/ lunes 19 de octubre de 2020

Previene INAH el deterioro de Xochicalco

Siguen cerrados sitios históricos y arqueológicos por la pandemia, pese a ello se mantienen trabajos de mantenimiento

La pandemia de Covid-19 trajo consigo pérdidas millonarias de recursos a nivel mundial ante el cierre obliagtorio no sólo de negocios, instituciones públicas y privadas, así como escuelas, sino también ocasionó como un hecho inédito que zonas históricas tuvieran que cerrar sus puertas.

En Morelos, son siete los museos y zonas arqueológicas, entre ellas la zona arqueológica de Xochicalco y su museo de sitio, que han cerrado por tiempo indefinido como medida preventiva para evitar contagios del virus; el compromiso por parte del personal del Centro INAH Morelos hacia estos espacios patrimoniales se mantiene invariable.

José Cuauhtli Alejandro Medina Romero, director de este recinto tan importante en el estado, recordó que desde finales de marzo recibieron la indicación y aplicaron el protocolo de cierre de las instalaciones, aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a través de su personal continuó la implementación de medidas y acciones de conservación en dos fases, para los bienes arqueológicos muebles e inmuebles.

Los muebles, explicó, son toda la colección que tienen resguardada y exhibida en el museo de sitio de Xochicalco y en su bodega de bienes patrimoniales; son los que pueden mover, mientras que los bienes inmuebles son las estructuras, pirámides, y cualquier objeto o edificación que se tenga dentro de la zona abierta al público que no se cambiar de lugar.

Además de llevar a cabo dichas acciones, tuvieron que generar una estrategia enfocada a la conservación de dichos bienes, es decir, la limpieza y retiro de la flora y fauna nociva en las pirámides, en las estructuras piramidales, y vestigios arqueológicos de la zona; el proceso de poda y limpieza especializada de los basamentos se efectúa mecánicamente con la intención de cuidar estos elementos para que no sufran un deterioro con el paso natural del tiempo.

Para el caso de los vestigios arqueológicos del museo de sitio, el arqueólogo explicó que se practica todo un proceso de limpieza y de mantenimiento menor en las colecciones e infraestrucuras que les permiten mostrarlas. El proceso se realiza de manera especializada mediante la limpieza muy fina de algunas de las piezas, y el resguardo de las vitrinas; en todas las instalaciones de servicio se han practicado procesos de limpieza y mantenimiento menor con el objetivo de mantener las condiciones y tenerlas listas para la reapertura de visitantes.

Medina Romero aseveró que al día de hoy, mantienen la instrucción de que la reapertura de la zona patrimonio cultural de la humanidad será hasta nuevo aviso; sin embargo, han avanzado en la elaboración de los protocolos necesarios para reactivar en poco tiempo las actividades, “una vez que se cumplan todos estos requisitos indespensables para cualquier edificio público y más que este dando el servicio público en materia de cultura en este caso, podremos estar hablando de una fecha tentativa para poder abrir”.

Señaló que dentro del protocolo de regreso a la nueva normalidad se tendrán que acatar cada una de las medidas establecidas ya por las autoridades sanitarias pero a modo del mismo INAH, como es la señalización preventiva e informativa sobre la Covid-19 y sobre el comportamiento que se debe aplicar al interior de la zona y museo sitio.

Así mismo, la actualización y mantenimiento que requieran sus propios servicios sanitarios para garantizar condiciones de higiene, incluyendo las medidas necesarias para que los trabajadores cuenten con toda la protección personal y las condiciones laborales para poder prestar sus servicios. Al final depende de la Secretaría de Cultura la reapertura de la zona arqueológica de Xochicalco, dependencia que está sujeta a las condiciones que dé la autoridad federal.

ABIERTO

La zona arqueológica de Chalcatzingo, uno de los asentamientos más importantes con influencia olmeca, fue la primera a nivel estatal en abrir sus puertas desde el pasado 7 de septiembre; el acceso a grupos es de máximo 10 personas guardando sana distancia. El aforo máximo diario es de 150 visitantes, de lunes a domingo de 9 a 17:30 horas.


La información más relevante CADA mañana. Suscríbete GRATIS al Newsletter de El Sol de Cuernavaca



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Google Podcasts

Apple Podcasts

Deezer

Acast

La pandemia de Covid-19 trajo consigo pérdidas millonarias de recursos a nivel mundial ante el cierre obliagtorio no sólo de negocios, instituciones públicas y privadas, así como escuelas, sino también ocasionó como un hecho inédito que zonas históricas tuvieran que cerrar sus puertas.

En Morelos, son siete los museos y zonas arqueológicas, entre ellas la zona arqueológica de Xochicalco y su museo de sitio, que han cerrado por tiempo indefinido como medida preventiva para evitar contagios del virus; el compromiso por parte del personal del Centro INAH Morelos hacia estos espacios patrimoniales se mantiene invariable.

José Cuauhtli Alejandro Medina Romero, director de este recinto tan importante en el estado, recordó que desde finales de marzo recibieron la indicación y aplicaron el protocolo de cierre de las instalaciones, aunque el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) a través de su personal continuó la implementación de medidas y acciones de conservación en dos fases, para los bienes arqueológicos muebles e inmuebles.

Los muebles, explicó, son toda la colección que tienen resguardada y exhibida en el museo de sitio de Xochicalco y en su bodega de bienes patrimoniales; son los que pueden mover, mientras que los bienes inmuebles son las estructuras, pirámides, y cualquier objeto o edificación que se tenga dentro de la zona abierta al público que no se cambiar de lugar.

Además de llevar a cabo dichas acciones, tuvieron que generar una estrategia enfocada a la conservación de dichos bienes, es decir, la limpieza y retiro de la flora y fauna nociva en las pirámides, en las estructuras piramidales, y vestigios arqueológicos de la zona; el proceso de poda y limpieza especializada de los basamentos se efectúa mecánicamente con la intención de cuidar estos elementos para que no sufran un deterioro con el paso natural del tiempo.

Para el caso de los vestigios arqueológicos del museo de sitio, el arqueólogo explicó que se practica todo un proceso de limpieza y de mantenimiento menor en las colecciones e infraestrucuras que les permiten mostrarlas. El proceso se realiza de manera especializada mediante la limpieza muy fina de algunas de las piezas, y el resguardo de las vitrinas; en todas las instalaciones de servicio se han practicado procesos de limpieza y mantenimiento menor con el objetivo de mantener las condiciones y tenerlas listas para la reapertura de visitantes.

Medina Romero aseveró que al día de hoy, mantienen la instrucción de que la reapertura de la zona patrimonio cultural de la humanidad será hasta nuevo aviso; sin embargo, han avanzado en la elaboración de los protocolos necesarios para reactivar en poco tiempo las actividades, “una vez que se cumplan todos estos requisitos indespensables para cualquier edificio público y más que este dando el servicio público en materia de cultura en este caso, podremos estar hablando de una fecha tentativa para poder abrir”.

Señaló que dentro del protocolo de regreso a la nueva normalidad se tendrán que acatar cada una de las medidas establecidas ya por las autoridades sanitarias pero a modo del mismo INAH, como es la señalización preventiva e informativa sobre la Covid-19 y sobre el comportamiento que se debe aplicar al interior de la zona y museo sitio.

Así mismo, la actualización y mantenimiento que requieran sus propios servicios sanitarios para garantizar condiciones de higiene, incluyendo las medidas necesarias para que los trabajadores cuenten con toda la protección personal y las condiciones laborales para poder prestar sus servicios. Al final depende de la Secretaría de Cultura la reapertura de la zona arqueológica de Xochicalco, dependencia que está sujeta a las condiciones que dé la autoridad federal.

ABIERTO

La zona arqueológica de Chalcatzingo, uno de los asentamientos más importantes con influencia olmeca, fue la primera a nivel estatal en abrir sus puertas desde el pasado 7 de septiembre; el acceso a grupos es de máximo 10 personas guardando sana distancia. El aforo máximo diario es de 150 visitantes, de lunes a domingo de 9 a 17:30 horas.


La información más relevante CADA mañana. Suscríbete GRATIS al Newsletter de El Sol de Cuernavaca



Te recomendamos el podcast ⬇️

Spotify

Google Podcasts

Apple Podcasts

Deezer

Acast

Local

Movilizaciones y plantones si no le pagan a los maestros

Esperan que en las próximas horas les den fecha para la primer parte del aguinaldo

Local

[Diversia] Homosexuales, sin cobijo de la ley en muchos países

Rusia, África y Medio Oriente cuentan con localidades donde las personas de la diversidad pueden enfrentar hasta la pena de muerte

Local

Cuernavaca necesita un alcalde sin distracciones: PRI

Los recursos y esfuerzos no deben estar enfocados en demandas y tribunales, afirman

Celebridades

"Amo lo que soy", Elliot Page, de Juno, se declara trans

"Puedo, finalmente, amar lo que soy lo suficiente como para perseguir mi auténtico yo", indicó el ahora actor de Halifax

Local

Instala INE cinco Consejos Distritales

Son 60 morelenses que formarán parte de los consejos en seis fórmulas en cada distrito de Cuernavaca, Cuautla, Jiutepec, Jojutla y Yautepec

Local

Abordan problemas de apagones que dañan pozos de agua

La situación afecta los tandeos y la infraestructura, advierte el director general del SCAPSJ

Futbol

Koeman dice que ausencia de Messi en la Champions es por "descanso"

Koeman dijo que es más importante que Messi se sintiera fresco para el viaje del sábado a Cádiz por la liga española

Local

Se instala tianguis navideño en el mercado ALM

Hay confianza entre los comerciantes de que la gente acudirá para adquirir sus productos de temporada

Local

Situación de Antonio Villalobos provoca desestabilidad: Canacope

El presidente de Canacope advierte que en caso de una destitución se generaría una costosa desestabilidad que “terminaríamos pagando todos”