/ lunes 22 de mayo de 2023

Extinto, el proyecto de la estación multimodal de Cuautla

Pensado e iniciado durante el sexenio de Graco Ramírez, buscaba rescatar el comercio ferroviario en Morelos, pero el alza de costos terminó por sepultar el plan

El fantasma del estancamiento terminó por extinguir uno de los proyectos más ambiciosos para el estado de Morelos: la estación multimodal de Cuautla, ubicada en el parque industrial del municipio.

Pensado e iniciado durante el sexenio del gobernador Graco Ramírez, buscaba rescatar el comercio ferroviario en la entidad, pero quedó varado en el limbo de la inversión pública, con un retraso que se extiende por años y que se asocia a una cascada de deudas y costos crecientes.

Sin embargo, aún podría recuperarse como proyecto de transporte, según afirmó la titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y del Trabajo, Ana Cecilia Rodríguez González.

En su administración (2012-2018), el exgobernador Graco Ramírez y su equipo de economía prometieron potencializar el desarrollo del estado a través una estación multimodal de ferrocarril, construida por la empresa Ferrosur, un proyecto de multimillonario destinado a poner en marcha el tren comercial en Morelos.

Pero apenas unos meses después, la misma Cecilia Rodríguez González, entonces recién nombrada secretaria de Desarrollo Económico, anunciaba que la construcción se interrumpiría por falta de fondos y una deuda de 78 millones de pesos.

La caída de este gigante se explica por la cancelación del Fideicomiso Ejecutivo del Fondo de Competitividad y Promoción del Empleo (Fidecom) y del Fideicomiso del Fondo Desarrollo Empresarial y Promoción de la Inversión (Fifodepi), entidades que estaban destinadas a inyectar recursos al proyecto.

A esto se suma la tardanza del Congreso del Estado en autorizar un convenio que permitiría a los inversionistas poner los 100 millones de pesos que el gobierno ya no podía. Rodríguez González recordó el proceso:

“Hubo muchos avances, fue efectivamente uno de los proyectos que se quedó con un compromiso por parte del gobierno de invertir 100 millones de pesos. […] Pero se requería una autorización por parte del Congreso del estado, […] la legislatura pasada tardó alrededor de un año y medio para autorizar el convenio modificatorio y por supuesto que una vez que ya se tenía la autorización de firmarlo, los costos eran muchísimo más altos”.

Según sus palabras, aunque la legislatura tardó un año y medio en autorizar el convenio modificatorio, cuando finalmente lo hizo, el costo de la inversión necesaria ya había saltado a los 300 millones de pesos. Este aumento se atribuye a la invasión de las vías, la subida en el costo de los materiales, y los robos.

“La inversión pasó a ser de 300 millones por invasión de vías, por el costo de los materiales, que habían subido, e incluso robos de las vías, los durmientes y todo”, dijo. El proyecto se veía abrumado por el coste creciente y la inversión requerida se disparó más allá de lo que los empresarios estaban dispuestos a aportar. La estación multimodal, que debía ser el punto de conexión entre Los Reyes – La Paz, luce hoy como un esqueleto de lo que pudo haber sido, pero aunque su propósito inicial comercial se extinguió, aún podría cumplir con una función secundaria:

“Seguimos con temas, con la misma empresa, pero a lo mejor ya no para poner de manera inicial el tren, sino un tema de transporte multimodal”, explicó Rodríguez González, haciendo referencia a las conversaciones en curso para reformular el proyecto.

Archivo Gude Servín | El Sol de Cuautla

Lo que ya no será

En el corazón de este proyecto estaban los convenios firmados en noviembre de 2013 entre el gobierno estatal y Ferrosur. Los acuerdos tenían como objetivo la rehabilitación de dos líneas de vías férreas, conocidas como la línea VK, que conecta Los Reyes con Cuautla; y la línea VC, que sería la conexión con el parque industrial del municipio.

El plan inicial contemplaba la rehabilitación de 103 kilómetros de vía férrea, con una inversión de 154 millones de pesos aportados por el gobierno estatal. Como parte del convenio, Ferrosur se comprometía a devolver esta inversión a razón de 100 dólares por cada carro de ferrocarril cargado. Las partes esperaban cubrir este financiamiento antes de diciembre de 2018, lo que evidentemente no ocurrió.

La visión que se tenía para este proyecto era ambiciosa: conectar la región oriente del estado, convirtiéndola en un polo de desarrollo, e impulsar la economía local mediante la facilitación de importaciones y exportaciones. Este renovado sistema de transporte también tenía como objetivo impulsar la generación de empleo en Morelos, con beneficios directos para al menos 27 empresas instaladas en la zona industrial de Cuautla, tres empresas más del parque Burlington, en Yecapixtla; e incluso para la central de ciclo combinado de Huexca.

De forma indirecta, se esperaba que este proyecto generara más empleo y otros beneficios en la zona. Además, la rehabilitación del tren comercial no solo traería ventajas económicas, sino también ambientales. Cada tren en funcionamiento evitaría la circulación de 203 camiones en las carreteras, reduciendo la congestión y la emisión de gases contaminantes.

Archivo Gude Servín | El Sol de Cuautla


➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube


El fantasma del estancamiento terminó por extinguir uno de los proyectos más ambiciosos para el estado de Morelos: la estación multimodal de Cuautla, ubicada en el parque industrial del municipio.

Pensado e iniciado durante el sexenio del gobernador Graco Ramírez, buscaba rescatar el comercio ferroviario en la entidad, pero quedó varado en el limbo de la inversión pública, con un retraso que se extiende por años y que se asocia a una cascada de deudas y costos crecientes.

Sin embargo, aún podría recuperarse como proyecto de transporte, según afirmó la titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y del Trabajo, Ana Cecilia Rodríguez González.

En su administración (2012-2018), el exgobernador Graco Ramírez y su equipo de economía prometieron potencializar el desarrollo del estado a través una estación multimodal de ferrocarril, construida por la empresa Ferrosur, un proyecto de multimillonario destinado a poner en marcha el tren comercial en Morelos.

Pero apenas unos meses después, la misma Cecilia Rodríguez González, entonces recién nombrada secretaria de Desarrollo Económico, anunciaba que la construcción se interrumpiría por falta de fondos y una deuda de 78 millones de pesos.

La caída de este gigante se explica por la cancelación del Fideicomiso Ejecutivo del Fondo de Competitividad y Promoción del Empleo (Fidecom) y del Fideicomiso del Fondo Desarrollo Empresarial y Promoción de la Inversión (Fifodepi), entidades que estaban destinadas a inyectar recursos al proyecto.

A esto se suma la tardanza del Congreso del Estado en autorizar un convenio que permitiría a los inversionistas poner los 100 millones de pesos que el gobierno ya no podía. Rodríguez González recordó el proceso:

“Hubo muchos avances, fue efectivamente uno de los proyectos que se quedó con un compromiso por parte del gobierno de invertir 100 millones de pesos. […] Pero se requería una autorización por parte del Congreso del estado, […] la legislatura pasada tardó alrededor de un año y medio para autorizar el convenio modificatorio y por supuesto que una vez que ya se tenía la autorización de firmarlo, los costos eran muchísimo más altos”.

Según sus palabras, aunque la legislatura tardó un año y medio en autorizar el convenio modificatorio, cuando finalmente lo hizo, el costo de la inversión necesaria ya había saltado a los 300 millones de pesos. Este aumento se atribuye a la invasión de las vías, la subida en el costo de los materiales, y los robos.

“La inversión pasó a ser de 300 millones por invasión de vías, por el costo de los materiales, que habían subido, e incluso robos de las vías, los durmientes y todo”, dijo. El proyecto se veía abrumado por el coste creciente y la inversión requerida se disparó más allá de lo que los empresarios estaban dispuestos a aportar. La estación multimodal, que debía ser el punto de conexión entre Los Reyes – La Paz, luce hoy como un esqueleto de lo que pudo haber sido, pero aunque su propósito inicial comercial se extinguió, aún podría cumplir con una función secundaria:

“Seguimos con temas, con la misma empresa, pero a lo mejor ya no para poner de manera inicial el tren, sino un tema de transporte multimodal”, explicó Rodríguez González, haciendo referencia a las conversaciones en curso para reformular el proyecto.

Archivo Gude Servín | El Sol de Cuautla

Lo que ya no será

En el corazón de este proyecto estaban los convenios firmados en noviembre de 2013 entre el gobierno estatal y Ferrosur. Los acuerdos tenían como objetivo la rehabilitación de dos líneas de vías férreas, conocidas como la línea VK, que conecta Los Reyes con Cuautla; y la línea VC, que sería la conexión con el parque industrial del municipio.

El plan inicial contemplaba la rehabilitación de 103 kilómetros de vía férrea, con una inversión de 154 millones de pesos aportados por el gobierno estatal. Como parte del convenio, Ferrosur se comprometía a devolver esta inversión a razón de 100 dólares por cada carro de ferrocarril cargado. Las partes esperaban cubrir este financiamiento antes de diciembre de 2018, lo que evidentemente no ocurrió.

La visión que se tenía para este proyecto era ambiciosa: conectar la región oriente del estado, convirtiéndola en un polo de desarrollo, e impulsar la economía local mediante la facilitación de importaciones y exportaciones. Este renovado sistema de transporte también tenía como objetivo impulsar la generación de empleo en Morelos, con beneficios directos para al menos 27 empresas instaladas en la zona industrial de Cuautla, tres empresas más del parque Burlington, en Yecapixtla; e incluso para la central de ciclo combinado de Huexca.

De forma indirecta, se esperaba que este proyecto generara más empleo y otros beneficios en la zona. Además, la rehabilitación del tren comercial no solo traería ventajas económicas, sino también ambientales. Cada tren en funcionamiento evitaría la circulación de 203 camiones en las carreteras, reduciendo la congestión y la emisión de gases contaminantes.

Archivo Gude Servín | El Sol de Cuautla


➡️ ¿Ya recibes las noticias en WhatsApp? ¡ES GRATIS!

Únete a nuestro canal de YouTube


Seguridad

Reforma Judicial: Lenia Batres expone gasto millonario, nepotismo e impunidad en la SCJN

Lenia Batres Guadarrama y otros miembros de Morena denuncian gastos excesivos, nepotismo e impunidad en el Poder Judicial durante una asamblea en Cuernavaca

Local

¿Qué permisos de circulación de Guerrero son válidos en Morelos?

El alcalde de Cuernavaca reiteró que los permisos que expiden establecimientos son irregulares y podrían provocar que las unidades sean aseguradas

Cultura

Vacaciones en Morelos | Checa las actividades culturales de este fin de semana

Checa esta cartelera con actividades culturales y artísticas de Morelos, entretenimiento con poco presupuesto

Cultura

[Extranjeros en Morelos] 'Abrir los ojos para soñar', las reflexiones de Vlady en México

El libro "Abrir los ojos para soñar" recoge numerosos y breves textos aislados de Vlady que constituyen una especie de reflexiones del artista

Cultura

Cineclub La Luciérnaga lleva funciones a Puente de Ixtla

Cineclub La Luciérnaga lleva del 22 al 27 de julio una selección especial de películas mexicanas a Puente de Ixtla

Local

Ley de Voluntad Anticipada | Qué bueno que las personas puedan decidir: Iglesia

La Iglesia Católica aplaudió la decisión del Congreso local de aprobar la Ley de Voluntad Anticipada; sin embargo, rechazó que avalaran la Ley de Uniformes Neutros