conocer qué sucedió debido al temblor del 19 de septiembre y qué ha hecho el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

La también etnohistoriadora explicó las condiciones en que se encuentra el edificio:

“El ex convento no presenta daños severos. Sin embargo, no podemos decir lo mismo del templo, que forma para del patrimonio histórico, ya que sufrió daños mayores, por lo cual no es posible el acceso. El templo sufrió daños de gran importancia en sus dos torres.  No hay acceso a la planta alta debido a que se va a intervenir el único espacio del Convento que sí tuvo daños mayores: el antiguo mirador, un sitio bellísimo.  Esperamos iniciar pronto los trabajos de restauración en esta zona. Por lo pronto ya se encuentra apuntalado y es por ello que los visitantes no pueden tener acceso”, contó la encargada de este histórico inmueble.

Respecto al templo, una de las zonas más importantes que presentó daños mayores, informó que “el INAH ha hecho hasta el momento una importante labor de apuntalamiento de las zonas de mayor riesgo.

Me refiero a las torres del templo, a las naves del propio templo y al mirador que resultó dañado. Este último ya no sufre riesgo de colapso gracias al apuntalamiento”, puntualizó Marcela Tostado.
Es importante señalar las labores de rescate y preventivas que realizaron los trabajadores del Museo del ex Convento de Tepoztlán, pues durante los meses posteriores al sismo del 19 de septiembre, no abandonaron su trabajo y, al contrario, rescataron de la humedad el Archivo Histórico de Tepoztlán y parte de la Biblioteca del museo.

También, debido a la filtración del agua de lluvia por las grietas que rodean las habitaciones en donde se encontraba, habilitaron nuevos espacios de trabajo en las bodegas de la huerta para poder guardar este histórico e importante material.

Desmontaron y pusieron bajo resguardo las piezas de la colección del museo y realizaron labores de mantenimiento cotidiano, que hoy hacen posible que el sitio se encuentre nuevamente abierto a los visitantes.

DAÑOS EN EL TEMPLO
Marcela Tostado Gutiérrez, directora del Museo y Centro de Documentación Histórico del ex Convento de Tepoztlán, dijo que el sismo del 19 de septiembre dañó severamente el templo de La Natividad: sus campanarios y algunas almenas estuvieron a punto de colapsarse.

A lo largo de la bóveda de la nave del templo se abrieron tres grietas y la cúpula del ábside y el altar sufrieron daños en sus estructuras.

En cuanto al Convento, afortunadamente no sufrió daños estructurales, sólo algunas fisuras y grietas menores en las bóvedas, aunque es lamentable la pérdida por derrumbe de 50 por ciento de su entrañable mirador antiguo.

Embellecen Cuernavaca

Embellecen Cuernavaca

Con recursos propios, un grupo de ingenieros repara calles y jardinera

Jackeline López

local

Sin afectaciones en el campo por frío

Sin afectaciones en el campo por frío

"No hay de qué preocuparse pues las bajas temperaturas"

Acosan a sexoservidoras

Acosan a sexoservidoras

Han hecho una advertencia a la Fiscalía General del Estado

Reconocen a policías

Reconocen a policías

“Vine para asumir mi responsabilidad de construir una policía"

Edición especial del Mercado Verde el fin de semana

Edición especial del Mercado Verde el fin de semana

La entrada es gratuita en un horario de 10:00 a 17:00 horas

Ingresarán  a la Upemor  más de mil  500 alumnos

Ingresarán a la Upemor más de mil 500 alumnos

El proceso de inscripción inició el 15 de enero

destacados

Sismo de 6.3 grados sacude el norte de Chile

Sismo de 6.3 grados sacude el norte de Chile

No provocó alerta de tsunami ni heridos, según el reporte preliminar de las autoridades locales.

AMLO comparte datos que lo colocan como líder; encuestadora lo desmiente

AMLO comparte datos que lo colocan como líder; encuestadora lo desmiente

Liébano Saénz, aseguró que los estudios compartidos por el precandidato no fueron realizados por el Gabinete de Comunicación Estratégica

Por escasez de medicina, Maduro lanza plan de salud con remedios naturales

La severa crisis que atraviesa Venezuela ha provocado una caída notable de las importaciones en un país extremadamente dependiente del exterior

Trump culpa a demócratas del cierre parcial de su gobierno

Trump culpa a demócratas del cierre parcial de su gobierno

La última vez que el gobierno federal estadounidense se vio forzado a paralizar sus actividades fue en octubre de 2013, durante el gobierno de Barack Obama

Es falsa 1 de cada 5 firmas recopiladas para independientes

Es falsa 1 de cada 5 firmas recopiladas para independientes

Los aspirantes sin partido a una diputación recurrieron a fotocopias e incluso monederos electrónicos