/ jueves 30 de julio de 2020

Recomiendan: Ante la pandemia, resiliencia

La crisis sanitaria motivó ya profundos cambios en las relaciones familiares, laborales y sociales, advierte 

Violencia intrafamiliar y desequilibrios laborales propiciados por la pandemia requieren de atención profesional, por lo que empresas e instituciones deben gestionar y desarrollar el capital psicológico de la población que incluye factores de resiliencia, optimismo y autoeficacia.

Así lo aseguró Norma Betanzos Díaz, directora de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), quien participó como invitada en la sesión de este jueves del Comité Municipal de Contingencia Covid-19 (CMCC-19) con el tema de la nueva normalidad en las relaciones familiares y de trabajo, a partir del confinamiento y la sana distancia para evitar la propagación del Covid-19.

Explicó que esa “nueva realidad” implica redescubrir nuevos roles para los papeles de padres, madres e hijos/hijas y tener la capacidad de intercambiarlos; tomar conciencia de alternancias físicas y psicológicas en los quehaceres del hogar y la necesidad de realizar labores profesionales o de oficios en casa, lo que implica compartir las responsabilidades y aumento de la presencia en el hogar, todo lo cual es factor de potenciales conflictos.

La también doctora en Psicología Organizacional y Maestra en Administración de Organizaciones dijo que, ante toda la serie de cambios descritos, la solución sugerida es enseñar y capacitar a la gente en el manejo de la irritación y la frustración, así como el adaptarse a la adversidad -es decir, desarrollar resiliencia- a fin de mejorar la integración y comunicación familiar, así como gestionar equitativamente el cuidado de menores y personas de la tercera edad.

Betanzos Díaz agregó que los primeros saldos de la crisis financiera de la pandemia, sobre todo si continúa el semáforo naranja o se vuelve al rojo de la alerta epidemiológica, implica aumento de subempleo y desempleo, incremento de la pobreza, presiones laborales, exigencia de estándares altos de productividad, incertidumbre y exceso de estrés postraumático.

En este último aspecto, la especialista organizacional reconoció al gobierno municipal de Antonio Villalobos, por la formación y seguimiento del Comité de Contingencia y la participación de académicos y científicos para abordar temas útiles a la población y que el Ayuntamiento de Cuernavaca ha difundido entre la población.

Explicó que es vital ubicar y abatir las desventajas del trabajo en casa, como la intromisión en los tiempos de descanso que alargan las jornadas laborales entre un 10 y 20 por ciento, lo que provoca cefaleas, problemas estomacales y de visión, cansancio general, dolor muscular, insomnio y altos niveles de irritabilidad, todos los cuales se presentan por igual en hombres y mujeres.

“La pandemia motivó ya profundos cambios en las relaciones familiares, laborales y sociales que exigen a las personas adaptarse a las nuevas circunstancias”, explicó la directora de la Facultad de Psicología y puntualizó que “ante tales cambios, es necesario que individuos, instituciones y empresas trabajen en afrontar los nuevos retos resiliencia, es decir, la capacidad de adaptarse a la adversidad y fomentar el optimismo y la autoeficacia.”


Violencia intrafamiliar y desequilibrios laborales propiciados por la pandemia requieren de atención profesional, por lo que empresas e instituciones deben gestionar y desarrollar el capital psicológico de la población que incluye factores de resiliencia, optimismo y autoeficacia.

Así lo aseguró Norma Betanzos Díaz, directora de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), quien participó como invitada en la sesión de este jueves del Comité Municipal de Contingencia Covid-19 (CMCC-19) con el tema de la nueva normalidad en las relaciones familiares y de trabajo, a partir del confinamiento y la sana distancia para evitar la propagación del Covid-19.

Explicó que esa “nueva realidad” implica redescubrir nuevos roles para los papeles de padres, madres e hijos/hijas y tener la capacidad de intercambiarlos; tomar conciencia de alternancias físicas y psicológicas en los quehaceres del hogar y la necesidad de realizar labores profesionales o de oficios en casa, lo que implica compartir las responsabilidades y aumento de la presencia en el hogar, todo lo cual es factor de potenciales conflictos.

La también doctora en Psicología Organizacional y Maestra en Administración de Organizaciones dijo que, ante toda la serie de cambios descritos, la solución sugerida es enseñar y capacitar a la gente en el manejo de la irritación y la frustración, así como el adaptarse a la adversidad -es decir, desarrollar resiliencia- a fin de mejorar la integración y comunicación familiar, así como gestionar equitativamente el cuidado de menores y personas de la tercera edad.

Betanzos Díaz agregó que los primeros saldos de la crisis financiera de la pandemia, sobre todo si continúa el semáforo naranja o se vuelve al rojo de la alerta epidemiológica, implica aumento de subempleo y desempleo, incremento de la pobreza, presiones laborales, exigencia de estándares altos de productividad, incertidumbre y exceso de estrés postraumático.

En este último aspecto, la especialista organizacional reconoció al gobierno municipal de Antonio Villalobos, por la formación y seguimiento del Comité de Contingencia y la participación de académicos y científicos para abordar temas útiles a la población y que el Ayuntamiento de Cuernavaca ha difundido entre la población.

Explicó que es vital ubicar y abatir las desventajas del trabajo en casa, como la intromisión en los tiempos de descanso que alargan las jornadas laborales entre un 10 y 20 por ciento, lo que provoca cefaleas, problemas estomacales y de visión, cansancio general, dolor muscular, insomnio y altos niveles de irritabilidad, todos los cuales se presentan por igual en hombres y mujeres.

“La pandemia motivó ya profundos cambios en las relaciones familiares, laborales y sociales que exigen a las personas adaptarse a las nuevas circunstancias”, explicó la directora de la Facultad de Psicología y puntualizó que “ante tales cambios, es necesario que individuos, instituciones y empresas trabajen en afrontar los nuevos retos resiliencia, es decir, la capacidad de adaptarse a la adversidad y fomentar el optimismo y la autoeficacia.”


Local

Universitarios de UAEM regresan a clases presenciales

La educación es un privilegio de clase, más aún cuando es a distancia, aseguró el dirigente estudiantil, César González, durante la ceremonia de bienvenida a miles de alumnos de la UAEM

Local

“Las rutas siguen igual”: estudiantes sobre alza al pasaje y descuentos

Destacaron jóvenes que recorren largos trayectos que el descuento que reciben por parte de la FEUM es de gran ayuda

Local

Nadie ofrendó a los “matados” en Ocotepec

Ésta es una tradición parecida a la del 31 de octubre y 1 de noviembre, ya que en la ofrenda se simula el cuerpo del fallecido con pan y fruta encima de una mesa cubierta con un mantel blanco

Seguridad

Imputan a encargada de cuarto de evidencias; se llevó objetos a su casa

Sandi se llevó objetos del cuarto de evidencias de la Fiscalía Regional Oriente a su domicilio, señaló la Fiscalía Anticorrupción

Doble Vía

[Diversia] Crímenes de odio siguen sin castigo

En Morelos han registrado 12 casos hasta la fecha, de acuerdo con la Fundación Arcoíris

Local

Congreso se sorprende por déficit financiero del Gobierno Estatal

El presidente de la Comisión de Hacienda precisó que buscaría en breve a la secretaria de Hacienda para tener más información sobre este tema

Seguridad

Padres en alerta por los video juegos en línea

Al menos cinco menores de edad que habrían sido secuestrados tras haber hecho contacto con delincuentes a través de un grupo de WhatsApp

Local

Un 8.5% de los universitarios desertó en la pademia

IPN y la UNAM deben reconsiderar la vuelta a clases de manera presencial al 100 por ciento, comentó el subsecretario de Educación

Cultura

Regresa FIL Guadalajara en formato híbrido y con nuevo programa

Participarán más de 600 escritores de 46 países, teniendo a Perú como el país invitado en su 35 edición