/ sábado 6 de junio de 2020

Reformas electorales

Del carro completo a los trajes a la medida, las estrategias que han usado los gobiernos para consolidar su poder

Del carro completo a reformas a la carta, así se puede resumir la historia política y electoral en Morelos. Aunque en los gobiernos priístas para perpetuarse en el poder usaban estrategias como el ratón loco o las urnas embarazadas, los gobiernos posteriores como el PAN, el PRD y hoy el PES con MORENA han usado y abusado de su poder político para imponer esquemas en su beneficio todo por su anhelo de eternizarse en el poder y una vez que han probado vivir del presupuesto buscan no perderlo con argucias legales y trampas jurídicas.

Y es que de todo se valen, el o los grupos políticos en su afán de ser la clase gobernante, en la medida en que coyunturalmente los morelenses les han entregado el poder político a los distintos colores y a partir de la alternancia que dicho sea de paso, en el estado de Morelos se ha experimentado de forma reiterada, perdurar en el control económico y político ha sido el objetivo.

Sin embargo, es claro como del partido aplanadora, que participaba en la elección para el carro completo cuando llegó la alternancia política y partidista, y a diferencia de esa época, que se ganaba en las urnas con estrategias que gradualmente fueron evidencias con nombres populares del ratón loco, las urnas embarazadas y un sinfín de adjetivos, que le valieron a un solo partido obtener o validar victorias por 60 años.

Pero a diferencia de esas prácticas, a la llegada de otros partidos, en lugar de validar sus triunfos en las urnas, idearon la forma de ganarlos en la mesa y acudir a las urnas a lo seguro, como decían en el barrio.

EL PARTIDO APLANADORA

Para eso idearon esquemas que los beneficiaran, argumentos legales con escollos, lagunas jurídicas a propósito para aplicarse, y reglas que sirvieran a sus propósitos.

“A diferencia de los panistas”, expresó el catedrático y político morelense con larga trayectoria, Jorge Meade Ocaranza, los últimos dos gobiernos del PRI dejaron más beneficios que trampas, sin embargo el entonces gobernador Antonio Rivapalacio, con visión, estableció un candado en la constitución, que los no nacidos en Morelos no pudieran ser candidatos a gobernador, “fue un candado que colocó en la ley con una visión enorme, porque quería evitar lo que siempre venía pasando que del centro del país enviaran a los candidatos o a los gobernadores, que no pasara lo que hoy estamos viviendo justamente, con alguien que no quiere ni conoce a Morelos”.

Aunque después este “candado” fue eliminado precisamente para dar paso a un esquema que en su momento se dijo, era discriminatorio. Posteriormente si bien el priísta, Jorge Carrillo Olea no se le recuerda de manera agradable, los municipios en su momento le agradecieron porque promovió la reforma para que el pago del predial se fuera a las arcas de los ayuntamientos y que los recursos fueran manejados por los presidentes municipales, hasta ese momento eran captados por hacienda estatal, pero como una forma de respaldar a los cabildos avaló que se les entregara estos recursos, que ayudó a la postre al panista Sergio Estrada, en Cuernavaca cuando ganó, hizo una gran cantidad de obra pública por los recursos que ya tenía producto de esta recaudación.

Sobre este proceso de reformas a modo de acuerdo con el color del gobierno, el abogado penalista, José Luis Uriostegui Salgado comentó que efectivamente hubo pocas reformas en los gobiernos priiítas que tuvieran el diseño de un esquema electoral con el fin de eternizarse, mediante el cambio de reglas.

Aunque las poca que hubo si fueron trascendentes como la del gobernador Antonio Rivapalacio, que modificó el artículo 58 constitucional para que ante la falta definitiva de gobernador en los primeros 3 años se convocara a elección extraordinaria y si ocurría dentro de los últimos tres años, se designaraa un gobernador sustituto.

“Antes se decía que al ocurrir la falta dentro de los dos primeros años se haría elección extraordinaria y al ocurrir dentro de los últimos dos años, se designaba sustituto, dejando una laguna en los años 3 y 4".

Recordó también José Luis Uriostegi que Con Carrillo Olea se empató la elección local con la federal y se abrió un período para un gobernador interino que cubriera el período del 18 de mayo al 30 de septiembre de 2000. “Me parece que fue en su periodo cuando se modifica el número de diputados a 30”.

LA COPIA BLANQUIAZUL PRIÍSTA

Pero ya en el 2000 con la alternancia priístas y perredistas hicieron una reforma para poner límites a la sobre representación y establecieron la votación calificada en el Congreso para aprobar casi todo, frenando la fuerza del partido en el gobierno que era Acción Nacional. Además, el mismo 58, lo había hecho Don Lauro Ortega, Rivapalacio lo regresó y Adame lo movió para ajustarlo a la Constitución federal, y de esa manera dio paso al final de la temporada blanquiazul y nuevamente Morelos abría un nuevo capítulo a la alternancia, luego de los excesos en las dos administraciones del PAN que si bien no promovieron reformas específicas, trató de copiar las estrategias priistas de a cooptación del voto mediante el poder económico, porque los morelenses una vez demostraron que aplican el “voto de castigo” al poder político sin importar las raíces que tengan.

EL PRD DE LA HERENCIA FAMILIAR

Eran los tiempos del 2012, el triunfo de forma unánime del PRD abría un nuevo capítulo nuevo, incluso esperanzador en muchos sectores sociales del estado, pero al igual que sus antecesores el partido en el poder no mostraba muchas ganas de ceder el poder político y menos el económico que significaba el gobierno estatal.

Sin embargo, el entonces gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu en medio del desgaste que significó su gobierno caracterizado por despilfarro del erario público, con concesiones familiares, y abultamiento de las cuentas bancarias personales, así como la compra de conciencias, espero a último para empujar lo que en su opinión significaría heredar a su hijastro el gobierno estatal.

Con la máscara de generar un ahorro y así compensar los abusos que políticos cometieron desde el congreso local y en la representación, presumió en su discurso que eliminar a diez diputados de tajo, traería para la sociedad morelense mejores condiciones de vida y estadios sociales de bonanza porque se pondría fin a todo un mundo de saqueos y parásitos que reiteradamente bostezaban desde sus curules, además de imponer la igualdad entre hombres y mujeres para beneficio de ese sector que finalmente vería cumplido su deseo de justicia.

Fue tan convincente el nivel del discurso perredista que en ese momento tenía el control total de congreso local para hacer y deshacer lo que quisiera. El plan del perredismo o al menos quien tenía el control político era en realidad reducir los frentes de lucha electoral y así poder controlar el resultado de la elección en el 2018, y con la compra de votos y voluntades podría fácilmente heredar la gubernatura a su hijastro, Rodrigo Gayosso.

Y el 17 de abril del 2017 con 27 votos a favor, el pleno del Congreso del Estado aprobaba la reforma electoral que disminuia de 30 a 20 diputados (12 electos de mayoría relativa y ocho plurinominales); elevaba de tres a cinco el porcentaje para acceder a un espacio en el legislativo; además aumentaba de cinco a 12 años el requisito de residencia para quien aspire a ser gobernador de Morelos y aprobaba la reelección de diputados, quienes no tendrán que separarse del cargo para acceder a ese espacio. Una vez el gobierno en turno, pero sin el consenso de la gente y tampoco de los alcaldes y sectores, un esquema que en ese momento pensaron les funcionaria.

LA "ESPERANZA" PARA NO PERDER

Pero no fue así y en el 2018, la sociedad morelense prácticamente barrio con la clase política inmediata anterior y la dejó fuera, y para beneplácito de algunos unas nuevas siglas y colores asumían el control político y económico.

A diferencia de las otras administraciones la actual clase política que carece de arraigo en la entidad, no espero a los resultados de las elecciones intermedias, ante el temor de perder lo que ganó de forma tan abrumadora pero que el desencanto de inmediato se ha hecho presente.

Y a pesar de la emergencia, de la pandemia y de la crisis en materia de salud, enfocó sus baterías al esquema que pretenden sirva para perpetuarlos en el poder político y por supuesto el económico, y así el pasado 03 de junio, aprobaron las reformas a varios artículos de la Constitución Política del Estado, así como del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales además de dos leyes secundarias, todo este esquema podría permitir a los legisladores morelenses relegirse hasta por cuatro periodos consecutivos y aumentar de 20 a 24 el número de representantes populares.

Estas reformas “novedosas” implican de igual manera cambios en los municipios: los presidentes municipales, los síndicos así como regidores podrán ser relectos únicamente para un periodo adicional de gestión consecutiva” mediante una elección directa.

En medio de todo esto, Roberto Salinas, de la organización Morelos Rinde Cuentas, señaló que es lamentable que los diputados hagan reformas cuando el menos el 50 por ciento de ellos no trasparentó su nivel de estudios en la declaración que enviaron a Plataforma Nacional de Transparencia, y tienen bajo nivel académico, algunos sólo estudiaron hasta la preparatoria.

Del carro completo a reformas a la carta, así se puede resumir la historia política y electoral en Morelos. Aunque en los gobiernos priístas para perpetuarse en el poder usaban estrategias como el ratón loco o las urnas embarazadas, los gobiernos posteriores como el PAN, el PRD y hoy el PES con MORENA han usado y abusado de su poder político para imponer esquemas en su beneficio todo por su anhelo de eternizarse en el poder y una vez que han probado vivir del presupuesto buscan no perderlo con argucias legales y trampas jurídicas.

Y es que de todo se valen, el o los grupos políticos en su afán de ser la clase gobernante, en la medida en que coyunturalmente los morelenses les han entregado el poder político a los distintos colores y a partir de la alternancia que dicho sea de paso, en el estado de Morelos se ha experimentado de forma reiterada, perdurar en el control económico y político ha sido el objetivo.

Sin embargo, es claro como del partido aplanadora, que participaba en la elección para el carro completo cuando llegó la alternancia política y partidista, y a diferencia de esa época, que se ganaba en las urnas con estrategias que gradualmente fueron evidencias con nombres populares del ratón loco, las urnas embarazadas y un sinfín de adjetivos, que le valieron a un solo partido obtener o validar victorias por 60 años.

Pero a diferencia de esas prácticas, a la llegada de otros partidos, en lugar de validar sus triunfos en las urnas, idearon la forma de ganarlos en la mesa y acudir a las urnas a lo seguro, como decían en el barrio.

EL PARTIDO APLANADORA

Para eso idearon esquemas que los beneficiaran, argumentos legales con escollos, lagunas jurídicas a propósito para aplicarse, y reglas que sirvieran a sus propósitos.

“A diferencia de los panistas”, expresó el catedrático y político morelense con larga trayectoria, Jorge Meade Ocaranza, los últimos dos gobiernos del PRI dejaron más beneficios que trampas, sin embargo el entonces gobernador Antonio Rivapalacio, con visión, estableció un candado en la constitución, que los no nacidos en Morelos no pudieran ser candidatos a gobernador, “fue un candado que colocó en la ley con una visión enorme, porque quería evitar lo que siempre venía pasando que del centro del país enviaran a los candidatos o a los gobernadores, que no pasara lo que hoy estamos viviendo justamente, con alguien que no quiere ni conoce a Morelos”.

Aunque después este “candado” fue eliminado precisamente para dar paso a un esquema que en su momento se dijo, era discriminatorio. Posteriormente si bien el priísta, Jorge Carrillo Olea no se le recuerda de manera agradable, los municipios en su momento le agradecieron porque promovió la reforma para que el pago del predial se fuera a las arcas de los ayuntamientos y que los recursos fueran manejados por los presidentes municipales, hasta ese momento eran captados por hacienda estatal, pero como una forma de respaldar a los cabildos avaló que se les entregara estos recursos, que ayudó a la postre al panista Sergio Estrada, en Cuernavaca cuando ganó, hizo una gran cantidad de obra pública por los recursos que ya tenía producto de esta recaudación.

Sobre este proceso de reformas a modo de acuerdo con el color del gobierno, el abogado penalista, José Luis Uriostegui Salgado comentó que efectivamente hubo pocas reformas en los gobiernos priiítas que tuvieran el diseño de un esquema electoral con el fin de eternizarse, mediante el cambio de reglas.

Aunque las poca que hubo si fueron trascendentes como la del gobernador Antonio Rivapalacio, que modificó el artículo 58 constitucional para que ante la falta definitiva de gobernador en los primeros 3 años se convocara a elección extraordinaria y si ocurría dentro de los últimos tres años, se designaraa un gobernador sustituto.

“Antes se decía que al ocurrir la falta dentro de los dos primeros años se haría elección extraordinaria y al ocurrir dentro de los últimos dos años, se designaba sustituto, dejando una laguna en los años 3 y 4".

Recordó también José Luis Uriostegi que Con Carrillo Olea se empató la elección local con la federal y se abrió un período para un gobernador interino que cubriera el período del 18 de mayo al 30 de septiembre de 2000. “Me parece que fue en su periodo cuando se modifica el número de diputados a 30”.

LA COPIA BLANQUIAZUL PRIÍSTA

Pero ya en el 2000 con la alternancia priístas y perredistas hicieron una reforma para poner límites a la sobre representación y establecieron la votación calificada en el Congreso para aprobar casi todo, frenando la fuerza del partido en el gobierno que era Acción Nacional. Además, el mismo 58, lo había hecho Don Lauro Ortega, Rivapalacio lo regresó y Adame lo movió para ajustarlo a la Constitución federal, y de esa manera dio paso al final de la temporada blanquiazul y nuevamente Morelos abría un nuevo capítulo a la alternancia, luego de los excesos en las dos administraciones del PAN que si bien no promovieron reformas específicas, trató de copiar las estrategias priistas de a cooptación del voto mediante el poder económico, porque los morelenses una vez demostraron que aplican el “voto de castigo” al poder político sin importar las raíces que tengan.

EL PRD DE LA HERENCIA FAMILIAR

Eran los tiempos del 2012, el triunfo de forma unánime del PRD abría un nuevo capítulo nuevo, incluso esperanzador en muchos sectores sociales del estado, pero al igual que sus antecesores el partido en el poder no mostraba muchas ganas de ceder el poder político y menos el económico que significaba el gobierno estatal.

Sin embargo, el entonces gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu en medio del desgaste que significó su gobierno caracterizado por despilfarro del erario público, con concesiones familiares, y abultamiento de las cuentas bancarias personales, así como la compra de conciencias, espero a último para empujar lo que en su opinión significaría heredar a su hijastro el gobierno estatal.

Con la máscara de generar un ahorro y así compensar los abusos que políticos cometieron desde el congreso local y en la representación, presumió en su discurso que eliminar a diez diputados de tajo, traería para la sociedad morelense mejores condiciones de vida y estadios sociales de bonanza porque se pondría fin a todo un mundo de saqueos y parásitos que reiteradamente bostezaban desde sus curules, además de imponer la igualdad entre hombres y mujeres para beneficio de ese sector que finalmente vería cumplido su deseo de justicia.

Fue tan convincente el nivel del discurso perredista que en ese momento tenía el control total de congreso local para hacer y deshacer lo que quisiera. El plan del perredismo o al menos quien tenía el control político era en realidad reducir los frentes de lucha electoral y así poder controlar el resultado de la elección en el 2018, y con la compra de votos y voluntades podría fácilmente heredar la gubernatura a su hijastro, Rodrigo Gayosso.

Y el 17 de abril del 2017 con 27 votos a favor, el pleno del Congreso del Estado aprobaba la reforma electoral que disminuia de 30 a 20 diputados (12 electos de mayoría relativa y ocho plurinominales); elevaba de tres a cinco el porcentaje para acceder a un espacio en el legislativo; además aumentaba de cinco a 12 años el requisito de residencia para quien aspire a ser gobernador de Morelos y aprobaba la reelección de diputados, quienes no tendrán que separarse del cargo para acceder a ese espacio. Una vez el gobierno en turno, pero sin el consenso de la gente y tampoco de los alcaldes y sectores, un esquema que en ese momento pensaron les funcionaria.

LA "ESPERANZA" PARA NO PERDER

Pero no fue así y en el 2018, la sociedad morelense prácticamente barrio con la clase política inmediata anterior y la dejó fuera, y para beneplácito de algunos unas nuevas siglas y colores asumían el control político y económico.

A diferencia de las otras administraciones la actual clase política que carece de arraigo en la entidad, no espero a los resultados de las elecciones intermedias, ante el temor de perder lo que ganó de forma tan abrumadora pero que el desencanto de inmediato se ha hecho presente.

Y a pesar de la emergencia, de la pandemia y de la crisis en materia de salud, enfocó sus baterías al esquema que pretenden sirva para perpetuarlos en el poder político y por supuesto el económico, y así el pasado 03 de junio, aprobaron las reformas a varios artículos de la Constitución Política del Estado, así como del Código de Instituciones y Procedimientos Electorales además de dos leyes secundarias, todo este esquema podría permitir a los legisladores morelenses relegirse hasta por cuatro periodos consecutivos y aumentar de 20 a 24 el número de representantes populares.

Estas reformas “novedosas” implican de igual manera cambios en los municipios: los presidentes municipales, los síndicos así como regidores podrán ser relectos únicamente para un periodo adicional de gestión consecutiva” mediante una elección directa.

En medio de todo esto, Roberto Salinas, de la organización Morelos Rinde Cuentas, señaló que es lamentable que los diputados hagan reformas cuando el menos el 50 por ciento de ellos no trasparentó su nivel de estudios en la declaración que enviaron a Plataforma Nacional de Transparencia, y tienen bajo nivel académico, algunos sólo estudiaron hasta la preparatoria.

Local

¿Abuso de cuotas escolares en Morelos? Así puedes denunciar

La solidaridad y apoyo de madres, padres y tutores a las escuelas es en beneficio directo de sus hijos: IEBEM

Local

Tras saqueos separan del cargo a encargado del panteón de La Paz

Autoridades capitalinas ofrecen a los afectados descuento en el pago de mantenimiento y predial

Local

Tras el sismo de 2017: La zona sur cuenta con nuevos juzgados

El gobernador Cuauhtémoc Blanco presidió la inauguración junto con el magistrado presidente del TSJ, Rubén Jasso

Local

Piden atender signos de alarma por depresión

Los que mayor demanda de atención es el personal de salud

Local

Recuperados de covid-19 pueden seguir presentando baja calidad pulmonar

Un 12 por ciento puede presentar lesiones en el cerebro y pulmones, asegura Salud

Seguridad

Funcionarios de Cuernavaca son vinculados a proceso

El juez concedió a la Fiscalía Anticorrupción dos meses para el cierre de las investigaciones

Local

¿Abuso de cuotas escolares en Morelos? Así puedes denunciar

La solidaridad y apoyo de madres, padres y tutores a las escuelas es en beneficio directo de sus hijos: IEBEM

Automotriz

Los autos que tuvo el Elvis Presley

El 16 de agosto se conmemoran 43 años de la muerte de uno de los mayores iconos culturales del siglo XX

Aderezo

Marida vino con antojitos mexicanos

Estamos a nada de festejar las fiestas patrias, por eso queremos recordarte que los vinos nacionales son excelentes acompañantes de nuestras tradicionales culinaria